Portada - Últimas noticias

DOHA (Sputnik) — El Ministerio de Defensa de Bahréin acusó a Catar de "pagar a terroristas" para manchar la reputación del país por la emisión de un documental de Al Jazeera sobre los supuestos lazos de las autoridades de Bahréin con la organización terrorista Al Qaeda*.

"El programa de la cadena Al Jazeera busca incitar el odio y demuestra a todo el mundo que Catar saluda a los terroristas y les paga dinero para mancillar la imagen del reino de Bahréin, tratando de socavar la paz en el reino y provocar la discordia en la sociedad y entre los países del Golfo", dijo el portavoz del ministerio a la agencia bahreiní BNA.

El militar señaló que no son verídicos los datos de este documental que se basan en el testimonio de un oficial bahreiní prófugo en Catar, quien encabezaba una de las unidades de seguridad durante las manifestaciones en Bahréin en 2011.

En junio de 2017 Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos rompieron relaciones diplomáticas con Catar y suspendieron todas las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con esa monarquía del golfo Pérsico, a la que acusaron de patrocinar el terrorismo.

Para normalizar las relaciones, los promotores del boicot presentaron a Catar un pliego de condiciones, entre ellas, el cierre de la cadena de televisión Al Jazeera, la ruptura de los vínculos con Irán y con el movimiento de los Hermanos Musulmanes (también prohibido en Rusia), así como el desmantelamiento de una base militar turca.

Además, los dirigentes de Bahréin decidieron retener al menos 2.000 millones de dólares que Catar invirtió en la economía del país.

Doha calificó de injustificado el bloqueo diplomático y de inviables las condiciones para levantarlo y atribuyó las acusaciones en su contra a sus logros económicos.

Baréin cooperó con Al-Qaeda para asesinar a opositores

El servicio de inteligencia de Baréin cooperó en 2003 con el grupo terrorista Al-Qaeda para asesinar a los opositores, desvelan filtraciones.

Conforme a documentos secretos, recientemente filtrados, el servicio de inteligencia de Baréin reclutó en 2003 a un líder de Al-Qaeda para que dirija una célula con el fin de asesinar a los disidentes bareiníes, ha informado este domingo la cadena catarí de televisión Al Jazeera.

La lista de asesinatos incluía líderes políticos de la oposición, encabezados por Abdel Wahab Husein, ha detallado la citada fuente, antes de señalar que tres funcionarios de la Agencia de Seguridad Nacional de Baréin estaban involucrados en el referido plan.

El rey bareiní, Hamad bin Isa Al Jalifa, intervino personalmente y pidió a Arabia Saudí que libere a Muhamad Saleh, líder de la referida célula terrorista que en aquel entonces estaba encarcelado en Riad.

Baréin desde 2011, es escenario de masivas protestas en las que los indignados exigen a diario que la monarquía de Al Jalifa renuncie al poder y permita que se establezca un sistema justo que represente a todos los ciudadanos bareiníes.

El régimen responde con medidas represivas a las denuncias de los activistas y somete a juicios sumarios a los políticos y civiles opositores, afirman diversos grupos pro derechos humanos, entre ellos, la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) y la Amnistía Internacional (AI).

Activistas y organizaciones pro derechos humanos afirman que el régimen de los Al Jalifa trata de silenciar cualquier voz disidente desde la revuelta de 2011, que fue reprimida con la intervención del Ejército de Arabia Saudí.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS