Portada - Últimas noticias

Las FF.AA. de Irán descifran los códigos y las frecuencias del sofisticado dron espía Global Hawk de EE.UU. que fue derribado en el estrecho de Ormuz en junio.

El comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, ha informado el jueves que “ya conocemos todos sus códigos y frecuencias y contraseñas de esta aeronave, por tanto, debemos tacharla de la lista de amenazas”.

El militar persa ha hecho estas declaraciones al margen de la ceremonia de la presentación de nuevos restos, sacados del agua, del dron espía agresor de Estados Unidos, derribado dentro del territorio de Irán.

Efectivamente, el CGRI derribó el 20 de junio el dron agresor espía MQ-4C Triton (un modelo desarrollado por Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk) de EE.UU. en un área frente a la localidad de Kuhmobark, situada en la provincia iraní meridional de Hormozgan.

El general de brigada Hayizade ha subrayado que cada trozo del avión no tripulado norteamericano en realidad es un “tesoro”, ya que “proporciona mucha información”.

En este sentido, ha ponderado varias características del sofisticado dron estadounidense. “Este avión es único, pues puede volar a gran altitud y a cualquier parte sin afectar las rutas de vuelo de rutina. Por ejemplo, puede volar directamente desde Estados Unidos al Golfo Pérsico”, ha dicho.

Además, el MQ-4 está “equipado con todo tipo de hardware de espionaje”, incluidos sensores, cámaras y radares SAR, y una supercomputadora, agrega el militar persa.

Irán logró derribar el dron estadounidense con disparos del sistema antimisiles ‘Tres de Jordad’, que es capaz de rastrear cuatro objetivos enemigos y destruirlos con ocho misiles al mismo tiempo. Asimismo, puede detectar cualquier tipo de objetivos voladores dentro de un rango de 75 kilómetros y detectar y atacar aviones de combate y bombarderos en vuelos de hasta 27 000 metros de altura.

La República Islámica informó en junio que pudo también derribar también un avión militar P8 estadounidense con 35 personas a bordo que se encontraba en la zona donde fue abatido el MQ-4 pero no lo hizo, decisión que fue calificada como “sabia” por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Teherán ha advertido a EE.UU. de que enfrentará respuestas aplastantes en caso de que vuelva a violar su espacio aéreo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente