Portada - Últimas noticias

El ministro de Asuntos Exteriores español ha asegurado que Madrid no ha encontrado "ninguna razón para incumplir el contrato", firmado en 2015 por el Ejecutivo anterior.

El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, ha confirmado que España continuará con la venta de armas a Arabia Saudí y suministrará a Riad 400 bombas guiadas por láser después de que el acuerdo hubiese sido puesto en entredicho recientemente por la ministra de Defensa, Margarita Robles, por las reticencias sobre el papel del país árabe en la guerra de Yemen.

En una entrevista en la cadena de radio Onda Cero, el ministro ha declarado este jueves que el Gobierno español no ha encontrado "ninguna razón para incumplir el contrato" y que las bombas se entregarán para cumplir un acuerdo que data de 2015 firmado por el anterior Ejecutivo y en el que "no se ha detectado ninguna irregularidad".

Al respecto sobre si existe alguna garantía de que este armamento no se vaya a utilizar sobre la población civil de Yemen, Borrell ha alegado que se trata de un armamento de precisión de menos de un metro "que no produce efectos colaterales".

El ministro ha insistido en este punto, recordando que desde su Ministerio se emitió una nota en el mes de agosto diciendo que a partir de ese momento se revisarían los criterios por los cuales se conceden las autorizaciones para la exportación de armas "para poder hacer un trazado y garantizar cual era su uso".

La polémica venta de armas a Arabia Saudita

La solicitud formal de compra por parte de Arabia Saudita se efectuó en virtud de la resolución 2216 de Naciones Unidas, que sin embargo no ampara de ninguna manera la venta de armamento militar para usar en Yemen.

Por su parte, el Parlamento Europeo ha hecho diversos llamamientos a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) a dejar de vender armas a Riad, argumentando que la alianza militar árabe que encabeza incurre en violaciones de los derechos humanos.

A principios del pasado mes de agosto un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudita en la ciudad de Dahyan, al norte de Yemen, se saldó con 51 muertos, de los cuales 40 resultaron ser niños.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS