Portada - Últimas noticias

PAVÍA, ITALIA (Sputnik) — El voluntario de la Guardia Nacional ucraniana Vitali Markiv fue declarado culpable del asesinato del fotoperiodista italiano Andrea Rocchelli y su intérprete, el ruso Andréi Mirónov, en mayo de 2014 en Donbás, por lo que fue condenado a 24 años de prisión.

La decisión fue anunciada este 12 de julio por una corte de la ciudad de Pavía.

Según la versión de la acusación, Markiv se encontraba con una subdivisión en el pico del monte Karachun, desde donde el 24 de mayo de 2014 se abrió fuego de morteros contra un grupo en el cual se encontraban Rocchelli y Mirónov.

La defensa insistía en la inocencia de Markiv, argumentando que el lugar desde donde fue realizado del bombardeo estaba alejado de la montaña y que la unidad de Markiv no tenía armas pesadas.

Markiv, de 29 años, se mudó a Italia en 2002 y tiene doble nacionalidad.

En 2013 se fue a Ucrania para participar en los hechos en la plaza de Maidán.

Después se unió a un batallón voluntario de la Guardia Nacional y viajó a Donbás para participar en los combates.

El hombre fue arrestado en junio de 2017 en el aeropuerto de Bolonia.

Un líder ultranacionalista ucraniano propone secuestrar y juzgar a ciudadanos italianos

El político ultranacionalista ucraniano Dmitri Yarosh, exlíder del grupo Pravy Sektor (Sector Derecho), propuso secuestrar a ciudadanos italianos. La iniciativa se da en respuesta a la condena del paramilitar ucraniano que asesinó a un periodista italiano.

Yarosh, el exlíder del grupo extremista Pravy Sektor, propuso en su cuenta de Facebook que la mejor respuesta sería secuestrar a los italianos que se encuentren en el suelo ucraniano.

"Secuestremos a una docena de italianos que vienen de vez en cuando a Ucrania. Acusémosles de formar parte de las milicias de Donbás o Lugansk y asesinar a ciudadanos ucranianos entre el 2014 y 2019. Les juzgaremos durante mucho tiempo y luego nuestro 'juzgado más imparcial' les dará una condena perpetua", dijo.

La peculiar propuesta del político ucraniano se produjo después de que fuera condenado a 24 años de prisión un ucraniano que asesinó al fotoperiodista italiano Andrea Rocchelli y su intérprete, el ruso Andréi Mirónov, en el 2014 en Donbás.

El culpable, Vitali Markiv, se mudó a Italia en el 2002 y tiene doble nacionalidad. Cuando comenzaron los disturbios en Ucrania en el 2013 volvió allí para participar en los hechos de la plaza de Maidán y después en los batallones voluntarios.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente