Portada - Últimas noticias

CHISINAU (Sputnik) — El presidente de Moldavia, Igor Dodon, declaró haber anulado un decreto firmado por el vicepresidente del Partido Demócrata, Pavel Filip, sobre la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas.

"Como presidente, mantuve consultas con facciones parlamentarias, se estableció que el decreto de Filip sobre la disolución del parlamento y las elecciones anticipadas, del 6 de septiembre, no se corresponde con la Constitución, así que firmé un decreto que cancela la orden de Filip", dijo Dodon tras una reunión del Consejo Supremo de Seguridad.

Dodon señaló que en la reunión estuvieron ausentes el fiscal general Eduard Harunjen y el presidente del Banco Nacional Sergiu Cioclea.

El Partido de los Socialistas de la República de Moldavia (prorruso) y el bloque electoral ACUM (europeísta) anunciaron el 8 de junio, tras varios meses de conversaciones infructuosas, la formación de la mayoría parlamentaria.

De esta manera Moldavia formó el nuevo Gobierno.

Sin embargo, la Corte Constitucional de Moldavia calificó esas acciones de ilegítimas. En respuesta, el Parlamento declaró que el Partido Demócrata intenta usurpar el poder a través de los magistrados de la Corte.

El domingo 9, el vicepresidente del Partido Demócrata Pavel Filip, designado por la Corte Constitucional como presidente interino de Moldavia, firmó un decreto sobre la disolución del Parlamento y convocó para el 6 de septiembre elecciones anticipadas para formar gobierno.

El canciller moldavo tilda de oprobio la crisis política que vive su país

CHISINAU (Sputnik) — El nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Moldavia, Nicolae Popescu, calificó como oprobio la crisis política que atraviesa el país y pidió al cuerpo diplomático no recurrir a la "diplomacia de partidos".

"Necesitamos superar la crisis política que es un oprobio grande para la República de Moldavia", declaró.

También dijo que él no milita en ningún partido y quiere representar al país como lo quieren ver dos terceras partes de sus habitantes.

"Pido a todos los diplomáticos y los embajadores no recurrir a "la diplomacia de partidos" sino representar los intereses de la patria", señaló Popescu el lunes en una rueda de prensa.

La situación política se agravó en Moldavia a principios de junio.

El Partido de Socialistas de la República de Moldavia (PSRM, prorruso) y el bloque electoral ACUM (europeísta) anunciaron el 8 de junio la formación de la mayoría parlamentaria y, por consiguiente, del nuevo Gobierno.

Sin embargo, la Corte Constitucional de Moldavia calificó esas decisiones de ilegítimas.

En respuesta, el Parlamento declaró que el Partido Demócrata intenta usurpar el poder a través de los magistrados de la Corte.

El 9 de junio, el vicepresidente del Partido Demócrata Pavel Filip, designado por la Corte Constitucional como presidente interino de Moldavia, firmó un decreto sobre la disolución del Parlamento y convocó para el 6 de septiembre elecciones para formar gobierno.

El mandatario de Moldavia, Ígor Dodon, calificó la decisión de la Corte Constitucional sobre su destitución como un paso "desesperado" dado para usurpar el poder.