Portada - Últimas noticias

Artistas de Puerto Rico de la talla de Daddy Yankee, Ricky Martin, Bad Bunny y el rapero Residente están exigiendo al gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, que renuncie a su cargo y han animado a los puertorriqueños a asistir a la manifestación del 17 de julio para reclamar su salida del poder.

Daddy Yankee

"Antes de ser artista soy puertorriqueño. Mi corazón sufre por los acontecimientos de mi país y mi voz se une a la de todos aquellos que más que una explicación exigen un cambio. Ante la adversidad, siempre está la oportunidad de cambio y de reflexión. (…) Me uno a la protesta pacífica", ha dicho Daddy Yankee.

El rapero se unió con estas palabras desde su cuenta de Twitter a la manifestación que a las 17:00, hora puertorriqueña, marchará desde el Capitolio hasta la Fortaleza para protestar contra Rosselló y contra su gabinete por sus mensajes homófobos, misóginos y racistas.

Los propios fans habían exigido al cantante que se posicionara ante la polémica después de que otras figuras del mundo del espectáculo mostrasen su apoyo a la manifestación. A pesar de las palabras de Daddy Yankee, no queda claro si el artista participará en la marcha.

Ricky Martin

El conocido cantante también se ha unido a través de Twitter a la ola de críticas hacia el gobernador de Puerto Rico. Lo ha hecho de manera contundente, con un vídeo y dejando claro que asistirá a la manifestación del 17 de julio. El artista reconoce estar "frustrado y enojado".

"Mañana, a las cinco de la tarde, voy a estar con ustedes. Voy a caminar con mi gente, con el pueblo. (…) Le vamos a dejar saber a Ricardo Rosselló que no lo queremos en el poder y que estamos cansados. Ya Puerto Rico ha sufrido muchísimo y no podemos más con el cinismo de estos líderes".

El autor de Livin' la vida loca se ha alegrado de que la opinión del gobernador de la isla sobre la comunidad LGTBI, sobre la mujer y sobre la inmigración hayan salido a la luz. "Se desenmascaró a todo el mundo", ha dicho.

Bad Bunny

El popular cantante de reguetón ha interrumpido su gira por Europa para estar presente en la marcha.

"¡Voy a bajar para la isla y me gustaría verlos conmigo con los que ya salieron para la calle! ¡Esta gente piensa que tenemos miedo y vamos a demostrarle que están bien equivocados! ¡Vamos para encima puñeta!", ha dicho el artista en su cuenta de Twitter.

​También se ha pronunciado desde su cuenta de Instagram. Defiende que en la manifestación convocada para el 17 de julio "no importa el color político" porque "aquí se trata de respeto".

Residente

El rapero René Pérez Joglar, más conocido como Residente, también ha exigido la salida de Rosselló y ha coincidido en que la marcha "no se trata de revolucionarios", sino "de todo el mundo". Ha animado a todos los grupos y todos los movimientos sociales a asistir a la protesta. Lo ha hecho criticando duramente al gobernador por sus mensajes de desprecio hacia los puertorriqueños.

Nicky Jam

El cantante y compositor isleño Nicky Jam también ha utilizado las redes sociales para apoyar la marcha utilizando la etiqueta #fueraRickyya.

¿Por qué exigen la renuncia del gobernador de Puerto Rico?

Los puertorriqueños exigen la renuncia del gobernador porque el 13 de julio el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico (CPI) publicó toda una serie de conversaciones de Telegram entre Rosselló y miembros de su equipo en las que lanzaban insultos homófobos, sexistas y racistas, y en los que discutían material de política pública e información privilegiada con actores externos.

En el chat también se discutió la posición del Gobierno sobre una propuesta de la Junta de Supervisión Fiscal para cancelar 6.000 millones de dólares de deuda y otra para una alianza pública-privada para los sistemas de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica.

Rosselló negó que hubiera compartido información supuestamente confidencial con personas ajenas al Gobierno y pidió "disculpas sinceras" al pueblo de Puerto Rico. También ha descartado que vaya a renunciar al cargo tras las filtraciones.

Firmas a favor de que renuncie

La polémica ha abierto una crisis de gobierno que ha desembocado en que decenas de miles de usuarios de la plataforma digital Change.org suscriban una iniciativa que reclama su renuncia "por su incompetencia y falta de madurez para gobernar y por los continuos señalamientos de corrupción en las más altas esferas de su gabinete".

¿Qué está pasando?

La polémica se desató cuando el Centro de Periodismo Investigativo filtró 889 páginas de chats de Telegram, un servicio virtual de mensajería instantánea. En los mensajes difundidos el sábado se puede leer al político y otros funcionarios emitiendo expresiones agresivas, sexistas y homofóbicas, en conversaciones que van desde finales del 2018 hasta el 20 de enero.

También realizaron bromas de mal gusto sobre los muertos que dejó el huracán María, un ciclón tropical que arrasó parte del territorio puertorriqueño en 2017. Según un informe de la Universidad de George Washington, el paso del ciclón dejó un saldo de al menos 2975 fallecidos.

Entre los insultos emitidos, Roselló llamó "puta" a la expresidenta del Consejo Municipal de Nueva York (EE.UU.) Melissa Mark Viverito. También se refirió a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, de modo ofensivo: "¿La comandanta dejó de tomar sus medicamentos? Es eso o es tremenda 'HP'", envió. Sobre el senador opositor Eduardo Bathia, dijo que es un "'mamabichos' [que practica sexo oral con hombres] de niveles históricos".

Ricky Martin, uno de los grandes convocantes de la manifestación, también fue blanco de las agresiones: "Es tan machista que se folla hombres porque las mujeres no dan la talla. Puro patriarcado", escribió el representante del Gobierno ante la Junta de Control Fiscal, Christian Sobrino, en aquel chat grupal.

Tras hacerse pública esta conversación privada, se produjo la indignación generalizada y la reacción popular no se hizo esperar. Además, la Justicia local citó a declarar a todos los participantes de esa conversación, en la cual se definieron tácticas partidarias. Asimismo, la jefa de fiscales, Olga Castellón, requirió una revisión de los teléfonos.

Aparente corrupción y mala relación con Washington

Antes de que se filtraran los mensajes, parte de la sociedad local ya demostraba malestar por el presunto desvío de 15,5 millones de dólares que el Gobierno de EE.UU. habría destinado a la isla para Educación y Salud. Por este caso, al menos seis funcionarios locales y contratistas ya fueron destituidos y arrestados.

La trama gira en torno a la posible concesión fraudulenta de contratos a la consultora BDO, e involucra a la exsecretaria de Educación Julia Keleher y la exdirectora de la Administración de Servicios de Salud Ángela Ávila, entre otras figuras.

Por otro lado, a la crisis política interna se suma la disputa que sostiene el Gobierno isleño con la Administración de Donald Trump. La ruptura llegó a su punto máximo tras el paso del huracán María, cuando Roselló criticó la demora en la entrega de recursos para reconstruir los daños generados, mientras que el presidente estadounidense afirmaba que las autoridades locales derrochaban el dinero entregado.

De hecho, en abril de este año el mandatario republicano tildó de "incompetentes""corruptos" a los dirigentes puertorriqueños. También consideró que tras el desastre natural, ese estado "tiene mucho más dinero que Texas y Florida combinados, pero su Gobierno no puede hacer nada bien". Recientemente, el asesor de Trump, Judd Deere, afirmó que "los lamentables sucesos de Puerto Rico demuestran que la preocupación del presidente por su mala gestión, politización y corrupción eran válidos".

Tensión en aumento

Las protestas que se producen desde el sábado fueron aumentando su tamaño con el correr de los días. La más numerosa se produjo el lunes, cuando los manifestantes concentrados en las calles eran miles.

Aquella jornada también se registró una gran presencia de efectivos policiales, y se vivieron momentos de tensión entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, que dispararon balas no letales y lanzaron gas lacrimógeno para dispersar a los ciudadanos.

Así, las fuerzas de seguridad ya acondicionaron aquella zona para contener a los opositores, cambiando las clásicas vallas por pequeños muros de concreto.

En tanto, el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, dijo públicamente que los uniformados van a "defender la democracia hasta las últimas consecuencias, hasta la última gota de sangre". Bajando un poco el tono de sus dichos, aseguró que garantizarán el derecho a la libre expresión, pero pidió que los manifestantes actúen de modo pacífico.

Asimismo, se analiza la chance de limitar el acceso a la zona de la protesta, dependiendo de la cantidad de asistentes. El argumento es resguardar la seguridad, incluso de los protestantes.

Roselló aseguró que se queda en el cargo

A pesar de las protestas en su contra, el gobernador sostuvo este martes por la mañana desde La Fortaleza que no abandonará sus funciones al frente de la isla caribeña. "He tenido un proceso de introspección y en ese proceso de evaluación y pensamiento mi determinación ha sido seguir trabajando por Puerto Rico", declaró. Además, pidió disculpas por sus mensajes ofensivos, pero se excusó diciendo que sus jornadas laborales eran mus estresantes y ese chat servía para canalizar la tensión.

Por otro lado, aseguró que no renunciará porque la gente lo votó y además su conversación privada no configuró ningún delito, según su punto de vista: "Muchas cosas se discutían en el chat, lo cierto es que nosotros hemos hecho unas evaluaciones completas y hemos visto que no hay ilegalidad".

Con este marco, resta por ver cómo reaccionará la Gobernación tras una nueva jornada de movilizaciones. Se espera que la de este miércoles será más importante que las anteriores.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS