Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Hay pruebas suficientes para investigar la responsabilidad de las autoridades saudíes, incluido el príncipe heredero, en el asesinato de Khashoggi, dice la ONU.

“Existen elementos de prueba creíbles que justifican una investigación suplementaria sobre la responsabilidad individual de altos responsables saudíes, incluido el príncipe heredero (Muhamad bin Salman)”, ha informado este miércoles Agnès Callamard, relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre ejecuciones extrajudiciales.

Jamal Khashoggi, prominente columnista del diario estadounidense The Washington Post crítico con la dinastía reinante en su país, los Al Saud, fue asesinado de manera brutal el 2 de octubre del año pasado tras entrar en el consulado saudí en Estambul (Turquía) para recoger unos documentos que debían permitirle casarse con su prometida turca.

La relatora, que viajó hace seis meses a Turquía junto con un equipo de forenses y expertos legales de la ONU para investigar el caso, dice haber obtenido de las autoridades turcas pruebas de que el asesinato fue ordenado por el régimen de Riad.

“Es la conclusión de la relatora especial que el señor Khashoggi fue víctima de una ejecución deliberada y premeditada, un asesinato extrajudicial del que el Estado de Arabia Saudí es responsable, con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos”, reza el informe de Callamard.

Existen elementos de prueba creíbles que justifican una investigación suplementaria sobre la responsabilidad individual de altos responsables saudíes, incluido el príncipe heredero (Muhamad bin Salman)”, ha informado Agnès Callamard, relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre ejecuciones extrajudiciales.

En el documento se califica el asesinato de “crimen internacional” y se llamado a los países del mundo a imponer sanciones al príncipe heredero, al menos mientras no pruebe que no es responsable del caso.

Callamard pide además al secretario general de la ONU, António Guterres, que ponga en marcha “una investigación penal de seguimiento sobre el asesinato de Khashoggi para constituir informes sólidos sobre cada uno de los presuntos autores”.

Tras el crimen, Riad aseguró en un principio que el periodista había abandonado el consulado por su propio pie, pero, dadas las presiones internacionales, reconoció su muerte afirmando que había sido accidental, en una pelea. Más tarde, ante la evidencia palmaria, no le quedó más remedio que admitir que Khashoggi fue drogado y descuartizado, aunque eximió de toda responsabilidad a Bin Salman.

En noviembre, The Washington Post reveló que las investigaciones de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) indicaban que el asesinato se había realizado por orden del príncipe heredero.

El caso desató una ola internacional de críticas a Riad; diferentes países demandaron una investigación transparente para aclarar lo ocurrido. La delegación de las Naciones Unidas en Turquía ha llegado a culpar del crimen a Bin Salman.

Erdogan: el expresidente egipcio Mohamed Mursi fue asesinado

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró este 19 de junio que el expresidente egipcio Mohamed Mursi fue "asesinado". El líder turco también criticó a los funcionarios egipcios por no tomar ninguna medida para salvar al expresidente.

"Mursi estuvo luchando en el suelo de la sala de audiencias durante 20 minutos. Desafortunadamente, las autoridades no intervinieron para salvarlo", dijo Erdogan. "Mursi fue asesinado, no murió por causas naturales".

Mursi, de 67 años, murió el 17 de junio durante una sesión judicial sobre el caso de espionaje a favor del movimiento Hamás.

Vinculado al movimiento de los Hermanos Musulmanes (un grupo terrorista, prohibido en Rusia y otros países), Mursi fue elegido presidente de Egipto en junio de 2012, pero en julio de 2013, en medio de protestas multitudinarias, fue derrocado por el entonces comandante del Ejército Nacional y hoy jefe de Estado, Abdelfatah Sisi.

Tras el abandono del cargo, fue detenido y juzgado por numerosos casos, que él rechazó y calificó de campaña política en su contra. En el momento de la muerte cumplía cadena perpetua por espiar a favor de Catar.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente