Portada - Últimas noticias

El pasado viernes se llevó a cabo la sesión plenaria del 23.º Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF-2019), de la que participan tanto el presidente de Rusia, Vladímir Putin, como otros líderes de Europa y Asia.

En concreto, se tienen programadas intervenciones del mandatario ruso, de su homólogo chino, Xi Jinping, y del secretario general de la ONU, António Guterres, así como de los dirigentes de países como Bulgaria, Armenia y Eslovaquia.

EE.UU. y Huawei

El presidente ruso ha abordado las crecientes tensiones en diferentes ámbitos, particularmente en el comercial, provocadas por algunos actores occidentales que con sus denominadas tradiciones 'liberales' "ahora pretenden hacerse no solo de un rol global, sino universal".

Durante su pronunciamiento, el inquilino del Kremlin ha mencionado en específico el caso de la empresa china Huawei y la serie de acciones en su contra impulsadas por EE.UU.

"Están tratando no solo de presionar [a la compañía], sino de expulsarla del mercado global. Esto incluso es llamado en algunos círculos como la primera guerra tecnológica de la era digital venidera", aseveró.

Al respecto, Putin ha explicado que los intentos de "monopolizar la nueva ola tecnológica" y de "limitar el acceso a sus frutos" en realidad contribuyen a la concentración de la riqueza en manos de unos pocos y a la consecuente inestabilidad de los Estados, lo que "eleva el problema de la desigualdad mundial a un nivel completamente nuevo y diferente".

SPIEF-2019

Este foro anual arrancó el jueves y se extenderá hasta el sábado en el centro de exposiciones y convenciones Expoforum de la ciudad rusa. El tema principal de la edición de este año es 'Formando la agenda para el desarrollo sostenible'.

En el marco del SPIEF-2019 están programados más de 120 eventos en varios formatos, que incluyen dos sesiones plenarias, paneles, mesas redondas, desayunos de negocios y debates televisados.

Entre las actividades transcurridas en la primera jornada se cuentan reuniones entre líderes de agencias mundiales de noticias y Vladímir Putin, que se pronunció respecto a temas como la seguridad global, la situación en Venezuela, y las acciones de EE.UU. en el ámbito económico y comercial internacional.

"Cuando los tigres pelean en el valle..."

El mandatario ruso ha empleado un proverbio chino para describir las crecientes tensiones económicas entre EE.UU. y China.

Durante la sesión plenaria del 23.º Foro Económico Internacional de San Petersburgo el presidente de Rusia, Vladímir Putin, respondió con humor a la pregunta de una moderadora sobre el papel que desempeña su país en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"Los chinos tienen un buen dicho: 'cuando los tigres pelean en el valle, el mono inteligente espera para ver cómo termina'", bromeó el mandatario, quien provocó las risas de los asistentes con ese comentario.

En ese encuentro, Putin ha abordado las crecientes tensiones en diferentes ámbitos —sobre todo el comercial— provocadas por algunos actores occidentales que, con sus tradiciones 'liberales', "pretenden hacerse no solo con un rol global, sino universal".

El tema principal de ese foro anual, que en esta ocasión se celebra del 6 al 8 de junio en el centro de exposiciones y convenciones Expoforum de San Petersburgo, es 'Formando la agenda para el desarrollo sostenible'.

Xi y Putin: Hay que cambiar el sistema económico global para impedir las presiones económicas de EEUU

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, han señalado que el sistema económico global debe cambiar de tal manera que impida que EEUU pueda ejercer una presión económica sobre los países del mundo.

Los presidentes Putin y Xi criticaron las “desigualdades” en el sistema económico mundial y se comprometieron a impulsar la cooperación entre sus países en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, que se celebró el viernes.

Putin dijo que Washington estaba buscando “extender su jurisdicción a todo el mundo” y condenó la “retórica de las guerras comerciales y las sanciones”, pidiendo la reconsideración del papel del dólar estadounidense en el comercio mundial.

El líder ruso también atacó la presión de EEUU contra el gigante tecnológico chino Huawei y dijo: “Ellos (los funcionarios estadounidenses) están tratando no solo de discriminar, sino también de expulsar a (Huawei) del mercado global sin tapujos”.

Al hablar en la misma sesión, el presidente Xi destacó la importancia de tomar medidas para “superar las desigualdades” en el sistema económico global.

“Las aspiraciones de las naciones hacia una vida mejor no pueden detenerse”, dijo.

EEUU ha impuesto sanciones a Rusia por acusaciones de injerencia en el conflicto ucraniano y en las elecciones presidenciales de EEUU de 2016, las cuales Moscú ha negado. Washington también inició una guerra comercial con China e intentó expulsar a Huawei del mercado global.

El presidente Xi llegó a Moscú el miércoles para una visita de tres días. En la capital rusa, describió a Putin como su “mejor amigo”. Los dos países ya han firmado docenas de contratos comerciales en comercio electrónico, telecomunicaciones, gas y otras áreas en los últimos días.

También se firmaron otros pactos en el foro, incluido uno el viernes entre empresas navieras rusas y chinas para colaborar en el desarrollo de las rutas del Mar Ártico.

El crecimiento económico de Rusia alcanzó en 2018 un máximo en 6 años a pesar de las sanciones

El endurecimiento de las sanciones económicas occidentales y la presión del mercado no impidió que la economía rusa alcanzara un crecimiento récord el año pasado, según el informe del Banco Mundial sobre las perspectivas económicas mundiales.

En 2018, Rusia registró el mayor crecimiento en seis años, con un 2,3 por ciento, dice el Banco Mundial en su publicación de junio de 2019 «Perspectivas económicas mundiales: aumento de las tensiones, inversiones menores».

El crecimiento fue impulsado por un aumento en los precios del petróleo y el aumento de los ingresos de las exportaciones netas. Algunos factores puntuales también apoyaron a la economía rusa, como los proyectos de construcción relacionados con la energía y la organización de la Copa del Mundo, según el informe.

Sin embargo, los analistas recortaron el pronóstico para el PIB ruso para 2019 a un 1.2 por ciento debido a una disminución en la producción de petróleo por los recortes de producción acordados por la OPEP destinados a impulsar el mercado petrolero. El Banco Mundial cree que una política monetaria más estricta y un aumento del IVA a principios de año también han frenado el crecimiento del país.

El pronóstico para 2020 y 2021 es más positivo, ya que el Banco Mundial espera que el PIB ruso alcance el 1,8 por ciento y permanezca en este nivel en 2021.

Mientras tanto, el crecimiento entre las economías avanzadas se desacelerará en 2019, mientras que el crecimiento económico global se reducirá a 2.6 por ciento, 0.3 puntos por debajo de los pronósticos anteriores del Banco Mundial. Por ejemplo, se espera que el crecimiento económico de EE. UU. se mantenga en 2.5 por ciento este año, pero puede desacelerarse a 1.7 y 1.5 por ciento en 2020 y 2021 de manera correspondiente.

«El impulso económico actual sigue siendo débil, mientras que los elevados niveles de deuda y el bajo crecimiento de la inversión en las economías en desarrollo están impidiendo que los países alcancen su potencial», dijo el presidente del grupo del Banco Mundial, David Malpass. Hizo un llamado a los países para que realicen reformas estructurales significativas que mejoren el clima de negocios y atraigan inversiones.

Google habría avisado a EE.UU. que el veto a Huawei pone en riesgo la seguridad nacional

Google advirtió a la administración Trump de que la prohibición sobre Huawei pone en riesgo la seguridad nacional de EE.UU., ya que esta decisión llevará a que la empresa china cree un sistema operativo inseguro, según informó este viernes el periódico Financial Times, citando a las fuentes familiarizadas con el asunto.

En mayo pasado, varias compañías como Google, Intel, Broadcom, Qualcomm, ARM y otras suspendieron sus negocios con el gigante de las telecomunicaciones chino, siguiendo las órdenes del Departamento de Comercio de EE.UU.

Sin embargo, se informa que actualmente los altos ejecutivos de Google están presionando a los funcionarios estadounidenses para que la excluyan de la prohibición o para que sea emitida una nueva licencia temporal para la empresa china.

Una versión de Android más vulnerable a los ataques

El presidente ejecutivo de Huawei, Richard Yu, afirmó el pasado marzo que la empresa china cuenta con un "plan B" para el caso de que ya no pueda utilizar los sistemas operativos estadounidenses. Según se reveló, este plan podría tratarse de la puesta en funcionamiento de Hongmeng, un sistema operativo propio para sustituir al 'software' Android de Google.

Aún no se sabe cómo funcionará, pero es probable que sea un sistema operativo híbrido con base en la versión de código abierto de Android. Sin embargo, de acuerdo con Google, esta versión de Android modificada por Huawei sería más vulnerable a los ataques de piratas informáticos.

"Google ha estado argumentando que al evitar que trate con Huawei, Estados Unidos se arriesga a crear dos tipos de sistemas operativos Android: la versión original y la versión híbrida. Es probable que la híbrida tenga más errores que la de Google, por lo que podría poner a los teléfonos de Huawei en mayor riesgo de ser pirateados, no solo por parte de China", explicó una fuente de Financial Times.

  • El gigante de telecomunicaciones chino Huawei está envuelto en un enfrentamiento con Estados Unidos, que acusa a la empresa de utilizar sus dispositivos para espiar para el Gobierno chino, algo que la compañía desmiente
  • Después de incluir a la empresa china en la lista negra comercial, el 20 de mayo el Departamento de Comercio de EE.UU. emitió una licencia temporal para Huawei Technologies con el fin de mitigar las repercusiones sobre los clientes de esta empresa en el país

"Huawei está por delante de las empresas occidentales, mientras que Occidente deja de lado la fabricación y la innovación real" (Keiser Report 1388)

En el episodio 1388 de Keiser Report, Max y Stacy hablan de la guerra comercial con China, las amenazas contra Irán y otros cuentos sobre desglobalización. En la segunda parte Max entrevista a Dan Collins, jefe de investigación en Heisenberg Capital, sobre la guerra comercial con China. ¿Quién está saliendo menos perjudicado? Dan sostiene que llevamos décadas de guerra comercial, y que la prueba de que China iba ganando es la desindustrialización de EE. UU. y el crecimiento de la clase media china.

En la primera parte de la nueva edición del programa, los presentadores Max y Stacy hablan sobre globalización y desglobalización y en ese contexto también abordan las cuestiones de la situación actual en el escenario mundial.

"Durante los últimos 5.000 años hemos vivido muchos más períodos de globalización que de desglobalización, pero ahora mismo estamos entrando en una desglobalización", indicó Stacy.

En la segunda parte del episodio, Max conversa con Dan Collins, jefe de investigación en Heisenberg Capital, que estuvo haciendo negocios en China durante 20 años. Dan hizo hincapié en que varias economías del mundo, entre ellas la china, son "mercantilistas" y "protegen sus propios mercados" y cobran impuestos más altos que los que EE.UU. les impone. "Yo diría que ya hemos perdido la guerra", afirmó, al añadir que Pekín también parece "estar perdiendo este segundo asalto".

A continuación, Max afirmó que "algunos informes dicen que la tecnología 5G de Huawei está 18 meses por delante de la tecnología que poseen las empresas occidentales", a lo que Dan respondió que "Huawei es una empresa que no deja de innovar". "Huawei está por delante de las empresas occidentales, mientras que en Occidente dejamos de lado la fabricación y la innovación real y nos dedicamos a la innovación financiera y los pagos", opinó.

Dan precisó que China "está avanzando a pasos agigantados" en el ámbito tecnológico y allí hay "mayor crecimiento" de puestos de trabajo, así como se aplica "la tecnología más puntera". En ese contexto, comparó el éxito de la nación asiática con el de EE.UU. "Estados Unidos es un país con 330 millones de habitantes, y todavía no he escuchado un buen argumento que justifique cómo un país con tanta gente y recursos naturales no es capaz de fabricar nada", subrayó.

"Mi opinión personal es que China continuará arrasando tecnológicamente y seguirá a la cabeza técnicamente en multitud de áreas", concluyó Dan.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente