Portada - Últimas noticias

La rutina de ocupación israelí se interrumpe de vez en cuando con imágenes inéditas de la violencia ejercida por soldados israelíes contra los civiles palestinos.

En las imágenes publicadas el lunes en los medios de comunicación se ve cómo los militares del régimen israelí disparan contra un menor palestino maniatado y con los ojos vendados.

Además, un vídeo que recoge momentos posteriores al disparo —que refleja la crítica situación diaria de los habitantes de la ocupada Cisjordania—, muestra a Osama Hajajra, de 15 años de edad, quien recibió el pasado jueves una bala en la ingle en la aldea de Tekoa, cerca de la ciudad de BeitLahm (Belén) mientras intentaba escapar de los soldados israelíes.

Conforme a los medios locales, los militares israelíes habían detenido al menor por haber participado en una protesta contra la ocupación israelí, en la que presuntamente había lanzado piedras contra los coches militares israelíes.

Tras su herida, varios de los palestinos trataron de ofrecerle auxilio que se vieron obligados a enfrentar a los militares israelíes que apuntaban con sus armas a los manifestantes, aunque finalmente pudieron trasladar al menor a un centro médico de la ciudad de BeitLahm.

La grabación, asimismo, muestra a uno de los comandos israelíes portando un fusil de francotirador, que se enfrenta a los palestinos. Poco después, un soldado apunta con su arma a un hombre palestino que intenta aproximarse al lugar donde yace Osama, mientras amenaza en hebreo: “Al primero que se acerque le pego un tiro”.

El adolescente palestino en declaraciones a la agencia France Presse reveló que había recibido dos tiros, el primero cuando todavía se encontraba bajo custodia de los militares.

“Estaba intentando cambiar de posición porque me habían colocado sobre un arbusto espinoso cuando me dispararon en la pierna derecha. Eché a correr hacia los palestinos para pedir ayuda, y entonces fue cuando me dispararon en la parte izquierda de la cadera”, precisa el momento exacto de los hechos.

El ejército israelí alegó que abrió una investigación para aclarar los hechos. No obstante, medios palestinos aseguran que, de no haber sido por la cámara del fotógrafo local, el balazo de Osama habría quedado en el anonimato de las informaciones de los medios de comunicación para que den cuenta de la violencia en los territorios ocupados por Israel desde 1967.

De acuerdo con Philip Luther, director de Amnistía Internacional (AI) para Oriente Medio y el Norte de África, las fuerzas israelíes tienen una larga historia de homicidios ilegítimos –incluidas ejecuciones extrajudiciales– que comente con impunidad en los territorios ocupados palestinos.

Los palestinos, que acusan al régimen de Tel Aviv de usar fuerza excesiva y de matar a heridos y detenidos, dicen que la violencia proviene de la frustración de casi cinco décadas de ocupación militar israelí.

VIDEO

Euro-Med publica nuevo informe sobre las atrocidades israelíes contra los palestinos

El Monitor Euro-Mediterráneo de Derechos Humanos (Euro-Med) publicó el lunes aquí un nuevo informe sobre las atrocidades israelíes contra los palestinos de Jerusalén.

Esa organización publica un balance mensual sobre las acciones de las fuerzas de ocupación en los territorios palestinos, y en esta ocasión, el documento cubre casos de redadas en casas, registros, demoliciones, prohibiciones de viajes, expulsiones y otras violaciones durante marzo de 2019.

Titulado Extraños en su tierra: violaciones de los derechos humanos en la Ciudad Santa, el reporte documenta las políticas de exención sistemáticas y deliberadas de Israel en la ciudad ocupada de Jerusalén.

La decisión del Gobierno de Donald Trump a fines de 2017 dio luz verde a las autoridades israelíes para escalar sus flagrantes violaciones contra el pueblo palestino en general y los de la ocupada Jerusalén en particular, en un intento de borrar las identidades árabes, cristianas e islámicas del mundo, subrayó el informe.

En diciembre de 2017 el presidente estadounidense reconoció a Jerusalén como capital de Israel y anunció el traslado de su embajada de Tel Aviv hacia la denominada Ciudad Santa.

El informe de Euro-Med documenta casos en los que Israel cerró significativamente las actividades sociales y políticas, así como los eventos organizados por palestinos en Jerusalén.

Al documentar las violaciones religiosas israelíes, el documento se basa principalmente en testimonios recopilados por el propio equipo de Euro-Med y activistas de derechos humanos en Jerusalén.

Al concluir el informe, el Monitor Euro-Mediterráneo de Derechos Humanos pide a la comunidad internacional que actúe con seriedad y eficacia para detener las políticas israelíes en violación del derecho internacional.

La organización también condena en los términos más enérgicos las flagrantes violaciones de los derechos de los habitantes de Jerusalén a vivir con dignidad y sin discriminación racial, especialmente cuando Tel Aviv sigue negando a los palestinos un plan organizativo para regular la construcción en Jerusalén Este.

Euro-Med instó a las organizaciones de derechos humanos a destacar la seriedad de las medidas tomadas por las autoridades de ocupación israelíes con respecto a la política de demolición repentina sin previo aviso, incluida la destrucción de propiedades con las pertenencias de las familias enterradas bajo los escombros.

Más de 20.000 colonos irrumpen en la ciudad palestina de Hebrón

JERUSALÉN (Sputnik) — Alrededor de 22.000 israelíes, en su mayor parte colonos judíos, irrumpieron en la ciudad palestina de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, informaron medios de comunicación israelíes.

Los colonos llegaron a bordo de autobuses que fueron fletados especialmente estos días coincidiendo con la celebración de la Pascua judía.

El Ejército israelí cerró la parte de la Mezquita de Abraham abierta para los musulmanes, pero permitió que los colonos rezaran en la parte reservada para los judíos.

Hebrón es uno de los lugares con más tensión entre israelíes y palestinos. En el centro de la ciudad viven cientos de colonos protegidos por un numeroso contingente de militares.

La presencia de los colonos suscita conflictos diarios con los palestinos que todavía residen en el centro de Hebrón.

Más de 200 israelíes irrumpen en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén

Jerusalén, 23 abr (Sputnik).- Más de dos centenares de israelíes, en su mayor parte colonos judíos, irrumpieron este martes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, situada en la ciudad vieja ocupada por Israel en la guerra de 1967.

Los colonos iban acompañados por el jefe de la policía israelí y entraron por la puerta de los Magrebíes, ubicada a pocos metros del muro de la Lamentaciones.

Firas al Dibas, funcionario del Waqf islámico, entidad que cuida los lugares santos musulmanes, dijo que los colonos que entraron fueron 237, y que iban acompañados por un fuerte contingente de policías israelíes.

También precisó que accedieron al interior de la Mezquita al Aqsa, que está en la Explanada, y que recorrieron el conjunto de la Explanada, un lugar santo musulmán donde hace dos milenios estuvo el templo judío.

Algunos de los colonos intentaron realizar rituales talmúdicos y rezar en el interior de la Explanada, algo que las autoridades israelíes les prohibieron.

Los colonos salieron de la Explanada por la Puerta de las Cadenas y nada más salir ejecutaron rituales y oraciones, incluidos cantos y bailes.

El martes fue el cuarto día de la festividad de la Pascua judía. Los dos días anteriores se registraron actos similares.