Portada - Últimas noticias

DOHA (Sputnik) — Las autoridades de Irak empezaron a preparar el mecanismo para la salida de las fuerzas estadounidenses tras el asesinato de general iraní Qasem Soleimani y un importante líder de la milicia chií local, aseguró el Ejército del país árabe.

"El Gobierno de Irak prepara la retirada de las tropas estadounidenses del país", señaló el portavoz del Ejército iraquí, Abdul Karim Khalaf, en declaraciones recogidas por la cadena televisiva Al Jazeera.

El vocero militar agregó que la actividad de la coalición internacional en Irak, liderada por Estados Unidos, se limitará a las consultas y al entrenamiento militar.

"Los últimos ataques de los estadounidenses fueron una estupidez y no podemos callar", recalcó Khalaf.

Puntualizó también que "el Gobierno iraquí restringió el desplazamiento terrestre y aéreo de las fuerzas de la coalición internacional y no permitirá que se trasladen a otros lugares".

Khalaf subrayó que los estadounidenses llevaron a cabo su operación sin informar de ello al mando central del Ejército iraquí.

El 5 de enero el Parlamento de Irak aprobó por mayoría de votos en una reunión extraordinaria romper la alianza anti ISIS con EEUU y la retirada de las fuerzas extrajeras del país. La decisión adoptada por los diputados entró en vigor inmediatamente después de la votación.

El Gobierno estadounidense reaccionó a esa decisión amenazando con imponer sanciones a Irak.

¿Por qué a Irak no le basta con una resolución del Parlamento para expulsar a EE.UU.?

El Parlamento iraquí aprobó estedomingo una resolución que "pone fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí" y les prohíbe "usar su suelo, su espacio aéreo o su aguas bajo ningún motivo". Sin embargo, para conseguir que las tropas se retiren, al país, probablemente, no le bastará con esta medida, afirman analistas políticos.

La resolución surgió en respuesta al asesinato del mayor general Qasem Soleimani, jefe de la poderosa Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, y del líder de Kataib Hezbolá y de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, Abu Mahdi al Muhandis, en el ataque con drones lanzado el pasado jueves por EE.UU. cerca del aeropuerto de Bagdad.

"Tienen todo el derecho de pedirles que se vayan"

"Ahora hay un enfrentamiento entre el Gobierno iraquí y el Gobierno de EE.UU. Estados Unidos ya ha atacado a las fuerzas armadas de Irak, así es como comenzó esto", comenta el analista y escritor Nicolas J.S. Davies en declaraciones a RT. "El Gobierno iraquí tiene todo el derecho a pedirles que se vayan, y si EE.UU. se resiste a esta solicitud, entonces tendremos una gran confrontación", añadió.

"Estados Unidos realmente se está comportando como un estado delincuente en este momento. Todo esto es solo una violación flagrante del derecho internacional bajo diferentes formas", afirma Davies, añadiendo que las tropas estadounidenses están allí por invitación del Gobierno iraquí.

"No va a ser fácil para Irak deshacerse de los militares de EE.UU."

La decisión del Parlamento iraquí supone un "avance enorme" para el país, comenta el analista político y periodista Andre Vltchek. Sin embargo, advierte que nunca se ha visto que el Ejército de EE.UU. se retire "solo porque el Parlamento del país ocupado vote que debería hacerlo". "Por lo tanto, no va a ser fácil para Irak deshacerse de los militares estadounidenses y de la OTAN", concluye el analista.

Según Vltchek, Washington, probablemente, se valdrá de "todo tipo de trucos" para que sus tropas permanezcan en Irak. En este sentido, el periodista presupone que EE.UU. podría ser el traslado de sus tropas a la región autónoma de Kurdistán en el territorio iraquí, como hizo en el pasado.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, defendió la presencia de tropas en el país y destacó que el pueblo iraquí la apoya, según comentó a Fox News Sunday. "Estamos seguros de que el pueblo iraquí quiere que Estados Unidos siga permaneciendo allí para luchar en la campaña antiterrorista", comentó el político a Fox News. Sin embargo, no mencionó que, de hecho, Washington atacó las Fuerzas de Movilización Popular de Irak, que forman parte de las fuerzas militares del país.

Por su parte, el exanalista de políticas de seguridad del Pentágono, Michael Maloof, conjetura que la expulsión forzada de las tropas de EE.UU. puede fracasar, ya que, desde antes del ataque contra el general iraní, los políticos de Irak, incluido el primer ministro Adel Abdul Mahdi, se mostraron muy reacios a hacerlo.

"Antes del asesinato del general Soleimani, hubo una disensión dentro de estos rangos chiítas, y es por ello que no tuvieron ninguna decisión, porque durante meses se ha discutido sobre hacer precisamente esto, posiblemente eliminando las tropas extranjeras, es decir, las de EE.UU. en particular, para evitar el mismo problema que estamos teniendo ahora", asegura.

"Ahora la pregunta es: si les ordena que se vayan, ¿se irán las fuerzas estadounidenses? Si no lo hacen, entonces se convertirán en una fuerza de ocupación una vez más", concluye Maloof.

Trump afirma que tiene derecho a bombardear objetivos culturales iraníes

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha reiterado este domingo su amenaza de bombardear objetos de valor cultural iraníes en respuesta a los ataques a ciudadanos de EE.UU. por parte de Irán.

"[A los iraníes] se les permite matar a nuestra gente. Se les permite torturar y mutilar a nuestra gente. Se les permite usar bombas en la carretera y hacer estallar a nuestra gente. ¿Y no se nos permite tocar sus objetos culturales? No funciona de esa manera", ha dicho Trump, a los periodistas a bordo de su avión.

El 4 de enero, el mandatario ha anunciado que EE.UU. había "establecido como objetivo 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses que Irán tomó hace muchos años), algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní" que "serán golpeados muy rápido y muy duro" si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán.

Previamente este domingo, el inquilino de la Casa Blanca ha tuiteado que "si Irán ataca a cualquier persona u objetivo de EE.UU., EE.UU. responderá rápida y completamente, y tal vez de manera desproporcionada".

El mismo día, en una entrevista a la cadena ABC, el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que Washington se comportará en Oriente Medio "legalmente" y "dentro del sistema". Así respondió a la observación del presentador George Stephanopoulos, quien señaló que la destrucción intencional de objetos de patrimonio cultural puede ser considerada un crimen de guerra.

"Crimen de guerra"

Stephanopoulos no es el único que duda de legalidad de tales amenazas. La organización internacional Human Rights Watch ha emitido este domingo un comunicado en el que explica el carácter delictivo de la hipotética medida.

"Las leyes de la guerra prohíben los ataques deliberados contra objetos civiles que no se utilizan con fines militares. […] El artículo 53 del Protocolo I de los Convenios de Ginebra prohíbe específicamente cualquier acto de hostilidad contra los objetos culturales. […] El Manual de la Ley de Guerra de los EE.UU. (2016), que contiene amplias disposiciones relacionadas con la protección de los bienes culturales, incorpora esta disposición a la legislación estadounidense. EE.UU. también es parte en la Convención de La Haya para la Protección de los Bienes Culturales en caso de conflicto armado (1954), que prohíbe de manera similar tales ataques", señala la organización.

"La amenaza de Trump de atacar el patrimonio cultural de Irán muestra su insensible desprecio por el estado de derecho global", cita el texto a la directora de HRW en Washington, Andrea Prasow, que llama al mandatario estadounidense a "retirar públicamente sus amenazas contra los bienes culturales de Irán y dejar claro que no autorizará ni ordenará crímenes de guerra".

"Ya sea negándose a condenar el brutal asesinato del disidente saudí Jamal Khashoggi o perdonando a criminales de guerra condenados, Trump ha mostrado poco respeto por los derechos humanos como parte de la política exterior de EE.UU.", afirma Prasow.

La amenaza de Trump no ha pasado desapercibida por los políticos estadounidenses. La congresista Alexandria Ocasio-Cortez ha calificado en un tuit los posibles ataques como "crimen de guerra" y ha asegurado: "Amenazar con apuntar y matar a familias, mujeres y niños inocentes, que es lo que estás haciendo al apuntar a objetos culturales,  no te convierte en 'un tipo duro'. […] Te convierte en un monstruo".

Una de las candidatas demócratas para las presidenciales de este año, Elizabeth Warren, también reprochó las palabras del mandatario.

"Está amenazando con cometer crímenes de guerra. No estamos en guerra con Irán. El pueblo estadounidense no quiere una guerra con Irán. Esto es una democracia. No puede comenzar una guerra con Irán, y sus amenazas ponen a nuestras tropas y diplomáticos en mayor riesgo. Deténgase", tuiteó la política.

Trump: "¡Irán jamás tendrá un arma nuclear!"

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado este lunes vía Twitter que la República Islámica de Irán nunca logrará desarrollar un arma nuclear. "¡Irán jamás tendrá un arma nuclear!", escribió el mandatario estadounidense, sin más detalles.

Trump amenaza con "sanciones nunca antes vistas" contra Irak si EE.UU. tiene que retirar sus tropas

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado que, en el caso de una retirada forzada de los militares estadounidenses del territorio iraquí, Bagdad tendrá que pagar a Washington el costo de una base aérea si no quiere ser sancionado.

"Tenemos una base aérea extraordinariamente cara allí. La construcción costó miles de millones de dólares, mucho antes de mi época. No nos iremos a menos que nos paguen por ello", ha señalado el mandatario ante los periodistas, según Reuters.

Ha agregado que, si Bagdad solicita al Pentágono que retire a sus militares del territorio iraquí de manera no amistosa, EE.UU. le impondrá "sanciones como nunca antes han visto".

"Eso hará que las sanciones iraníes parezcan un poco aburridas", ha prometido.

La instalación militar a la que ha hecho alusión Trump es probablemente la base aérea de Al Asad, ubicada en la gobernación de Al Anbar, al oeste de Irak. Construida en los años 1980, fue capturada por las Fuerzas Armadas de EE.UU. durante la invasión de 2003 y utilizada por el Pentágono hasta 2011. En septiembre de 2014, un contingente estadounidense volvió a ocupar la instalación junto con militares iraquíes.

Según estima The Washington Post, actualmente en Irak se encuentran cerca de 6.000 soldados estadounidenses.

Irán convoca a un diplomático alemán en Teherán por "comentarios destructivos" tras la muerte de Soleimani

El Ministerio de Relaciones Exterior de Irán se reunió con el encargado de negocios de Alemania en Teherán para discutir la posición de varios funcionarios del país europeo que expresaron su apoyo al asesinato del general iraní Qassem Soleimani, fallecido el pasado 2 de enero en un ataque aéreo estadounidense en Bagdad (Irak).

En un comunicado oficial emitido este 5 de enero, el ministerio aseguró que se trató de comentarios "falsos, irreflexivos y destructivos" y "posturas unilaterales" que obligaron a Teherán a expresar su "fuerte protesta".

La reunión transcurrió en ausencia del embajador alemán y en ella se destacó el "papel influyente y decisivo" que jugó Soleimani en el establecimiento de la "estabilidad y la seguridad en Asia occidental". Según el documento, por tal razón, las opiniones de los funcionarios alemanes son "inaceptables" y resultan "contrarias" a la cooperación entre los dos países.

El encargado de negocios alemán reiteró la importancia de Soleimani y aseguró que transmitirá de inmediato la voz de protesta iraní a Alemania.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS