Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Al menos siete personas han muerto en las protestas masivas realizadas este domingo en Sudán para reclamar a los militares la entrega del poder a los civiles.

El Comité Central de Médicos, que agrupa a sindicatos opositores del sector, reportó en Twitter que había registrado al menos siete muertos en todo el país, cuatro de ellos en Omdurman, una ciudad vecina de la capital Jartum.

En hospitales de la capital y el interior “también hay muchos heridos graves baleados por las milicias del Consejo Militar”, ha añadido el comité.

Un representante del Ministerio de Salud Suleiman Abdelyabbar, ha indicado a la agencia estatal SUNA que unas 181 personas han resultado heridas en Jartum y en otras zonas del país africano.

La Policía lanzó gases lacrimógenos a cientos de manifestantes, que llegaron a unos 700 metros del palacio presidencial, luego que los líderes de la oposición pidieran a los manifestantes que marcharan hacia ese lugar simbólico.

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, principal coalición opositora, convocó las marchas denominadas “del millón” para reunir a un gran número de personas y presionar a los generales para que entreguen el poder “sin condiciones previas ni dilaciones”.

Las autoridades militares advirtieron repetidamente de la presencia de “infiltrados y saboteadores” entre los manifestantes, y aseguraron que “francotiradores” abrieron fuego este domingo contra los civiles y las fuerzas de seguridad en la localidad de Omdurman.

El sábado la Unión Europea (UE) había advertido que era “el deber del Consejo Militar garantizar la seguridad de todos y abstenerse de cualquier uso de violencia contra los manifestantes”.

Tras la sangrienta represión del pasado 3 de junio, las conversaciones de los opositores con la junta militar para la formación de un gobierno de transición se rompieron y la oposición convocó a la desobediencia civil.

Los líderes militares han reconocido haber recurrido al uso de una brutal violencia contra los manifestantes defensores de la democracia en el país africano, sumido en el caos desde el derrocamiento de Al-Bashir el pasado mes de abril.

Esto mientras que varias organizaciones internacionales, entre ellas, Amnistía Internacional (AI), han considerado “planeado” el ataque contra los manifestantes sudaneses en la sentada del 3 de junio y pedido investigar el caso.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente