Portada - Últimas noticias

Los recientes hallazgos sobre los supuestos responsables del derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines están "políticamente motivados" para culpar únicamente a Rusia, según el primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad.

Mahathir exigió pruebas de que había sido Rusia la que estuvo detrás del derribo durante una rueda de prensa. Y añadió que el incidente se convirtió en una cuestión política "desde el principio".

"Estamos muy descontentos porque desde el principio se convirtió en una cuestión política sobre cómo acusar a Rusia de las malas acciones. Incluso antes de examinarlo, ya dijeron Rusia. Ahora dicen que tienen pruebas. Así que es muy difícil para nosotros aceptarlo", destacó.

También señaló que hasta ahora no han visto prueba alguna, solo rumores.

La investigación del derribo del vuelo MH17 en Ucrania identificó el 19 de junio a cuatro sospechosos, tres de ellos ciudadanos rusos y uno ucraniano, que trabajaron estrechamente para obtener el sistema antiaéreo Buk y llevarlo al lugar desde que se produjo el disparo.

Los expertos del Equipo de Investigación Conjunta (JIT) argumentaron sus conclusiones con datos tomados de las redes sociales, noticias publicadas en internet y entrevistas antiguas a dos de los presuntos implicados.

La declaración audaz de Mahathir no es sorprendente, dado que este político siempre ha sobresalido por su independencia de carácter y falta de deseo de conformarse con lo que dice u ordena Occidente, cree Leonid Krutakov, politólogo, profesor del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Financiera del Gobierno de la Federación de Rusia.

No obstante, tiene poca influencia y no es capaz de cambiar la situación, ya que la investigación real "nunca ha estado en manos de Malasia". Además de llevar una investigación honesta reconociendo que el sistema antiaéreo estaba en manos de los ucranianos, "toda la combinación construida en Europa y el mundo se derribará inmediatamente. Y comenzará el caos y acusaciones mutuas".

"Las conclusiones del grupo no son nada nuevo. Su función es denigrar a la Federación de Rusia y culpar a nuestro país de un crimen que nunca cometió", opinó el politólogo Iván Meziujó a Sputnik.

El politólogo señaló que, según los datos del grupo, el exministro de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Igor Guirkin, debería haber robado un Buk desde el territorio ruso y luego haberlo devuelto, lo que es absolutamente absurdo y no merece ni un solo comentario.

"Desgraciadamente, la sentencia judicial ya está decidida de antemano. Creo que ya está escrita. Es evidente que los miembros del grupo judicial no son independientes, ya que desde el principio culpan a Rusia", destacó. También le parece muy extraña la composición del grupo de los sospechosos: tres rusos y un ucraniano.

En general, el experto opina que las élites occidentales no desean la solución pacífica del conflicto en Donbás, por lo que sacaron desde el olvido la historia del MH17.

Un miembro del Consejo de Relaciones Interétnicas bajo la Presidencia de Rusia, Bogdan Bezpalko, está completamente de acuerdo con Meziujó. Bezpalko considera que la historia del Boeing se vuelve a discutir en los medios, porque se han acabado las 'razones para odiar' a Rusia y llegó la hora de recordar hechos del pasado.

También subrayó que estas acusaciones serían totalmente imposibles para alguien que sepa, aunque sea poco, sobre el conflicto en el Donbás. Los cuatro sospechosos, los rusos Ígor Guirkin, conocido bajo el seudónimo de 'Strelkov', Serguéi Dubinski y Oleg Pulátov, así como el ucraniano Leonid Járchenko, estaban todos en desacuerdo entre sí en el momento de la catástrofe y no podrían haber derribado un avión conjuntamente.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines, que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias. Los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría holandeses, murieron.

El Consejo de Seguridad ruso no ve pruebas en el informe del JIT sobre el derribo del MH17

UFÁ, RUSIA (Sputnik) — Rusia no ve en la investigación internacional sobre el derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania pruebas que la inculpen, declaró el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Patrushev.

"Tan pronto como ocurrió el suceso, de inmediato fueron designados los culpables, y luego toda la investigación se realizaba para confirmar la primera hipótesis expresada. No vemos ninguna prueba que confirme lo que dijeron", dijo Pátrushev a la prensa al término del X foro internacional de seguridad en Rusia, en la ciudad de Ufá.

Según el funcionario, el grupo internacional ni siquiera quiere familiarizarse con la información que le entrega Rusia.

"Proporcionamos esta información, es objetiva, técnica, pero no se tiene en cuenta", afirmó.

Asimismo dijo que las conversaciones telefónicas a las que refiere la investigación, son acusaciones indirectas y no tienen peso jurídico.

El 19 de junio, el Equipo de Investigación Conjunta (JIT) responsabilizó a tres rusos y un ucraniano de estar detrás del derribo del vuelo MH17, en particular de organizar el traslado del sistema antiaéreo Buk al lugar desde se produjo el disparo.

Un portavoz del organismo anunció que el juicio por el derribo del avión de pasajeros empezará el 9 de marzo de 2020 en los Países Bajos.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

Los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, murieron.

El JIT, conformado por expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania, afirma que el misil pertenecía al Ejército ruso y que había sido transportado previamente al territorio ucraniano, a un área bajo control de las milicias de Donbás.

Rusia rechaza las conclusiones de la investigación internacional.

"Acusaciones absolutamente infundadas"

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, por su parte, indicó este miércoles que los investigadores internacionales de la catástrofe del MH17, "una vez más", realizaron "acusaciones absolutamente infundadas con el fin de desacreditar a la Federación de Rusia ante la comunidad internacional".

"Al igual que en anteriores ruedas de prensa del JIT, esta vez tampoco se presentó ninguna evidencia concreta que respalde estas afirmaciones ilegítimas", aseveraron desde el ministerio ruso.

"Es obvio que el JIT sigue limitándose a argumentos poco inteligibles, formulados, entre otras cosas, con base a cuestionables fuentes de información. Al mismo tiempo, los datos proporcionados a la investigación por la parte rusa se siguen ignorando obstinadamente", prosigue el comunicado.

"Es más, los representantes del JIT declaran que Rusia se niega a cooperar de manera plena. Rechazamos fuertemente tales acusaciones. Desde el primer día de la tragedia, la Federación de Rusia ha estado interesada en sumo grado en establecer la verdad y está dispuesta a brindar asistencia integral a la investigación", indicaron los diplomáticos.

El ministerio hizo hincapié en que Rusia ha estado cooperando activamente con Países Bajos y ha proporcionado toda la información a su disposición acerca de la catástrofe del MH17.

"Como parte de este trabajo, las agencias especializadas rusas llevaron a cabo un gran parte de trabajos sin precedentes: desde la desclasificación de datos sobre equipos militares rusos y la realización de un complejo experimento por parte del consorcio Almaz-Antei, hasta la transmisión de datos de radar primarios y de la documentación que prueba la identidad ucraniana del misil que derribó al Boeing malasio, así como de exámenes de alta precisión que prueban la falsedad de los materiales de video en los que el JIT basa sus conclusiones", aseveraron desde el ministerio.

Este 19 de junio, el JIT nombrócuatro sospechosos del derribo del vuelo MH17: tres ciudadanos rusos y uno ucraniano. Además, anunció que se emitirán órdenes internacionales de detención contra esas personas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente