Portada - Últimas noticias

Durante la cumbre de Teherán del viernes, que trató sobre la suerte de la provincia siria de Idleb, la postura del presidente turco se desmarcó de la de sus homólogos ruso e iraní.

Para Recep Tayyip Erdogan, la provincia de Idleb reviste una gran importancia. Ella alberga, entre otras cosas, a los grupos “rebeldes” a los que apoya, a los grupos terroristas takfiris que ha ayudado también durante mucho tiempo, por no mencionar a sus propias tropas militares.

Durante la reunión con Vladimir Putin y Hassan Rohani, él intentó convencerlos de que presionen a los sirios para que no lancen la operación definitiva para desalojar a los grupos terroristas de la provincia. Él hizo todo lo posible para establecer un nuevo “cese el fuego” y dijo que en caso de ataque de las tropas gubernamentales sirias podría producirse “una masacre”.

Según el diario libanés Al Akhbar, Putin y Rohani rechazaron la postura turca.

“La lucha contra el terrorismo en Idleb es una parte inevitable de la misión de llevar paz y estabilidad a Siria”, dijo Rohani, que señaló que las tropas sirias siempre han llevado a cabo sus operaciones con el máximo cuidado para evitar bajas civiles.

“El gobierno sirio tiene derecho a tomar el control de todo su territorio nacional, y debe hacerlo”, dijo, por su parte, Putin.

Sin embargo, los dos presidentes acordaron con Erdogan que la opción de la reconciliación y el desarme de las milicias de Idleb continúe abierta.

“Discutimos medidas concretas para la estabilización por etapas de la zona de desescalada de Idleb, que incluye la posibilidad de que aquellos que están listos para el diálogo lleguen a un acuerdo con el gobierno sirio”, dijo Putin, refiriéndose a los militantes que estén dispuestos a abandonar las armas.

Cabe señalar que todas las reuniones de la cumbre fueron públicas y fueron retransmitidas por la televisión iraní.

Consecuencias negativas para Turquía si apoya a los terroristas

Un analista del mundo árabe advirtió, por su parte, a la agencia rusa Sputnik sobre las posibles consecuencias para Turquía en caso de un apoyo de Ankara y del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a los grupos terroristas en Idleb.

“La mayoría de los grupos armados en Idleb y en la frontera están en la lista de terroristas, por lo que el apoyo irreflexivo de Ankara a tales organizaciones llevaría a Turquía a una situación incierta”, dijo Nezal al Saba citado por Sputnik.

¿Han olvidado los turcos que estos grupos han crecido gracias a EEUU y han recibido y siguen recibiendo apoyo financiero y armas de ese país? Puedo entender que Turquía esté preocupada por la violación de su integridad territorial, pero no puedo comprender que respalde a los grupos armados en Idleb.

El mayor servicio que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, puede hacer al plan separatista kurdo, que él parece temer, ahora es apoyar a los grupos armados en Idleb y poner obstáculos a que el gobierno sirio extienda su autoridad legal y legítima en Idleb hasta su frontera con Turquía. ¿Cuándo comprenderá Erdogan que el plan takfiri en Idleb es más peligroso que el plan separatista de los kurdos en Qamishli?

El desbaratamiento de estos planes terroristas precisa de la expansión del control del gobierno sirio sobre estas áreas. Erdogan debe entender que el peligro de los takfiris en Idleb es mayor que el de los kurdos para Turquía”, señaló.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente