Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas ha publicado un informe preliminar sobre el supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma del pasado 7 de abril de 2018. El documento fue rápidamente citado por varios medios británicos, bajo títulos que tergiversan los resultados de la investigación.

Los especialistas no han podido encontrar huellas del gas sarín u otros agentes nerviosos en las muestras recogidas en la ciudad siria de Duma, donde tuvo lugar un presunto ataque químico el pasado 7 de abril de 2018. Así lo apunta la investigación, publicada por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

"No se detectaron agentes nerviosos organofosforados ni sus productos de degradación, ni en las muestras ambientales ni en las muestras de plasma de las presuntas víctimas", dice el informe preliminar.

Esto refuta las anteriores declaraciones de grupos como los Cascos Blancos, citado por políticos y medios de comunicación, que afirmaban que el ataque de Duma fue realizado por las fuerzas gubernamentales con sustancias tóxicas como sarín o cloro. Esas afirmaciones sirvieron entonces como pretexto para que EEUU, Reino Unido y Francia bombardeasen varios objetivos en Siria la noche del 13 al 14 de abril.

El reporte de la OPAQ señala que en total fueron recogidas más de 100 muestras en 4 locales diferentes, entre ellos el hospital en donde fueron atendidas las supuestas víctimas del ataque y dos hogares donde fueron encontrados balones sospechosos. Se subraya también que hasta ahora solo se han analizado 31 muestras.

Sin embargo, se precisa que en dos de los locales sí fueron halladas huellas de sustancias que contienen cloro en su fórmula, pero que no se trata de agentes nerviosos, sino de ácidos dicloroacético y tricloroacético.

"Varios compuestos orgánicos clorados fueron hallados en las muestras de las locaciones 2 y 4 junto con residuos de explosivos", aclara el documento.

Según compartió el profesor de química de la Universidad Rice (Houston, Texas), James Tour, las sustancias orgánicas cloradas encontradas por los especialistas no tienen nada que ver con las armas químicas.

"Los especialistas lograron identificar los ácidos dicloroacético y tricloroacético que se pueden encontrar en cualquier sitio industrial y en cualquier laboratorio dedicado a la química orgánica. Estos componentes son utilizados en la fabricación de cosméticos y medicamentos y no tienen nada que ver con armas químicas", compartió el profesor con RT.

Con Tour concuerda Ígor Nikulin, exmiembro de la Comisión de Desarme de la ONU para las armas químicas y biológicas. De acuerdo con Nikulin, teoréticamente esos componentes orgánicos pueden ser utilizados para producir sustancias neurotóxicas, no obstante, apunta, la OPAQ no han encontrado sus restos. Sin embargo, las cautelosas frases de los especialistas no impidieron a varios medios de información sacar sus propias conclusiones.

Así, Reuters interpretó que el reporte preliminar de la OPAQ demostró que "en el ataque de Duma había sido utilizado cloro" cuando en realidad se informa que fueron encontradas sustancias orgánicas cloradas. Con títulos similares salieron los artículos 'Guerra en Siria: el ataque de Duma se realizó con cloro' de la BBC o 'El informe provisional de la OPAQ encuentra pruebas de cloro utilizado en Duma' de Al Jazeera. No obstante, una vez descubierta la desinformación, tanto Reuters como BBC cambiaron los títulos de sus respectivos artículos acorde a lo que informa el documento en realidad.

Artículo de Reuters, cuyo título afirmaba erróneamente que la OPAQ encontró cloro en las muestras recogidas en Duma

Justo después del supuesto ataque químico, varios medios de comunicación se apresuraron en compartir la información proveniente de las redes sociales, en la que se apuntaba a decenas de víctimas mortales y 500 afectados. Incluso afirmaban que las víctimas sentían un fuerte olor a cloro en el aire.

Los propios habitantes de Duma, sin embargo, negaron haber sido víctimas de un ataque químico. Por iniciativa de Rusia, un grupo de supuestos afectados —incluidos los médicos del hospital y el niño Hasán Diab, utilizado en el vídeo de los Cascos Blancos— ofrecieron sus testimonios en la sede de la OPAQ en La Haya. Todos ellos confirmaron que el vídeo que aparentemente muestra las consecuencias del ataque químico es en realidad un montaje malinterpretado y que ellos no sufrieron ninguna consecuencia.

"Comenzaron a aparecer personas desconocidas, se creó una atmósfera de caos, ya que los mismos empezaron a verter agua sobre la gente. No creímos que sucedió un ataque químico. Como especialistas, vimos que nadie presentaba síntomas de impacto de las armas químicas", comunicóen su testimonio ante la OPAQ el doctor Halil Yeish, médico que estaba de turno en el hospital ese día.

Cabe recordar que la comparecencia de los ciudadanos sirios que aparecieron en el vídeo del supuesto ataque fue totalmente ignorada por los representantes de los países que bombardearon Siria días después. El delegado de EEUU ante la OPAQ envió cartas a sus colegas de otros países desalentándolos a asistir a la reunión con las 'víctimas' sirias.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS