Portada - Últimas noticias

La historieta ha tenido eco en los medios occidentales, siempre dispuestos  a hacer el ridículo en todo lo que se refiere a Rusia. Dice así: Seis meses después del envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal y su hija, la Salisbury vuelve a estar en el centro de todas las miradas. La ciudad de Reino Unido ha sido testigo de otro ataque, esta vez contra una modelo rusa, hija de un general del ejército, y su novio.

Anna Shapiro, de 30 años, y su pareja, Alex King, de 42, han tenido que ser trasladados al hospital este domingo, después de que fueran envenenados mientras cenaban en un restaurante. King se encuentra en estado grave tras haber sido hallado en el suelo del baño del local, con espuma en la boca. Se sospecha que la sustancia utilizada es estricnina, un potente veneno para ratas.

Shapiro ha asegurado a los medios británicos que puede haber sido víctima de un intento de asesinato por parte del Kremlin. La modelo cuenta que, al terminar la cena, su pareja se fue al baño. Como tardaba en volver, fue a buscarle y le encontró caído en el suelo y con espuma en la boca. Tras dar el aviso también ella empezó a sentirse mal y se desmayó. Una tercera persona se vio afectada, un camarero del restaurante que colapsó minutos después y que tuvo que ser trasladado al hospital igualmente.

Shapiro y el camarero fueron dados de alta rápidamente, pero King sigue ingresado en estado grave. Actualmente la modelo está en un hotel custodiada 24 horas al día por la policía hasta que se descarte la posibilidad de un ataque.

El pasado marzo el exespía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia fueron envenenados por el agente nervioso Novichok. Tras semanas en el hospital los dos se recuperaron y el suceso desató una crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia. Las autoridades británicas han acusado al Kremlin de estar detrás del ataque.

Shapiro dice ahora que ella fue otra de las víctimas de la acción del Kremlin. La modelo nació en Rusia pero consiguió la nacionalidad israelí en 2006, lo que motivó un conflicto con su familia, nacionalista y vinculada con las fuerzas armadas y el Estado ruso. Shapiro dejó el país en 2008 para mudarse a Londres donde vive en estos momentos, y anunció que renunciaba "a la ciudadanía rusa, a su familia y a Putin".

La modelo asegura que los servicios de inteligencia rusos creen que ella es una espía y que había recibido amenazas de muerte en varias ocasiones. Peliculera y oportunista es un rato…

Pero…

Medio británico borra su historia de una modelo rusa en Salisbury

No se ha confirmado actividad criminal en este último caso de envenenamiento, y la Policía no excluye la hipótesis de que haya sido una farsa.

El diario británico The Sun tuvo que eliminar de su página web un reportaje sobre una modelo de origen ruso que aseguraba que el presidente Vladímir Putin quería asesinarla.

La ciudadana israelí Anna Shapiro y su marido, el británico Alex King, fueron el pasado domingo foco de atención sobre un supuesto nuevo incidente de 'envenenamiento' en Salisbury, que parecía alimentarse con el sensacionalismo producido en torno al atentado contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en la misma ciudad, en marzo pasado.

Los detalles eran similares: un presunto envenenamiento en otra cadena alimenticia italiana, esta vez Prezzo; una persona rusa como objetivo y la Policía acordonando las calles de la zona y desplegando especialistas en uniformes protectores.

Pese a la inverosimilitud de la historia, The Sun se vio tan seducido por la declaración de Shapiro, quien aseguraba ser perseguida por Putin, que la adornó y llevó a su portada. Las sexis fotos de la modelo habrían aportado al efecto.

Aunque no había menciones sobre el uso de un agente tóxico, el medio aseguró haber oído de sus 'fuentes de seguridad' que el raticida estricnina podría haber sido usado contra la pareja, y añadió que los médicos estaban luchando por la vida de King.

Al poco, el hospital notificó que había dado de alta a ambas personas.

Sin embargo, otros detalles llegaron a emerger. La Policía, que no confirmó acción criminal en dicho caso, admitió que una de las pistas de su investigación indica que se podría tratar de una farsa.

Luego la BBC reportó que King, presuntamente hallado con espuma sobre la boca en el baño del restaurante, es un "criminal que una vez engañó al príncipe Carlos" y había sido declarado culpable en un tribunal por "divulgar fotos o seudo-fotos indecentes de niños".

Según The Daily Mirror, King tiene pendiente un juicio en el que se le acusa de vender drogas, mientras que Shapiro es una escort con precio de 5.300 dólares por la noche y habría dicho a sus amigos que seduce hombres para espiarlos por cuenta del Mosad.

Tras eliminar la publicación, The Sun explicó en un comunicado: "Como cualquier periódico, quisimos hablar con aquellos que están en el centro del incidente y proporcionarles la oportunidad de compartir con el público su versión de los eventos".

Espantoso ridículo del The Sun… y de todos los que reprodujeron la noticia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS