Portada - Últimas noticias

Un comandante iraní dice que la mentira de Trump sobre el derribo del dron iraní fue tan grande que Irán comprobó si alguno de sus aviones había sido atacado.

“Tras la afirmación de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump sobre el derribo de una aeronave no tripulada (dron) iraní, controlamos las unidades varias veces. La falacia que dijo Trump era tan grande que nosotros mismos, en un principio, creímos que habían podido derribar nuestro dron”, ha dicho este domingo a la prensa el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade.

Según ha adelantado Hayizade, Irán creyó la aseveración del inquilino de la Casa Blanca, pues “no era creíble que él, personalmente, dijera una mentira de tal magnitud en la televisión”.

“Por eso nos retrasamos un par de horas a la hora de desmentir la noticia, y finalmente descubrimos que nuestro vehículo aéreo no tripulado había monitoreado la actividad de la flota estadounidense desde el momento en el que se adentró en el estrecho de Ormuz hasta el instante en el que lo abandonó”, ha indicado.

El presidente estadounidense anunció el jueves que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio estadounidense USS Boxer había abatido un dron iraní cuando este se encontraba a casi un kilómetro de distancia del navío norteamericano en el Golfo Pérsico.

Por su parte, el viceministro iraní de Exteriores, Abás Araqchi, ironizó al respecto: “¡Temo que el USS Boxer haya derribado su propia aeronave no tripulada por error!”.

El jefe de la Diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif, le recordó, a su vez, a Trump que el estrecho de Ormuz se encuentra dentro de sus fronteras y no cerca de Estados Unidos. El diplomático publicó en su cuenta oficial de Twitter un mapa en el que se muestra la posición exacta de Irán, de EE.UU. y de Ormuz, acompañado de un escueto “Recordatorio”.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Irán ha asegurado que las aseveraciones como la de Trump buscan desestabilizar y suscitar inseguridad en el estrecho de Ormuz y las aguas del Golfo Pérsico.

Mientras Irán ofrece pruebas, Trump sigue con su ilusoria versión

Trump reiteró sus afirmaciones el viernes. “No hay ninguna duda, lo abatimos”, dijo desde el Despacho Oval, donde el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, también agregó que no cabía duda de que “se trataba de un dron iraní”.

El CGRI publicó ese mismo día un vídeo en el que se mostraba que el dron que Estados Unidos dijo haber abatido, filmaba a la escuadra norteamericana, para luego regresar intacto a su aeródromo base.

El cortometraje de siete minutos de duración fue filmado por el dron antes y después de la hora en la que EE.UU. afirma haberlo derribado.

Conforme a una nota del Cuerpo de Guardianes de Irán, el aparato teledirigido vigiló durante tres horas varias embarcaciones, entre ellas un buque de guerra —desde el momento en que se adentraron en el estrecho de Ormuz—, sin detectar “ninguna acción no convencional o amenazadora” por parte de la flota.

Dron iraní: ¿Por qué tiene Trump necesidad de mentir?

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) de Irán ha mostrado las imágenes tomadas por un dron iraní del barco estadounidense USS Boxer. Las imágenes muestran imágenes del barco posteriores al momento en que supuestamente el dron fue derribado, lo cual desmiente así las afirmaciones de Donald Trump de que el dron fue derribado por el barco estadounidense.

En una declaración anterior el viernes, el Departamento de Relaciones Públicas del CGRI describió las alegaciones de Trump como “ridículas” y anunció la próxima publicación de un vídeo con las imágenes tomadas por el dron.

“Pronto daremos a conocer las imágenes del dron iraní sobre el USS Boxer, el buque de guerra estadounidense que (Trump) afirmó que había derribado el dron iraní el jueves en el Estrecho de Ormuz, con el fin de informar al público del mundo que tal afirmación no tiene fundamento, sino que es una flagrante mentira”, dijo la declaración.

La Marina y las Fuerzas Aeroespaciales del CGRI vigilan y controlan de forma “inteligente, constante y precisa” las actividades de las fuerzas extranjeras “particularmente las fuerzas de EEUU y el Reino Unido”, como parte de las misiones habituales del Cuerpo y con el objetivo de garantizar la seguridad del Estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico, dijo la declaración.

El CGRI también se comprometió a dar una respuesta rotunda a cualquier acto de agresión por parte de estas fuerzas en violación de las leyes internacionales.

Las imágenes desveladas muestran que el dron filmó imágenes del USS Boxer antes y después del momento en que Trump afirmó que aquel fue derribado.

En declaración anterior, el Pentágono dijo que “alrededor de las 10 a.m. hora local (5:30 GMT) del jueves, el USS Boxer tomó medidas defensivas contra un dron que se había acercado a una distancia amenazadora mientras el barco pasaba por el Estrecho de Ormuz”. El comunicado no especifica la presunta nacionalidad del dron ni lo que sucedió. Esto significa que incluso el Departamento de Defensa de EEUU no ha querido confirmar las falsas afirmaciones de Trump sobre la destrucción del dron iraní.

Trump, bajo el shock del derribo del Global Hawk

Las acusaciones de Donald Trump sobre el derribo de un dron iraní demuestran, ante todo, que el presidente estadounidense todavía está en shock después de la destrucción por parte de Irán de un dron espía Global Hawk de la Marina de EEUU en las aguas iraníes de Golfo Pérsico hace un mes. En este sentido, busca apuntarse un éxito y realizar una falsa demostración de fuerza con el fin de rehacer su maltrecha reputación ante sus electores después del derribo del dron norteamericano y demás fracasos cosechados ante Irán.

De este modo, él intenta obtener en el plano mediático un éxito frente a Irán que no ha podido conseguir sobre el terreno. Esto demuestra también que Trump está sujeto a una fuerte presión psicológica a un año de las próximas elecciones en que no podrá exhibir ante sus electores más que fracasos en su política exterior. En todos los frentes -Irán, Venezuela, Corea del Norte, China- todos sus esfuerzos han fracasado y sus políticas de presiones y sanciones han resultado inefectivas.

Otro objetivo importante de la administración estadounidense es aumentar la tensión y la inseguridad en la región del Golfo Pérsico. Por supuesto, las infundadas acusaciones de Trump sobre la destrucción de un dron iraní por parte de la Marina estadounidense guardan relación con los intentos de EEUU de generar tensiones en la sensible región del Golfo Pérsico y el Estrecho estratégico de Ormuz. Este es el método utilizado por los estadounidenses y sus aliados, que consiste en recurrir a guerras psicológicas, mediáticas y de propaganda para generar inseguridad en esta importante área. De esta manera, podrán seguir controlar a los líderes retrógrados del mundo árabe, encabezados por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. También podrán continuar con sus ventas multimillonarias de armas a dichos países.

En cualquier caso, está claro que las afirmaciones falsas de las autoridades estadounidenses contra Irán no pueden ayudarles a presionar a Teherán para que cambie sus posiciones de principio, pero, por otro lado, servirán para revelar la verdadera imagen de Washington ante la opinión pública mundial.

La mentira de Trump que los iraníes casi creyeron

Un alto responsable del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) dijo que el presidente de EEUU, Donald Trump, estaba mintiendo a lo grande cuando afirmó que un barco de la Marina de EEUU había derribado un dron iraní.

El comandante de la División Aeroespacial del CGRI, Amir-Ali Hajizadeh, hizo las declaraciones luego de una reunión con legisladores iraníes en el Parlamento el domingo.

La semana pasada, Trump afirmó que un barco estadounidense había derribado un dron iraní en el Estrecho de Ormuz.

Trump agregó que el USS Boxer disparó contra el dron el jueves pasado, cuatro semanas después de que Irán derribara un dron de vigilancia estadounidense que volaba sobre las aguas iraníes cerca del Estrecho de Ormuz.

“El USS Boxer tomó medidas defensivas contra un dron iraní, que se había acercado a una distancia muy próxima, aproximadamente 1000 yardas, ignorando los múltiples llamamientos para que se abstuviera de amenazar la seguridad de la nave y la tripulación”, dijo en la Casa Blanca el mismo día, afirmando que que el dron de Irán “fue destruido de inmediato”.

“La mentira que dijo Trump era tan grande que al principio creímos que podían haber derribado uno de nuestros drones”, dijo Hajizadeh.

“Después de la afirmación de Trump sobre el derribo de un dron iraní, verificamos este tema con varias unidades (militares iraníes) varias veces … porque no podíamos creer que él mismo pudiera decir una mentira tan grande a los medios de comunicación”, agregó el comandante del CGRI.

Hajizadeh luego dijo: “Supimos entonces que un dron tripulado había monitoreado la actividad del grupo de ataque (estadounidense) antes de llegar al Estrecho de Ormuz y después de cruzarlo. El dron había regresado luego a su base sin novedad”.

Con el fin de tener todos los datos a mano, Irán tardó unas horas en realizar un desmentido oficial de las afirmaciones de Trump.

El comandante iraní añadió que los estadounidenses culparon a John Bolton, asesor de seguridad nacional de Trump, por la mentira.

El viceministro de Exteriores, Sayyed Abbas Araqchi, dijo ese día en un tuit que “no hemos perdido ningún dron en el Estrecho de Ormuz ni en ninguna otra parte”.

Más tarde, el viernes, un portavoz de las Fuerzas Armadas iraníes también rechazó la afirmación del presidente de EEUU y dijo que ella tenía como objetivo crear tensión y dañar la seguridad en dicha vía estratégica.

“Contrariamente a la afirmación engañosa y sin fundamento de Trump, todos los drones que pertenecen a la República Islámica de Irán en el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, incluido el mencionado por el presidente de EEUU, han regresado a sus bases sanos y salvos después de llevar a cabo la vigilancia programada y las operaciones de control ”, dijo el general de brigada Abolfazl Shekarchi.

El CGRI mostró más tarde el vídeo donde se ve al USS Boxer y otros barcos norteamericanos antes y después de cruzar el Estrecho de Ormuz y luego alejarse, desmintiendo así la afirmación de Trump.

Irán identifica a 17 agentes de la CIA en áreas sensibles

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Inteligencia y Seguridad Nacional de Irán identificó y detuvo a 17 agentes de la CIA en áreas sensibles dentro del país, informó la agencia de noticias Fars.

Un alto cargo del organismo dijo a Fars que algunos de estos espías fueron sentenciados a la pena capital.

Eran empleados de "instituciones sensibles" —económicas, nucleares, militares y cibernéticas— así como del sector público que trabajaban para esos organismos como contratistas.

Algunas de estas personas supuestamente habían caído en "la trampa" porque la CIA utilizó como cebo el visado o la carta de residencia estadounidense.

Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde mayo de 2018, tras la retirada unilateral de EEUU del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y la imposición de varios paquetes de sanciones contra Irán.

Durante los últimos meses, EEUU anunció el envío de importantes refuerzos militares a Oriente Medio, incluido un grupo de ataque con portaaviones, un destructor de misiles guiados, aviones de reconocimiento, bombarderos B-52, aviones de combate F-15 y sistemas de misiles Patriot.

El incremento de la presencia militar de EEUU en la zona tiene como objetivo contener a Irán y sus aliados a los que Washington acusa de realizar actos de sabotaje contra buques petroleros, particularmente los ataques del 12 de mayo cerca del puerto emiratí de Fuyaira y los del 13 de junio en el golfo de Omán.

En junio pasado, EEUU estuvo a punto de lanzar un bombardeo contra Irán luego de que Teherán derribara un dron militar estadounidense.

Trump canceló el ataque en el último momento, pero ha amenazado a Irán con el "aniquilamiento".

Difunden las primeras fotos de los "espías de la CIA" descubiertos y arrestados en Irán

 

En medios iraníes han empezado a circular supuestas fotos de algunos de los 17 presuntos agentes de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA) identificados y arrestados por las autoridades de la República Islámica.

Horas antes, el Ministerio de Inteligencia de Irán anunció el desmantelamiento de una "red de espionaje", cuyos miembros se habían integrado en "centros sensibles y vitales, incluidos los sectores económico, nuclear, militar y cibernético". Varios de los detenidos han sido condenados a muerte.

Washington aún no ha hecho comentarios al respecto. Tampoco queda claro si los acontecimientos de este lunes están vinculados con los arrestos de otros supuestos espías de la CIA, que se dieron a conocer el pasado mes de junio.

Según la prensa iraní, las detenciones de los acusados tuvieron lugar el pasado marzo, pero no se han hecho públicas hasta este lunes, junto con las fotos de los presuntos espías. Además, este lunes se ha viralizado un video en el que, supuestamente, aparece un oficial de la CIA reclutando a un iraní en Emiratos Árabes Unidos. Según Reuters, en el video aparece una mujer hablando con este hombre en persa con un acento que parece ser estadounidense.

La agencia ha hecho referencia este lunes a la revelación de ciertas imágenes, aunque no de los presuntos espías, sino de varios agentes de la CIA que estarían en contacto con ellos. El medio no ha mostrado las fotografías en cuestión, no quedando claro si se trata o no de las mismas imágenes divulgadas por la prensa iraní.

Londres plantea formar una flota naval europea en el Golfo Pérsico

El canciller británico, Jeremy Hunt, ha planteado este lunes la formación de una fuerza naval europea para escoltar las naves en el Golfo Pérsico.

“Formaremos una misión naval liderada por la Unión Europea (UE) para respaldar la navegación segura de navíos y tripulación por esta región vital (para el transporte del crudo mundial)”, ha declarado este lunes el ministro en el Parlamento británico.

Hunt ha subrayado que dicha fuerza naval no forma parte de la política, estrategia o tácticas de Estados Unidos contra Irán, porque Londres sigue apostando por la continuidad del acuerdo nuclear sellado entre Irán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), del que Washington se retiró unilateralmente en mayo de 2018

En virtud del pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), Irán se comprometió a rebajar el desarrollo de su programa nuclear, a cambio de la cancelación total de las sanciones internacionales impuestas en su contra. Sin embargo, EE.UU. tras abandonar el convenio reimpuso una serie de sanciones a Teherán con miras a forzar a los iraníes a renegociar el tratado.

Desde entonces, la Casa Blanca ha aplicado una política de “máxima presión” sobre Irán, que incluye reducir a “cero” la venta de su petróleo; un objetivo que intenta alcanzar amenazando con castigar a los Estados que sigan comprando crudo iraní.

Ante esta coyuntura, en los recientes días, se han desarrollado incidentes de diversa índole en las aguas del Golfo Pérsico, como ataques a buques petroleros de origen desconocido y el derribo de una aeronave no tripulada (dron) espía norteamericana que violó el espacio aéreo de Irán.

Además, las tensiones han seguido escalado, tras la captura del buque cisterna Grace 1, cargado con crudo iraní, el pasado 4 de julio, por la Marina Real británica en las aguas españolas del estrecho de Gibraltar, y la retención, el viernes, del petrolero británico Stena Impero por la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán debido a que realizaba “operaciones de sabotaje” en el estrecho de Ormuz. Teherán considera que la detención del petrolero iraní es como una piratería marítima a toda regla en pleno el siglo XXI.

El viernes, EE.UU. aprovechó el roce entre Teherán y Londres para volver a pedir a sus aliados de Europa, Asia y Oriente Medio que formen una coalición antiraní en la región del Golfo Pérsico, so pretexto de asegurar la “libre navegación” y aumentar la vigilancia de las rutas vitales para el transporte de petróleo en estas aguas.

En su intervención ante el Parlamento, el jefe de la Diplomacia británica ha pedido a las autoridades persas que liberen el petrolero británico y permitan y garanticen la libre circulación de las embarcaciones en el Golfo Pérsico.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente