Portada - Últimas noticias

Irán anunciará que una unidad operativa de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) será la principal parte implicada en el desarrollo de su supergigante nuevo yacimiento de petróleo de Namavaran, según OilPrice.com que citó a una fuente de alto rango cercana al Ministerio de Petróleo de Irán.

Namavaran es el segundo campo petrolífero más grande descubierto en Irán, con 54.000 millones de barriles de petróleo, lo que lo sitúa detrás del campo de petróleo de Asmari, en Gachsaran, con 68.000 millones de barriles.

Según la publicación, esta cifra puede aumentar ya que hay una buena posibilidad de una continuación de las reservas de petróleo hacia el sur.

Toda la reserva se extiende durante casi 2.400 kilómetros, con una profundidad media promedio de 80 metros y consta de petróleo crudo relativamente denso y pesado.

El campo se exploró por primera vez a principios de 2016, momento en el que las pruebas iniciales mostraron la presencia de alrededor de 33.000 millones de barriles. Desde entonces, las exploraciones más rigurosas en un área más amplia han descubierto otros 22.000 millones de barriles más o menos de petróleo, lo que da la cifra aproximada de 54.000 millones de barriles.

Las reservas probadas de petróleo de Irán son de 160.000 millones de barriles, casi el 10 por ciento del total mundial, lo ubican en el cuarto lugar después de Venezuela (300.000 millones de barriles), Arabia Saudí (265.000 millones de barriles) y Canadá (175.000 millones de barriles), según BP.

El país también tiene las reservas probadas de gas más grandes del mundo con casi 34 billones de metros cúbicos (18 por ciento del total mundial), lo que lo coloca por delante de Rusia (17 por ciento) y Qatar (13 por ciento).

Llega el turno del petróleo saudí: ¿qué hay detrás del envío de tropas de EEUU a Arabia Saudí?

El presidente de EEUU, Donald Trump, prevé desplegar más tropas estadounidenses en Arabia Saudí para ayudar al reino a defenderse de Irán. Al igual que en Siria, todo gira alrededor del petróleo, observan los analistas.

"Irán ha seguido amenazando la seguridad de la región, incluso atacando instalaciones de petróleo y gas natural en el Reino de Arabia Saudí", dijo el mandatario estadounidense y añadió que, con el nuevo despliegue, el número total de soldados estadounidenses en Arabia Saudí ascenderá a unos 3.000.

Es un "viraje muy interesante", comentó a Sputnik Víktor Nadein-Rayevski, investigador principal del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia rusa de Ciencias.

"Tras el asunto sirio, llega el saudí, y todo vuelve a girar en torno al petróleo", señaló el también director del Instituto de estudios políticos y sociales de la región del mar Negro y el Caspio.

Según el analista, EEUU está interesado en asegurar las exportaciones estadounidenses de petróleo.

"Los estadounidenses no necesitan un aumento serio de los precios del petróleo ni una caída grave, porque entonces los yacimientos, donde operan las empresas estadounidenses, dejarán de ser rentables. Tal vez este hecho también juega un papel", opinó Nadein-Rayevski.

El ataque con drones contra instalaciones petrolíferas en Arabia Saudí en septiembre fue un duro golpe para EEUU, observó el experto. "Es un claro fracaso de los sistemas estadounidenses de defensa aérea. Necesitan rehabilitarse de alguna manera de los fallos del sistema de defensa".

El analista aseguró que la decisión del presidente estadounidense tendrá consecuencias políticas.

"Sin duda, el fortalecimiento de las tropas estadounidenses en Arabia Saudí pone en tela de juicio los intentos de restablecer las relaciones con Irán. Parece que ya no se proponen este objetivo, y la confrontación continuará", explicó Víktor Nadein-Rayevski.

El 14 de septiembre, varias refinerías en el este de Arabia Saudí fueron objeto de ataques con drones. Los hutíes del movimiento yemení Ansar Alá, contra los que lucha la coalición árabe con Arabia Saudí a la cabeza, afirmaron que fueron sus combatientes quienes atacaron las compañías saudíes. Sin embargo, EEUU afirmó que no existen indicios de que los ataques se hayan lanzado desde Yemen y los imputó a Irán. El país persa, por su parte, refuta las acusaciones.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS