Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Un año después de su desaparición, el submarino argentino fue localizado a 907 metros de profundidad. La embarcación se deformó y varias partes se desprendieron del cuerpo central.

Fue el 17 de noviembre cuando la empresa estadounidense Ocean Infinity informó de una nueva señal casi a un kilómetro de profundidad que podría corresponder al buque perdido. Unas horas más tarde, la Armada argentina confirmó que se habían logrado localizar los restos de la embarcación desaparecida.

El robot submarino de Ocean Infinity obtuvo fotografías del cuerpo principal de la nave y de los escombros que están dispersos por una área de 80 por 100 metros.

"Esto sugiere, falta la certeza, que podría haber implosionado, colapsado muy cerca del fondo, porque el desprendimiento de escombros es muy acotado en el área", detalló por su parte el capitán Enrique Balbi.

El ARA San Juan informó de su última posición cuando navegaba desde Ushuaia (sur) a su atracadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (centro).

La Armada indicó que el submarino se contactó con tierra por última vez a las 7:19 hora local (10:19 GMT) del 15 de noviembre de 2017, aunque después se dio a conocer que el último mensaje se había producido a las 8:52 hora local (11:52 GMT), cuando el buque informó que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación, lo que había provocado un principio de incendio.

ARA San Juan: ¿Se ignoró una pista clave hallada por un buque chileno hace un año?

El área donde fueron finalmente encontrados los restos del submarino fue identificada en noviembre de 2017 por el buque chileno Cabo de Hornos, y recomendada por EE.UU. y el Reino Unido.

El anuncio sobre el posible hallazgo del submarino ARA San Juan, que más tarde fue confirmado por militares argentinos, no solo despertó de inmediato muchas expectativas, sino también algunas dudas e interrogantes. Una de ellas, planteada por el diario Clarín, es por qué el buque noruego Seabed Constructor dejó para su último día de trabajos la zona que había detectado hace un año un buque chileno, y que habían recomendado revisar las Armadas de EE.UU. y del Reino Unido.

Y es que el lugar del hallazgo resultó estar a pocas millas de un área de interés identificada en noviembre de 2017 por el buque Cabo de Hornos, de la Armada de Chile.

El mismo mes, desde la Armada estadounidense también recomendaron centrar la búsqueda en esa zona, según documentos secretos revelados por Clarín el pasado mes de septiembre.

Submarino británico "fundamental" que "nunca llegó"

A su vez, el Reino Unido ofreció en diciembre de 2017 enviar un vehículo submarino autónomo para buscar en el área. Sin embargo, y aunque oficiales de la Armada Argentina a cargo de la búsqueda habían sugerido aceptar el ofrecimiento, "por motivos que se desconoce el entonces jefe de la marina de guerra, almirante Marcelo Srur, desechó la posibilidad", indica Clarín. Buenos Aires no contestó, y el vehículo, "que era fundamental" para comprobar si el contacto localizado era o no el submarino desaparecido, "nunca llegó", recoge el diario, que cita fuentes militares.

Por otro lado, la empresa Ocean Infinity, antes de iniciar su operativo, tuvo a su disposición los datos recogidos durante la búsqueda internacional, incluida la pista encontrada por el buque chileno, pero no empezó a rastrear esta zona hasta el último día, empezando por otras áreas menos prioritarias.

Jefe de la base naval: "El submarino ARA San Juan implosionó"

El jefe de la Base Naval de Mar del Plata, Eugenio Attis, ha afirmado este sábado que el submarino argentino ARA San Juan "sufrió una implosión" y que, de momento, no puede confirmar ni descartar que la nave podrá ser reflotada.

El submarino sufrió una implosión", aseguró Attis en declaraciones a la prensa tras mantener un encuentro con los familiares de los tripulantes, a los que -dijo- se les ha podido mostrar, de momento, tres fotos del hallazgo del submarino. "Han hecho preguntas y se les han aclarado las dudas", agregó.

El sumergible ha sido hallado en el lecho marino "a 907 metros de profundidad", con el casco "totalmente deformado, colapsado e implosionado" y sin "aberturas de consideración", indicó el jefe de la base a los familiares.

"La gran mayoría de los restos observados se aprecian dentro de un radio aproximado de 70 metros del casco resistente, lo que se interpreta como restos de una implosión cercana al fondo", precisó.

En cuanto a la posibilidad de recuperar la embarcación, Attis dijo que aún no puede confirmar ni descartar esta posibilidad, ya que significaría "aventurar" una respuesta que debe analizarse con profundidad.

"No tenemos los medios"

Por su parte, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, señaló que aún no tienen los medios para rescatar al ARA San Juan, ni siquiera para bajar al fondo del mar.

Sobre el momento en que le fue comunicado el hallazgo del submarino desaparecido hace justo un año, el ministro dijo a la prensa que recibió una llamada, la noche del 15 de noviembre: "Me dijeron que la empresa, que se estaba yendo a África, había revisado toda la cartografía y encontrado un punto de interés. Anoche me comunicaron que la imagen era del submarino ARA San Juan".

El ministro argentino de Defensa anunció que un informe con mayores precisiones técnicas será presentado la próxima semana. Asimismo, al término de su comparecencia, pidió disculpas a los familiares de los fallecidos por haber generado expectativas. "Si fuera un padre de alguna víctima no sabría cómo soportar el duelo. Mis respetos", dijo.

"Nos mintieron en la cara": abogada asegura que la localización del ARA San Juan se conocía desde hacía tiempo

BUENOS AIRES (Sputnik) — Los familiares de los 44 tripulantes que navegaban en el submarino San Juan localizado un año después de su desaparición pedirán a la jueza que investiga lo sucedido, Marta Yáñez, que preserven el lugar de hallazgo, señaló en declaraciones exclusivas a Sputnik la abogada querellante Sonia Kreischer.

"Quiero pedir que preserven el lugar", informó.

La letrada, que representa a las familias querellantes en la causa judicial, manifestó sus sospechas de que el Gobierno argentino y la Armada de ese país ya conocían la ubicación del San Juan y sólo ahora la dieron a conocer.

"Pasaron un montón de testigos por la causa, y nos mintieron en la cara diciendo que no sabían, que podía haber pasado esto", sostuvo.

Desde la desaparición del submarino San Juan el 15 de noviembre de 2017, "hay fotos en la que demuestra que pasaron varias veces por ese lugar".

"Barrieron la zona en varias ocasiones", informó.

Hasta ahora no se dio a conocer la localización del buque, encontrado a 907 metros de profundidad en el Océano Atlántico a 500 kilómetros de la costa a la altura del Golfo de San Jorge, "porque no convenía, porque no estaba en condiciones el submarino".

Pero ahora informaron públicamente de su ubicación "por la presión social, ya que tuvieron tiempo para tapar muchas cosas", concluyó.

La abogada se encuentra en el puerto de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut (sur), que se convirtió en el centro de operaciones durante la búsqueda preliminar de la embarcación cuando desapareció hace un año.

Desde el municipio santacruceño de Caleta Olivia (sur), la jueza federal Marta Yáñez investiga desde entonces lo sucedido con el navío.

El San Juan informó de su última posición cuando navegaba desde Ushuaia (sur) a su atracadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (este) y se encontraba a 432 kilómetros de la costa a la altura del Golfo de San Jorge.

La Armada indicó que el submarino se contactó con tierra por última vez a las 7:19 hora local (10:19 GMT) del 15 de noviembre, aunque después se dio a conocer que el último mensaje se había producido a las 8:52 hora local (11:52 GMT), cuando el buque informó que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación, lo que había provocado un principio de incendio.

Dos horas después, a las 10:51 hora local (13.51 GMT) se registró una explosión a 48,28 kilómetros de la última posición del buque, en coincidencia con el trayecto que cursaba hacia Mar del Plata.

El buque era uno de los tres submarinos con los que contaba la Armada argentina.

¿Reflotarlo o abandonarlo? Argentina tendrá que decidir el destino del submarino ARA San Juan

Los militares argentinos informaron que se logró localizar el submarino ARA San Juan desaparecido en el Atlántico hace un año con 44 tripulantes a bordo. Según el capitán de navío ruso Vladímir Mamáikin, consultado por Sputnik, existe la posibilidad técnica de reflotar el submarino, pero la pregunta es si Argentina quiere hacerlo.

El 16 de noviembre, la empresa estadounidense Ocean Infinity informó de una señal a 800 metros de profundidad. Tras una investigación, se logró identificar al ARA San Juan.

"Existen capacidades técnicas para elevar el submarino, pero la operación sería extremadamente difícil", comentó Vladímir Mamáikin, director general de la Asociación internacional de organizaciones públicas de veteranos de la flota naval y submarinistas.

Sin embargo, el militar opinó que Argentina debería evaluar la situación y decidir si realmente es necesario recuperar el ARA San Juan, o dejarlo hundido y establecer allí una fosa común.

"Lo tienen que decidir en Argentina. Quizá sea mejor no reflotarlo. Pero es posible también que lo vean de otra manera, que quieran saber las causas", opinó.

Según el capitán de navío, la causa más común de accidentes submarinos son los incendios, pero cada caso es individual.

"No conozco ningún accidente, ni siquiera causado por un incendio o una inundación, que sea idéntico a otro. Cada accidente tiene sus propias características, causas y circunstancias de cómo se resistió al fuego o al agua", señaló Mamáikin en declaraciones a la agencia.

El San Juan informó de su última posición cuando navegaba desde Ushuaia (sur) a su atracadero habitual en la Base Naval de Mar del Plata (centro).

La Armada indicó que el submarino se contactó con tierra por última vez a las 7:19 hora local (10:19 GMT) del 15 de noviembre de 2017, aunque después se dio a conocer que el último mensaje se había producido a las 8:52 hora local (11:52 GMT), cuando el buque informó que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación, lo que había provocado un principio de incendio.

Dos horas después, a las 10:51 hora local (13.51 GMT) se registró una explosión a 48,28 kilómetros de la última posición del buque, en coincidencia con el trayecto que cursaba hacia Mar del Plata.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente