Portada - Últimas noticias

MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España admitió que la llegada de inmigrantes al país es necesaria para asegurar el futuro del sistema de pensiones públicas.

"Necesitamos inmigrantes porque nuestra pirámide demográfica está muy descompensada", dijo en declaraciones a los periodistas desde Santander el Secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granados.

En ese sentido, Granados criticó los discursos antinmigración y aseguró que España necesita atraer a gente "joven" que no solo venga al país a "trabajar" sino que quiera "tener hijos" para "reponer esa pirámide de población".

A su modo de ver, España también necesita políticas de natalidad, pero se mostró convencido de que, por sí solas, éstas son incapaces de asegurar el futuro del sistema de pensiones a largo plazo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la población española creció en 2018 gracias a un saldo migratorio positivo que compensó un saldo vegetativo negativo, una tendencia que se viene repitiendo en los años anteriores.

La población de España se sitúa en 46,9 millones de personas, una cifra récord alcanzada tras tres años de crecimiento consecutivos que vinieron precedidos de cuatro años marcados por un descenso poblacional provocado por un elevado número de emigraciones, en su mayoría como consecuencia de los peores momentos de la crisis económica.