Portada - Últimas noticias

CARACAS (Sputnik) — El juzgado de Control de Caracas ordenó mantener la privación de libertad y el pase a juicio de Roberto Marrero, quien se desempeñaba como jefe de despacho del opositor Juan Guaidó, por legitimación de capitales y conspiración.

"Un Juzgado de Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas ordenó mantener la privación judicial preventiva de libertad y el pase a juicio de los ciudadanos Roberto Marrero y Juan Antonio Planchart, por la presunta comisión de los delitos de legitimación de capitales, asociación para delinquir y conspiración", señala la nota publicada este 18 de junio por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

​El pasado 22 de marzo, el ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, anunció la detención de Roberto Marrero y lo acusó de formar parte de una célula terrorista.

En ese entonces, Reverol informó que a Marrero se le incautó un lote de armas de guerra y dinero efectivo en divisas extranjeras durante un allanamiento realizado en su residencia.

Mientras, Planchart fue detenido tres días después, tras ser acusado de ser el financista de un plan para traer sicarios al país sudamericano, con el fin de generar desestabilización.

De acuerdo al texto del TSJ, el tribunal admitió la acusación presentada por el Ministerio Público, en el caso de Marrero por ocultamiento de arma de guerra, y explosivo y para Planchart el delito de financiamiento al terrorismo.

El dictamen de ambos detenidos estableció como sitio de reclusión la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Caracas.

Además, el tribunal ordenó mantener las medidas innominadas de bloqueo e inmovilización de cuentas y la prohibición de enajenar y gravar bienes.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, al que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Maduro reveló que Borges se robó el dinero que le habían pagado a cambio de asesinarlo

CARACAS (Sputnik) — El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reveló que los financistas del fallido magnicidio en su contra, ejecutado el pasado 4 de agosto de 2018, pagaron cerca de 20 millones de dólares, de los cuales presuntamente se habría apropiado el diputado opositor, Julio Borges, quien huyó del país.

“Hoy sabemos cómo se preparó en Colombia el atentado para asesinarme, quién lo financió, pusieron varios millones de dólares y esos millones de dólares, no se sabe donde terminaron porque se apropió un señor llamado Julio Borges”, expresó el jefe de Estado durante un acto de ascensos militares celebrado en Caracas.

El mandatario indicó que Borges pagó menos de lo prometido a quienes ejecutaron el fallido magnicidio.

“El proyecto para asesinarme, que se ejecutó el 4 de agosto, costó varios millones de dólares, se habla de 20 millones de dólares y a penas le dieron unos miles a los tontos útiles criminales que mandaron a poner la bomba (…) el resto de los millones se quedaron en Bogotá en manos de este diputado criminal (Julio Borges)”, agregó.

De igual forma, Maduro agradeció el rol que desempeñaron los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Digcim) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en su protección.

“No puedo olvidar de mi memoria ni de mi mente aquel 4 de agosto en la avenida Bolívar del año 2018, donde intentaron asesinarme convictos y confesos están todos lo autores materiales que logramos capturar, gracias a la labor de la Digcim y de la Sebin”, dijo.

El pasado 4 de agosto, dos drones cargados con explosivos explotaron cerca de la tarima presidencial en la que se encontraba el mandatario y el alto mando militar, posteriormente se conoció que el objetivo era asesinarlos, de acuerdo con la investigación que presentó la Fiscalía General.

Este martes el presidente venezolano y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López anunció el ascenso de más de 21.000 militares de la Fuerza Armada Nacional.

Llega a Venezuela segundo cargamento de asistencia humanitaria de la Cruz Roja

CARACAS (Sputnik) — Un segundo cargamento de asistencia técnica humanitaria de la Cruz Roja llegó a Venezuela el 17 de junio procedente de Panamá, como parte del acuerdo que mantiene ese organismo con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, reseñó la Cancillería.

"La llegada de 24 toneladas de medicamentos e insumos médicos, se realizó este lunes (17 de junio) con el objetivo de complementar los requerimientos en materia de salud a la población venezolana, según los acuerdos de cooperación entre el Gobierno Nacional y la Federación de Sociedades de la Cruz Roja Internacional y Media Luna Roja", informó el ministerio.

El cargamento llegó al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, en el estado La Guaira (norte), donde el ministro de Salud Carlos Alvarado señaló que la mitad de esos insumos serán distribuidos en los hospitales de la Cruz Roja y el otro 50% en los centros hospitalarios públicos del país.

Alvarado indicó que con este cargamento se eleva a 48 toneladas recibidas por el país sudamericano través de la Federación de Sociedades de la Cruz Roja Internacional y Media Luna Roja.

"Un total de 569 toneladas de medicamentos y material médico quirúrgico, sumando los cargamentos provenientes de la República Popular China y la Federación de Rusia, países con los que Venezuela mantiene convenios que se enmarcan en alianzas estratégicas de cooperación", indica el texto de la Cancillería.

El primer cargamento de la Cruz Roja con asistencia humanitaria arribó al país caribeño el pasado 16 de abril, que incluyó 14 plantas eléctricas con 14 transformadores, así como material para los trabajadores de esa organización.

El 6 de junio, el presidente Maduro anunció la firma de un nuevo acuerdo con la Cruz Roja Internacional para incrementar el apoyo humanitario al país.

El Gobierno venezolano asegura que ha recibido asistencia técnico humanitaria procedente de entidades de la Organización de las Naciones Unidas, Rusia, China, Turquía y de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

El Ejecutivo venezolano afirma que el país no vive una crisis humanitaria, sino que sufre dificultades sociales provocadas por el bloqueo impulsado por EEUU y sus aliados.

Malversación de fondos de la 'ayuda humanitaria': lo que se sabe sobre la supuesta corrupción de enviados de Guaidó

Venezuela investiga el escándalo de corrupción que salpica a la oposición de este país latinoamericano, que se desató después de una investigación periodística elaborada —según afirma su autor— con base en los datos proporcionados por la Inteligencia colombiana. Entre las denuncias contra los representantes del diputado opositor Juan Guaidó en Colombia están: malversación de fondos supuestamente destinados a la "ayuda humanitaria" y fraude. Mientras el líder opositor promete investigar el asunto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, hace hincapié en que la oposición se roba a sí misma.

Investigación periodística

Este 14 de junio, el editor en jefe y columnista del PanAm Post, Orlando Avendaño, denunció en el artículo titulado 'Enviados de Guaidó se apropian de fondos para ayuda humanitaria en Colombia', que los representantes del líder opositor en Colombia, Rossana BarreraKevin Rojas —encargados de la atención a los desertores venezolanos que ingresan en territorio del país vecino— se rodearon de lujos malversando los fondos que estaban a su disposición e inflando las cifras de los exmilitares venezolanos.

Los desertores, que se pusieron de lado de Guaidó después del fallido intento de ingresar la llamada "ayuda humanitaria" a Venezuela en febrero, fueron alojados en siete hoteles de Cúcuta, dos de los cuales ―el Ácora y el Vasconia― tenían que ser pagados por la oposición de Venezuela representada por Guaidó, descubrió Avendaño, mientras del pago de otros hoteles estaba encargado el Gobierno de Colombia y la ACNUR, que abonó por el Hampton Inn y el Villa Antigua, entre otros.

A principios de mayo, el hotel Ácora no recibió el pago programado, con lo cual para el día 6 la deuda constituyó unos 20.000 dólares, por lo que decidió finalmente desalojar a los 65 militares junto con sus familiares.

La Inteligencia colombiana habría sido la primera en fijarse en las anomalías en los gastos de Barrera y Rojas: las facturas y talonarios obtenidos por Avendaño evidenciaron que se gastaban mil dólares en hoteles y discotecas por noche, mil dólares en bebida y comidas, y también se dejaban grandes sumas en caras tiendas de ropa de Bogotá y Cúcuta. "Reportes de alquiler de vehículos y pagos en hoteles a sobreprecio. Plata que fluía. Mucha plata", apunta el periodista.

Para demostrar la veracidad de sus palabras, el editor en jefe del PanAm Post adjuntó documentos acerca de los pagos y facturas detalladas con las sumas gastadas y cuentas por pagar. Avendaño también señala que la cifra proporcionada por los representantes de Guaidó al presidente colombiano, Iván Duque, de que en Cúcuta había 1.450 militares no correspondió con la de la Inteligencia colombiana, que evaluó que en realidad eran unos 700 funcionarios, y que Barrera y Rojas habían inflado el número de desertores.

Llamado desde la OEA

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, este 14 de junio instó a investigar y esclarecer los graves cargos formulados en dicha investigación periodística.

Almagro solicitó que se determinen las responsabilidades y se exija la rendición de cuentas. "No hay democratización posible bajo la opacidad de actos de corrupción", escribió en su cuenta de Twitter.

La postura del gobierno de Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, este lunes comentó el escándalo de corrupción que salpica a la oposición de su país y afirmó que "se robó toda la plata de la 'famosa' ayuda humanitaria de Estados Unidos". Además, el mandatario indicó que estos políticos venezolanos se burlaron del Gobierno estadounidense al apropiarse de ese flujo de recursos para financiar sus operaciones en la frontera con Colombia.

Por su parte, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó este martes que abrirá una investigación penal de este caso. Además, indicó que esta trama de corrupción fue gestionada desde Caracas y su autor intelectual es Juan Guaidó.

Rossana Edith Barrera Castillo y Kevin Javier Rojas Peñaloza, emisarios de Guaidó en Cúcuta, ya fueron imputados por la Justicia venezolana por los delitos de "legitimación de capitales, corrupción y asociación para delinquir".

La reacción de Guaidó

El propio Juan Guaidó, este 17 de junio se pronunció sobre el escándalo. El autoproclamado presidente encargado en el marco de una rueda de prensa aseguró que se está investigando la supuesta malversación, pero dijo que de todos modos el dinero supuestamente malgastado no era parte de la llamada 'ayuda humanitaria', sino que procedía de fondos privados.

"Un elemento es la ayuda humanitaria que se ha logrado recaudar y otro la asistencia a militares en Cúcuta", aseveró Guaidó y señalo que la última "se hizo a través de ACNUR [Agencia de la ONU para los Refugiados] y el Gobierno de Colombia". Sin embargo, "cuando se llegó a una saturación, se recurrió a fondos privados", declaró. Además, Guaidó recordó que "nosotros no manejamos recursos del Estado".

"Para nosotros es sagrada la rendición de cuentas y la transparencia. No tendremos ningún tipo de tolerancia con mal manejo administrativo o de fondos", puntualizó asegurando que los señalados en este caso fueron separados de sus cargos y prometió solicitar a la Fiscalía colombiana investigar las denuncias de corrupción que involucran a ambos. También indicó que se llevará a cabo una investigación interna, cuyos resultados serán entregados a la Fiscalía de Colombia.

Los fondos del concierto 'Venezuela Aid Live'

Según aclaró a RT el portavoz de Venezuela Aid Foundation, Gaby Arenas, los fondos en efectivo se recaudaron desde el día del concierto 'Venezuela Aid Live' hasta el 22 de abril a través de la plataforma de la organización.

"Ese dinero ni fue destinado a ninguna organización política u otras organizaciones, sino que estuvo en la plataforma. Luego de hacer todo el proceso legal nosotros recibimos los fondos a finales del mes de mayo", aseveró el vocero, que precisó que "el 50% [del dinero recaudado] va a ser invertido en Colombia y el 50% en Venezuela en programas de nutrición infantil, acceso a agua potable".

"Vamos a trabajar con organizaciones aliadas […] No se van a entregar fondos a personas ni organismos multilaterales. Solo organizaciones sociales verificadas", ha asegurado.

En un posterior comunicado la organización también indicó que "no tiene ningún vínculo con las ayudas represadas en Cúcuta, Norte de Santander, y tampoco tiene ningún vínculo político de ningún tipo con ningún gobierno". "Desde Aid Love Foundation no hemos entregado ni se entregarán recursos a ningún gobierno u organización política", concluye el documento.

Anteriormente transcendió que una parte del dinero de la oposición venezolana provenía de EE.UU.: hasta la fecha Washington otorgó a la oposición venezolana 213 millones de dólares en "ayuda humanitaria", según declaró este martes el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente