Portada - Últimas noticias

El Ejército de Siria lanza una ofensiva contra posiciones terroristas en la provincia de Hama, en respuesta a violaciones de la tregua vigente.

Según informó la agencia oficial siria de noticias SANA, las unidades de artillería del Ejército del país árabe bombardearon el domingo intensamente enclaves del grupo terrorista takfirí Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham) en las aldeas de Al-Saryia y Al-Karkat en el Monte Shahshbo, noroeste de Hama.

En esa operación a gran escala consiguieron abatir a gran número de terroristas de nacionalidad extranjera y destruir gran parte de su equipamiento y vehículos militares.

Los ataques se produjeron después de que los grupos terroristas presentes en el norte de Hama lanzaran ataques contra las posiciones del Ejército del país árabe en la misma provincia, lo que supone una nueva violación del acuerdo de distensión de la provincia de Idlib.

Este lunes, el Centro ruso para la Reconciliación en Siria ha confirmado que durante las últimas 24 horas los terroristas, a pesar del alto el fuego que se está estableciendo en todo el país, continúan sus ataques a la zonas de distensión.

Idlib es el último bastión de los grupos armados y terroristas, en particular del Frente Al-Nusra, apoyados, según diversos informes, por Estados Unidos, el Reino Unido, Turquía y algunos Estados árabes ribereños del Golfo Pérsico.

Rusia y Turquía acordaron en septiembre de 2018 crear en Idlib (para octubre) una zona desmilitarizada de 20 kilómetros entre el Ejército sirio y los grupos armados, pero las bandas extremistas siguen fortaleciendo sus posiciones y están volviendo a desplegar en la provincia armas pesadas y dispositivos bélicos ya retirados en aplicación del acuerdo.

Las llamadas zonas seguras forman parte de un plan —elaborado por Rusia, Irán y Turquía como países garantes— para poner fin a la violencia en Siria. El pasado 9 de julio del 2018 se activó la primera zona de seguridad en las provincias de Al-Quneitra, Al-Sweida y Daraa, en el suroeste de Siria; la segunda empezó a funcionar el 22 de julio en Guta Oriental; y la tercera, el 3 de agosto, en el norte de Homs. La cuarta y la más reciente se creó en octubre, como ya se dijo arriba, en la provincia de Idlib. Además de Idlib, la zona abarca una parte de las provincias de Latakia, Alepo y Hama.

Los ataques más mortíferos desde la derrota del Estado Islámico dejan más de 60 soldados sirios muertos

Más de 60 soldados y combatientes fieles al régimen sirio murieron en los últimos dos días en varios ataques yihadistas, los más mortíferos desde la derrota anunciada del Estado Islámico (EI) el pasado 23 de marzo, informa AFP.

Según indicó este sábado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), 27 soldados y combatientes prorrégimen, "entre ellos cuatro oficiales sirios de alto rango", fueron abatidos el jueves y el viernes en unos ataques reivindicados por el EI en el desierto del este de la provincia central de Homs. Los yihadistas tendieron una "emboscada" a las fuerzas del régimen "que intentaban expulsarlos", indicó el grupo EI a través de su órgano de propaganda Amaq.

Por otro lado, en la provincia oriental de DeirEzzor, ocho combatientes progubernamentales, incluyendo dos oficiales, fueron abatidos el jueves por la noche, en un sector del desierto que se extiende desde el centro de Siria hasta la frontera iraquí, según la misma fuente.