Portada - Últimas noticias

TIFLIS (Sputnik) — Más de 300 personas fueron detenidas en las protestas que se desataron en la capital georgiana, Tiflis, informó el viceministro del Ministerio de Interior de Georgia, Vladímir Bortsvadze.

"Por diversas violaciones se detuvieron 305 manifestantes", comunicó Bortsvadze.

Señaló que el ministerio "inició una investigación conforme al artículo 225 del Código Penal de Georgia, que implica la organización, realización y participación en disturbios públicos".

Según el viceministro, los policías también serán enjuiciados si se prueba que rebasaron su autoridad.

El 20 de junio, durante la apertura de la sesión, un grupo de radicales irrumpió en el hemiciclo georgiano y atacó al presidente de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO), el diputado ruso Serguéi Gavrílov.

La AIO, fundada en 1993, aglutina a las delegaciones parlamentarias de 25 países: Albania, Armenia, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia, Georgia, Grecia, Jordania, Kazajistán, Letonia, el Líbano, Lituania, Moldavia, Montenegro, Palestina, Polonia, Rumanía, Rusia, Serbia, Siria y Ucrania.

Las delegaciones reunidas en el Parlamento de Georgia se vieron obligadas a concluir sus labores antes de lo previsto.

Frente a la sede legislativa se produjeron choques violentos entre elementos radicales y la policía.

Las fuerzas de seguridad usaron balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Georgia, un total de 240 personas resultaron heridas a causa de las protestas.

Los manifestantes, a los que se unieron facciones de la oposición, protestaron por la visita de la delegación rusa a Georgia y exigen la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, y del ministro del Interior, Gueorgui Gajaria.

Kobajidze presentó este 21 de junio su renuncia.

El propio Gavrílov ha calificado los hechos como una acción planificada que busca empeorar las relaciones entre Rusia y Georgia.

El Kremlin condenó la agresión contra la delegación rusa, al calificarla de "una provocación rusófoba".

Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia en 2008 después de que el país europeo reconociera la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, dos antiguas autonomías georgianas.

Más de 30 periodistas heridos en las protestas en Tiflis

TIFLIS (Sputnik) — Al menos 31 empleados de los medios de comunicación locales y extranjeros resultaron heridos en una manifestación en Tiflis frente a la sede del Parlamento, informó la ONG 'Carta de la ética periodística de Georgia' en un comunicado.

"Al menos 31 empleados de medios locales y extranjeros sufrieron lesiones durante la acción", dice el texto.

Se subraya también la necesidad de "iniciar inmediatamente los procedimientos penales contra los policías que dispararon a los periodistas".

Según los datos de la Carta, entre los afectados hay periodistas de las cadenas televisivas locales, corresponsales de la agencia Reuters, Caucasian Knot, Radio Svoboda y otros medios.

Casi todos ellos sufrieron heridas por balas de goma, algunas personas necesitaron atención quirúrgica.

El canal ruso RT informó con anterioridad que un productor de la agencia de vídeo Ruptly (que forma parte de RT) resultó herido con una bala de goma durante las protestas en Tiflis mientras reportaba en vivo.

El 20 de junio, durante la apertura de la 26 sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO) que aglutina a las delegaciones de 25 países, un grupo de radicales irrumpió en el Parlamento georgiano y atacó al presidente del organismo internacional, el legislador ruso Serguéi Gavrílov.

Las delegaciones reunidas en el Parlamento de Georgia se vieron obligadas a concluir sus labores antes de lo previsto.

Frente a la sede legislativa se produjeron choques violentos entre elementos radicales y la policía, que utilizó balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Georgia, un total de 240 personas resultaron heridas a causa de las protestas.

Los manifestantes, a los que se unieron facciones de la oposición, protestaban por la visita de la delegación rusa a Georgia y exigen la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, y del ministro del Interior, Gueorgui Gajaria.

Kobajidze presentó este 21 de junio su renuncia.

Este 21 de junio la oposición continuó las manifestaciones en el centro de Tiflis con las mismas exigencias.

El legislador ruso Gavrílov calificó los hechos de una acción planificada que busca empeorar las relaciones entre Rusia y Georgia.

La presidenta georgiana, Salomé Zurabishvili, declaró a Rusia "enemigo e invasor" del país y le acusó de aprovecharse de las protestas.

Moscú rechazó categóricamente estas declaraciones y condenó la agresión contra la delegación rusa, al calificarla de "una provocación rusófoba".

Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia en 2008 después de que el país europeo reconociera la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, dos antiguas autonomías georgianas.

La Cancillería rusa, preocupada por la situación política en Georgia

MOSCÚ (Sputnik) — La Cancillería rusa expresó su profunda preocupación por la agravación de la situación política en Georgia.

"Estamos preocupados seriamente por la agravación de la situación política interna en Georgia", declaró al Cancillería rusa en un comunicado al comentar las protestas que continúan en Tiflis.

Varios miembros de la delegación de la Asamblea Federal de Rusia que participaron en la sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO) resultaron heridos "a causa de las acciones de la oposición radical georgiana que actúa bajo lemas antirrusos", destaca.

En este contexto el Ministerio de Exteriores ruso recomendó a sus ciudadanos abstenerse de los viajes a Georgia por motivos de seguridad.

Previamente, el ente pidió a los rusos que permanecen actualmente en Georgia estar atentos y evitar los lugares públicos concurridos después de las acciones de protesta que tuvieron lugar en Tiflis el jueves.

Alertan en Georgia de graves secuelas del incidente con un diputado ruso en Tiflis

TIFLIS (Sputnik) — El incidente con el legislador ruso Serguéi Gavrílov, que fue atacado en la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO) en el Parlamento de Georgia, influirá negativamente en las relaciones bilaterales, declaró Nino Burjanadze, expresidenta del Parlamento de Georgia y líder del opositor Partido Democrático-Georgia Unida.

"Por supuesto, este incidente afectará las relaciones ruso-georgianas y tendrá  consecuencias serias", dijo Burjanadze al canal Rossiya 24.

Echó la culpa del escándalo al partido gobernador Sueño Georgiano que "no logró evaluar sus pasos" y señaló que Rusia no planeaba ninguna trama al enviar a Gavrílov a Tiflis.

En particular, indicó que "debido a la política completamente errónea de [líder del Sueño Georgiano, Bidzina] Ivanishvili (...), desgraciadamente, las relaciones ruso-georgianas fueron literalmente echadas atrás varios años".

Burjanadze explicó que fue obvia la respuesta del pueblo georgiano al hecho de que el presidente de la AIO proceda de un país con el que Georgia no tiene relaciones diplomáticas.

Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia en 2008 después de que el país europeo reconociera la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, dos antiguas autonomías georgianas.

En la opinión de Burjanadze, las autoridades actuales hacen "pasos irracionales", empeorando aun más la situación en Georgia en lugar de mejorar las relaciones con Moscú.

La líder del partido opositor las calificó de "ineficaces e incompetentes" y destacó que Georgia necesita un Gobierno que "sea capaz de defender los intereses del pueblo georgiano en todos los lugares, incluido en las negociaciones con Rusia".

El 20 de junio, durante la apertura de la 26 sesión de la Asamblea Interparlamentaria de la Ortodoxia (AIO) que aglutina a las delegaciones de 25 países, un grupo de radicales irrumpió en el Parlamento georgiano y atacó al presidente del organismo internacional, el legislador ruso Serguéi Gavrílov.

Las delegaciones reunidas en el Parlamento de Georgia se vieron obligadas a concluir sus labores antes de lo previsto.

Frente a la sede legislativa se produjeron choques violentos entre elementos radicales y la policía, que utilizó balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Georgia, un total de 240 personas resultaron heridas a causa de las protestas.

Los manifestantes, a los que se unieron facciones de la oposición, protestaban por la visita de la delegación rusa a Georgia y exigen la dimisión del presidente del Parlamento, Irakli Kobajidze, y del ministro del Interior, Gueorgui Gajaria.

Kobajidze presentó este 21 de junio su renuncia.

20 años de «ocupación» estadounidense en la república más rica de la antigua URSS

Debemos rendir homenaje al liderazgo estadounidense por su capacidad para destruir países enteros sin un solo disparo, lo que se ve perfectamente en el ejemplo de Georgia, que una vez fue la república soviética más rica.

Esto fue dicho por el historiador y publicista Artem Kirpichenok.

«Los Estados Unidos han gobernado Georgia durante unos veinte años, y durante este tiempo, la república más rica de la Unión Soviética se ha convertido en un empobrecido país del tercer mundo del que la población está huyendo y donde ya no hay industria ni cultura», señala el experto.

Pero, en el país, el sistema político es depurado, desde los mejores cánones de la «democracia», unos políticos pro-estadounidenses son reemplazados por otros, incluso más pro-estadounidenses. Y esto sucede no solo en las elecciones, sino también en las calles, continúa: «Una señal, y multitudes de jóvenes se movilizan para luchar contra el comunismo, Rusia y el pasado soviético».

«Parece lo mismo que si la URSS llevaría a la economía de Hungría o Polonia a la tumba, pero los partidos invariablemente apoyarán al poder socialista, y los jóvenes correrían para quemar las banderas estadounidenses y maldecir el capitalismo«, declaró Artem Kirpichenok.