Portada - Últimas noticias

alt

El delirio de género sigue y en Australia están debatiendo si se debe incluir un emoticono en las redes sociales de un varón embarazado.

«Si se quiere una representación de género adecuada hay que ser capaz de representar a embarazadas que no se consideran mujeres», añaden los defensores de esta propuesta, antes de censurar que no haya «representación binaria en diferentes profesiones y que solo, por ejemplo, se represente con bufandas a las féminas». «Indigna que solo se nos represente a nosotras como embarazadas porque cada vez hay más personas transgénero y hay que visualizarlas«.

Unicode ha manifestado que está «abierto» a la idea de tener más opciones no binarias y que se la demanda es alta se implementará. «Este año no hubo tiempo suficiente para considerar a las personas trans», ha añadido.

Cabe señalar que Apple ya presentó el pasado mes de octubre un conjunto de»30 «emojis neutros para representar la diversidad de la humanidad». Las expresiones y rostros que conforman este paquete están alejadas de las cualidades femeninas y masculinas que se atribuyen al cuerpo y al rostro.

Feminismo y trans: la guerra abierta

La polémica entre el feminismo y colectivos trans, que se iba larvando en los últimos tiempos, ha explotado estos días debido al debate suscitado en la escuela feminista Rosario Acuña, que con el liderazgo de Amelia Valcárcel (catedrática de Filosfía Moral y Política en la UNED, miembro del Consejo de Estado), ha llevado a sus jornadas de este verano la necesidad de abordar el concepto de género e identidad. Si para el feminismo el género es una construcción social utilizada para subordinar a las mujeres con respecto a los hombres, lo que estos días se ha puesto en cuestión es la reivindicación de la “identidad de género” que hacen las personas trans. Esto supone, se señalaba, volver al esencialismo, a la aceptación de unas determinadas normas que encorsetan. Al debilitamiento de la lucha por la igualdad.

En su conferencia inaugural, Amelia Valcárcel planteaba la necesidad de aclarar las fronteras entre el feminismo y la teoría queer. Recordaba que el feminismo es la lucha contra la jerarquía desigual entre hombres y mujeres, una jerarquía que sitúa a las mujeres comos servidoras de la “virilidad en general”, y que no responde a ninguna ley de la naturaleza. Otra cosa, decía, es tomar este concepto de género, y llevarlo al “contexto del deseo”, que se atribuye a las reivindicaciones de las personas trans. El género como una opción personal. Esto, señalaba la catedrática, puede ser un “troyano” que consuma el feminismo desde dentro.

Si el género se convierte en una categoría identitaria, subjetiva, se subvierte uno de los principios del feminismo entendido como un movimiento político de vanguardia y de cambio social, según se sostiene desde el feminismo de la igualdad. Un movimiento político con un recorrido de más de 300 años de lucha, según se ha recordado estos días, para acabar con las desigualdades impuestas por el hecho de haber nacido mujer.

La FELGTB inicia una recogida de firmas para que la entidad organizadora de la jornada rectifique

Las críticas y descalificaciones de todo tipo han llovido sobre la catedrática y sobre las ponentes, entre las que estaban, entre otras, la exdiputada del PSOE Ángeles Álvarez, Alicia Miyares, doctora en filosofía, o la especialista en igualdad Rosa Maria Rodríguez Magda, doctora en Filosofía y ensayista. Etiquetadas como transfóbicas, desde colectivos de personas trans, y haciendo referencia de ellas como TERF (feminismo radical transexcluyente, en inglés), en las redes se equipararon sus reflexiones con las de grupos de ultraderecha y de Hazte Oír.

Ya sabían las ponentes que al abordar este debate se exponían a las críticas. Lo dijo la misma Valcárcel al señalar que se les iba a poner el epíteto de “fobia” como una forma de hacerlas callar, de cerrar el debate a lo que, evidentemente, no están dispuestas. Ángeles Álvarez, en su intervención, advertía de que estas críticas son un vaso comunicante con el machismo, un machismo que necesita de otros aliados para frenar la lucha de las mujeres.

Las críticas a las reflexiones realizadas la primera semana de julio en la escuela de verano se han sucedido bajo la etiqueta #HastaElConodeTransfobia. En la revista Pikara, Teresa Bambú, arremetía en un artículo titulado “Bromitas de puro y carajillo ” contra“las feministas vinculadas al PSOE que están canalizando el discurso del odio transmisógino con respaldo institucional y dinero público”. Entiende la autora que quieren frenar la emancipación de “las proletarias”.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais. Trans y Bisexuales (FELGTB) hizo el viernes un comunicado en el que denuncia que en los debates de la escuela Rosario de Acuña se plantearon contenidos “en los que se reducen las realidades vitales e identitarias de las personas a sus genitales. El coordinador del Grupo de Políticas Trans, Marcos Ventura, indicaba que “el género es una vivencia interna, personal e inmodificable, que nos hace ser hombres, mujeres o personas no binarias, independientemente de nuestra corporalidad o de la educación que recibimos”.

La filósofa Valcárcel indica que la teoría ‘queer’ es un “troyano” que puede destruir la lucha por la igualdad

Indicaba que “aquellas personas cuyo género no coincide con el asignado al nacer” carecen de privilegios. La FELGTB iniciaba una campaña de recogida de firmas para pedir una rectificación a los organizadores de las ponencias y al Ayuntamiento de Gijón.

Precisamente, desde la teoría del feminismo se entiende que la fragmentación del concepto mujer (mujeres trans, mujeres cis, mujeres racializadas....) “contribuye a que descienda el nivel de percepción de la opresión sufrida por las mujeres”, indica Miyares. El esencialismo de género, se señala, no ayuda a reivindicar los derechos colectivos de las mujeres, donde aún queda mucho camino por hacer.

Una modelo se cansa de buscar novio y decide casarse con su perro

Elizabeth Hoad tiene 49 años y acumula más de 200 citas fallidas con todo tipo de pretendientes. Ahora, cansada de buscar a su hombre ideal, ha decidido tomar un camino desesperado: quiere casarse con su perro, un Golden Retriever de seis años que se llama Logan, y tratará de persuadir a su iglesia para que se lo permita.

Elizabeth lo tiene todo planeado: tiene una lista de 20 invitados, usará anillo de bodas y vestirá a Logan con chaleco, corbata y sombrero de copa. Además, ya ha encontrado a los padrinos: serán Ajax y Bear, los dos huskies de una de sus amigas, que se convertirán en los "mejores hombres" de la boda. Y todo terminará en una romántica noche en un hotel pet-friendly.

Tal y como ha explicado a The Sun, nunca llegó a casarse, aunque sí estuvo comprometida, Pero en los últimos años, el amor le ha vuelto definitivamente la espalda: "He tenido 220 citas en ocho años en seis webs distintas de citas y, en general, ha sido un desastre”. Por eso, la mejor solución es casarse con su amigo más fiel: su perro.

La modelo asegura que "sería una buena idea casarme con Logan: él nunca se va de mi lado y nos amamos el uno al otro. Algunos podrán pensar que estoy loca, pero me siento estupendamente”. Tiene la decisión tomada y solo le falta convencer a su parroquia, de estilo católico, para que le den el visto bueno, aunque eso no será tan fácil.

Elizabeth tomó la decisión de casarse con su mascota después de leer otras historias online como la de Wilhelmina Callaghan, que se casó con Henry, un Yorkshire Terrier, en el año 2009. La fecha elegida para el enlace es la del próximo 2 de agosto. ¿Alguien se apunta a esta boda humano-perruna?

Fuente: El Confidencial

Cada mujer tiene derecho a que le depilen el escroto

Godfrey Elfwick

Negarse a depilar las pelotas de una mujer es la transfobia más evidente... y sin embargo aquí estamos, en 2019, todavía faltando el respeto a los derechos de las mujeres transgénero al negarles un saco de nueces liso.

Me refiero, por supuesto, a la reciente publicidad en torno a Jessica Yaniv, una mujer transgénero impresionante y valiente que ha presentado quejas contra más de una docena de mujeres depiladoras ante el Consejo de Derechos Humanos de la Columbia Británica. ¿Y cuál es la justificación que estas mujeres han tratado de hacer para disfrazar su obvio fanatismo? Bueno, entre otras endebles excusas, "razones religiosas" (la mayoría de estas mujeres son inmigrantes) y la extraña afirmación de una de ellas de que su marido temía por su seguridad debido al hecho de que ella trabaja desde casa y tiene que cuidar a sus hijos pequeños. ¿Qué es lo que una mujer tiene que temer de una mujer transgénero de más de 200 libras que simplemente está pidiendo venir a su casa y que le quiten los pelos de su bolsa de testículos?

Como mujer transgénero yo misma, he perdido la cuenta de la cantidad de veces que he sido maltratada en Dorothy Perkins debido a mi barba, así que me estoy jugando el pellejo en esto, por así decirlo. Entiendo muy bien la vergüenza que puede provocar la negación de un servicio. Durante los últimos dos años he estado intentando que mi médico me haga una prueba de Papanicolaou que él se ha negado categóricamente basándose en su lógica equivocada de que no tengo un cuello uterino. Como médico, espero que entienda que el sexo biológico no tiene nada que ver con el género y que si siento que tengo un cuello uterino, eso debería ser más que suficiente para que tire sus esquemas anatómicos a la basura y que no vuelva a referirse a ellos. Hoy en día, los médicos no saben nada en comparación con personas como yo que han pasado seis meses haciendo Estudios de Género antes de verse obligadas a dejar de estudiar debido al estrés de tener que escribir ensayos dos veces al mes.

Jessica Yaniv debe estar pasando por el infierno ahora mismo. Desde el miércoles, había una prohibición de publicación del caso, pero debido a que ella publicó información sobre los procedimientos del tribunal en sus relatos de activista de los medios sociales, la prohibición ha sido retirada. Por supuesto, esto ahora la deja abierta al abuso de personas que, hasta ahora, no se habían dado cuenta de su lucha por dejar a estas mujeres transfóbicas sin negocio y hacer una buena suma gracias a su fanatismo. Algunas terribles TERFS [NdT: "Trans-exclusionary radical feminists", o "feministas radicales excluyentes de transgénero"] incluso se preguntan si realmente es o no una mujer. Quiero decir, se puso una TIARA y un VESTIDO DE BAILE para ir a la corte, por el amor de Dios. ¿¿¿Qué más pruebas necesitan estas personas???

Me horrorizó (pero no me sorprendió, dado su historial de incitación al odio que se disfraza de "comedia de gran éxito a escala mundial") ver a Ricky Gervais atacando a Jessica, simplemente por llevar a la corte a un grupo de mujeres, muchas de las cuales no tienen el inglés como lengua materna, por negarse a encerar su peluda bolsa de esperma. No entiendo por qué no ha sido arrestado hasta ahora. Su intolerancia al feminismo progresista está por las nubes.

Jessica también ha sido fuertemente criticada por supuestos comentarios "racistas" que ha hecho a inmigrantes en el pasado, junto con "mensajes sospechosamente obsesivos" a otras mujeres en Facebook sobre chicas jóvenes, vestuarios femeninos y tampones. No he investigado ninguna de estas afirmaciones espurias y no perderé mi tiempo mimando a la multitud transfóbica investigando nada de esto. Todo lo que sé es que se ha cometido una gran injusticia contra una mujer transgénero y eso me basta para defenderla hasta el final. No me importan los detalles. TODAS las personas transgénero tienen que ser respetadas porque, como minoría oprimida, son automáticamente incapaces de hacer el mal. La política de identidad nos dice esto. Si criticas a alguien de una comunidad marginada, eres un fanático malévolo. Así que, camaradas de la justicia social, por favor, no se sientan tentados a usar matices. Manténganse alejados de juzgar a las personas como individuos y de aplicar la lógica y la razón basadas en cada circunstancia. Eso es para nazis y fascistas y fanáticos y transfóbicos. No, para ser progresistas y tolerantes debemos agrupar a todas las personas transgénero como una masa homogénea y tratarlas con el mismo respeto, independientemente de que como seres humanos lo merezcan o no. Los progresistas que defienden a Jessica Yaniv sólo pueden ser buenos para la comunidad transgénero.

A las mujeres llamadas "biológicas" les ha ido demasiado bien durante demasiado tiempo. La única manera de lograr una verdadera igualdad es que las mujeres transgénero tengan más derechos que las mujeres cisgénero. Tenemos que eliminar el privilegio de las mujeres cisgénero, para que los hombres que se identifican como mujeres puedan tener la ventaja. Esa es la belleza del feminismo interseccional. Por eso este caso es tan importante.

Las mujeres biológicas nunca entenderán las luchas que las mujeres transgénero enfrentan todos los días. ¿Han tenido alguna vez a otra mujer volteando la nariz ante la simple vista de su gran saco de pelotas peludas? Por supuesto que no. Las mujeres cisgénero necesitan aprender a conocer su lugar.

Estoy codo con codo con Jessica Yaniv y está claro que por la forma en que está luchando valientemente en su esquina, es una mujer con pelotas.

Una madre ahoga en la bañera a sus dos hijos mellizos para vengarse de su marido por haberla dejado

Samantha Ford, de 38 años, ha sido acusada de ahogar en la bañera a sus dos hijos mellizos de dos años para vengarse, supuestamente, de su marido tras haberla dejado.

Según informa el diario británico «TheSun», Samantha y su marido Steven llevaban diez años viviendo en Catar con un alto nivel de vida. Al mudarse a Reino Unido, ella quería volver al país árabe y recuperar sus lujos, por lo que la relación entre ambos se deterioró y Steven decidió dejarla.

Tras romper el matrimonio, ella sufrió una depresión severa, lo que le llevó a ahogar a sus dos hijos en la bañera para «castigar» a su exmarido. Después de llevar a cabo el terrible crimen, intentó suicidarse estrellando su coche contra un camión.

Cuando las autoridades acudieron al lugar del accidente ella confesó haber asesinado a sus dos hijos y les pidió que la dejaran morir porque quería irse con ellos. No obstante, los servicios médicos consiguieron salvar la vida de Ford, aunque no la de los mellizos, que fueron hallados muertos en el domicilio familiar. En su declaración ante el juez, la mujer ha confesado ser la autora del asesinato pero se ha intentado justificar alegando que oía «voces» que le decían que lo hiciera.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS