Portada - Últimas noticias

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por una fuerza kurda, han acusado a Turquía de ataques aéreos contra zonas civiles en el noreste de Siria, que "van sembrando enorme pánico entre la población".

"Aviones turcos han empezado a realizar ataques en zonas civiles", el vocero de las FDS ha anunciado en Twitter.

Los medios estatales sirios y un funcionario kurdo informaron por separado sobre el bombardeo de la población de Ras al-Ain en el noreste cerca de la frontera turca.

La agencia Reuters reporta que los kurdos sirios han llamado a EE.UU. a establecer una zona de exclusión aérea para poner fin a los ataques de la aviación turca.

Un testigo en la localidad fronteriza siria de Tel Abyad habló a Reuters sobre las explosiones y el humo que ascendía, causando un éxodo de civiles de la población.

Primer bombardeo de Turquía

En las redes sociales se difundieron unas imágenes que presuntamente muestran el primer bombardeo que ha realizado Turquía cerca de la localidad de Ras Al-Ayn, en el marco de su operación militar en Siria.

El portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideraras por kurdos, Mustafa Bali, declaró que los aviones militares turcos realizaron un ataque en el noreste del país. "Aviones de combate han empezado a llevar a cabo ataques aéreos en las zonas civiles", provocando "enorme pánico" entre la población, recoge sus palabras Reuters.

"La aviación turca lanza intensos bombardeos contra la ciudad de Ras al Ain, en el noroeste de la provincia de Al Hasaka, también hay ataques de artillería", comunicó la televisión estatal siria. (Sputnik)

Ataque con morteros de las Fuerzas Democráticas Sirias contra una ciudad turca en respuesta al bombardeo de Ankara

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por una fuerza kurda, han realizado un ataque con morteros contra la ciudad turca de Nusaybin, momentos después de que Ankara iniciara su operativo militar denominado 'Fuente de paz' en el norte de Siria, informan medios locales.

Mientras tanto, la agencia Anadolu reporta que dos proyectiles lanzados desde territorio sirio han impactado en Ceylanpınar, otra ciudad turca fronteriza.

Trump: "Desplegar las fuerzas de EE.UU. en Oriente Medio ha sido la peor decisión de la historia de nuestro país"

El presidente de EE.UU., Donald Trump, a través de su cuenta personal en Twitter, ha aseverado que la decisión de la antigua Administración de desplegar las tropas estadounidenses en Oriente Medio resultó ser la peor medida en la historia del país.

"Estados Unidos ha gastado 8 billones de dólares luchando y mantenimiento del orden en Oriente Medio", ha revelado el presidente, añadiendo que miles de "grandes soldados" estadounidenses y "millones de personas en el otro lado" han perdido la vida, como resultado de los conflictos en esta zona.

Ir a Oriente Medio fue la peor decisión que se tomó en la historia de nuestro país!", ha aseverado Trump, denunciando que las fuerzas de EE.UU. fueron desplegadas en esta zona "bajo una premisa falsa y ahora refutada: armas de destrucción masiva". "Allí no se ha encontrado ninguna", ha recordado Trump.

El presidente ha reiterado que actualmente EE.UU. "lenta y cuidadosamente" está llevando a sus soldados de vuelta a casa, en referencia a la retirada de las tropas estadounidense de Siria.

En un tuit anterior, Trump también ha abordado el tema de la presencia de las tropas estadounidenses en Oriente Medio, aseverando que estas jamás deberían haber sido desplegadas en esta zona, donde "conflictos entre varios grupos que han estado sucediendo durante cientos de años".

Con respecto a la anunciada retirada de las fuerzas de EE.UU. del noreste de Siria, Trump ha confirmado que trasladó a sus "50 soldados". Además, ha vuelto a indicar que "Turquía debe hacerse cargo de los combatientes capturados del Estado Islámico", que Europa se había negado a aceptar.

"¡Las estúpidas guerras interminables, para nosotros, están terminando!", ha concluido esa publicación el presidente.

Ankara asegura a Moscú que respeta la soberanía de Siria

NUR-SULTÁN (Sputnik) — El Ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, confirmó que Ankara respeta la soberanía y la integridad territorial de Siria, señaló el canciller ruso, Serguéi Lavrov, al comentar la anunciada operación militar turca en el noreste del país árabe.

"Ayer [el 8 de octubre] hablé por teléfono con el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, quien me confirmó firme e inequívocamente que Turquía respeta la soberanía y la integridad territorial de la República Árabe Siria y que en todas sus acciones partirá de que el objetivo final de nuestros esfuerzos incluye la restauración total de la integridad territorial del Estado sirio", dijo Lavrov en una rueda de prensa con su par kazajo, Mujtar Tleuberdi.

Lavrov reafirmó la posición de Rusia respecto a la situación en el noreste de Siria que se basa en la necesidad de resolver todos los problemas de esta región siria a través de un diálogo entre el Gobierno de Damasco y representantes de las comunidades kurdas.

"Hemos contactado con los representantes tanto de los kurdos como con los del Gobierno y reafirmamos que los animamos a iniciar un diálogo para resolver los problemas de esta parte de Siria, incluidos los problemas de seguridad en la frontera turco-siria", afirmó.

Según el ministro, el diálogo entre los kurdos y Damasco es la única vía para estabilizar la situación.

"Esperamos que sea apoyado por todos los principales actores externos", añadió.

El 5 de octubre, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que Ankara prepara para los próximos días una operación en el norte de Siria, al este del Éufrates, para expulsar de la frontera turco-siria a las fuerzas kurdo-sirias, crear una zona de seguridad y alojar allí a los refugiados sirios que de momento se encuentran en Turquía.

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, señaló que la operación no apunta contra la integridad territorial de Siria y solo busca acabar con los terroristas kurdosirios, proteger las fronteras de Turquía.

EEUU ya dejó claro que no apoyará la intervención de Turquía en el norte de Siria, no se implicará en esa operación ni mantendrá sus fuerzas en el área.

Damasco no reconoce la autonomía kurda en el noreste de Siria, que controla los territorios al este del río Éufrates, ni su ala militar, las Fuerzas Democráticas Sirias.

Además, el Gobierno sirio protesta contra el acuerdo turco-estadounidense para coordinar las operaciones conjuntas en el norte de Siria, al denunciar que atenta contra la soberanía y la integridad territorial de Siria y viola el derecho internacional.

Acuerdo secreto sobre el tema kurdo

La operación turca a lo largo de la frontera turco-siria comenzó desde el anuncio de la repentina ‎retirada de las fuerzas militares estadounidenses ilegalmente desplegadas en esa región del norte de Siria

Es importante recordar que en 1998 el entonces presidente de Siria, Hafez el-Assad, había ‎concedido a Turquía el derecho a penetrar en suelo sirio hasta 30 kilómetros a partir de la ‎frontera común para perseguir los grupos armados del PKK (Partido de los Trabajadores del ‎Kurdistán) que atacaran el territorio turco desde Siria. ‎

Según la prensa occidental, la operación turca implicaría la posibilidad de que las tropas turcas ‎cometan masacres contra los kurdos en esa franja de territorio sirio, pero pasa por alto el hecho que numerosos ‎kurdos desempeñan actualmente funciones importantes en el aparato del Estado turco. ‎

Pero lo más importante es que esa prensa sólo presenta la versión del establishment ‎estadounidense sobre el enfrentamiento entre el presidente Donald Trump –partidario de la ‎retirada de los militares estadounidenses– y ciertos oficiales del Pentágono –que tratan de ‎imponer la continuación de la guerra contra Siria. Es por eso que la prensa occidental insiste ‎tanto en lo que pudiera pasar con los mercenarios kurdos que colaboraban con el Pentágono ‎en contra de Siria. ‎

Hay un factor esencial que esa prensa está escamoteando sistemáticamente: el 16 de septiembre, Rusia, ‎Turquía e Irán llegaron a un acuerdo sobre la cuestión de los kurdos. Rusia, que antes había ‎propuesto a Siria adoptar una estructura administrativa de tipo federal –proyecto finalmente ‎abandonado–, podría proponer ahora un proyecto constitucional orientado hacia la formación de ‎una federación cultural. El regrero de los kurdos sirios –que en realidad son esencialmente kurdos originarios ‎de Turquía– a la República Árabe Siria podría contar además con los buenos oficios de Irán, país ‎cuya minoría kurda ha logrado introducirse en los mandos de las YPG –las unidades armadas ‎kurdas del PYD, partido formado en Siria por los kurdos originarios de Turquía. ‎

Francia, que desde hace más de un siglo ha venido apostando por la creación de un Kurdistán ‎al estilo de Israel, se ve ahora marginada, por obra y gracia de ‎Estados Unidos, de toda posibilidad de arreglo de ‎la cuestión de los kurdos. ‎

¿Se encamina Erdogan hacia la trampa siria?

El viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad, ha señalado que “Aquel que se vende a un precio bajo será eliminado de la Historia. Nosotros ya advertimos en varias ocasiones (a los kurdos sirios) de los complots tramados contra la patria y el sistema sirio. Hemos dijo ya que aquel que se refugia en brazos del enemigo será más tarde o temprano traicionado por este. Esto es justo lo que ha pasado entre las FDS y los estadounidenses”.

Aún citando a Mekdad, el periódico panárabe Rai al Youm señala: “El que había apoyado un desmembramiento de Siria debe regresar al redil de la patria. Es la patria que recibe a todos sus hijos con los brazos abiertos. Queremos resolver los problemas, de una manera positiva y no violenta, preservando todo el territorio. El gobierno sirio no tolerará perder 185.000 kilómetros cuadrados del país.”

De hecho, si EEUU decide retirarse del noreste de Siria, esto es solo una señal de su fracaso: “EEUU ha fracasado en todo el mundo. Sus planes, ya sea para el Golfo Pérsico, África, Asia o contra Rusia y China, han fracasado. El racismo que desafía las reglas internacionales o la Carta de la ONU no tiene futuro. Además, aconsejamos a Turquía que no confíe en los estadounidenses y especialmente que no se arriesgue a quedar sumergida en una ciénaga en el norte de Siria.

Turquía quiere “eliminar a los kurdos y crear una zona de seguridad de 30 km de largo y 500 km de ancho en el norte de Siria para asentar a los 3,5 millones de sirios desplazados que están en su territorio, pero ¿esta apuesta es realizable?”, se pregunta el periódico, quien asegura que todo sugiere que Erdogan ha sido engañado una vez más. Sin embargo, la “retirada repentina” de los estadounidenses del norte de Siria, donde dejan docenas de bases y campamentos, es un regalo envenenado para el presidente turco por cuatro razones:

“En primer lugar, las fuerzas militares turcas se enfrentarán tarde o temprano a los kurdos, que han sido entrenados y armados hasta los dientes por los estadounidenses desde hace años. Un último convoy militar estadounidense a Hasaka incluyó unos 300 vehículos y armas antitanque, antiaéreas y más. Sin embargo, sabemos que los combatientes kurdos tienen experiencia, llevan la guerra en la sangre y son conscientes de los puntos débiles del ejército turco por haber estado en contacto con él en Al Bab o Raqqa”.

En segundo lugar, esta operación militar costará demasiado. Sus costos pesarán mucho sobre los hombros de una Turquía que está experimentando una grave crisis económica. También está la cuestión de la administración de las regiones que Turquía pretende ocupar, así como los servicios que debería proporcionar a miles, si no millones, de habitantes. Cabe señalar que, de hecho, las autoridades turcas aceptaron la colaboración de los estadounidenses en la creación de la “zona de seguridad” para compartir los costos con EEUU, pero los estadounidenses acaban de hacer que esta ilusión se desvanezca.

En tercer lugar, no hace falta decir que el Ejército sirio no se quedará de brazos cruzados viendo a Turquía apoderarse de zonas enteras de territorio sirio y se enfrentará a las fuerzas agresoras. Pero esta acción militar contra Turquía podría tomar formas que Ankara no espera.

En cuarto lugar, incluso si se cumple la suposición menos probable de que la operación del Ejército turco tenga éxito y que Turquía eventualmente domine el área, hay otra bomba de tiempo: la presencia de miles de miembros del Daesh, de todas las nacionalidades combinadas, en las cárceles kurdas. ¿Qué se va a hacer con ellos? ¿Serán juzgados y encarcelados para siempre a expensas del gobierno turco? ¿Y dónde se llevarán a cabo los juicios, en Siria o Turquía? Francia ha pagado millones de dólares de su bolsillo para que Iraq deje de enviar terroristas franceses a Francia. ¿Qué hará Erdogan?”.

Cómo las predicciones de Sayyed Nasralá sobre los kurdos sirios se hicieron realidad

Los paramilitares kurdos en Siria anunciaron el lunes (7 de octubre) que EEUU los había abandonado en beneficio de Turquía.

Los kurdos de Siria dicen que EEUU no ha cumplido su promesa, y así es como se hicieron realidad las predicciones del secretario general de Hezbolá del pasado año sobre los kurdos sirios.

El 16 de febrero de 2018, en un discurso en honor a los “comandantes mártires”, el secretario general libanés de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, pidió a los kurdos en Siria que no confiaran en los estadounidenses.

Sayyed Nasralá los invitó a resolver sus problemas con el gobierno sirio, “porque los estadounidenses eventualmente os abandonarán a vuestra suerte”.

“EEUU solo está explotando a los kurdos para realizar sus planes: los estadounidenses no dudarán en traicionar a los kurdos una vez que hayan terminado su trabajo”, dijo el número uno de Hezbolá.

“Sabemos que el Pentágono recibe un presupuesto de 500 a 700 millones de dólares con el pretexto de apoyar a los kurdos de Siria … ¿Para qué sirve este presupuesto? Ellos deben saber que en la actualidad, EEUU los utiliza como instrumento para hacer avanzar en sus planes en el contexto de su lucha contra Siria, Irán, Rusia y el eje de la Resistencia. Pero en última instancia, solo les preocupan sus propios intereses. Simplemente os venderán y os abandonarán”.

En ese momento, algunos medios, especialmente aquellos cercanos a los insurgentes sirios, afirmaron que las palabras de Sayyed Nasralá eran una broma, pero con el tiempo, la veracidad de sus declaraciones ha quedado demostrada ante el mundo.

“EEUU informó a los kurdos de Siria que no los protegerá en caso de un ataque de Turquía”, dijo el lunes 7 de octubre un funcionario estadounidense a Reuters.

Fuerzas aéreas rusa y siria matan a 30 terroristas en bombardeos a sus bases en Idleb

Las fuerzas aéreas sirias y rusas llevaron a cabo un ataque estratégico contra dos bases del grupo Hurras Al Din, en el este de la provincia de Idleb, el domingo.

El grupo Hurras Al Din es una facción terrorista vinculada a Al Qaida que actualmente opera en las áreas controladas por militantes del noroeste de Siria.

Según los informes, estos ataques aéreos de las fuerzas aéreas rusas y sirias destruyeron las bases terroristas en las ciudades orientales de Aguir y Ballisa, en Idleb, lo que resultó en la muerte de muchos combatientes terroristas, en su mayoría militantes extranjeros.

Según el Ejército sirio, el ataque sirio-ruso resultó en la muerte de 30 terroristas del grupo Hurras al Din. Casi todos los muertos son extranjeros, incluyendo varios del Cáucaso ruso, de zonas como Chechenia, Georgia o Azerbaiyán.

Fuentes militares sirias dijeron que sus fuerzas habían estado vigilando esta área del este de Idleb antes del ataque del domingo.

Por otro lado, los grupos militantes en el campo al suroeste de la provincia de Alepo el domingo alegaron que sus fuerzas habían sido atacadas por misiles de crucero desconocidos.

Fuentes de estos grupos dijeron que una fuerte explosión golpeó el área de las Granjas de ICARDA, en el suroeste de Alepo, cuando misiles de crucero desconocidos alcanzaron las defensas yihadistas.

Las Granjas de ICARDA están actualmente bajo el control del Frente al Nusra y sus aliados.

Análisis: ¿Traición o gran engaño de Trump? Estados Unidos dejó el norte de Siria a merced de Turquía

Denis Lukyanov

Desde hace meses el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha estado advirtiendo de que no toleraría la presencia de las unidades kurdosirias en la frontera con su país. El líder otomano anunció en octubre que el Ejército turco realizaría un operativo en el norte de Siria con tal de erradicar la amenaza.

Los turcos creen que los grupos armados kurdosirios representan un peligro mayor para la seguridad de su país porque —según afirma Ankara— están vinculados a "los terroristas" del Kurdistán turco, quienes desde hace décadas luchan por separarse de Turquía. En pocas palabras, con la ofensiva contra los aliados de los "separatistas" kurdoturcos, Ankara busca asegurar la integridad territorial de su propio territorio.

En aras de su seguridad, Turquía no duda en irrumpir en los territorios de otros países, a menudo sin la autorización de sus gobiernos. El Ejército otomano en numerosas ocasiones intervino en el norte de Irak, donde habitan los kurdoiraquíes. Lo mismo pasó durante la guerra civil siria: las fuerzas turcas llevaron a cabo la operación Rama de Olivo en enero de 2018 contra los kurdosirios.

Esta última operación fue, en cierta medida, una respuesta a la rápida expansión de las zonas controladas por las unidades armadas kurdosirias (YPG), quienes, con la ayuda de EEUU, lograron derrotar a ISIS —también conocido como Estado Islámico, proscrito en Rusia y en otros países— en el norte de Siria y controlar un área de aproximadamente 50.000 kilómetros cuadrados.

Durante los últimos años, todos los éxitos de los kurdosirios dependían de la ayuda proveniente de su aliado extranjero principal, Washington. EEUU suministraba armas y envió a sus asesores y a un contingente limitado de militares al norte de Siria. La ayuda comenzó durante la Administración Obama y continuó cuando Trump llegó al poder.

Entretanto, Turquía insistía en que se creara una zona de seguridad que penetrase 30 kilómetros en el territorio sirio controlado por los kurdos.  Sin embargo, a lo largo de los últimos meses no ha habido avances significativos en esa dirección. Motivo por el cual Erdogan anunció la operación militar en el norte de Siria.

Al parecer, para Trump la balanza se inclinó a favor de las relaciones con Turquía. De ahí que haya ordenado retirar a los militares estadounidenses de la zona y, así, no impedir el operativo de Ankara. Al mismo tiempo, disuadió a Ankara de excederse en el ataque amenazando con destruir completamente la economía turca. Esto significa que el destino de los kurdos en gran medida está en manos de Ankara.

Si bien Trump luego afirmó que EEUU seguiría apoyando a los kurdos tanto con dinero como con armas, la retirada de los militares norteamericanos implica que ahora los kurdosirios están prácticamente solos y tienen dos opciones: prepararse para librar una batalla o pedir la ayuda del Gobierno sirio. En esta situación, lo lógico sería optar por las dos.

EEUU, incapaz de salvar a sus aliados

"Desde el inicio de la guerra contra Siria decíamos que EEUU no apoyaría a las fuerzas kurdas eternamente. Ahora EEUU tiene que decidir entre Turquía y los kurdos. Creo que eligieron a Turquía porque es un viejo aliado. Tal vez usó a los kurdos para algo y este algo ya acabó", declaró a Sputnik el parlamentario sirio y profesor de la Universidad de Damasco Ahmed Merei.

Por ahora es difícil vaticinar cuándo concluirá la ofensiva. La parte otomana afirma que el operativo terminará una vez "los grupos terroristas sean eliminados", es decir, cuando derroten a los kurdos. Según el entrevistado, la operación puede durar muchas semanas o incluso meses.

Que Estados Unidos se retire de la región significa que Washington está abandonando a sus aliados, los kurdos. La parte siria llamó en numerosas ocasiones a las fuerzas kurdas a reabrir el diálogo con el Estado sirio porque Estados Unidos no puede salvar a sus aliados. Es posible que la parte norteamericana disponga de equipamiento, pero no de aliados, subrayó.

"El Estado sirio declaró muchas veces que cualquier intrusión de Turquía en suelo sirio constituirá una agresión turca contra Siria y contra su pueblo. Ya hemos dicho que, si el Estado turco quiere garantizar la seguridad de su frontera, tiene que abrirse al diálogo con Damasco y volver al Acuerdo de Adana —firmado en 1998 entre Damasco y Ankara—, porque este propone un buen mecanismo para esta área o esta frontera", indicó.

Los kurdosirios, moneda de cambio en manos de Washington

Cualquier intervención en el territorio de Siria representa un acto de agresión, así que Siria tiene el derecho de defender su propia tierra por todos los medios a su alcance, declaró otro parlamentario sirio, Alan Bakr.

"Los eventos de los últimos días han constatado una verdad histórica: que quienquiera que cuente con los estadounidenses al fin y al cabo acaba siendo una moneda de cambio en sus manos y una herramienta de presión. Esto es precisamente lo que pasó con los kurdos", añadió.

El Gobierno sirio, continuó, siempre pone de relieve que solo cuenta con sí mismo, su Constitución y su Ejército. Los agresores serán expulsados de Siria sea por la vía pacífica o por la militar.

Según Bakr, hoy en día Turquía "amenaza con ocupar" una parte del territorio sirio que se encuentra bajo el control de agrupaciones que son controladas desde Estados Unidos. Pero estas agrupaciones desmantelaron hace poco las fortificaciones en la frontera con Turquía para demostrar que no planean ninguna agresión, concluyó.

Los kurdos fueron utilizados por Washington y Ankara como un pretexto para su presencia en el territorio sirio. Después de los ataques turcos contra las agrupaciones kurdas, estas solicitaron que la parte rusa actúe como mediador en las negociaciones con el Gobierno sirio, señaló en su comentario a Sputnik el experto militar y general sirio Heitham Hassún.

"El regreso de los kurdosirios al seno de Damasco conviene a los intereses de Siria. Esto permitirá reintegrar las tierras ocupadas en el Estado sirio. En este caso el Ejército del país los protegerá de la ocupación turca", manifestó.

Las autoridades sirias ya declararon que su Fuerzas Armadas pueden responder a la agresión turca, lo que puede marcar el inicio del primer enfrentamiento armado durante la guerra civil siria, dijo el entrevistado.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente