Portada - Últimas noticias

Las 100 000 páginas de documentos reveladas por el ex ministro georgiano de Seguridad Nacional, Igor Guiorgadze, muestran que el laboratorio de la firma estadounidense Gilaed Sciences en el Centro Richard Lugar de Tbilisi, la capital de Georgia, realizaba experimentos con armas químicas y biológicas para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América [1].

Los experimentos de Gilaed Sciences, supuestamente vinculados a la lucha contra la hepatitis C, costaron la vida a 73 personas y al menos 49 de esas víctimas fueron sacrificadas de forma deliberada.

Según el general Igor Kirilov, responsable de la lucha biológica, química y nuclear en el ministerio ruso de Defensa, las cepas halladas en animales muertos durante la epidemia de peste porcina que afectó Rusia en 2007-2018 son las mismas que las del Centro Richard Lugar, conocidas como «Georgia-2007».

Por consiguiente, la epidemia de peste porcina que se propagó durante esos 10 años desde Georgia hacia países como China, Rusia y las Repúblicas ex soviéticas del Báltico proviene, por accidente o de forma voluntaria, de los experimentos de Gilead Sciences.

La epidemia de peste porcina que afecta Bélgica en este momento no parecía hasta ahora vinculada a esa epidemia, debido a la lejanía geográfica entre Bélgica y las zonas contaminadas.

Pero el ministro de Agricultura de la región belga de Valonia, René Collin, ha revelado que la epidemia belga se originó en la zona donde se halla la base militar Camp Lagland, en la provincia belga de Luxemburgo, donde se albergan militares que participaron en maniobras de la OTAN en los países bálticos.

Los documentos revelados, que todavía están siendo objeto de estudio, también podrían permitir establecer un vínculo entre los experimentos de Gilead Sciences y las garrapatas portadoras de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo que actualmente vienen propagándose en el sur de Rusia.

Entre los documentos revelados por el ex ministro georgiano Igor Guiorgadze figura también una patente para la fabricación de un drone (avión no tripulado) capaz de diseminar insectos infectados –descubrimiento que debe vincularse a los trabajos de la agencia de investigaciones DARPA, del Departo de Defensa de Estados Unidos, sobre los medios de infectar cultivos [2].

Rusia ha solicitado explicaciones a Estados Unidos y se prepara para llevar la cuestión ante la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

NOTAS

[1] «¿Se esconden ensayos del Pentágono tras los crímenes de Gilead Sciences?», Red Voltaire, 5 de octubre de 2018.

[2] «El Pentágono pretende convertir campos de cereales en cultivos OGM», Red Voltaire, 7 de octubre de 2018.

Rusia acusa a Georgia de tapar las actividades del laboratorio de EEUU con un evento

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores ruso acusó a Georgia de tratar de confundir a la comunidad internacional, organizando un evento científico en el Centro de Investigaciones de Salud Pública Richard Lugar (construido por EEUU) para tapar sus verdaderas actividades.

El 4 de octubre el Ministerio de Defensa ruso denunció que en ese laboratorio se experimentaba con humanos, en concreto se apunta a que la empresa del antiguo secretario de Defensa de EEUU Donald Rumsfeld, probó un medicamento que acabó provocando la muerte de 73 personas.

Este 5 de octubre el director del Centro Nacional de Georgia para el Control de Enfermedades, Amirán Gamkrelidze, desmintió las acusaciones y el primer ministro georgiano Zurab Abashidze informó a Sputnik que a mediados de noviembre se celebraría en el mencionado centro un seminario científico, organizado por Georgia y Alemania, al que fueron invitados expertos de 20 países, incluida Rusia, que tendrán la oportunidad de evaluar las actividades del laboratorio biológico.

La Cancillería rusa confirmó a través de un comunicado que "los supervisores de Georgia en la OTAN programaron este evento para los días 14 y 15 de noviembre".

Este seminario "se está preparando con el fin de confundir a la comunidad internacional sobre cuál es la realidad de esa instalación", dice el texto.

La nota indica que el programa de visita de este centro no contiene nada que "permita verificar el laboratorio".

"Naturalmente, los especialistas rusos no van a tomar parte en esta farsa propagandística", subraya.

El Ministerio de Exteriores ruso, señala, "prevé utilizar los canales diplomáticos bilaterales para aclarar la situación y planificar las siguientes acciones al respecto".

"Esperamos que este problema se resuelva en el marco del mecanismo de consultas previsto por las Convenciones correspondientes y en caso contrario recurriremos a otras posibilidades, apelando directamente a la comunidad internacional y la opinión de la sociedad internacional", expresó el ente diplomático ruso.

El Pentágono pretende convertir campos de cereales en cultivos OGM

La revista Science publica un estudio dedicado a las investigaciones de la agencia estadounidense DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) sobre los «insectos aliados» La revue Science publie une étude sur les recherches conduites par le Darpa (Defense Advanced Research Projects Agency) sur les «Insectes alliés» [1]. Il apparaît que le Pentagone entend infecter des insectes avec des virus capables d’implanter des gênes dans des champs de céréales arrivés à maturité, c’est-à-dire de transformer des plantes normales en OGM.

Selon les chercheurs de l’Institut Max Planck (Allemagne) et de l’université de Montpellier (France), cette technique pourrait également être utilisée comme arme pour détruire des cultures, sans que l’on sache comment stopper la propagation du virus.

En tout état de cause, la dispersion de virus par des insectes infectés ne peut être contrôlée. Leur dissémination transformerait aléatoirement les plantes ici ou là.. El estudio muestra que el Pentágono pretende utilizar insectos para infectar con organismos genéticamente modificados (OGM) campos de cereales que hayan alcanzado su madurez, o sea transformar plantas normales en OGM.

Según los investigadores del Instituto Max Planck, de Alemania, y de la universidad francesa de Montpellier, esa técnica podría utilizarse también como arma para destruir cultivos, sin que se sepa cómo contrarrestarla.

En todo caso, la acción esencialmente aleatoria de los insectos utilizados haría prácticamente imposible controlar la dispersión de los organismos OGM o de cualquier tipo de virus.

NOTAS

[1] “Agricultural research, or a new bioweapon system?. Insect-delivered horizontal genetic alteration is concerning”, by R. G. Reeves, S. Voeneky, D. Caetano-Anollés, F. Beck, C. Boëte, Science, October 5, 2018.

¿Se esconden ensayos del Pentágono tras los crímenes de Gilead Sciences?

La firma estadounidense Gilead Sciences prosiguió deliberadamente los ensayos de su medicamente contra la hepatitis B, identificado como Sovaldi (Sofosbuvir), en violación de las normas internacionales y contra la voluntad de los pacientes.

En diciembre de 2015 murieron 24 pacientes durante los ensayos realizados por el laboratorio de Gilead Sciences en Georgia. A pesar de esas muertes, la firma farmacéutica estadounidense decidió continuar los ensayos sin informar de esos decesos a las personas utilizadas como nuevos conejillos de Indias, lo cual condujo a otros 49 fallecimientos.

Esta información, debidamente documentada, acaba de ser revelada por el ex ministro georgiano de Seguridad Nacional, Igor Guiorgadze.

El medicamento incriminado se vende en la India, en forma de comprimidos, a 4,89 dólares estadounidenses mientras que en Estados Unidos cuesta 1 000 dólares. Las 12 semanas de tratamiento cuestan 705 euros en la India, 28 700 euros en la Unión Europea y… 84 000 dólares en Estados Unidos.

El ex secretario estadounidense de Defensa Donald Rumsfeld fue director general de Gilead Sciences y sigue siendo actualmente uno de sus principales accionistas.

En 1997, Donald Rumsfeld logró la homologación de un medicamento contra la viruela –el Cidofovir– y posteriormente lo integró a las investigaciones del Pentágono en materia de bioterrorismo, lo cual le reportó grandes ganancias.

Al año siguiente –en 1998– Rumsfeld convenció al presidente Bill Clinton para que Estados Unidos bombardeara en Sudán la planta farmacéutica de Al-Shifa. La justificación estadounidense fue que en la instalación sudanesa se fabricaban armas químicas para al-Qaeda. En realidad, la planta farmacéutica de Al-Shifa producía una copia del medicamento de Gilead Sciences contra el sida.

En 2001, siendo ya Donald Rumsfeld secretario de Defensa de la administración de Bush hijo, Gilead Sciences se convirtió en proveedor del Pentágono vendiéndole medicamentos contra la viruela ante presuntos ataques con ántrax.

El general Igor Kirilov, comandante de los servicios de protección radiológica, química y biológica de las fuerzas armadas rusas, sospecha que los ensayos con Sovaldi en realidad son experimentos de armas ilegales realizados por cuenta del Pentágono.

Por su parte, el senador ruso Igor Morozov declaró que: «La Organización para las Armas Químicas (OPAQ) debería obligar a Estados Unidos a hacer públicos los datos sobre el desarrollo de armas biológicas y los ensayos realizados con personas. Si ese asunto no se revuelve en el seno de la OPAQ, habrá que someterlo de inmediato al Consejo de Seguridad de la ONU.»

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS