Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Las tropas yemeníes matan a varios militares saudíes en una operación de represalia en las regiones sureñas del reino árabe.

Los francotiradores de movimiento popular yemení Ansarolá y soldados del Ejército atacaron las posiciones de las tropas saudíes en la localidad de Aalab, en Asir (suroeste de Arabia Saudí), y mataron a tres soldados saudíes, ha informado este lunes la televisión yemení Al Masirah.

Además, las tropas yemeníes han lanzado seis misiles balísticos Zelzal-1 contra blancos saudíes en la región de Jizan. El ataque con misiles ha provocado la muerte de varios militares saudíes y acabado con sus fortificaciones.

En los últimos meses, el Ejército y Ansarolá han intensificado sus ataques aéreos con drones y misiles en territorio saudí. Se centran en objetivos militares y económicos, en especial, bases aéreas y refinerías de petróleo.

El 17 de agosto, Mohamad al-Bujaiti, un miembro del Consejo Político de Ansarolá, advirtió de que “el conflicto en Yemen puede acabar destrozando Arabia Saudí si la monarquía árabe insiste en continuar la agresión”.

El ministro yemení de Salud, Taha al-Mutavakel, cifró en 140 000 el balance de víctimas civiles contabilizadas desde el inicio de la guerra contra Yemen en 2015. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, de seguir la guerra, el número de víctimas mortales podría alcanzar la cifra de 500 000 para finales del año 2020.

Yemen ataca con drones y misiles balísticos blancos saudíes en Asir

El Ejército de Yemen, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, ha atacado este sábado con drones Qasef K-2 un aeródromo militar de Arabia Saudí en Asir.

“El Ejército yemení ha lanzado una ofensiva precisa, con una serie de drones Qasef K-2, contra un importante blanco militar (saudí) en Jamis Mushait”, ha informado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yahya Sari.

El mando castrense yemení ha explicado que el ataque se ha realizado en repuesta a las agresiones criminales de Arabia Saudí, así como a sus 53 incursiones aéreas realizadas en las últimas horas.

La operación de Jamis Mushait ha tenido lugar la misma jornada en que el Ejército y los comités populares yemeníes han atacado, con dos misiles Zelzal-1, centros de concentración de fuerzas saudíes en el área de Al-Majaza, situada en la provincia de Asir (suroeste del reino árabe).

Sobre esta ofensiva, una fuente militar yemení ha destacado que el ataque responde a la campaña de agresiones de Arabia Saudí y sus aliados, iniciada hace cinco años.

“En ambos ataques con misiles, ejecutados de manera separada, varios mercenarios saudíes resultaron muertos o heridos”, ha indicado el medio.

El Ejército yemení ha lanzado una ofensiva precisa, con una serie de drones Qasef K-2, contra un importante blanco militar (saudí) en Jamis Mushait”, ha informado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yahya Sari.

El viernes, el Ejército yemení lanzó un misil de corto alcance, tipo Badr-1, contra objetivos militares saudíes en el aeropuerto de Najran (suroeste).

En los últimos meses, el Ejército y el movimiento Ansarolá han intensificado sus ataques aéreos —utilizando drones y misiles— en el territorio saudí, donde han golpeado objetivos castrenses, estratégicos y económicos como bases aéreas y refinerías de petróleo.

El 17 de agosto, Mohamad al-Bujaiti, un miembro del Consejo Político de Ansarolá, advirtió de que “el conflicto en Yemen puede acabar destrozando Arabia Saudí si la monarquía árabe insiste en continuar la agresión”.

Alemania se olvida de Khashoggi y reanuda entrenamiento de saudíes

Casi un año tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi por Arabia Saudí, Alemania planea ahora reanudar su cooperación militar con la monarquía árabe.

Según un informe publicado ayer sábado por la revista oficial Der Spiegel, el Gobierno de la canciller Angela Merkel ha aprobado que la Policía Federal alemana reanude sus operaciones de entrenamiento a las fuerzas de la Guardia Nacional saudí, a pesar del bloqueo de cualquier cooperación militar que impuso el propio Berlín contra Riad

“El Ministerio del Interior, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores y la Cancillería han acordado enviar a unos agentes de la Policía Federal al reino árabe para entrenar a los guardias fronterizos saudíes”, según confirmó un portavoz de Ministerio del Interior germano.

En octubre de 2018, Alemania anunció la suspensión de la venta de armas a Riad, así como todos los entrenamientos militares, hasta que no se aclarase lo sucedido al periodista disidente Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul.

Además, ha habido presión sobre los países europeos que exportan armas a Arabia Saudí y los que la acompañan en su brutal campaña militar en Yemen debido a los muchos crímenes que cometen contra la población civil yemení, aunque en su gran mayoría las exportaciones de armas occidentales a Riad continúan sin interrupción.

El Ministerio del Interior, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores y la Cancillería han acordado enviar a unos agentes de la Policía Federal al reino árabe para entrenar a los guardias fronterizos saudíes”, según confirmó un portavoz de Ministerio del Interior germano.

El portavoz del Ministerio alemán, no obstante, no mencionó los motivos para reanudar esta capacitación suspendida, alegando que “el proyecto es parte de una cooperación bilateral de seguridad” entre ambos países.

El pasado mes de abril, el Gobierno de Alemania adoptó también unas medidas para exportar armas a Arabia Saudí indirectamente, en contra de su propio bloqueo a las ventas de armas al país árabe.

Jamal Khashoggi, prominente columnista del diario estadounidense The Washington Post crítico con la dinastía reinante en su país, los Al Saud, fue asesinado de manera brutal el 2 de octubre del año pasado tras entrar en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

El caso desató una ola internacional de críticas a Riad; diferentes países demandaron una investigación transparente para aclarar lo ocurrido. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó el pasado junio que hay pruebas creíbles para investigar la responsabilidad de las autoridades saudíes, incluido el príncipe heredero saudí (Muhamad bin Salman), en el asesinato de Khashoggi, en este incidente mortal.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente