Portada - Últimas noticias

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) ofrece nuevos detalles sobre el abatimiento del dron espía de EE.UU. que violó el espacio aéreo iraní.

El teniente general Mohamad Ali Joda Bajsh, experto en operaciones de defensa aérea de la División Aeroespacial del CGRI, abordó el miércoles, en un programa de televisión, el derribo de la aeronave no tripulada (dron) espía estadounidense, modelo MQ-4C Triton (un modelo desarrollado por Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk), cerca de la localidad de Kuhmobark, sita en la provincia sureña de Hormozgan.

El mando castrense persa indicó que el aparato despegó la madrugada del jueves, 20 de junio, de la base aérea emiratí de Al Dhafra para realizar una misión de espionaje.

“El dron tenía por misión realizar operaciones de reconocimiento y espionaje. (…) No obstante, nosotros tuvimos bajo mira a la aeronave no tripulada desde el instante en el que despegó”, subrayó.

Según precisó el teniente general Joda Bajsh, el dron espía estadounidense violó el espacio aéreo iraní a las 04.00 h de la madrugada, hora local, para luego explicar que, tras emitir varias señales de advertencia, las fuerzas de la División Aeroespacial del CGRI abatieron la aeronave agresora.

Al dron abatido le acompañaban otras dos aeronaves, un avión de reconocimiento Boeing P-8 Poseidon y otro dron M-Q9, agregó.

“En algunos medios de comunicación se afirmó que en la aeronave (el Boeing P-8 Poseidon) estadounidense había seis tripulantes, pero incluso el propio presidente estadounidense, Donald Trump, admitió que había 38 personas a bordo y le agradeció a Irán que no lo hubiera abatido”, señaló el experto militar.

El Boeing P-8 Poseidon originalmente tenía la misión de realizar patrullajes marítimos, pero, desde el lanzamiento del proyecto de drones modelo Triton, se realizaron programas para conectar el nuevo dron con los aviones de este tipo.

El teniente general iraní calificó el derribo del dron espía estadounidense de “un golpe” a la tecnología moderna. “El aparato fue abatido mientras volaba a más de 50 000 pies de altura. (…) Los drones modelo Triton nunca antes habían sido abatidos”, dijo.

Con esta operación, apostilló, la República Islámica ha transmitido el mensaje de que EE.UU. no cuenta con la ventaja militar que alega tener, y que los estadounidenses no pueden hacer todo lo que quieren y esperar que Irán se mantenga callado. “Nosotros somos serios a la hora de defender nuestras fronteras, que son las líneas rojas del país”, advirtió.

El mando castrense iraní destacó, además, que el CGRI empleó el sistema de defensa aérea ‘3 de Jordad’, de fabricación nacional, para derribar el dron estadounidense, al que abatió con el lanzamiento de un solo misil.

Grupo terrorista MKO amenaza con matar al general iraní Soleimani

El grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) amenaza con asesinar a un destacado general iraní y al presidente del Poder Judicial de Irán.

La amenaza de muerte proviene de Masud Rajavi, el cabecilla de la banda terrorista MKO, y va dirigida al comandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Qasem Soleimani, y al presidente del Poder Judicial del país, Seyed Ebrahim Raisi, han informado este jueves varios medios de comunicación.

En un mensaje difundido recientemente en el sitio web del grupúsculo extremista, Rayavi ha señalado que Soleimani y Raisi deben enfrentar el mismo destino que Ali Sayad Shirazi —destacado comandante iraní durante los ocho años de la guerra impuesta por el ex régimen baasista de Irak contra Irán entre los años 1980 y 1988— y el jefe del sistema penitenciario de Irán en la década de los 60, Asadolá Layevardi; ambos asesinados a manos de terroristas de Muyahidín Jalq.

Miembros de MKO asesinaron a más de 17 000 iraníes inocentes después de la victoria de la Revolución Islámica en 1979. Además, la banda participó en la guerra de Irak contra Irán que se prolongó ocho años.

MKO mató a varios altos funcionarios iraníes en la década de los 60 para debilitar la capacidad administrativa del país y crear discrepancias entre el pueblo y las autoridades, y uno de los objetivos de la reciente amenaza se debe a su preocupación por la popularidad del general Soleimani y Raisi entre los iraníes, de acuerdo con analistas.

Los integrantes del MKO no escatiman esfuerzos para tratar de infiltrarse en el país persa y seguir atentando contra el pueblo iraní. En enero de 2017, las fuerzas de seguridad de Irán arrestaron en la ciudad de Isfahán (centro) a un miembro del grupúsculo que buscaba crear caos durante el cortejo fúnebre del fallecido presidente del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ali Akbar Hashemi Rafsanyani.

El grupo terroristas MKO estuvo en la lista negra de organizaciones extremistas durante años. En la Unión Europea (UE) hasta el 2009 y en EE.UU. hasta el 2012.

Por su parte, Teherán ha criticado en reiteradas ocasiones el doble rasero del bloque comunitario europeo y EE.UU. en tema del terrorismo, puesto que ambos apoyan al MKO, entre otros grupos extremistas antiraníes.

Baréin dice que busca “paz y mejores relaciones” con Israel

En medio del masivo boicot de países árabes al llamado plan de paz de EE.UU., Baréin afirma que busca “la paz y mejores relaciones” con el régimen de Israel.

“¿A quién le ofrecimos la paz (con) la Iniciativa de Paz (Árabe)? Se la ofrecimos a Israel (…) Queremos mejores relaciones y queremos la paz con Israel”, declaró el miércoles el canciller de Baréin, el sheij Jalid Bin Ahmad Al Jalifa.

El ministro de Exteriores bareiní hizo estas declaraciones en una entrevista con el rotativo The Times of Israel al margen del foro celebrado en Manama (capital de Baréin) sobre la parte económica del llamado “acuerdo del siglo”, un plan elaborado por el presidente estadounidense, Donald Trump, para supuestamente poner fin al conflicto israelí-palestino.

De hecho, la Iniciativa de Paz Árabe, propuesta por Arabia Saudí en 2002, exige la normalización de los vínculos entre el régimen de Tel Aviv y los países árabes a cambio de la retirada de Israel de las tierras que ocupó tras la guerra de los Seis Días en 1967, entre ellos, Cisjordania, Al-Quds (Jerusalén) y los altos de Golán sirios.

Varios países árabes como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin han estado desde hace tiempo, suavizando gradualmente su postura política hacia Israel, pese a la larga lista de los crímenes que ha cometido y sigue cometiendo el régimen usurpador contra los palestinos desde su creación en 1948.

Por otro lado, el diplomático bareiní alentó a Israel a acercarse a los líderes árabes y consultar con ellos sobre los temas relacionados con la propuesta de “paz”. “Vayan y hablen con nosotros”, agregó.

A pesar de que ciertos países regionales y extrarregionales habían sido invitados a la referida conferencia, varios de ellos, entre los que se encuentran El Líbano, Irak, Rusia y China, la boicotearon y solo algunos, como Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), alineados con Washington y el régimen de Tel Aviv, asistieron a la cita.

Distintas fuentes han filtrado que el plan propuesto por EE.UU. niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la creación del régimen israelí, limita el acceso de los musulmanes palestinos a la Mezquita Al-Aqsa, otorga a Israel la mayor parte de la fértil área C de Cisjordania y ni siquiera contempla que haya un Estado palestino separado y soberano.

EAU se abstiene de identificar al responsable de los ataques en el golfo de Omán

MOSCÚ (Sputnik) — Los Emiratos Árabes Unidos no acusarán a nadie por los ataques en el golfo de Omán hasta que tengan una información precisa al respecto, declaró el ministro de Asuntos Exteriores del país, Abdullah Bin Zayed Al Nahyan.

"No podemos acusar a ningún país, porque no tenemos evidencia irrefutable", dijo el canciller en una rueda de prensa.

Agregó que "si algunos estados tienen los datos concretos, la comunidad internacional los escuchará".

Al mismo tiempo, apuntó que está información debe ser científicamente confirmada y verificada.

La región del golfo Pérsico, según el ministro, juega un rol importante para todo el mundo.

"No queremos una nueva escalada de tensiones, turbulencia, ansiedad; queremos lograr la estabilidad y la cooperación", subrayó.

El 13 de junio, los buques petroleros Front Altair y Kokuka Courageous fueron atacados en el golfo de Omán, supuestamente con torpedos o minas lapa que causaron explosiones e incendios a bordo, aunque algunos tripulantes aseguran haber visto algo parecido a un proyectil aéreo.

Washington y, tras él, Londres y Riad acusaron a Teherán de los ataques, lanzados supuestamente por la Guardia de la Revolución Islámica.

EEUU, que había anunciado varias semanas antes el envío de 1.500 efectivos y un batallón de sistemas de defensa antiaérea Patriot y aviones de reconocimiento a Medio Oriente, decidió despachar a la zona un destructor de misiles guiados, el USS Mason.

Irán niega categóricamente su implicación en los ataques a buques petroleros.

Análisis: El arte iraní en la negociación: Irán apuesta por máxima contrapresión hacia EEUU e iguala el farol de Trump

Pepe Escobar

Era inevitable que, tarde o temprano, la "presión máxima" de Estados Unidos sobre Irán se encontrara con una "contrapresión máxima". Era siniestramente inevitable que saltaran chispas.

Durante los últimos días, los círculos de inteligencia de toda Eurasia han estado incitando a Teherán a considerar un escenario bastante sencillo. No habría necesidad de cerrar el estrecho de Hormuz si el comandante de la Fuerza Quds, el General QasemSoleimani, el máximo tipo malo para el Pentágono, explicara en detalle, ante los medios de comunicación globales, que Washington simplemente no tiene la capacidad militar para mantener el estrecho abierto.

Como informé anteriormente, el cierre del estrecho de Hormuz destruiría la economía estadounidense al detonar el mercado de derivados de 1,2 trillones de dólares; y eso colapsaría el sistema bancario mundial, aplastando el PIB mundial de 80 billones de dólares y causando una depresión sin precedentes.

Soleimani también debería decir sin rodeos que Irán podría, de hecho, cerrar el estrecho de Hormuz si se le impide a la nación exportar dos millones de barriles esenciales de petróleo al día, principalmente a Asia. Las exportaciones, que antes de las sanciones ilegales de EE.UU. y, de facto, el bloqueo normalmente alcanzarían los 2,5 millones de barriles al día, ahora pueden estar reducidas a sólo 400.000.

La intervención de Soleimani estaría en línea con las consistentes señales que ya provienen de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI). Al Golfo Pérsico se le describe como una inminente "galería de tiro". El general de brigada Hossein Salami subrayó que los misiles balísticos de Irán son capaces de golpear a los "portaaviones en el mar" con gran precisión. Toda la frontera norte del Golfo Pérsico, en territorio iraní, está cubierta de misiles antibarcos, según confirmé con fuentes relacionadas con el CGRI.

Comentario: Hoy el comandante de la Fuerza Aeroespacial de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, el general de brigada Amir Ali Hajizadeh, añadió esto:

Los misiles de Irán tienen dentro de su alcance a objetivos estadounidenses, incluidas las bases regionales y el portaaviones USS Abraham Lincoln, y la parte estadounidense lo sabe [...]

"Las fuerzas estadounidenses en la región eran una amenaza, pero ahora son una oportunidad [para Irán] [...] Ellos (Estados Unidos) no hablan de guerra con Irán, porque saben lo susceptibles que son", dijo Hajizadeh en un discurso en la televisión iraní, según Reuters.

Le avisaremos cuando esté cerrado

Entonces ocurrió.

El presidente del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, el general de División MohammadBaqeri, fue directo al grano; "Si la República Islámica de Irán estuviera decidida a impedir la exportación de petróleo del Golfo Pérsico, esa determinación se haría realidad en su totalidad y se anunciaría públicamente, en vista del poder del país y de sus Fuerzas Armadas".

Los hechos son evidentes. Teherán simplemente no aceptará una guerra económica total, impedida de exportar el petróleo que protege su supervivencia económica. La cuestión del estrecho de Hormuz ha sido abordada oficialmente. Ahora es el momento de los derivados.

Presentar un análisis detallado de los derivados, más un análisis militar a los medios de comunicación globales, obligaría al conjunto de medios de comunicación, en su mayoría occidentales, a ir a Warren Buffett para ver si es cierto. Y es verdad. Soleimani, según este escenario, debería decir lo mismo y recomendar que los medios de comunicación vayan a hablar con Warren Buffett.

El alcance de una posible crisis de derivados es un tema omnipresente para las instituciones del consenso de Washington. Según una de mis fuentes bancarias estadounidenses, la cifra más exacta (1,2 trillones de dólares) proviene de un banquero suizo, extraoficialmente. Sin duda que él lo sabe; el Banco de Pagos Internacionales (BPI, el banco central de los bancos centrales) está en Basilea.

El punto clave es que no importa cómo esté bloqueado el estrecho de Hormuz.

Podría ser una bandera falsa. O podría ser porque el gobierno iraní sienta que va a ser atacado y entonces hunda un barco de carga o dos. Lo que importa es el resultado final; cualquier bloqueo del flujo de energía hará que el precio del petróleo alcance los 200 dólares el barril, 500 dólares o incluso, según algunas proyecciones de Goldman Sachs, 1.000 dólares.

Otra fuente bancaria estadounidense explica: "La clave del análisis es lo que se llama nocional. Ellos están tan lejos de acertar que dicen que no significa nada. Pero en una crisis lo nocional puede volverse real. Por ejemplo, si compro una llamada de un millón de barriles de petróleo a 300 dólares el barril, mi costo no será muy grande ya que se cree que es inconcebible que el precio suba tanto. Eso es teórico. Pero si el estrecho se cierra, puede convertirse en una figura estupenda".

El BPI sólo se comprometerá, oficialmente, a indicar que el monto teórico total pendiente de pago para contratos en marcadores de derivados se estima en 542,4 billones de dólares. Pero esto es sólo un estimado.

La fuente bancaria añade: "Incluso aquí es lo nocional lo que tiene sentido. Enormes cantidades son derivados de tasas de interés. La mayoría son nocionales, pero si el petróleo llega a los mil dólares por barril, esto afectará a los tipos de interés si el 45% del PIB mundial es petróleo. Esto es lo que se llama en los negocios un pasivo contingente".

Goldman Sachs ha proyectado un precio factible y posible de 1.000 dólares el barril unas semanas después del cierre del estrecho de Hormuz. Esta cifra, multiplicada por 100 millones de barriles de petróleo producidos por día, nos lleva al 45% del PIB mundial de 80 billones de dólares. Es evidente que la economía mundial se derrumbaría basándose sólo en eso.

Los perros de guerra ladran como locos

Hasta un 30% del suministro mundial de petróleo transita por el golfo Pérsico y el estrecho de Hormuz. Los comerciantes astutos del golfo Pérsico (que saben más) son prácticamente unánimes; si Teherán fuera realmente responsable del incidente del petrolero del golfo de Omán, los precios del petróleo ya estarían por las nubes. No lo están.

Las aguas territoriales de Irán en el estrecho de Hormuz suman 12 millas náuticas (22 km). Desde 1959, Irán sólo reconoce el tránsito naval no militar.

 

Desde 1972, las aguas territoriales de Omán en el estrecho de Hormuz también suman 12 millas náuticas. En su parte más estrecha, la anchura del estrecho es de 21 millas náuticas (39 km). Esto significa, de manera crucial, que la mitad del estrecho de Hormuz se encuentra en aguas territoriales iraníes, y la otra mitad en las de Omán. No hay "aguas internacionales". 
Y eso se añade a que Teherán ahora dice abiertamente que Irán puede decidir cerrar el estrecho de Hormuz públicamente, y no a hurtadillas.

 

La respuesta indirecta y asimétrica de Irán a cualquier aventura estadounidense será muy dolorosa. El profesor MohammadMarandi, de la Universidad de Teherán, volvió a confirmar que "incluso un ataque limitado se enfrentará a una respuesta importante y desproporcionada". Y eso significa quitarse los guantes, a lo grande; cualquier cosa, desde volar petroleros hasta, en palabras de Marandi, "las instalaciones petrolíferas saudíes y de los Emiratos Árabes Unidos en llamas".

Hezbolá lanzará decenas de miles de misiles contra Israel. Como ha subrayado en sus discursos el secretario general de Hezbolá, Hasan Nasrallah, "la guerra contra Irán no permanecerá dentro de las fronteras de ese país, sino que significará que toda la región [de Oriente Medio] será incendiada. Todas las fuerzas e intereses estadounidenses en la región serán aniquilados, y con ellos los conspiradores, primero Israel y la familia gobernante saudita".

Es muy esclarecedor prestar mucha atención a lo que esta operación de inteligencia israelí está diciendo. Los perros de la guerra, sin embargo, ladran como locos.

A principios de esta semana, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, viajó en avión al CENTCOM en Tampa para discutir con generales (escépticos) sobre "cuestiones de seguridad regional y operaciones en curso", un eufemismo de "presión máxima" que finalmente resultaría en una guerra contra Irán.

La diplomacia iraní, discretamente, ya ha informado a la UE (y a los suizos) sobre su capacidad de derribar toda la economía mundial. Pero aun así, eso no fue suficiente para eliminar las sanciones de Estados Unidos.

Zona de guerra en vigor

Lo que ocurre en Trumplandia es que el exdirector de la CIA Mike "Mentimos, engañamos, robamos" Pompeo, el "diplomático más importante" de Estados Unidos, está virtualmente dirigiendo el Pentágono. El secretario "interino" Shanahan se autoinmoló. Pompeo sigue vendiendo activamente la idea de que la "comunidad de inteligencia está convencida" de que Irán es responsable del incidente del petrolero del golfo de Omán. Washington está ardiendo con rumores de un siniestro doble proyecto de ley en un futuro cercano; Pompeo como jefe del Pentágono y el psicópata John Bolton como Secretario de Estado. Eso significaría la guerra.

Sin embargo, incluso antes de que empiecen a salir chispas, Irán podría declarar que el golfo Pérsico está en estado de guerra; declarar que el estrecho de Hormuz es una zona de guerra; y luego prohibir todo el tráfico militar y civil "hostil" en su mitad del estrecho. Sin disparar un solo tiro, ninguna compañía naviera en el planeta tendría petroleros transitando por el golfo Pérsico.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente