Portada - Últimas noticias

BRUSELAS (Sputnik) — La inmigración masiva en la Unión Europea es una "bomba" colocada debajo del organismo comunitario, declaró el gobernador de Amberes y líder del partido Alianza Neo-Flamenca (N-VA), Bart De Wever.

"Es una locura, una bomba fue colocada debajo de la Unión Europea", alertó el político en una entrevista con el periódico La Libre al comentar la postura de los jueces europeos que prohíben devolución forzosa de las embarcaciones con migrantes.

De Wever recordó que la Unión Europea "ya perdió al Reino Unido" como resultado del Brexit.

"De celebrarse referendos sobre la salida en Polonia, Chequia, Eslovaquia y Hungría, perderíamos a estos países también", advirtió.

El alcalde de Amberes afirmó que no se opone a la inmigración como tal, sin embargo, la misma "debe concentrarse en las personas que responden a las necesidades del mercado laboral, como se hace en Canadá o Australia".

"Hay que dejar de decir que cualquiera que llegue a nosotros debe tener la posibilidad de integración, de obtener ingresos, la vivienda social. No se hace así en ningún otro lugar menos Europa, pues no funciona", aseveró.

El político constató que "la política europea en el ámbito de la inmigración se formuló durante la Guerra Fría cuando todos estaban preocupados por cómo proteger a las personas que se huían de los países comunistas, sin embargo, las normas de la concesión de asilo no sirven para la inmigración masiva".

El presidente polaco, Andrzej Duda, declaró previamente que fue Polonia y sus socios del Grupo de Visegrado –Eslovaquia, Hungría y Chequia– quienes alertaron ya hace tres años de que la mejor manera de combatir la inmigración ilegal en la UE es la ayuda a las zonas de origen de los migrantes y no su distribución forzosa entre los países comunitarios, menos aún si va en contra de la voluntad de los Gobiernos de estos países.

Europa vive la peor crisis migratoria desde los tiempos de la II Guerra Mundial.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, unos 106.000 migrantes llegaron al Viejo Continente en 2018, frente a unos 187.000 en 2017 y unos 390.000 en 2016.

Grecia detecta llegada masiva de yihadistas

La presencia de yihadistas entre los inmigrantes que están entrando en los países de la Unión Europea parecía hasta ahora anecdótica. Pero Grecia acaba de hacer sonar las alarmas al denunciar su arribo masivo.

Desde que Rusia y Turquía firmaron su acuerdo en Sochi más de un millar de elementos combatientes del Emirato Islámico (Daesh) y de al-Qaeda han sido discretamente exfiltrados de la región de Idlib, en Siria, por el MIT (los servicios secretos de Turquía).

Entre los nuevos inmigrantes, la policía griega ha detectado al menos 120 yihadistas, principalmente en el campamento de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Los nombres de esos individuos no figuran en el fichero de 5 000 yihadistas de las autoridades europeas. Su identificación se debió únicamente a las denuncias de otros inmigrantes que fueron víctimas de esos elementos en Siria y en Irak.

Alemania prorroga control en frontera con Austria por afluencia de inmigrantes

BERLÍN (Sputnik) — Alemania prolongará el control en su frontera con Austria hasta el 11 de mayo de 2019 debido a afluencia de migrantes irregulares, anunció la portavoz del Ministerio alemán del Interior, Eleonore Petermann.

"El ministro ordenó hoy que se prorrogue el régimen de control en la frontera nacional de Alemania con Austria por otros seis meses a partir del 12 de noviembre de 2018, es decir, hasta el 11 de mayo de 2019", precisó Petermann en una rueda informativa.

Asimismo, agregó que la decisión se tomó en estrecha coordinación con los jefes de Policía de Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega.

La portavoz realzó que Berlín busca volver al movimiento incontrolado dentro de Schengen, pero todavía se observa un "déficit en la vigilancia de las fronteras exteriores de la UE y un alto nivel de migración irregular".

Europa vive la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, provocada por conflictos armados y crisis económicas en Oriente Medio y África del Norte.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), unos 103.000 migrantes arribaron a Europa en lo que va del 2018, de ellos 84.300 por vía marítima.

El número de muertos y/o desparecidos este año intentando alcanzar las costas europeas por el Mediterráneo asciende a unas 1.800 personas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS