Portada - Últimas noticias

LA PAZ (Sputnik) — La secretaría de la Vicepresidencia de Bolivia divulgó la carta de renuncia del presidente Evo Morales, recibida a las 17:50 horas (21:50 GMT) del 10 de noviembre, en la que el líder indígena afirma que su decisión era "obligada (...), producto de un golpe de Estado político, cívico y policial".

"La consigna es resistir, para mañana volver a luchar por la patria. Nuestra acción es y será defender los logros de nuestro Gobierno. ¡Patria o muerte!", proclamó el líder indígena en su nota sin membrete divulgada en las redes sociales y remitida "desde el valeroso trópico de Cochabamba", más conocido como Chapare, su cuna sindical y política. 

La carta debe ser considerada formalmente por la Asamblea Legislativa Plurinacional, en una sesión bicameral aún no convocada a causa de la acefalía de ambas cámaras, que estaban dirigidas por parlamentarios del partido de Morales y que también renunciaron.

Morales destacó las "conquistas logradas a sangre y fuego" por su Gobierno de casi 14 años en nombre de trabajadores e indígenas, entre ellas:

  • la nacionalización de recursos naturales y empresas estratégicas,
  • la creación de empresas públicas,
  • los avances en derechos de las mujeres,
  • las políticas sociales,
  • la redistribución de la riqueza,
  • los símbolos patrios, entre los que se incorporó la wiphala, bandera multicolor indígena.

"Mi responsabilidad como presidente indígena y de todos los bolivianos es evitar que los golpistas sigan persiguiendo a mis hermanos y hermanas dirigentes sindicales, maltratando y secuestrando a sus familiares, quemando casas de gobernadores, de asambleístas, de concejales, evitar que sigan perjudicando a la gente más humilde", dijo Morales en alusión a acciones de grupos opositores que precipitaron su renuncia.

"Hoy es el momento de la solidaridad, mañana será el momento de la reorganización y el paso al frente en esta lucha que no termina con estos tristes sucesos", añadió el presidente depuesto.

La Vicepresidencia divulgó también la carta de renuncia del vicepresidente Álvaro García, recibida media hora después que la de Morales.

Así fue la primera noche de Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia

 

El mandatario depuesto de Bolivia, Evo Morales, mostró cómo fue su primera noche después de dejar la presidencia tras el golpe de Estado perpetrado por la oposición con apoyo de las Fuerzas Armadas.

"Así recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las Federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado", escribió Morales, quien acompañó el mensaje con una fotografía donde se le observa durmiendo en el suelo.

Morales también denunció que grupos vandálicos, al mando de los opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, atracaron su domicilio ubicado en el Barrio Magisterio de Cochabamba, tras violentar su residencia en Villa Victoria para saquearla y quemar sus pertenencias.

De igual forma, el mandatario depuesto repudió que tanto la Policía como la Fuerza Armada repriman "al pueblo que defiende la democracia con justicia, paz e igualdad".

"Volveré con más fuerza y energía": Evo Morales anuncia su partida a México

El avión de la Fuerza Aérea de México llegó la noche del lunes a Bolivia para recoger al mandatario depuesto, Evo Morales, tras la violencia desatada en el país andino tras el golpe de Estado.

"Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida", dijo el presidente dimitido de Bolivia en su cuenta de Twitter, agregando que aunque le duele abandonar el país andino, pronto volverá "con más fuerza y energía".

Cerca de las 21:20 (hora local), la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana Gulfstream 550, matrícula 3916, arribó a la ciudad de Chimoré, en el departamento de Cochabamba, después de hacer una escala en Lima para abastecerse de combustible.

Por su parte, el canciller mexicano Marcelo Ebrard confirmó en su cuenta de Twitter que Morales se encontraba "en el avión del Gobierno de México enviado para asegurar su traslado seguro".

Asilo político

Este lunes, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador informó que había otorgado asilo político a Morales, ante el riesgo que corre su vida en Bolivia, después de varios hechos de violencia cometidos contra el mandatario depuesto y su familia por grupos opositores.

"La cancillería mexicana, previa consulta con la Secretaría de Gobernación, ha decidido concederle asilo político por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que se enfrenta en Bolivia, en donde su vida e integridad corren riesgo", informó Ebrard durante una conferencia de prensa.

Tras la incertidumbre sobre el paradero de Morales, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, agradeció a López Obrador la ayuda prestada para refugiar al mandatario depuesto boliviano.

Fernández también fue el primero en informar que Perú había abierto su espacio aéreo para trasladar a Morales, por órdenes el mandatario Martín Vizcarra. "Él habilitó el espacio aéreo peruano para que pueda llegar un avión de México para buscarlo a Evo y se movió diplomáticamente para tratar de facilitar la llegada de ese avión", dijo el presidente electo de Argentina, desde el Centro Cultural de la Cooperación en Buenos Aires.

Esta información sería confirmada minutos después por la Cancillería peruana en un comunicado de prensa, en el que se informó que, a solicitud del Gobierno de México, concedió este lunes permiso de sobrevuelo y abastecimiento de combustible.

Miles de indígenas y simpatizantes de Morales salieron a protestar este lunes contra el golpe de Estado. No obstante, los manifestantes han sido reprimidos por los cuerpos de seguridad.

En este marco, el Comandante de las Fuerzas Armadas (FFAA) de Bolivia, Williams Kaliman Romero, anunció que el Ejército ejecutará operaciones conjuntas con la Policía "para evitar sangre y luto a las familias bolivianas", lo que implica que asumirá las labores de represión a la protesta.

"Como con una pistola en la cabeza": Evo Morales se vio obligado a dimitir para "evitar un baño de sangre"

El periodista internacional José Manzaneda cree que el objetivo del golpe pasa por recuperar el control de los recursos naturales de Bolivia, nacionalizados en 2006.

Uno de los objetivos del golpe de Estado en Bolivia perpetrado por "la oligarquía" es "la recuperación del control sobre los recursos naturales del país", que durante el Gobierno de Evo Morales fueron nacionalizados y puestos al servicio del pueblo boliviano, opina el periodista internacional José Manzaneda en declaraciones a RT.

Ciertamente, Morales renunció a la presidencia, pero se trató de una dimisión "con una pistola en la cabeza" para tratar de "evitar un baño de sangre", apunta Manzaneda. "Estamos ante un golpe de Estado suigéneris", en el que se ha producido "una traición clara" de la Policía y del Ejército, que se han "puesto del lado de los golpistas", agregó.

 

"Detrás de todo está el objetivo final de recuperar el control sobre los recursos naturales de Bolivia, que en el año 2006 fueron nacionalizados, puestos a los servicios de los programas sociales y de crecimiento económico con orientación social", sostiene el periodista. Muestra de ello, según Manzaneda, es que uno de los líderes de las "revueltas cívicas de extrema derecha" es Luis Fernando Camacho, que pertenece a una de las familias de empresarios que se vieron afectadas por el proceso de nacionalizaciones llevadas a cabo por Evo Morales.

"La oligarquía boliviana y los grandes intereses del imperialismo de EE.UU." quieren "recuperar el control" de recursos naturales del país como el gas, el litio, entre otros, señaló.

Bolivia vive sumida en una crisis política desde que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera presentaran su renuncia este domingo, tras una ola de dimisiones dentro de su Gobierno y en medio de protestas que estallaron tras las elecciones del pasado 20 de octubre, cuando el candidato opositor Carlos Mesa, junto a organizaciones sociales, denunciaron supuesto fraude en el recuento de los votos, si bien no han presentado pruebas.

 

Golpe en Bolivia demuestra la necesidad de "una OEA sin EEUU"

El expresidente colombiano y ex secretario general de la Unasur Ernesto Samper afirmó que la Organización de Estados Americanos (OEA) tuvo "un papel titubeante" en el caso de Bolivia y defendió la necesidad de que América Latina tenga "un solo mecanismo de integración" en el que no participe EEUU.

Samper sostuvo que "la región está ardiendo por muchas razones" y que, en el caso de Bolivia, "lo que hay es un rechazo contenido de unos pocos sectores, que son los que han concentrado la propiedad en el país, a que sigan avanzando las políticas sociales que ha propuesto el Gobierno".

Samper habló con Sputnik y otros periodistas durante la sesión del Parlasur en Montevideo, en la que se aprobó una resolución condenando la ruptura del orden constitucional en Bolivia.

El exmandatario colombiano instó a dejar de lado las divisiones políticas y, tanto en Bolivia como en Chile —donde continúan las protestas contra el presidente Sebastián Piñera—, "deben los actores políticos de alguna manera sentarse a dialogar y encontrar salidas democráticas, que en el caso de Chile puede ser una Asamblea Constituyente y en el caso de Bolivia puede ser la celebración de nuevas elecciones".

Una salida no democrática provocará "dolores, aislamiento internacional y retroceso de los países, donde los que van a terminar pagando los platos rotos son especialmente las poblaciones excluidas", advirtió.

Samper, que ejerció como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) entre 2014 y 2017, comparó la postura adoptada por la OEA con lo que podría haber hecho la Unasur si no hubiera dejado de operar en 2018 como consecuencia del retiro de apoyo de varios países.

Samper recordó la actuación de la Unasur en 2008 en Bolivia, en circunstancias parecidas, cuando "con Michelle Bachelet [presidenta de Chile], que tenía la presidencia de la Unasur, logramos conjurar algo que era más grave que un golpe de Estado, era una división del país", recordó.

En este caso, la OEA jugó un "papel titubeante, no claro e interesado, porque lamentablemente hay intereses oscuros detrás de estas posiciones" , señaló.

Samper reivindicó la postura adoptada en el encuentro del Grupo de Puebla reunido el 9 y 10 de noviembre en Buenos Aires, en la agrupación de líderes progresistas de la región señaló la necesidad de ir hacia "un solo mecanismo de integración".

El expresidente colombiano defendió que todos los bloques regionales actuales pasen por un "mecanismo de convergencia" que los unifique en un nuevo ámbito "que podría ser una Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) fortalecida, con una secretaría fuerte, con una fuerte interlocución política".

A través de ese camino, concluyó, la región "podría llegar a lo que necesitamos: una OEA sin EEUU".

Para Samper, los países de la región deben comprender que "este es el momento no de las ideologías sino de la opinión política".

"En este momento se debería desideologizar las relaciones internacionales y politizarlas, es decir, que no respondamos cada uno con su pasión ideológica sino como una región, una comunidad, un grupo de países que nos hemos comportado unidamente cuando hay este tipo de oportunidades", sintetizó.

Habrá resistencia

Vean cómo se levantó El Alto contra el golpe. La policía ya mató a dos personas. Son miles y miles de personas en las calles.

VIDEO

VIDEO

Tras dos muertos en El Alto por represión policial durante el golpe, los alteños dicen estar en pie. ¨Hay que levantarse. No pueden volver los traidores de siempre. Han quemado nuestra Whipala, es como quemar al quechua o al guaraní¨ Vea vídeo completo:

VIDEO

VIDEO

 

La Paz, siguen reprimiendo y asesinando al pueblo, así les disparan a los mineros que se dirijen a apoyar a Evo, presidente electo.

VIDEO

“Llamamos a levantarnos y a movilizarnos de manera permanente. No vamos a aceptar la renuncia de nuestro hermano presidente”, dice Henry Mamani, vocero de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales.

VIDEO

Campesinos leales a Evo Morales irrumpen en El Alto al grito de "Ahora sí, guerra civil"

 

LA PAZ (Sputnik) — Millares de campesinos del altiplano boliviano armados con palos irrumpieron en la ciudad de El Alto, vecina a La Paz, al grito de "ahora sí, guerra civil", en el inicio de movilizaciones convocadas por sindicatos agrarios en respaldo al saliente presidente Evo Morales.

"Es el momento de unirse, defender nuestros derechos, y hoy en todo el país convocamos a nuestra movilización", dijo el líder de la Confederación de Pueblos Interculturales (colonizadores agrícolas), Henry Mamani, a reporteros en la sede de esa organización en La Paz.

Los campesinos que gritaban la consigna mientras avanzaban al trote arribaron desde la región ribereña del lago Titicaca (oeste) e incluían a los "ponchos rojos", grupos de choque de los pueblos aymaras conocidos por su tradición guerrera, según mostraron reportes de varios canales de televisión.

La entrada al trote de los campesinos altiplánicos culminó con una concentración en los alrededores de la Universidad Pública de El Alto, donde los dirigentes anunciaron que se declaraban en protesta permanente, con bloqueos de carreteras en rechazo al "golpe de Estado de Camacho y Mesa", por el líder cívico Luis Camacho y el expresidente y candidato presidencial Carlos Mesa.

Desde que Morales los señalara como responsables del golpe cívico-político que lo echó del poder, Camacho y Mesa son mencionados como enemigos en las declaraciones de políticos y dirigentes sociales que repudian las protestas que lograron la anulación de las elecciones de octubre, ganadas según el cómputo oficial por el presidente que anunció su renuncia luego de que las Fuerzas Armadas le hicieran saber que debía salir del poder.

Ambos dirigentes han rechazado enfáticamente que la caída de Morales haya sido a causa de un golpe de Estado, reivindicando por separado la independencia política de las movilizaciones de universitarios y activistas cívicos que persistían el lunes en por lo menos cinco de las nueve ciudades principales, incluida La Paz.

Camacho llamó de nuevo el lunes a continuar esas movilizaciones, que incluían paros y bloqueos callejeros, hasta que se consolide la transición presidencial.

En respuesta, Mamani afirmó que los sindicatos campesinos "no permitirán que Camacho ni Mesa lleguen a la presidencia" y leyó a la prensa una resolución de la Confederación de Pueblos Interculturales que instruye "cerco permanente (a La Paz) en defensa de la democracia y del voto campesino e indígena".

Una determinación parecida fue emitida por la organización rural más grande del país, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, uno de los soportes de Morales.

La llegada de los campesinos altiplánicos a El Alto acrecentó la tensión que persistía en varias regiones de Bolivia al día siguiente de la caída de Morales.

En El Alto, manifestantes "anti-golpe", como se llamaron, chocaron varias veces con la policía que reasumió sus labores tras estar amotinada más de 48 horas, con saldo de al menos cinco heridos, uno por explosión de un cartucho de dinamita, informaron vecinos en las redes sociales.

En La Paz, la residencial zona sur que pasó la noche pasada en zozobra por el ataque violento y hasta incendiario de supuestos aliados de Morales, fue escenario el lunes de nuevas incursiones de grupos de campesinos y transportistas que lanzaban amenazas de ataques inminentes, hasta que la policía logró dispersarlos.

La red Bolivisión reportó además que en la carretera entre La Paz y la ciudad altiplánica de Oruro se registró al mediodía un ataque con dinamita de supuestos mineros a una caravana de buses que llevaba delegaciones de universitarios que pretendían reforzar las manifestaciones en La Paz.

Ese enfrentamiento dejó al menos cinco heridos y varios autobuses y ambulancias con graves daños.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, aliado de Mesa, convocó por las redes sociales a las juntas de vecinos de la ciudad a reforzar la vigilancia nocturna en previsión de nuevos ataques vandálicos, que atribuyó a "militantes del oficialismo", o seguidores de Morales.

Evo Morales: "Mesa y Camacho pasarán a la historia como racistas y golpistas"

El exmandatario boliviano Evo Morales escribió en su cuenta de Twitter que el excandidato opositor Carlos Mesa y el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, "pasarán a la historia como racistas y golpistas".

Morales les pidió que "asuman su responsabilidad de pacificar al país" y que "garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica", un día después de su renuncia como presidente del país andino ante los hechos de violencia y persecución que se desataron en varias provincias del país en contra de sus partidarios.

Morales se refirió también a las acciones violentas y de racismo que han desatado grupos de choque opositores, de las que pretenden responsabilizar a sus seguidores. "Los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa, ahora mienten y tratan de culparnos del caos y la violencia que ellos han provocado. Bolivia y el mundo son testigos del golpe".

¿Qué repercusiones tendrá para México el asilo a Evo Morales?

México otorgó asilo a Evo Morales, quien había anunciado su renuncia a la Presidencia de Bolivia tras una crisis política y social. Sputnik habló con varios expertos acerca de las repercusiones que podría tener este paso del Gobierno mexicano sobre la situación interna del país y su relación con EEUU.

La política interna

Jorge Luis Santa Cruz, profesor de periodismo de la Universidad Anáhuac México, considera que con esta decisión el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador "abre otro frente" en la política interna del país.

Esto no beneficia al mandatario mexicano, quien ya había sido duramente criticado por la oposición a raíz de la toma de una serie de decisiones controvertidas, como la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Chapo Guzmán.

"El traer de Evo Morales a México despertará inquietud no solo en el Partido Acción Nacional, sino muy probablemente en el sector de la iniciativa privada, en los empresarios. El hecho de traer a Morales a México reafirma su prioridad de una postura proizquierda", afirmó.

A su vez, Luis Huacuja, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, recalcó que las autoridades mexicanas siempre han manifestado "una postura firme contra el golpe de Estado" y "se queda cada vez más claro" que lo que ocurrió en Bolivia ha sido un golpe de Estado.

Las relaciones con Washington

Jorge Luis Santa Cruz considera que la decisión de darle asilo a Morales es capaz de afectar las relaciones de México y EEUU y los acuerdos que han sido firmados entre ambos países.

A este respecto, el experto recordó que hoy en día el presidente de EEUU, Donald Trump, se encuentra en plena campaña de reelección y  la renuncia de Evo Morales le suma capital político entre aquellas personas a que no les gusta ver cómo los regímenes de izquierda proliferan en América Latina.

