Portada - Últimas noticias

El medio estadounidense The Wall Street Journal publicó una noticia aludiendo a la presunta involucración de Irán en los ataques contra las instalaciones petroleras de Arabia Saudí el 14 de septiembre. No obstante, la fuente a la que hace mención negó haber compartido la afirmación.

Así, en el artículo se afirma que los rebeldes hutíes revelaron a las autoridades de Arabia Saudí y de EEUU los nuevos golpes que planea atestar Teherán contra Riad. La única fuente a la que el medio menciona son "personas familiarizadas con el tema".

Además, se afirma que los insurgentes del movimiento Ansarolá —parte de los hutíes— en realidad están buscando una solución pacífica para el conflicto con Arabia Saudí y que Irán los está instigando a la vía militar. Presuntamente, estos mismos insurgentes entregaron los planes iraníes a los diplomáticos de Arabia Saudí y EEUU.

Sin embargo, el representante oficial de Ansarolá, Mohamed Abdul Salam, dijo que no hubo tales declaraciones por parte de los hutíes y que todo esto es una "mentira descarada". El líder de los hutíes de Yemen, Abdul Malik Huti, amenazó a Arabia Saudí con nuevos ataques a menos que cesen las agresiones aéreas y el asedio desde Riad.

Otro bombardeo saudí a una mezquita deja cinco civiles muertos en Yemen

Al menos cinco personas han muerto este lunes en un bombardeo perpetrado por la aviación saudí contra una mezquita en la provincia de Omran, en el norte de Yemen.

“Cinco miembros de la misma familia han perdido la vida este lunes por los bombardeos saudíes a una mezquita en la región de Al-Sawad, en Omran”, informa la televisión local Al Masariah.

La fuente también informa de que dos niños de la misma familia están desaparecidos, y los buscan bajo los escombros de la mezquita.

El ataque se produce aun cuando el viernes los yemeníes propusieron a Arabia Saudí una tregua, que condicionaron a que Riad hiciera lo mismo.

Riad debe $ 181 millones a EEUU por apoyo a ataques contra Yemen

Arabia Saudí aún adeuda 181 millones de dólares a EE.UU. por el reabastecimiento de combustible en vuelo a sus aviones de guerra en los ataques contra Yemen.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha pedido al Departamento de Defensa del país (el Pentágono), preparar opciones militares para responder a los ataques con aeronaves no tripuladas (drones) contra instalaciones vitales de la compañía petrolera Aramco, mientras que el régimen de Riad todavía está endeudado con Washington, ya que le debe una cuantía de 181 millones de dólares por sus apoyos para llevar a cabo los bombardeos contra Yemen, indicó un informe publicado el viernes por el portal estadounidense DefenseNews.

En este sentido, el reporte censuró la insistencia de Trump en mantener una alianza con los Al Saud, por los “millones de dólares que paga en efectivo” a EE.UU. en concepto de compra de armas y equipos militares, mientras subrayaba que Riad aún no ha reembolsado al Pentágono el reabastecimiento de combustible en pleno vuelo para sus ataques contra Yemen, pese a que han pasado nueve meses desde que el Departamento estadounidense de Defensa anunciara que trataría de recuperar esos costos.

Esa factura no remunerada y las constantes declaraciones de Trump sobre defensa en relación con los lazos “estratégicos” con Riad han vuelto a enfurecer a los legisladores estadounidenses, muchos de los cuales habían expresado anteriormente su repudio a los crímenes de Arabia Saudí, especialmente a la masacre de miles de civiles en Yemen y al asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi, pidiendo el fin del apoyo de Washington al reino árabe.

“El Departamento de Defensa de Estados Unidos, financiado por los contribuyentes estadounidenses, no es la alcancía de la familia real saudí”, denunció el senador demócrata Richard Blumenthal, quien también tildó de “insultante” e “inaceptable” que el régimen saudí no adeude lo que le debe al Pentágono.

A pesar de tales críticas, el presidente estadounidense ha aprobado el envío de refuerzos militares a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) tras el reciente ataque de las fuerzas yemeníes contra la petrolera saudí Aramco, según anunció el viernes el secretario del Departamento de Defensa de EE.UU., Mark Esper.

A contracorriente con la desazón internacional que impera por los crímenes de lesa humanidad perpetrados a diario por los Al Saud y sus aliados en Yemen, el Gobierno de Trump sigue apoyando la campaña de agresión saudí, alegando que beneficia a los intereses de Estados Unidos”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente