Portada - Últimas noticias

Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado el primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi.

El primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi, ha solicitado al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que envíe a su país una delegación que formule el mecanismo para llevar a cabo la resolución del Parlamento que pide la retirada de las tropas estadounidenses de Irak, según se desprende de un comunicado emitido este viernes del que se hace eco AP.

"El primer ministro dijo que las fuerzas estadounidenses habían entrado en Irak y los aviones no tripulados están volando en su espacio aéreo sin el permiso de las autoridades iraquíes y esto fue una violación de los acuerdos bilaterales", reza el mensaje.

En la misma línea, Abdul Mahdi afirmó que Irak rechaza todas las violaciones de su soberanía, incluyendo el ataque del Pentágono que el pasado jueves acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani en el aeropuerto de Bagdad o el lanzamiento de 22 misiles por parte de Teherán contra bases iraquíes que albergan soldados estadounidenses llevado a cabo este miércoles.

El comunicado revela que la solicitud se produjo durante una llamada telefónica que Pompeo hizo a Abdul Mahdi este jueves por la noche.

EE.UU. responde a la exigencia de Irak sobre la retirada de sus tropas

En respuesta a la exigencia de Irak sobre la retirada de las tropas estadounidenses, el Departamento de Estado de EE.UU. respondió este viernes afirmando que cualquier delegación estadounidense enviada al país árabe será para debatir la alianza estratégica entre Washington y Bagdad, no para quitar sus efectivos, informa Reuters.

Desde el país norteamericano argumentan que la presencia de sus fuerzas en la zona resulta "apropiada". "No obstante, es necesario que haya una conversación entre los gobiernos de EE.UU. e Irak, no solo respecto a la seguridad, sino también sobre nuestra asociación financiera, económica y diplomática", explicó el portavoz Morgan Ortagus en un comunicado de dicho departamento.

El pasado jueves el primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi, solicitó al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que enviara a su país una delegación para formular el mecanismo para llevar a efecto la resolución del Parlamento que pide la retirada de las tropas estadounidenses de Irak.

"El primer ministro dijo que las fuerzas estadounidenses habían entrado en Irak y los aviones no tripulados están volando en su espacio aéreo sin el permiso de las autoridades iraquíes y esto fue una violación de los acuerdos bilaterales", rezaba un comunicado del Gobierno de Irak sobre la petición a Pompeo del jefe del Gobierno.

En la misma línea, Abdul Mahdi recalcó que Irak rechaza todas las violaciones de su soberanía, incluido el ataque del Pentágono que el pasado jueves acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani en el aeropuerto de Bagdad o el lanzamiento de respuesta de 22 misiles por parte de Teherán contra bases iraquíes que albergan soldados estadounidenses.

Sin planes de retirada

No obstante, el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, declaró este lunes que "no ha habido ninguna decisión en absoluto de abandonar Irak". Asimismo, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, corroboró que no existen planes de abandonar Irak por parte de Washington.

Por su parte, Abdul Mahdi confirmó un día después que recibió de EE.UU. una misiva sobre la posible retirada de sus tropas del territorio del país árabe, aunque detalló que las versiones en inglés y en árabe no son idénticas, por lo que el Gobierno iraquí ha solicitado explicaciones.

Se estima que actualmente hay en territorio iraquí alrededor de 5.200 soldados estadounidenses. Si EE.UU. retira finalmente sus tropas, pondrá fin a una presencia militar de 17 años en el país árabe. En 2011 Washington ya retiró a sus militares de Irak, pero regresaron en 2014 bajo invitación del Gobierno de Bagdad para que ayudaran a sus fuerzas a combatir al Estado Islámico.

La madrugada de este miércoles Irán lanzó 22 misiles balísticos de corto alcance contra dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses en respuesta al asesinato de Soleimani.

Medios iraníes aseguraron que 80 personas habrían muerto, mientras que Trump escribió un tuit con un llamamiento a la calma: "¡Todo está bien!".

Horas después, Trump ofreció un discurso en el que dijo que EE.UU. continuará ejerciendo "la máxima presión" sobre Irán e impondrá "sanciones económicas adicionales". Asimismo, pidió a la OTAN involucrarse más "en el proceso de pacificación de Oriente Medio" y solicitó a Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia romper el acuerdo nuclear alcanzado en 2015 con Teherán para renegociar un nuevo pacto.

EE.UU. trató de matar a un comandante iraní en Yemen la misma noche que asesinó a Soleimani

Estados Unidos intentó sin éxito matar al comandante iraní Abdul Reza Shahlai en Yemen, la misma noche del 2 de enero que acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani con un ataque con drones en Bagdad (Irak), según revelaron este viernes oficiales estadounidenses familiarizados con el asunto, informa The Washington Post.

Según el diario estadounidense, que no aporta más detalles sobre qué medios se usaron durante la operación militar, Reza Shahlai es un "financiero" y comandante clave de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, que en ese momento estaba encabezada por Soleimani.

El pasado mes de diciembre, Washington ofreció una recompensa de 15 millones de dólares a todo aquel que facilitara detalles sobre las actividades financieras, redes y socios de Reza Shahlai.

¿Una operación más amplia?

El operativo fallido puede indicar que el asesinato de Soleimani fue parte de una operación más amplia, lo que plantea dudas sobre si la misión fue diseñada para paralizar el liderazgo del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica o solo para prevenir un ataque inminente contra los estadounidenses como indicó la Administración Trump originalmente, reseña el medio.

Las operaciones militares estadounidenses en Yemen, donde una guerra civil ha creado la peor crisis humanitaria del mundo, están envueltas en secreto. Funcionarios estadounidenses dijeron que la operación contra Shahlai sigue siendo altamente clasificada y declinaron ofrecer detalles además de decir que no tuvo éxito, agrega el diario.

Las fuentes también afirmaron que funcionarios del Pentágono estaban monitoreando ambos ataques y habían discutido anunciarlos juntos si hubieran tenido éxito. "Si lo hubiéramos matado, nos jactaríamos de eso esa misma noche", apuntó uno de los funcionarios.

Otro alto funcionario dijo que ambos ataques fueron autorizados aproximadamente al mismo tiempo, y que Estados Unidos no reveló la misión Shahlai porque no se ejecutó según el plan. La fuente agregó que el comandante podría ser un objetivo en el futuro, aunque ambos países han manifestado su interés en reducir la crisis.

Un dron israelí ataca objetivos en la frontera entre Siria e Irak

JERUSALÉN (Sputnik) — Un avión no tripulado israelí (dron) atacó presuntamente objetivos en la frontera entre Siria e Irak, según informó la cadena de televisión libanesa Al Mayadin, aunque Israel no efectuó ningún comentario al respecto.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) señaló que el avión atacó posiciones pertenecientes a milicias pro-iraníes en el área de Bukamal, cerca de la frontera con Israel.

El OSDH, con sede en el Reino Unido y que documenta la guerra en Siria a través de una red de activistas sobre el terreno, indicó que los aviones atacaron, entre otros objetivos, depósitos de armas y vehículos pertenecientes a las milicias e informó de varias explosiones en el área fronteriza.

Deir Ezzor 24, un colectivo activista que informa sobre noticias en el área de la frontera, explicó que el dron atacó camiones que transportaban armas y depósitos para misiles balísticos en el área y que el ataque provocó "una gran explosión" que se oyó en la frontera entre Siria e Irak.

No se han producido declaraciones oficiales por parte de las autoridades de Siria, Irak o Israel y las informaciones no pudieron confirmarse de forma independiente.

Recientemente se ha atribuido una serie de ataques en Irak a Israel, algunos de ellos cerca de la frontera entre Siria e Irak y el cruce de Albukamal y Qaim. Los objetivos fueron las milicias chiítas respaldadas por Irán y sus convoyes encargados del contrabando de armas en Siria.

"No sabemos cuándo ni dónde": Pompeo admite que no hay datos exactos sobre los "ataques planeados" de Soleimani

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha insistido en una entrevista exclusiva para Fox News que el general iraní Qassem Soleimani, considerado la segunda persona más poderosa del país y abatido la semana pasada en un ataque aéreo estadounidense, estaba planificando "una serie de ataques inminentes".

"No sabemos cuándo precisamente y no sabemos dónde precisamente", detalló Pompeo, quien subrayó que de todas formas la amenaza "era real". "Había una verdadera oportunidad aquí y una verdadera necesidad aquí. Tomamos la decisión correcta. El presidente tomó la decisión correcta", aseguró el secretario de Estado.

Los legisladores demócratas no creyeron que los datos de inteligencia presentados por la Casa Blanca este miércoles demostrasen que el general iraní abatido representase una amenaza inminente para EE.UU.

Este jueves la Cámara de Representantes de EE.UU., de mayoría demócrata, aprobó una resolución que restringe la capacidad del presidente de emprender acciones militares contra Irán. La iniciativa carece de poder real, ya que como es una resolución concurrente, solo expresa la postura de la Cámara de Representantes.

¿Qué poder tiene Trump?

El presidente de EE.UU. tiene derecho a emprender acciones militares en el extranjero en el caso de una declaración de guerra, una autorización estatutaria específica o una emergencia nacional por un ataque contra el país, sus territorios, posesiones o tropas.

La Resolución de Poderes de Guerra de 1973 lo obliga a notificar al Congreso "en todos los casos posibles" sobre los planes de involucrar a las Fuerzas Armadas "en hostilidades o en las situaciones donde la involucración inminente en las hostilidades está claramente indicada por las circunstancias".

Si el presidente emprende acciones militares en ultramar en el caso de la ausencia de la declaración de guerra, debe notificar al Congreso dentro de 48 horas explicando las circunstancias que requirieron el uso de la fuerza y la motivación legal, entre otras cosas, y no tiene derecho a involucrarse en las hostilidades y conflictos armados en el extranjero sin autorización de los congresistas a lo largo de 60 días desde la entrega de la notificación formal, o la fecha en la que ese informe tenía que ser entregado si el mandatario no lo hizo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19