Portada - Últimas noticias

Tanto JeannineÁñez como Luis Fernando Camacho provenien de la "medialuna" secesionista, la región oriental de Bolivia que históricamente tiene pretensiones separatistas. Santa Cruz versus La Paz es un conflicto sin resolver que subyace a la situación que hoy atraviesa el país. En 2008, Bolivia ya había vivido una crisis política profunda que puso en riesgo su integridad territorial.

Algunos de los conflictos que emergen en medio de esta crisis boliviana son tan viejos como la colonización de América por parte de España. Una y otra vez en el continente resurgen viejos dilemas indentitarios. ¿Quiénes somos? ¿En qué creemos? ¿Qué nos une? ¿Qué tenemos en común?

Bolivia, oficialmente el Estado Plurinacional de Bolivia, es un país en el que coexisten varias naciones indígenas, cuyos orígenes son anteriores a la llegada de la colonización española. Las 3 principales son la quechua, la aymará (ambas pertenecían al antiguo Kollasuyo, perteneciente al imperio incaico) y la guaraní. Los guaraníes, destaca Wikipedia, eran llamados despectivamente "chiriguanos" por los Incas. Estos, durante el incanato de Huayna Cápac, levantaron fortalezas para detener su avance.

De acuerdo a la Constitución de 2009, Bolivia reconoce 36 lenguas oficiales y la justicia indígena con sus propios procedimientos y costumbres, al mismo nivel que la justicia común. Durante sus 13 años de presidencia, Evo Morales aprobó leyes como la "ley antirracismo contra toda forma de discriminación", por lo que "ha habido una apropiación muy fuerte de sectores indígenas y campesinos del proceso encabezado por Evo Morales", explicó la politóloga María Tereas Zegada a Telefé Noticias.

Esto es importante para entender algunas de las frases que salieron en los últimos días de boca de la autoproclamada presidenta de Bolivia, JeannineÁñez, y de aliados cercanos al presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien tuvo un rol importante en la reciente salida de Evo.

En Bolivia, conviven 2 narrativas: una dice que hubo un golpe de Estado que obligó a Evo Morales a renunciar, y otra que dice que un movimiento ciudadano restableció la democracia. Cada uno de estos relatos, explicó Diego Aitor San José de El Diario, tiene sus símbolos.

"Gracias a Dios, la Biblia vuelve al Palacio", dijo la autoproclamada presidenta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente