Portada - Últimas noticias

El Gobierno chino atribuye a una “intervención exterior” la oposición a una ley de extradición en Hong Kong que ha hecho estallar protestas en ese territorio.

“El Gobierno central se opone fuertemente a la intervención exterior en la legislación de Hong Kong”, ha asegurado este lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, en una rueda de prensa.

Ante la pregunta sobre el motivo por el que fuerzas externas están interviniendo en el proceso de aprobación del proyecto de ley, el vocero chino ha apuntado a algunos países que “han estado haciendo algunos comentarios irresponsables sobre la enmienda”.

Los medios de comunicación chinos han acusado a los organizadores de las protestas del domingo en Hong Kong de “connivencia con el Occidente” y han señalado las reuniones entre figuras de la oposición hongkonesa y altos funcionarios estadounidenses, entre ellos el secretario de Estado y la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU. Mike Pompeo y Nancy Pelosi, respectivamente.

Haciendo alusión a las críticas contra esta legislación, Geng ha calificado de “incuestionable” la responsabilidad de Pekín en proteger y garantizar totalmente “los derechos y las libertades de la gente en Hong Kong” desde el regreso de este territorio a la soberanía China de manos británicas, en 1997.

El Gobierno central se opone fuertemente a la intervención exterior en la legislación de Hong Kong”, ha asegurado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, en alusión a una ley de extradición en Hong Kong que desencadenó masivas protestas en ese territorio.

La propuesta de ley, que se someterá a una segunda lectura en la Cámara hongkonesa el próximo miércoles, permitiría el traslado de supuestos criminales a China continental para ser enjuiciados.

El Reino Unido traspasó en 1997 el control de Hong Kong a China, con un gobierno basado en “un país dos sistemas”, que permite que la región tenga sus propias instituciones legislativas, ejecutivas y judiciales independientes de China.

Pekín dice que esos privilegios han sido protegidos, pero insiste en que no podría tolerar movimientos que busquen la secesión total del continente y asevera que Hong Kong es parte de China.

En reiteradas ocasiones, China ha acusado a EE.UU. de tratar de “alterar” la situación de Hong Kong interviniendo en sus asuntos internos, y ha advertido que tales provocaciones tendrían como consecuencia “una mala reacción”.

China advierte a Occidente: No intervengan en caso de Hong Kong

China instó a los países extranjeros a no intervenir en los asuntos de Hong Kong, una ciudad-Estado cuyos temas ‘caen dentro de las cuestiones domésticas de Pekín’.

La gestión china vino después de que algunos Estados, entre ellos EE.UU. y el Reino Unido, criticaran la decisión del comité permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP) de China para vetar a dos independentistas del parlamento de Hong Kong, después de que leyeron intencionalmente mal su juramento como signo de protesta al poder de Pekín.

El Parlamento chino consideró el lunes que el juramento no se podía pronunciar de nuevo, de acuerdo con la constitución de Hong Kong, la excolonia británica que fue devuelta a China en 1997.

“Esperamos que la comunidad internacional pueda reconocer el verdadero color de las fuerzas independentistas, y comprenda plenamente la necesidad y legitimidad de la interpretación realizada por el máximo órgano legislativo”, indicó el lunes el portavoz de la Cancillería de China, Lu Kang, según la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Hong Kong, subrayó el vocero chino, es una región administrativa especial subordinada al Gobierno central chino, y “sus asuntos caen dentro de las cuestiones domésticas de China y deberían estar libres de la intervención foránea”.

Según Lu, China rechaza cualquier intento separatista en Hong Kong, ya que tales medidas contradicen “la ley y el deseo del pueblo, y dañan la soberanía y seguridad de China y los intereses de Hong Kong y los países extranjeros”.

En lugar de pronunciar comentarios injerencistas, Lu llamó a la comunidad internacional a apoyar a los Ejecutivo de Pekín y Hong Kong para salvaguardar la soberanía, seguridad y unidad nacionales.

En reiteradas ocasiones, China ha acusado a EE.UU. de tratar de “alterar” la situación de Hong Kong interviniendo en sus asuntos internos, y advertido que tales provocaciones tendrían como consecuencia “una mala reacción”.

Hong Kong pide a EEUU y el Reino Unido apoyo contra China

Un líder secesionista de Hong Kong aboga por la libertad de la excolonia británica ante el “imperialismo chino” y por ello pidió apoyo a EE.UU. y el Reino Unido.

El independentista hongkonés Andy Chan Ho-tin, líder del Partido Nacional de Hong Kong (HKNP, por sus siglas en inglés), sostuvo que Pekín es “un gran imperio que ha operado durante siglos” en el que “ser diferente es estar equivocado”, algo que en su opinión afecta a pueblos como los uigures, los tibetanos, los shanghaineses o los hongkoneses.

Estas declaraciones las realizó el lunes el político hongkonés en una conferencia organizada por el Club de Corresponsales Extranjeros de Hong Kong y cuyos extractos los publicó ayer martes South China Morning Post.

Frente al “imperio chino” que según Chan constituye una “amenaza a todos los pueblos libres del mundo”, el activista aseguró que el Reino Unido, antiguo colonizador de Hong Kong, tiene una deuda ineludible con esta “nación de libertad y democracia”.

A su juicio, desde que Londres retornara Hong Kong a la soberanía china en 1997 el territorio ha sido “cada vez menos libre”. Además, insinuó que tras dicha devolución Pekín busca alterar la demografía territorial de esta región con su política migratoria de permitir la llegada de al menos un millón de chinos.

“La situación es tan grave que nos atrevemos a decir que Hong Kong nunca ha experimentado un colonialismo tan horrible hasta 1997”, denunció Chan tras mencionar que bajo el control de Pekín, Hong Kong sufre un progresivo control de las ideas políticas en el que “pensar en independencia es ya ser independentista” y en consecuencia subversivo.

Con todo lo descrito, el activista de 27 años hizo un llamamiento a las potencias occidentales, incluidos Estados Unidos y el Reino Unido, para que intervengan y presionen a Pekín. En este punto, Chan clamó a Washington a que amplíe, aún más si cabe, su guerra comercial contra China, con el fin de que las autoridades chinas se vean en la tesitura de una rectificación en lo que respecta a sus políticas sobre esta región administrativa especial.

Por su parte, el gigante asiático ha acusado, en reiteradas ocasiones, a EE.UU. de tratar de “alterar” la situación de Hong Kong interviniendo en sus asuntos internos, y ha advertido que tales provocaciones tendrían como consecuencia “una mala reacción”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS