Portada - Últimas noticias

WASHINGTON (Sputnik) — Estados Unidos invitó al Reino Unido, Francia, Alemania, Noruega, Japón, Corea del Sur y Australia a unirse a una coalición para patrullar el estrecho de Ormuz, informó el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Pompeo declaró que Washington está dispuesto a crear una coalición para patrullar el estrecho de Ormuz, que conecta el golfo Pérsico y el golfo de Omán.

"Pedimos a los británicos, los franceses, los alemanes, los noruegos, los japoneses, los surcoreanos, los australianos, estoy seguro de que me olvido de unos más", dijo el jueves en una entrevista con la cadena Fox News.

Pompeo subrayó que cada país interesado en la seguridad del estrecho de Ormuz "debe tomar parte (en la coalición) no solo para defender sus propios intereses, sino el entendimiento fundamental de vías navegables libres y abiertas".

El 19 de julio, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán informó de la detención del petrolero Stena Impero en el estrecho de Ormuz, por la supuesta violación de normas internacionales.

A bordo del buque, que navegaba bajo bandera británica, había 23 tripulantes, entre ellos tres ciudadanos rusos, así como nacionales de la India, Letonia y Filipinas.

El presidente del Parlamento de Irán, Alí Lariyaní, reconoció que el Stena Impero fue apresado en represalia por el Grace 1, el petrolero que sigue detenido desde principios de este mes en Gibraltar con un cargamento de crudo iraní.

Se sospecha que el Grace 1 transportaba petróleo a una refinería siria sujeta a las sanciones de la Unión Europea, pero Irán niega que este fuera el destino del barco.

La orden de detención del Grace 1 fue prolongada en dos ocasiones, la última vez hasta el 15 de agosto.

China apoya el plan ruso para garantizar la seguridad y estabilidad en el Golfo Pérsico

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que Pekín respalda la propuesta rusa de garantizar la seguridad en la región del Golfo Pérsico, lo que evitaría que los países extrarregionales establezcan bases y fuerzas militares.

Según la agencia de prensa rusa Ria Novosti, Hua Chunying, portavoz oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo el jueves 25 de julio en una conferencia de prensa: “El gobierno chino apoya la propuesta de la parte rusa que se refiere a garantizar la seguridad colectiva en la región del Golfo Pérsico. Estamos listos para hacer esfuerzos conjuntos para fortalecer la cooperación en esta área.”

El diplomático chino agregó: “Para garantizar la seguridad en el Golfo Pérsico, los países de la región deben fortalecer sus relaciones de buena vecindad basadas en el principio de respeto mutuo y en el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros estados. La comunidad internacional también debe desempeñar un papel constructivo en este tema.”

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia publicó el martes un documento titulado “Doctrina de Seguridad Colectiva para la Región del Golfo Pérsico”. Este texto incluye una advertencia en contra del despliegue de fuerzas extranjeras en esta región.

El documento se dio a conocer en una ceremonia especial en Moscú a la que asistieron representantes de países árabes, Irán, Turquía, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y representantes de las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Liga Árabe, así como miembros del grupo BRICS.

El periódico Kommersant escribió en una nota: “Esta iniciativa rusa se da en las circunstancias actuales en las que no podemos ignorar la posibilidad de un conflicto militar entre Irán y EEUU”.

Moscú ha propuesto que se celebren negociaciones multilaterales y que se establezca una agencia para la cooperación y la seguridad en el Golfo Pérsico.

Moscú insiste en el fortalecimiento de los intercambios entre las autoridades políticas y militares, así como entre los expertos de los diferentes países de la región. El objetivo es tener una coordinación sobre maniobras y actividades militares y de los vuelos efectuados por aviones militares. También se trata de permitir que los expertos tengan acceso a las instalaciones no secretas. Los estados vecinos podrán conocer mejor los arsenales militares de cada uno y deberían oponerse a cualquier despliegue de fuerzas extranjeras en la región para encontrar finalmente la paz y la estabilidad.

Los funcionarios rusos han propuesto asimismo una organización de seguridad regional, como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, en la que China, India, Rusia y la UE podrían participar como observadores

El plan del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia trata de manera integral la lucha contra el terrorismo, la resolución de conflictos regionales y una solución para poner fin a las disputas resultantes de la aplicación del acuerdo nuclear iraní.

Irán probó con éxito un misil balístico que recorrió 1.000 kilómetros

MOSCÚ (Sputnik) — Irán realizóun ensayo exitoso de su misil balístico que recorrió unos 1.000 kilómetros, según informan las cadenas estadounidenses CNN y Fox News, citando a fuentes oficiales.

De acuerdo con los datos de esos medios, el misil Shahab-3 fue lanzado en el sur de Irán en el marco de un programa para mejorar su alcance y precisión.

El Gobierno iraní todavía no ha confirmado esa información.

El programa de misiles de Irán, que incluye el desarrollo de misiles balísticos, ha sido repetidamente criticado por los países occidentales.

Sin embargo, Teherán subrayó que el desarrollo de su programa de misiles se lleva a cabo para defenderse si es necesario y no está dirigido contra otros Estados.

Crímenes británicos en Irán: De hambruna y saqueo a golpe de Estado

Durante siglos, el Reino Unido cometió numerosos crímenes contra el pueblo iraní: desde la hambruna y saqueo hasta un golpe de Estado.

Estos crímenes continuaron en gran escala hasta la victoria de la Revolución Islámica de Irán en 1979 y fue cuando Londres vio el colapso de sus beneficios coloniales en la recién nacida República Islámica de Irán.

Incluso después, Londres no dejó de hostigar a Teherán en varias ocasiones, entre ellas, la venta de armas al infame dictador iraquí Sadam Husein que lideraba una guerra contra Irán, la cual duró 8 años.

En este vídeo, repasamos algunos de los crímenes que fueron cometidos por los británicos, de forma directa o indirecta, y que perjudicaron a toda la nación persa.

VIDEO

Detrás de la Razón; Nuevo: EEUU y Europa planean una fuerza militar de decenas de países contra Irán

El Golfo Pérsico se podría convertir en la zona más militarizada del mundo. EE.UU. por su parte, y el Reino Unido por la suya, quieren crear dos poderosas fuerzas militares para enviarlas a esta región.

Si logran su deseo, serían decenas de países con sus armas, barcos, municiones y aviones. ¿Qué pasó? ¿Por qué ahora todos quieren cuidar el Golfo Pérsico? ¿Qué contesta Irán? ¿Y cuál es el más grave peligro?

Teherán ve inaceptable la presencia militar de EE.UU. en el Golfo Pérsico que, a su juicio, está destinada a desestabilizar a la región para Irán. En su opinión, la Casa Blanca busca garantizar la seguridad en estas aguas para ciertos países y al mismo tiempo desestabilizar la zona para Irán, algo inaceptable.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha manifestado que el país persa siempre ha garantizado la seguridad y la libre navegación en el Golfo Pérsico.

“Irán ha sido y será a lo largo de la historia el principal protector de la seguridad y de la libertad de navegación en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán”, ha dicho el presidente iraní.

Irán seguirá exportando su petróleo y no permitirá sabotajes contra las embarcaciones que pasan por el Golfo Pérsico, asegura un alto diplomático iraní.

La seguridad del Golfo Pérsico, según el vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi, es “muy importante” para Irán, como productor y exportador del petróleo, por lo que hará todo lo que esté a su alcance para garantizarla.

“Irán hará todo lo que esté a su alcance para suministrar la seguridad de la zona (del Golfo Pérsico) y el estrecho de Ormuz, en concreto, y no permitirá sabotajes contra la navegación en esta zona estratégica”, ha afirmado Araqchi en una reunión mantenida este martes con el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en París, capital gala.

En cuanto a la posibilidad de una guerra entre ambos países, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, advirtió que en una situación de alta tensión hay un cierto riesgo de que se produzca un conflicto o catástrofe. Destacó que hasta ahora, todo tipo de amenazas y presiones de EE.UU., incluidas las económicas, han fracasado y que los iraníes no se darán por vencidos.

Zarif consideró lamentable que EE.UU. presione a otros países para que no compren el petróleo iraní mientras precisó que la Administración de Donald Trump es incapaz de impedir la venta del petróleo del país persa.

¿Qué posibilidades ha de que EE.UU. y el Reino Unido implementen su operación militar, habrá antes algún acuerdo?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.

El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México, Colombia y Chicago a la una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.

Análisis: Londres defiende ante Irán los girones de ‎lo que fue el imperio británico‎

Thierry Meyssan

La escalada de tensiones en el Golfo Pérsico nada tiene que ver con un supuesto ‎‎“peligro iraní”. Se trata, en realidad, de un segundo round de la política antimperialista ‎iraní iniciada por el primer ministro Mossadegh, antes de la época de los ayatolas. ‎Londres, como en 1952, está dispuesto a ir a la guerra con tal de conservar sus ‎arbitrarias ventajas económicas. Pero en aquella época, si bien los británicos ganaron ‎momentáneamente la partida, unos años después acabaron perdiéndola en Suez, ‎en beneficio de Estados Unidos.‎

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido se resistía a abandonar su imperio. Su ‎reacción consistió en crear por todas partes bancos centrales independientes para seguir ‎saqueando sus ex colonias cuando estas se hicieran independientes y empresas con las que ‎podía ‎acaparar la mitad de las riquezas nacionales. ‎

Mohamed Mossadegh, primer ministro del shah iraní Mohamed Reza Pahlevi, no toleró que ‎Londres confiscara el petróleo de su país y que se robara el 50% de los ingresos a través de la ‎Anglo-Iranian Oil Company (AIOC), así que nacionalizó esa compañía. Pero como la ‎AIOC era propiedad del ministerio británico de la Marina, Londres temió que el ejemplo de ‎Mossadegh se extendiera por todo el Tercer Mundo. ‎

Visto desde Occidente, Irán era un ejemplo malsano. ‎

En defensa de su imperio, el entonces primer ministro británico, Winston Churchill, convenció a su ‎socio estadounidense, el presidente Dwight D. Eisenhower, para derrocar a Mossadegh. ‎Se orquestó entonces la operación conjunta del MI6 y de la CIA bautizada como Ajax, bajo la ‎dirección de Kermit Roosevelt y de Herbert N. Schwarzkopf. Kermit Roosevelt era el nieto del ‎presidente estadounidense Theodore Roosevelt, quien había colonizado Latinoamérica, y Herbert ‎N. Schwarkopf fue el padre del general Norman Schwartzkopf, quien dirigiría la invasión de Irak ‎contra Saddam Hussein.‎

Después del derrocamiento de Mossadegh, estadounidenses y británicos pusieron al general ‎Fazlollah Zahedi como primer ministro de Irán y crearon la SAVAK, un aparato sanguinario de ‎policía política, dirigido por criminales reciclados de la Gestapo nazi. El pueblo iraní pagó ‎muy caro su voluntad de independencia. ‎

La operación Ajax fue un éxito para estadounidenses y británicos y sirvió de modelo a otras falsas ‎revoluciones cuyo objetivo era la eliminación de gobiernos que no se sometían a las órdenes del ‎imperialismo. Pero lo más importante es que pospuso durante 35 años la liberación de los pueblos ‎colonizados. ‎

Años después, cuando Estados Unidos derrocó al shah Mohamed Reza Pahlevi, quien estaba ‎preparando un alza mundial de los precios del petróleo a través de la OPEP, Washington creyó ‎haber demostrado la misma habilidad al organizar con Francia el regreso del imam Khomeini, para ponerlo en lugar del shah. Pero los cowboys no han logrado nunca ser tan eficaces como sus ‎mentores británicos, se equivocaron en sus previsiones sobre Khomeini e Irán se convirtió ‎nuevamente en el guía de la lucha antimperialista que ya había sido antes del régimen islámico. ‎

Es ese el conflicto cuyo resurgimiento estamos viendo ahora. Como en tiempos de Mossadegh, la ‎producción iraní de petróleo se derrumbó ante las agresiones occidentales. En julio de 1952, la ‎Royal Navy británica abordó el petrolero iraní Rose Mary. Ahora, en julio de 2019, abordó frente a ‎Gibraltar el Grace 1, cargado con petróleo iraní. Como siempre, los británicos dicen contar con ‎la fuerza del derecho, pero en realidad sólo cuentan con su arrogancia. En la época de ‎Mossadegh, los británicos decían que Irán exportaba petróleo robado, ya que rechazan la ‎nacionalización de la compañía británica. Hoy acusan a Irán de violar las sanciones europeas… ‎pero son las sanciones europeas las que violan el derecho internacional. ‎

Si el conflicto resulta ventajoso para los británicos, pospondrá por décadas la liberación de los ‎pueblos colonizados. Si favorece a los iraníes, abrirá el camino a un mundo diferente. ‎

También podría aparecer una vía intermedia. En 1952, Londres y Washington eran aliados pero ‎entre ellos fue surgiendo una rivalidad y en 1957 Estados Unidos se apoderó de una parte del ‎imperio británico en ocasión de la crisis de Suez. En aquella época, Washington participó en las ‎negociaciones británicas con el líder egipcio Gamal Abdel Nasser, percibió el acercamiento de los ‎franceses a los ingleses y los israelíes pero no actuó hasta que todos ellos se lanzaron a la conquista ‎del Canal de Suez. Actualmente, existe entre Washington y Londres un distanciamiento similar al ‎de aquella época y Estados Unidos podría aprovecharse de un paso en falso de Londres para ‎asumir la pose de «salvador de la paz» expulsando a los británicos del Golfo Pérsico. ‎Los consejeros británicos están presentes en Arabia Saudita, Bahrein, en Emiratos Árabes Unidos, ‎Omán y Qatar. ‎

Washington persigue dos objetivos frente a Irán. El primero es destruir las estructuras e ‎instituciones del Estado iraní, como ya hizo en Afganistán, en Irak y en Libia, además de haber ‎tratado de hacerlo en Siria. En eso consiste la estrategia Rumsfeld/Cebrowski. El segundo ‎objetivo de Washington frente a Irán es controlar las exportaciones de los hidrocarburos iraníes ‎para manejar a su antojo el mercado mundial. Esa es la estrategia Trump/Pompeo. Todo ‎el discurso sobre el programa nuclear iraní no es más que retórica barata y falsa, y todo el mundo ‎lo sabe. ‎

No es imposible que, enredado en un Brexit que ya tarda demasiado en concretarse y que se ‎ha convertido casi en la cuadratura del círculo, el nuevo gobierno británico se aferre a la defensa ‎de los girones del antiguo imperio británico. La implosión del gobierno de Theresa May lo hace ‎susceptible de ceder a la tentación de cualquier aventura. ‎

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente