Portada - Últimas noticias

El presidente de EEUU, Donald Trump, calificó —en una entrevista para NBC— al asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, de ser "un halcón" que "se enfrentaría a todo el mundo a la vez".

Cuando Chuck Todd de la NBC le preguntó si sentía que otros en su Gobierno lo estaban "empujando" a un conflicto con Irán, Trump dijo que tenía tanto palomas como halcones en su gabinete.

"John Bolton es absolutamente un halcón. Si dependiera de él, se enfrentaría a todo el mundo a la vez", dijo Trump. "Pero eso no importa porque quiero ver ambas partes", agregó.

Nuevo acuerdo nuclear con Irán

Además, el mandatario dijo que el eventual nuevo acuerdo nuclear con Irán puede ser tanto bilateral como multilateral.

"Me da igual qué tipo de acuerdo sea, puede ser separado [entre EEUU e Irán] o podría ser total (...) Lo que yo quiero es cualquier cosa que pueda llevar al resultado: ellos no pueden tener armas nucleares", dijo Trump al ser preguntado sobre si quiere que la Unión Europea, Rusia y China sean partes de ese posible nuevo acuerdo.

El mandatario estadounidense aseguró que está dispuesto a negociar con Irán sin condiciones previas.

"No estoy buscando un guerra, y si la hay, será una destrucción como nunca antes se ha visto, pero no quiero hacerlo", manifestó.

Canciller iraní: "Países socios estaban a punto de llevar a Trump a una guerra"

Este sábado, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, ha publicado en su cuenta en Twitter que Teherán dispone de varias evidencias de que el llamado grupo 'B_Team' ha estado a punto de llevar al presidente de EE.UU., Donald Trump, a una guerra.

Dicho grupo incluye al asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton; al príncipe heredero saudita, Bin Salmán; al asesor de Seguridad Nacional de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Sheikh Tahnoon Bin Zayed, y al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. El nombre del grupo se formuló por las letras 'B' de los nombres o apellidos de dichos políticos y líderes, adversarios de Irán.

"Más evidencias —incluida la violación del espacio aéreo iraní por parte de un dron espía MQ9 el día 26 de mayo, las compras de lanchas rápidas y las llamadas telefónicas que planean atribuir ataques de barcos a Irán— indican que 'B_Team' estaba a pocos minutos de atrapar a Donald Trump en una guerra", reza la publicación, que está acompañada por un fragmento de mapa.

En dicha imagen se ve la trayectoria de un dron estadounidense MQ-9 Reaper, que se estaba desplazando dentro de la región de información de vuelo de Irán (FIR, por sus siglas en inglés): un espacio aéreo de dimensiones definidas en el que se prestan servicios de información de vuelo y servicios de alerta.

"La prudencia lo impidió, pero el terrorismo económico genera tensión", ha añadido el ministro iraní, en aparente referencia a la reciente declaración de Bolton de que los ataques planeados por administración Trump contra Irán fueron detenidos gracias a la "prudencia" de EE.UU. Horas antes, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., indicó que Irán no debe "confundir la prudencia y la discreción de Estados Unidos con la debilidad".

Estos comentarios del asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., se han producido pocos días después de que el presidente Donald Trump anunciara que había suspendido los ataques militares contra Irán. Según el mandatario, cambió su decisión de dar el visto bueno a atacar a la República Islámica luego de enterarse de que aproximadamente 150 iraníes serían asesinados, lo que habría sido desproporcionado al derribo del dron estadounidense por parte de Teherán, un hecho que incrementó la escalada de tensión entre ambas naciones.

Este sábado, el canciller iraní publicó una serie de mapas que describieron de manera detallada la ruta del dron de EE.UU., Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk, derribado por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) este 19 de junio. Las imágenes confirman la versión de Teherán que este avión no tripulado había violado el espacio aéreo iraní antes de ser derribado.

El Comando Central de EE.UU. (CENTCOM, por sus siglas en inglés), por su parte, ha negado que su dron RQ-4 Global Hawk haya ingresado al espacio aéreo de Irán y difundió otro mapa con una ruta de vuelo que respalda su afirmación.

La imagen parece concordar con la trayectoria divulgada por Teherán, a excepción de la registrada en los momentos previos al derribo. Ambos mapas muestran que la aeronave primero atravesó el estrecho de Ormuz hacia el golfo de Omán, donde se mantuvo en vuelo hasta que inició su regreso por la misma ruta hacia el golfo Pérsico.

Protestas en Alemania contra la “guerra de los drones” de EEUU en Oriente Medio

Miles de opositores alemanes al despliegue militar de EEUU en su país organizaron una manifestación frente a la base aérea de los EEUU en la ciudad de Ramstein para denunciar lo que llaman la “guerra ilegal de drones” de EEUU en Oriente Medio.

Los activistas en contra de la guerra planean participar en las protestas, que tendrán lugar del 23 de junio al 1 de julio frente a la Base Aérea del Ejército de EEUU en la ciudad de Ramstein, en el oeste de Alemania, informaron a la prensa los organizadores de la alianza “Stop Ramstein – No Drone War”, con sede en Berlín.

Los activistas planean bloquear el acceso a la base aérea de Ramstein y realizar otros eventos durante su evento anual el próximo mes, dijeron los organizadores.

Ellos exigirán el cierre de esta gran base aérea estadounidense.

Reiner Braun, uno de los organizadores del evento, planteó la hipótesis de la existencia de ojivas nucleares estadounidenses en la base militar de Ramstein, algo que, según dijo, podría agravar la carrera de armamentos en el Viejo Continente.

Irán afirma neutralizar con éxito millones de ataques informáticos

MÓSCU (Sputnik) — El ministro de Tecnologías de la Información y Comunicaciones iraní, Mohammad Yavad Azari Jahromi, dijo que Irán neutraliza con éxito millones de ciberataques.

En su cuenta de Twitter, el ministro apuntó que el país lleva mucho tiempo haciendo frente al ciberterrorismo, al mencionar en particular el gusano informático Stuxnet.

"El pasado año hubo 33 millones de ataques, no uno", y todos fueron abortados, reveló el ministro.

"Se están esforzando mucho, pero no han lanzado un solo ataque exitoso", afirmó.

Anteriormente, varios funcionarios de EEUU citados por Associated Press informaron que el Pentágono lanzó el 20 de junio una serie de ciberataques contra Irán para perturbar su sistema de control de lanzamiento de misiles, en represalia por el derribo de un dron estadounidense.

La hambruna petrolera: qué será del petróleo mundial en caso de una guerra entre Irán y EEUU

El Pentágono ha elaborado un plan para enviar a Oriente Medio 120.000 militares en caso de que Irán acelere sus trabajos nucleares o decida atacar a militares estadounidenses.

Varios expertos ya cuestionaron los posibles escenarios de guerra porque las Fuerzas de Irán constan de más de 650.000 soldados.

Sin embargo, este contingente estadounidense podría ser suficiente para apoderarse de la provincia iraní Juzestán, en el sudoeste del país, escribe el periódico ruso Vzglyad. Para esta operación, el Pentágono solo necesitaría dos divisiones de infantería, una brigada de tanques y una división de infantería de marina, el apoyo de la flota y la aviación de bases en países vecinos. A grandes rasgos, unos 120.000 soldados involucrados.

Esta provincia es un objetivo ideal por varias razones. La población es predominantemente árabe, no persa, y tiene una larga tradición de separatismo. Además la posición geográfica favorece una intervención militar, porque Juzestán limita con Irak, parcialmente controlado por EEUU, la zona fronteriza con otras provincias es montañosa e incómoda para acciones militares. Además, Kuwait y Arabia Saudí están cerca.

Finalmente, la última 'ventaja' agradable es que cerca del 80% de las reservas iraníes de gas y petróleo y cerca de un tercio de las fuentes de agua dulce se encuentran en Juzestán.

Ante esta situación, casi que la única respuesta de Irán es el bloqueo del estrecho de Ormuz. En su parte más estrecha tiene un ancho de 50 km, pero menos de 10 km son aptos para la navegación. Está dividido en dos vías de navegación de tres kilómetros cada una y una zona de amortiguación entre ellas. El estrecho conecta el golfo Pérsico a través del golfo de Omán y el mar Arábigo con el océano Índico.

Por esta arteria de transporte pasan petroleros de Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos e Irak, así como GNL de Catar. Esta arteria sirve para el transporte de un 40% de todo el petróleo y sus derivados, así como de cantidades significativas de gas licuado. Es un verdadero "talón de Aquiles del comercio internacional de petróleo" porque todos los buques atraviesan las aguas territoriales iraníes.

Las reservas de mundiales de petróleo

El cierre de la ruta afectará a los suministros de petróleo, lo que conducirá muy rápidamente a su escasez en Occidente y al aumento de su precio.

Según la directiva de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), cada Estado miembro está obligado a mantener en su territorio una reserva estratégica de petróleo equivalente a 90 días de consumo total del país.

EEUU tiene una reserva estratégica de petróleo de casi 730 millones de barriles, que según estimaciones, es bastante para asegurar unos 90 días de importaciones de petróleo. Sin embargo, unos 250 millones de barriles resultaron contaminados con niveles extremadamente altos de sulfuro de hidrógeno. En otras palabras, un tercio de la reserva estratégica se garantiza por el petróleo tóxico que requiere un procesamiento adicional.

En general, los países europeos, miembros de la AIE, cumplen con las obligaciones de la agencia. Lo mismo se aplica a Japón y Corea del Sur.

Las reservas estratégicas de petróleo de China ya han alcanzado los 450 millones de barriles, con un objetivo de 476 millones de barriles en 2020. Esto, teniendo en cuenta el nivel de consumo de petróleo en China, será suficiente para reemplazar las importaciones de petróleo en el país en un plazo de 90 días.

Sin embargo, después de la guerra de los petroleros en la década de 1980, fue creado un sistema que permite evitar el problema de suministro de petróleo por el estrecho de Ormuz. De este modo, Emiratos Árabes Unidos construyó oleoductos de circunvalación y Arabia Saudí creó una infraestructura separada para las exportaciones de petróleo por el mar Rojo.

La principal preocupación no es el cese físico del suministro de petróleo al mercado mundial, sino las inevitables subidas de precios que seguirán a la escalada militar del conflicto entre Estados Unidos e Irán.