"El dar asilo a Evo Morales sin duda significa un desafío con el presidente de EEUU. Trump tiene como as en sus medios de presión contra México no solo a la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), sino también tiene posibilidad de imponer aranceles a las importaciones mexicanas", destacó a la vez que agregó que a eso hay que sumar "la amenaza de construir un muro que se está volviendo realidad".

Esta fue la razón por la que el profesor pronosticó que más tarde o temprano habrá una reacción o una declaración por parte de Washington.

Sin embargo, Luis Huacuja tiene un enfoque diferente sobre el tema. El académico recordó que, a lo largo de la historia, México ha tenido posturas que no necesariamente coincidían con las de EEUU, como en el caso de sus posiciones sobre Cuba. Según el académico, la decisión de López Obrador no afectará a la ratificación del T-MEC por dos razones.

"Primero porque es un tratado evidentemente comercial. Segundo por que México ya hizo lo suyo, aprobó el Tratado. En este sentido pienso que no va ligada una cosa con la otra", señaló.

La Organización de los Estados Americanos

Las elecciones en Bolivia han demostrado otra vez más la falta de unión y confianza entre los miembros de la Organización de los Estados Americanos. Jorge Luis considera que hoy en día en América Latina existe una clara desunión.

De acuerdo con Santa Cruz, hay países que están alineados con el bloque evangélico sionista que encabeza el presidente Donald Trump. Este bloque tiene fuerte presencia en Guatemala, Honduras y El Salvador, según el experto. También hay países como Venezuela, que mantienen más vínculos con otro bloque, el globalista, que tiene como una de sus cabezas al multimillonario George Soros.

El profesor de la Universidad Anáhuac México considera que por un lado la OEA perdió su poder porque no ha podido "derrocar al presidente Nicolás Maduro en Venezuela"; por otra, sigue siendo influente dado que logró "incidir en la renuncia de Evo Morales en Bolivia".

Esta es la razón por la que el interlocutor de Sputnik ve a la OEA como un organismo que entra en estado de descomposición, pero que todavía tiene fuerza gracias al apoyo de la Agencia Central de Inteligencia. Por ello, su suerte, según el experto, dependerá de lo que ocurra en EEUU.

"Si finalmente el presidente Donald Trump logra la reelección, probablemente la OEA tenga más preponderancia en otras naciones como Nicaragua. Si Donald Trump es desplazado de la Casa Blanca no me atrevo a vislumbrar el futuro del ente. Todo depende de quién pudiera finalmente hacerse cargo de la Casa Blanca", concluyó.

La desfachatez de Bolsonaro el día del golpe de Estado en Bolivia

A Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, le encanta la polémica y, al estilo de Donald Trump, le encanta polemizar en Twitter. Y así fue cómo se expresó el día en el que Evo Morales anunció su renuncia a la Presidencia de Bolivia y denunció el golpe de Estado orquestado por la oposición y fuerzas de seguridad de su país.

Tras la renuncia del líder andino este 10 de noviembre, Bolsonaro publicó en su cuenta de Twitter: "Las denuncias de fraude electoral resultaron en la renuncia del presidente Evo Morales. La lección para nosotros es la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia, de contar los votos que se pueden auditar. ¡El VOTO EN PAPEL es una señal de claridad para Brasil!".

La declaración alude al modelo electoral brasileño que utiliza el sistema de votos electrónicos, el cual ha sido ampliamente cuestionado por Bolsonaro durante su campaña presidencial en 2018. En aquel momento, el entonces candidato dijo que si no ganaba las elecciones, era por culpa de las urnas electrónicas que, a su juicio, pueden ser fácilmente adulteradas.

Casi dos horas más tarde, minutos después de que Morales manifestara en Twitter los motivos de su renuncia, el mandatario brasileño redobló la apuesta y publicó una polémica consigna con una alegre foto en la que aparece acompañado de la primera dama. Dijo: "Gran Día".

​Uno de los hijos de Bolsonaro fue más directo aún. Este 11 de noviembre Eduardo Bolsonaro escribió que "el voto de fraude no es democracia. La dictadura es la supresión de la voluntad popular y esto puede suceder incluso si hay 'elecciones', vea 'elecciones' en Cuba".

Análisis: Bolivia, un país sin ley, camino de convertirse en un Estado paria

María Luisa Ramos Urzagaste

Bolivia, un país modelo en crecimiento económico y pionero en la lucha contra la pobreza y la discriminación, hoy está sumido en una tragedia sin precedentes. Se derrumba en el odio, la venganza y el vacío político, que ahora viene siendo rápidamente ocupado por hordas derechistas.

Bolivia amaneció sin Gobierno, sin Parlamento, sin autoridades regionales, sin autoridades del orden y con gente en las calles que ilusamente creen que les ha llegado "la libertad" y no se dan cuenta que son el instrumento y la masa necesaria para instalar un Gobierno de facto tan ansiado por fuerzas oscuras foráneas e internas.

Mientras escribo estas líneas, en Bolivia se ha desatado una cacería humana irracional. Arden casas de dirigentes políticos de distintos colores y bandos, exautoridades y grupos violentos organizados recorren las calles, los saqueos y los cortes en el suministro del agua aumentan el pánico. Es un país sin ley.

Al día de hoy, se ha llegado a tal grado de enfrentamiento fratricida que costará años reparar esas heridas. Personas de todas las edades exhalando un odio inimaginable, sedienta de sangre al puro estilo del circo romano. Hemos visto enemistarse hermanos, amigos, colegas, vecinos, padres, madres e hijos.

El factor de la conspiración interna y externa contra el proceso de cambio, liderado por Evo Morales Ayma, siempre estuvo presente, nunca se fue, solo tomó otras formas. Habrá tiempo de analizar las razones de la actual situación, pero no se puede negar que hubo muchos errores y falta de autocrítica y que se perdió la noción de la realidad.

El factor Camacho y la lista de Pablo Escobar

Una casta política —tanto de izquierda como de derecha— desgastada, miope y prebendal que se había acomodado en sus asientos y que dejó de escuchar a la gente de a pie ha contribuido a esta tragedia.

Ahora ese vacío dejado por las fuerzas políticas tradicionales bolivianas está siendo llenado por un líder carismático de derecha, el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien sin tapujos pide castigos y amenaza.

Camacho les ha devuelto a miles la ilusión de liberarlos, usando la Biblia y la oración. El eslogan o estribillo utilizado, Camacho no está solo, es muy claro. Él no está solo, tiene un apoyo logístico y de inteligencia muy poderoso.

Hace pocos días en un cabildo en la ciudad de Santa Cruz instruyó que se elaboren listas de "los traidores", así como lo hacía el narcotraficante Pablo Escobar.

Camacho logró lo que la oposición tradicional boliviana no había logrado durante años: sacar a la gente a la calle, adorarlo y arrodillarse, orar levantando los brazos al cielo, para luego escucharle su arenga de promesas de amor y libertad.

Luego de la renuncia de Evo Morales Ayma, Camacho ahora exige su trofeo, la cabeza de Evo y de su gente más cercana, seguramente quiere llevarlos a los pies del monumento del Cristo El Redentor en Santa Cruz, lugar donde surgió su liderazgo.

Pero no se detiene en ese deseo. Ahora también quiere a todo el Parlamento en la cárcel, ministros, dirigentes políticos. Su voluntad se está imponiendo. Tiene prácticamente a la Policía bajo su mando ¿Cómo se llama eso? Camacho nos ha dado en pocas horas la respuesta a la pregunta que muchos se hacían o se negaban a aceptar: Es una ruptura del orden constitucional, es un golpe de Estado cívico-policial.

Evo Morales en sus palabras de renuncia hizo un pedido a la oposición, dijo "solo les pido una cosa, no destruyan Bolivia". Cuán ilusas me sonaron esas palabras al inicio. Pero ahora todo cobra sentido, en realidad fueron una advertencia de lo que se viene.

A estas alturas, me atrevo a decir —y ojalá me equivoque absolutamente— que en el futuro inmediato no habrá cabida para fuerzas progresistas en Bolivia. Las razones son muchas: una maquinaria implacable de manipulación mediática y de sentimientos, los errores políticos garrafales, etc.

Colocarán a un Gobierno de transición fantoche, elegirán a un presidente o presidenta títere. No soy optimista, aunque lo ansíe. Intentarán convertir Bolivia en un Estado paria o fallido con el único fin de saquearlo.

Queda ahora empezar a reconstruir la patria en la clandestinidad, a ser solidarios, a no dejarse emborrachar por cantos de sirena. Vienen días difíciles y dolorosos para Bolivia, pero habrá un tiempo de recomposición y retorno, pues el pueblo boliviano merece tener días mejores y convivir en armonía y bienestar.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS