Portada - Últimas noticias

Decenas de personas han resultado heridas en los fuertes choques entre manifestantes y fuerzas del orden en las protestas antigubernamentales que se registran en el centro de la capital georgiana.

Miles de manifestantes se han congregado la noche de este viernes frente a la sede del Parlamento georgiano en Tiflis. Algunas personas intentaron asaltar el edificio.

Las protestas antigubernamentales han acabado en fuertes enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden. La Policía ha usado gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma contra los manifestantes.

El primer ministro georgiano, Mamuka Bajtadze, ha llegado a la sede de la cámara. Ha aseverado que la oposición está tratando de desestabilizar la situación en el país.

El Ministerio de Salud de Georgia ha informado que más de 50 personas heridas en las protestas han sido hospitalizadas.

"Durante la dispersión [de la protesta], 52 personas han resultado heridas; 38 de las cuales son fuerzas de orden y los demás son participantes de la manifestación", ha informado a la agencia TASS una portavoz del Ministerio de Salud del país del Cáucaso.

"Intento de golpe de Estado"

El ministerio del Interior de Georgia ha calificado las protestas frente a la sede del Parlamento en Tiflis como un intento de golpe de Estado.

"A pesar de las llamadas del ministerio del Interior, los manifestantes continuaron invadiendo el edificio del Parlamento, tratando de resistir a la Policía y desobedecer a sus demandas legítimas", ha comunicado el Ministerio, agregando que fueron utilizados "mecanismos especiales proporcionados por la ley" para garantizar la seguridad de los agentes.

"El Ministerio del Interior dará una evaluación apropiada del intento de un golpe de Estado y la invasión del edificio del Parlamento", reza el comunicado.

¿Cómo se originaron las protestas?

Las protestas han empezado a raíz de la participación de una delegación rusa, encabezada por el diputado de la Duma Estatal rusa Serguéi Gavrílov, en la 26.ª sesión de la Asamblea Interparlamentaria sobre Ortodoxia, organizada por Tiflis.

Los diputados de la oposición georgiana se indignaron por el hecho de que Gavrílov se dirigiera a los delegados desde el puesto del presidente del Parlamento. Los representantes de la oposición piquetearon el podio en protesta e impidieron que continuara la sesión.

Los representantes del partido gobernante de Georgia explican que no sabían que el diputado ruso iba a abrir la reunión y creen que el servicio de protocolo cometió un error.

¿Qué exigen los manifestantes?

La oposición demanda la dimisión de tres altos funcionarios: el presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze; el ministro del Interior, Gueorgui Gajaria, y el jefe del Servicio de Seguridad Estatal, Vajtang Gomelauri. Gajaria ha asegurado que está dispuesto a dimitir "si es necesario".

Reacción de Rusia

Desde la Duma estatal rusa denuncian que Georgia, como país organizador de la mencionada sesión en el Parlamento del país, debía vigilar el orden de su celebración y afirman que la violencia está dirigida contra todos los participantes en el encuentro, y no solo contra la delegación rusa.

Aumenta el número de heridos por las protestas en Georgia

TIFLIS (Sputnik) — El numero de personas que resultaron heridas a causa de las protestas que se desataron en el centro de la capital georgiana, Tiflis, se elevó a 240, comunicó el Ministerio de Sanidad de Georgia.

"Un total de 240 personas resultaron heridas, de ellas 102 permanecen en hospitales", dijo el viceministro de Sanidad, Zuzu Bozua, a los periodistas.

Agregó que entre los heridos hay 80 policías.

Además, según Bozua, dos ciudadanos necesitan cirugía, de ellos uno se encuentra en estado grave.

El 20 de junio se desataron en la capital georgiana protestas contra la participación de los delegados rusos en la 26ª sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO).

Los manifestantes, a los que se unieron los representantes de la oposición que pedían la destitución del ministro del Interior de Georgia, Gueorgui Gajaria, y el presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, intentaron irrumpir en el edificio del Parlamento.

Las fuerzas del orden utilizaron pelotas de goma y gas lacrimógeno para dispersar a la multitud.

Tras declarar inaugurada la sesión matutina de la conferencia de la AIO convocada en la sala de las reuniones plenarias del Parlamento de Georgia, el presidente de la AIO, Serguéi Gavrílov, quien encabeza también la delegación rusa, se sentó en el sillón del presidente del Legislativo, lo que disgustó a los diputados opositores del Movimiento Nacional Unido y Georgia Europea, que abandonaron la sala.

En la sede del Parlamento irrumpieron unos elementos extremistas que echaron agua a Gavrílov e intentaron quitarle documentos.

El vicecanciller ruso Grigori Karasin, por su parte, afirmó que como resultado de ese acto de agresión los parlamentarios de 25 países participantes de la conferencia se vieron obligados a concluir las labores antes de lo previsto.

Oposición georgiana llama a reanudar las protestas el 21 de junio

TIFLIS (Sputnik) — El presidente del partido opositor georgiano Movimiento Unido Nacional (MUN), Grigol Vashadze, llamó a reanudar las manifestaciones en el centro de Tiflis el 21 de junio.

"Insto a todos a reunirse de nuevo hoy a las 19.00 hora local (15.00 GMT); exigiremos a la administración que actúe de manera adecuada, las autoridades deben comenzar a hablar", dijo Vashadze.

Por su parte, el primer ministro georgiano, Mamuka Bajtadze, declaró que todos los responsables por las manifestaciones en el centro de Tiflis serán llevados a la justicia.

"Exigiremos una respuesta de todos los miembros de nuestro equipo por los errores que provocaron una situación de crisis; al mismo tiempo, nos aseguraremos que todos los líderes de una oposición irresponsable y destructiva que socavaron la ley y la Constitución reciban una evaluación jurídica", dijo Bajtadze.

Agregó que todas estas personas "deberán asumir la responsabilidad de la intentona golpista y el intento de desestabilización que habían organizado".

Actualmente el territorio frente al edificio del parlamento georgiano está liberado de manifestantes y se encuentra bajo control de los agentes de seguridad.

Un diputado ruso califica como una acción planificada lo ocurrido en Georgia

MOSCÚ (Sputnik) — La interrupción de la 26ª sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO) en Tiflis, fue una acción planificada que tuvo por objetivo empeorar las relaciones entre Rusia y Georgia, declaró a Sputnik el diputado de la Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso) y también presidente de la AIO, Serguéi Gavrílov.

"Creo que el objetivo de esta acción fue empeorar las relaciones [de Georgia] con Rusia, bloquear su posible fortalecimiento, así como golpear los valores ortodoxos de Georgia, me parece que fue una acción planificada", dijo Gavrílov.

En opinión del diputado, la acción fue orquestada por instructores anglófonos.

Gavrílov enfatizó que los manifestantes prepararon de antemano carteles y consignas, mientras la sesión de la Asamblea les brindó la oportunidad de empezar las protestas.

La presidenta de Georgia podría acortar su visita a Minsk en medio de protestas en Tiflis

MINSK (Sputnik) — La presidenta de Georgia, Salomé Zurabishvili, podría acortar su visita a Bielorrusia, reveló a Sputnik una fuente de alto nivel en Minsk.

"La presidenta georgiana planea terminar su visita antes de lo previsto", dijo la fuente.

Sobre la reunión de Zurabishvili con el mandatario bielorruso, Alexandr Lukashenko, la fuente señaló que "llegará a celebrarse, pero un poco antes de la hora programada".

Zurabishvili, quien se encuentra en Minsk desde la noche del 20 de junio, iba a reunirse también con el primer ministro de Bielorrusia, Serguéi Rumas, así como asistir a la ceremonia inaugural de los Juegos Europeos.

La noticia de que Zurabishvili podría acortar su visita trascendió mientras la oposición georgiana insta a celebrar nuevas manifestaciones en el centro de Tiflis este 21 de junio.

Al menos 70 personas resultaron heridas en Tiflis anoche después de que las fuerzas del orden disolvieran con pelotas de goma y gas lacrimógeno a los manifestantes que intentaron irrumpir en la sede del Parlamento exigiendo la dimisión del ministro del Interior de Georgia, Gueorgui Gajaria, y del líder parlamentario, Irakli Kobajidze.

El detonante de las protestas fue la presencia en la sede del Legislativo georgiano de Serguéi Gavrílov, jefe de la delegación rusa en la 26ª sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO). A los activistas radicales de la oposición les escandalizó que el diputado ruso, al que algunos medios georgianos acusan de haber apoyado a los separatistas abjasios, se sentara en el sillón del presidente durante el foro.

Obligado a regresar a Moscú junto con otros miembros de la delegación rusa, Gavrílov aseguró en una entrevista con el diario Kommersant que nunca había estado en Abjasia desde que proclamara la independencia de Georgia, ni participado en las hostilidades en el territorio de esta república, reconocida por Rusia en agosto de 2008.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente