Portada - Últimas noticias

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) señaló hoy que 158 líderes sociales fueron asesinados desde la firma en noviembre de 2016 del Acuerdo de Paz entre la exguerrilla FARC-EP y el Estado.

ÂíExigimos garantías para la vida y los territorios! #QuePareElGenocidio, exclamó la máxima representación de los 106 pueblos originarios de este país en un video divulgado en el contexto del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Organizaciones nativas remarcaron recientemente miles de ‘afectaciones contra nuestros pueblos, traducidas en confinamiento, desplazamiento forzado, asesinatos, amenazas, violencia sexual, reclutamiento forzado, tortura, secuestro, desaparición forzada, desterritorializacioÌün e incontables vulneraciones de nuestros derechos colectivos, individuales y territoriales’.

Actualmente nos encontramos en una crisis humanitaria que evidencia una sistematicidad y continuidad en el genocidio contra los pueblos indígenas, afirmaron.

Diversas voces coinciden en asegurar que los miembros de las comunidades indígenas son víctimas frecuentes de la violencia en este país.

Desde el partido Movimiento Alternativo Indígena y Social, se afirmó recientemente que ‘en Colombia hay una masacre sistemática de líderes sociales’.

En las comunidades indígenas lo estamos padeciendo, así como los campesinos, las comunidades afro, los sindicalistas, los que defiende el medio ambiente, el territorio, detallaron sus representantes.

Uno de los incidentes más recientes al respecto ocurrió a principios de este mes: el asesinato del guardia indígena Gersain Yatacue en el norte del Cauca (oeste).

Los hechos ocurrieron cuando Yatacue -quien se desempeñaba como coordinador de la guardia de la vereda San Julián- se dirigía a su lugar de origen y fue abordado y asesinado por hombres desconocidos.

En dicho contexto diferentes voces plantean que la situación de violencia se agudiza al tiempo que el presidente Iván Duque insiste en que ‘en lo que va corrido de nuestro Gobierno (…) hemos tenido una reducción del 35 por ciento en ese número de asesinatos’.

El Consejo Regional Indígena del Cauca, organización pionera del Movimiento Indígena en Latinoamérica, también denunció el incremento de los asesinatos, amenazas, señalamientos y persecuciones contra quienes construyen la paz en Colombia.

Comunicamos a la comunidad nacional e internacional las continuas y sistemáticas amenazas en contra de quienes le apuestan a la paz, de las que vienen siendo objeto las autoridades y la guardia nativa en el norte del Cauca al igual que las comunidades campesinas, quienes buscan el buen vivir para la sociedad, enfatizó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS