Portada - Últimas noticias

Un grupo israelí fue contratado para un nuevo golpe de Estado contra el Gobierno de Maduro, informó el presidente del órgano constituyente de Venezuela.

Durante su programa televisivo Con el Mazo Dando, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, explicó el miércoles cómo la oposición tenía planificados asesinatos a funcionarios del Gobierno con la ayuda de agentes israelíes.

“Preparando y participando para los atentados particulares, ellos (en referencia a los israelíes) tienen supuestamente los detalles de las movilizaciones de cada uno de nosotros. Nosotros también tenemos de ellos, tal cual lo hemos demostrado que han facturado a toda esta gente”, reveló Cabello que aludió también contar con una lista de personas involucradas en la frustrada intentona golpista.

El referente chavista señaló que los organismos de Inteligencia del Estado lograron infiltrarse dentro del grupo golpista que desde hace 14 meses trabajaba para poner en práctica el 24 de junio su objetivo de asesinar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y otras autoridades de la Revolución Bolivariana, entre ellos el mismo Cabello.

De acuerdo con Cabello, los agentes del Gobierno tienen grabada todas y cada una de las reuniones que los golpistas mantenían. La mayor información que lograron obtener pertenece a una reunión que tenían en el centro comercial Buenaventura, en la localidad de Guarenas, en el estado central de Miranda.

“Ponen un lugar de encuentro en el centro comercial Buenaventura en Guarenas. Nosotros teníamos ese centro comercial tomado y en los carros estaban sus computadoras y como hablan esas bichas, ahí está todo lo que no sabíamos todavía lo encontramos ahí y en eso estamos trabajando”, precisó el político venezolano.

Por su parte, el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, confirmó la misma jornada del miércoles que el nuevo golpe de Estado frustrado contaba con el presunto respaldo de militares de EE.UU. e Israel.

Después de que el 23 de enero el opositor Juan Guaidó se autoproclamara “presidente encargado” de Venezuela, las autoridades del país bolivariano advierten continuamente de complots golpistas urdidos por los líderes opositores con el apoyo de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

De hecho, el mandatario estadounidense fue el primero en reconocer la supuesta legitimidad del autonombramiento de Guaidó, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no tardó en declarar el apoyo del régimen de Tel Aviv al golpista venezolano.

Pese al respaldo de EE.UU. y sus aliados a Guaidó, Bolivia, Cuba, México, Nicaragua, Rusia, Irán, China y Siria, entre otros, han reconocido el Gobierno “legítimo de Maduro”, que comenzó el 10 de enero tras haber ganado las presidenciales de mayo de 2018.

Maduro asegura que Guaidó es un “agente” que busca, en realidad, materializar los intereses de Estados Unidos y del régimen de Israel.

Venezuela desmantela un nuevo golpe de Estado

CARACAS (Sputnik) — El Gobierno de Venezuela desmanteló un plan militar para dar un golpe de Estado, liberar al general Raúl Isaías Baduel, detenido desde 2009, y proclamarlo como presidente, informó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

"El primer teniente Carlos Lozada Saavedra, alias Tío (…), lo reclutan para realizar las actividades de asalto al parque de armas del batallón Bolívar, del batallón Ayala, la toma de la Base Militar Francisco de Miranda, en La Carlota, sacar del Sebin [Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional] a Baduel y llevarlo (…) hasta las instalaciones de Venezolana de Televisión y desde allí proclamar a Raúl Baduel, presidente de Venezuela", indicó el funcionario desde el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno).

​El ministro, también vicepresidente de Comunicación Cultura y Turismo, mostró un vídeo con la confesión del primer teniente en la que este asegura que el plan de golpe de Estado militar se estaba ejecutando con el presunto respaldo de militares israelíes y estadounidenses.

​El plan, expuso Rodríguez, era asesinar al presidente Nicolás Maduro, a su esposa Cilia Flores, al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

Además, del secuestro del comisario Freddy Bernal, del director del Sebin, Gustavo González López, y del ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol.

"El grupo denominado Ulises, tenía la responsabilidad de la captura del general en jefe, Gustavo González López, director del SEBIN [Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional], y prestar seguridad a Lander", informó, y detalló que "Lander también es un seudónimo que utiliza el señor Juan Guaidó".

En cuanto al grupo de nominado Lander, destacó que tenía como función detener a Reverol, tomar la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y "tumbar a Guaidó", quien se ha autoproclamado como presidente interino de Venezuela, para que posteriormente Baduel se proclamara jefe del movimiento.

Además, detalló que estos grupos querían tomar la bóveda del Banco Central de Venezuela, para robar los fusiles que están allí bajo resguardo, para luego tomar el Palacio de Miraflores.

"La idea era tomar la bóveda del Banco Central de Venezuela, allí robarse 146 fusiles que son para el resguardo, que pertenecen a todos los venezolanos, en el Banco Central de Venezuela, robar las unidades blindadas y con eso marchar a Miraflores y La Carlota para toda la acción de desestabilización", afirmó.

Rodríguez explicó que detrás de este plan estaba el general retirado Eduardo José Baez Torrealba, quien se encuentra refugiado en República Dominicana, y adelantó que el Gobierno de Venezuela solicitará su captura a través de Interpol, por lo que emplazó a las autoridades de esa nación a entregarlo.

De igual forma, explicó que había un plan de comisarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para asesinar al 95% de los generales de las Fuerzas Armadas y a líderes sociales del chavismo, y aseguró que hay cuatro personas detenidas por este caso y al menos 6 solicitadas, la mayoría militares.

El intento de golpe de Estado estaba previsto que se ejecutara entre el 23 y 24 de este mes, pero logró desmantelarse antes, puesto que, desde hace 14 meses, sus involucrados estaban siendo investigados e incluso, expuso Rodríguez, lograron infiltrarlos.

En ese tiempo, señaló el ministro, se obtuvieron 56 horas de videos conferencias, en las que presuntamente participan militares e incluso el propio diputado opositora, Juan Guaidó y uno de los hijos de Baduel.

Este intento de golpe de Estado, destacó el ministro de Comunicación, y el del pasado 30 de abril, involucran a los gobiernos de Panamá, Chile, Colombia y Estados Unidos, estos últimos tres como promotores y financistas.

Maduro anuncia la captura de los responsables del frustrado golpe de Estado

CARACAS (Sputnik) — El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que las autoridades lograron detener a implicados en un plan militar que tenía como objetivo asesinarlo a él, a su esposa Cilia Flores y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

"Tenemos una Fuerzas Armada Nacional Bolivariana unida, cohesionada y leal que ha derrotado a estos fascistas y los ha capturado a uno por uno, es gracias a lealtad, a la cohesión, a la disciplina de la fuerza armada que hemos llegado a esta gente", indicó el presidente durante el 16 aniversario del movimiento social denominado Frente Francisco Miranda, en Caracas.

El jefe de Estado explicó que algunos de los implicados en la conspiración en su contra se encuentran prófugos y las autoridades están tras su pista.

De acuerdo al comunicado enviado por el ministerio de Información de Venezuela a los medios, hasta el momento han sido aprehendidas 6 personas tras comprobarse su participación en los planes contra el Gobierno.

Entre los capturados está el primer teniente Carlos Lozada Saavedra, que presuntamente sería el encargado de planificar el robo del parque de armas de la Fuerza Armada.

Además, se detalla que hay otros 7 requeridos por la justicia, entre ellos, el hijo del general Raúl Isaís Baduel, quien se encuentra detenido desde 2009 en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por un caso de corrupción.

El mandatario destacó que se trata de un grupo de "fascistas" que pretendían asaltar el poder a través de la violencia.

"Grupos fascistas, son unos asaltantes del poder, asesinos, que quieren llegar al poder sobre la base de un magnicidio (…) eso es lo que dice el fascista de Juan Guaidó (presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral, de mayoría opositora), de por las buenas o por las malas, las malas significan el asesinato del presidente, de líderes sociales", añadió.

Además, el presidente Venezolano, instó a su homólogo dominicano, Danilo Medina, a deportar a su país al general retirado Eduardo José Baez, a quien responsabilizó de planificar el intento de golpe de Estado y magnicidio en su contra.

"Hago la ocasión para solicitar pública y respetuosamente al presidente Danilo Medina que este general Baez sea capturado de acuerdo a los tratados de extradición y deportado a Venezuela para ser enjuiciado por los crímenes que promovía", señaló.

Canciller venezolano se reúne con su homólogo español

CARACAS (Sputnik) — El canciller venezolano, Jorge Arreaza, sostuvo un encuentro con su homólogo español, Josep Borrell, a quien reiteró que el diálogo es la vía para solucionar las diferencias en la nación sudamericana.

"En Madrid nos reunimos con el Ministro de Exteriores del Gobierno español, Josep Borrell, revisamos nuestra relación bilateral y compartimos el interés de avanzar por la ruta del diálogo como única vía para garantizar la prosperidad de Venezuela", señaló Arreaza en la red social Twitter.

​El pasado 17 de junio, Borrell pidió a la Unión Europea (UE) un apoyo decidido a los diálogos entre el Gobierno venezolano y la oposición en Oslo.

La Cancillería de Noruega informó a finales de mayo sobre un encuentro entre los principales representantes de ambos sectores políticos de Venezuela en Oslo, donde hubo buena disposición.

Además, hizo un llamado a las partes a preservar la reserva de los puntos discutidos "tanto en sus comentarios como en sus declaraciones" para permitir resultados y reitera su reconocimiento a las partes por los esfuerzos realizados.

Los contactos celebrados en Noruega suponen el primer acercamiento entre representantes del Gobierno y la oposición desde la más reciente crisis política, que comenzó el pasado mes de enero, tras la juramentación del presidente Nicolás Maduro para el período 2019-2025.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS