Portada - Últimas noticias

En medio de las tensiones entre Cuba y EE.UU., una flota rusa de buques de guerra, encabezada por la fragata Admiral Gorshkov, ingresó el lunes en las aguas de La Habana. Se trata del destacamento de la Flota del Norte de la Armada rusa, que zarpó de la ciudad de Severomorsk el pasado 26 de febrero, y ya ha recorrido unas 28.000 millas náuticas (casi 52.000 kilómetros).

En el marco de la ceremonia de llegada, la fragata Admiral Gorshkov, una de las naves de guerra más avanzadas de la Armada rusa, disparó 21 salvas en señal de saludo a la nación cubana, que fueron respondidas por una batería de artillería de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba desde la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

Entretanto, decenas de residentes locales se reunieron en la zona del puerto para dar la bienvenida a las naves rusas.

Según un comunicado del organismo cubano divulgado por medios locales, los tripulantes de los barcos rusos tienen programada una agenda de diferentes actividades de interés histórico y cultural en territorio cubano.

La llegada de los buques militares procedentes de Rusia, por primera vez desde 2013, se produce pocas semanas después de que Washington endureciera las sanciones contra el país caribeño. Como parte de las nuevas restricciones, el Gobierno de EE.UU. prohibió los viajes en crucero a Cuba.

De acuerdo a la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés), alrededor de 800.000 reservas se han visto afectadas por la decisión de la Administración Trump.

La flotilla rusa atracó en la terminal que durante los últimos años sirvió para cientos de cruceros que llevaban miles de estadounidenses.

"Hoy los navegantes rusos realizarán una visita de negocios a la capital de la república, la ciudad portuaria de La Habana", ha explicado Sergá, precisando que, además de la fragata, en el puerto entrará el buque logístico Elbrus y el remolcador de rescate Nikolái Chiker, mientras que el petrolero Kama seguirá rumbo al este del mar Caribe, hacia las islas de Trinidad y Tobago.

El embajador de Rusia en Cuba, Andréi Guskov, y los representantes del mando de las Fuerzas Armadas cubanas planean visitar la fragata, según el comunicado.

La fragata Almirante Gorshkov pertenece a la nueva generación de buques de guerra rusos, equipada con el sistema artillero A-192 Armat de 130 milímetros de calibre, con una velocidad de 30 disparos por minuto y un alcance de hasta 22 kilómetros.

Con un desplazamiento de 4.500 toneladas, 135 metros de eslora, 15 de manga y velocidades de hasta 29 nudos —unos 53 kilómetros por hora—, el navío está dotado de lanzaderas para 16 misiles antibuque Onix o Kalibr-NKE y un sistema de defensa antiaérea Poliment-Redut.

Tiene capacidad para llevar a cabo misiones de defensa antiaérea, ataque a objetivos en tierra y mar, así como para detectar y destruir submarinos.

El destacamento zarpó de la ciudad de Severomorsk el pasado 26 de febrero, y ya ha recorrido unas 28.000 millas náuticas (casi 52.000 kilómetros).

Durante su largo viaje, los marinos rusos realizaron visitas de trabajo a los puertos de Yibuti y Colombo, así como al puerto chino de Qingdao, para participar en las celebraciones por el 70.º aniversario del Ejército de Liberación Popular de China. Tras pasar por Vladivostok el pasado mes de mayo, el grupo naval cruzó el océano Pacífico y el ecuador, visitó el puerto Bolívar de Ecuador y, la semana pasada, atravesó el canal de Panamá rumbo al Caribe.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente