Portada - Últimas noticias

alt

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, España no reclamará la soberanía de Gibraltar en las negociaciones con el Reino Unido sobre el Brexit. Así lo confirmó Josep Borrell hace dos semanas, añadiendo que la prioridad del Gobierno es mejorar la situación de la zona del Campo de Gibraltar. Un anuncio que esconde un cambio de línea por parte de Bruselas.

Así lo confirman al Confidencial Digital altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, que explican de forma contundente la actual situación de España respecto a sus reivindicaciones con la colonia: “Europa nos ha dicho que, en mitad de las negociaciones por el Brexit, este tema no toca”.

La UE no va a tomar partido

La advertencia de la Comisión Europea supone un giro inesperado, ya que, hasta la fecha, Bruselas había dado pasos que, en opinión del Ejecutivo, hacían indicar que respaldaría la cosoberanía de Gibraltar reclamada por España.

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD destacan, por encima de todo, el anuncio realizado el pasado mes de diciembre por el negociador de la UE con Londres, Michel Barnier, quien afirmó que España tendrá la última palabra en cualquier acuerdo de Bruselas sobre el Brexit que afectara a Gibraltar.

Dicha postura, que fue ratificada en marzo por la Comisión, abrió una nueva línea de interlocución con el gobierno de la colonia. El entonces ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, aprovechó para transmitir al Peñón que no utilizaría el derecho a veto otorgado por la UE, pero sin renunciar a la cosoberanía con Reino Unido.

Un aviso desde Bruselas

Esa estrategia, sin embargo, se acaba de ir al traste. Desde Exteriores confirman a este confidencial que Josep Borrell ha recibido la advertencia de las autoridades europeas de que Bruselas no van a apoyar a España respecto a sus reivindicaciones sobre Gibraltar. Ese aviso ha provocado que el ministro descarte públicamente reclamar la soberanía del Peñón.

La tesis de la Comisión Europea, transmitida al Gobierno de España, es que el único objetivo de la UE, en lo referente al Brexit, es llegar a un buen acuerdo con el Reino Unido. Y, respecto a la soberanía Gibraltar, Bruselas considera que es un asunto “particular” entre dos Estados, que debe resolverse de forma bilateral entre los interesados.

Por tanto, afirman las fuentes consultadas, “el mensaje que hemos recibido es que la UE no va a apoyar a España en sus reivindicaciones y que, si queremos la cosoberanía, no contemos con ellos para negociar con el Reino Unido”.

Una nueva estrategia

Así las cosas, desde Exteriores han optado por una estrategia pactista con Londres en cuanto a la relación con Gibraltar, por la que en ningún momento se realice ningún tipo de petición referente a una soberanía compartida, ya que “Reino Unido es absolutamente inflexible en ese asunto y nosotros estamos solos”.

Las conversaciones con el gobierno británico, cuentan desde el Ministerio, ya han comenzado. Y, aunque la reivindicación principal de España no se va a tratar, las fuentes consultadas confirman que “se está hablando de todo lo demás: desde los operadores de móviles del Peñón con conexión española, hasta las fuentes de alimentación de su alumbrado”.

No obstante, la prioridad para España ahora, respecto a la colonia, es garantizar la libre circulación de los trabajadores de La Línea hacia Gibraltar, si se establece una “frontera” tras la aprobación del Brexit: “Estamos negociando una especie de visado especial, para evitar problemas en el futuro”.

Reino Unido coincide con España en la necesidad de “trabajar en equipo” contra el narcotráfico en el Estrecho, por lo que no se descarta un gran acuerdo entre ambos países para crear protocolos de actuación conjuntos frente al contrabando.

El Brexit recrudece las disputas sobre la soberanía de Gibraltar

En palabras del eurodiputado por España Esteban González Pons no habrá mejores posibilidades de llegar a un acuerdo sobre Gibraltar que las actuales conversaciones que se están llevando en Estrasburgo sobre el Brexit.

Para entender mejor cómo el divorcio británico con la UE afectaría el tema de Gibraltar, Sputnik conversó con GerryO'Reilly de Dublin City University.

— ¿Qué tanto han cambiado los sentimientos en Gibraltar desde el referéndum de 2002, cuando la gran mayoría de los ciudadanos votó por seguir siendo un Territorio Británico de Ultramar?

— El 99% de los ciudadanos votó en el referéndum a favor de mantener la conexión con el Reino Unido y esos sentimientos son todavía muy, muy fuertes. Pero podrían cambiar en el futuro dependiendo de cómo vayan las cosas en los próximos años, en particular, la posibilidad de que Gibraltar se quede fuera de un acuerdo de transición significaría un limbo económico para el pueblo de Gibraltar en 2019.

— ¿Qué tan fuerte afectaría ese sentimiento la posible obstaculización de las relaciones comerciales con España?

— Gibraltar y el área aledaña de España están fuertemente entrelazados desde todos los puntos de vista: tanto para el propio Peñón de Gibraltar como para el Campo de Gibraltar. Estudios de instituciones financieras y otros investigadores en el área indican la existencia de ese vínculo, por lo que cualquier amenaza podría cambiar la actitud de los gibraltareños.

— ¿Le daría el Brexit más importancia a las colonias británicas ya que Reino Unido nuevamente se encontraría solo después de la retirada de la UE?

— ¡Al menos que estés planeando recrear el Imperio británico! Probablemente era importante para aquel tiempo, pero ¿qué significan hoy día, en medio de los procesos de globalización y la realidad que vive la gente de Gibraltar, los lemas de 'Hagamos España grande de nuevo' o 'Hagamos el Reino Unido grande de nuevo'? Gibraltar ya no sirve para ese propósito, está totalmente fuera de época.

"Fuera de la UE hace mucho frío"

Esteban González Pons ejerce como portavoz del Partido Popular de España y primer vicepresidente del Grupo Popular en el Parlamento europeo. Al tocar el tema del territorio en disputa, el parlamentario recalcó ante el Pleno del Parlamento europeo que "el acuerdo sobre el Brexit debe incluir un calendario para resolver la cuestión de la soberanía de Gibraltar".

"No encontraremos una oportunidad mejor para resolver la impresentable situación de la última colonia que queda en Europa", afirmó González Pons en el pleno celebrado en Estrasburgo.

La declaración causó la inmediata reacción del Ejecutivo del Peñón, que mediante un comunicado recogido por Europa Press afirmó sobre el político español que "da la impresión de haber sido educado en la escuela de política del general Franco".

"Resulta increíble que una persona elegida como eurodiputado demuestre tan poco respeto por la democracia y los derechos humanos (…) Pons debería comprender que Gibraltar tiene derecho a la autodeterminación y su opinión no puede cambiar la realidad", asegura la nota.

La respuesta de Esteban González Pons no se hizo esperar. A través de su cuenta de Twitter, el eurodiputado español afirmó que entiende que "el Gobierno de Gibraltar esté asustado, fuera de la Unión Europea hace mucho frío. Sus insultos los delatan".

Entiendo que el gobierno de Gibraltar esté asustado, fuera de la Unión Europea hace mucho frío. Sus insultos les delatan. Pero, España esta vez se queda con todos los amigos y si quieren acceder al mercado único sin contrabando, sólo van a tener un camino. https://t.co/EyiGD7docs

​El litigio por la península de Gibraltar viene haciendo historia desde el siglo XVIII, cuando el istmo fue transferido al Imperio británico como parte del acuerdo de paz que ponía fin a la Guerra de Sucesión Española (1701-1714). Desde entonces, Madrid ha tratado de recuperar sin éxito el territorio, ya fuera mediante el uso militar o reclamándolo por vías pacíficas.

Según el mandato de las Naciones Unidas, Gibraltar es considerado un territorio no autónomo que debe ser objeto de un proceso de descolonización.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS