Portada - Últimas noticias

Un número de fuerzas de élite británicas resulta herido en enfrentamientos con Ansarolá yemení, en lo que parece una secreta campaña militar británica en Yemen.

Según acaba de desvelar este domingo el periódico británico Daily Mail, al menos cinco comandos del Servicio Especial de Embarcaciones (SBS, por sus siglas en inglés) británico, cuya presencia en Yemen ha estado envuelta en secreto, han sufrido heridas en los últimos meses en directos choques armados con combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá.

Las fuerzas del SBS han recibido tratamiento por las heridas en las piernas y los brazos en la provincia noroccidental yemení de Saada, el bastión de Ansarolá y en donde el informe indica que se han desplegado unas 30 fuerzas de élite británicas. Los militares regresaron posteriormente al Reino Unido para completar su tratamiento.

“Los muchachos luchan en un desierto inhóspito y en un terreno montañoso contra los rebeldes hutíes altamente comprometidos y bien equipados. El papel del SBS es principalmente entrenamiento y asesoría, pero en ocasiones se han encontrado en tiroteos y algunos soldados británicos han sido baleados”, asevera a Daily Mail una fuente del SBS.

En esta misma línea, la fuente, que habla bajo condición de anonimato, ha añadido que hace unas semanas, un miembro del SBS recibió un disparo en la mano y otro soldado recibió un disparo en la pierna. Sus lesiones fueron un recordatorio de que esta es una tarea muy peligrosa.

“Obviamente, el Ministerio de Defensa no confirmará públicamente nada acerca de la misión, a menos que maten a un soldado británico, entonces tendrían que anunciarlo”, ha señalado la fuente.

Los muchachos luchan en un desierto inhóspito y en un terreno montañoso contra los rebeldes hutíes (en Yemen) altamente comprometidos y bien equipados. El papel del SBS es principalmente entrenamiento y asesoría, pero en ocasiones se han encontrado en tiroteos y algunos soldados británicos han sido baleados”, asevera una fuente de las fuerzas especiales británicas.

El personal de esta unidad de fuerzas especiales de la Marina Real británica incluye médicos, traductores y controladores aéreos avanzados, que se encargan de dirigir el apoyo aéreo saudí.

El SBS, una fuerza de 200 efectivos con base en la localidad británica de Dorset, es una unidad de Fuerzas Especiales de la Marina Real. Esta unidad ha sido conocida por sus operativos en Irak, Afganistán y más recientemente en Siria.

La revelación de que las fuerzas británicas están combatiendo en Yemen se produjo después de que el ministro de las Fuerzas Armadas, Mark Lancaster, admitiera que Londres había estado prestando servicio a aviones saudíes fabricados en el Reino Unido en los bombardeos contra las ciudades yemeníes.

Desde el inicio de la ilegal guerra saudí contra su vecino sureño en marzo de 2015, más de 60 000 yemeníes han muerto, de acuerdo a Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

Londres, junto a Washington, ha aprovechado la oportunidad para cerrar multimillonarios acuerdos armamentísticos con el régimen de Riad. Se afirma que el Reino Unido ha otorgado licencias a exportaciones de armas por valor de más de 4700 millones de libras esterlinas (6200 millones de dólares) a la monarquía petrolera.

Yemeníes abaten a 20 soldados saudíes en una operación en Jizan

Tropas yemeníes abaten a más de 20 soldados saudíes en una operación militar contra posiciones del Ejército de Riad en el sur del territorio saudí.

Tras un monitoreo de los movimientos y concentraciones del Ejército saudí, fuerzas especiales del Ejército yemení atacaron el domingo desde varias vías posiciones saudíes en la provincia de Jizan, ha informado el portavoz de las Fuerzas Armadas, Yahya Sarie, citado por la agencia local de noticias Saba News.

Sarie calificó la operación de “exitosa”, señalando que durante la misma resultaron heridos decenas de militares saudíes, incluidos comandantes, y quedaron destruidos cinco vehículos del Ejército de Riad, además de producirse un número de bajas no precisado.

La operación, apoyada por combatientes del movimiento popular Ansarolá, precedió el lanzamiento de un misil tipo Zizal sobre las fuerzas hostiles y el uso de artillería pesada, causando bajas directas, añadió el portavoz.

Por último, Sarie indicó que la operación sorprendió al Ejército saudí, sembrando la confusión y el pánico entre sus soldados.

Además, las tropas yemeníes lanzaron una operación contra las posiciones saudíes en Najran, otra región del sur del reino árabe.

Estas operaciones se realizan a dos días en que se cumplen cuatro años de la brutal campaña militar del régimen saudí y sus aliados contra Yemen, en la que lanzan ataques indiscriminados contra la población civil con avanzadas armas que importan de países occidentales como EE.UU., España, Francia y el Reino Unido.

La campaña de bombardeos saudí ha causado más de 60 000 muertes civiles en el país más pobre del mundo árabe, de acuerdo con un informe del proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por su acrónimo del inglés).

El conflicto ha ocasionado además “la mayor crisis humanitaria del mundo, con unos 22 millones de personas que necesitan ayuda para sobrevivir y varios millones más que padecen hambruna, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente