Portada - Últimas noticias

Las acciones de los militares rusos ayudaron a evitar una escalada del conflicto entre las tropas estadounidenses y la población civil siria que se desató este miércoles en la provincia de Hasaka, afirmó el jefe del Centro ruso para la reconciliación en Siria, el mayor general Yuri Borenkov.

"Solo gracias a los esfuerzos de los militares rusos que llegaron al lugar de los hechos, se evitó una escalada del conflicto con los residentes locales y se aseguró la salida de un convoy de las fuerzas armadas de EE.UU. hacia el emplazamiento en la región de la localidad de Jimo de la provincia Hasaka", afirmó el alto cargo militar durante una rueda de prensa.

Este 12 de febrero, las fuerzas estadounidenses abrieron fuego contra residentes locales que se congregaron junto a un puesto de control del Ejército sirio al este de la localidad de Qamishli (Hasaka, Siria) para bloquear el paso a varios vehículos militares de EE.UU. De acuerdo con Borenkov, se trata de un convoy de vehículos que se desvió de la ruta y fue detenido en el puesto de control por los militares gubernamentales sirios.

El suceso dejó un civil muerto, mientras que uno más resultó herido. Borenkov detalló que la persona muerta es un joven de 14 años.

De acuerdo con el reportero de SANA en la provincia, cientos de lugareños de las aldeas de Khirbet Ammo y Hamou se reunieron cerca del puesto "para evitar que los vehículos estadounidenses atravesaran" la carretera. En respuesta, las fuerzas estadounidenses lanzaron bombas de humo y dispararon contra los congregados.

En una declaración, la coalición liderada por EE.UU. alegó que sus fuerzas estaban patrullando el área cuando tras emitir una serie de advertencias tuvieron que responder en defensa propia al fuego de "individuos desconocidos", después de lo cual la situación se solucionó y los vehículos volvieron a su base.

Militares estadounidenses asesinan a dos civiles, uno de ellos un niño de 14 años

Los militares estadounidenses abrieron fuego contra un grupo de residentes locales que trataba de impedir el paso de un convoy militar norteamericano en la provincia de Al Hasaka, en el noreste de Siria, comunicaron medios sirios.

El convoy de cuatro vehículos blindados se dirigía, según la televisión, hacia un puesto de control del ejército sirio cuando los residentes locales le bloquearon el paso.

La agencia SANA comunicó, por su parte, que "un puesto del ejército sirio en el área paró cuatro vehículos de la ocupación estadounidense mientras pasaban por la carretera Al Suwais–Alaia–Khirbet Ammo; luego centenares de vecinos de las aldeas de Khirbet Ammo y Hamou se reunieron cerca del puesto para impedir el paso de los vehículos de la ocupación estadounidense y para forzarlos a volver de donde llegaron".

Los militares estadounidenses, indicó la agencia, "dispararon balas reales y bombas de humo contra los habitantes locales", provocando la muerte de un civil de Khirbet Ammo, mientras que uno más, de Hamou, resultó herido.

Al responder al ataque, los vecinos locales dañaron los cuatro automóviles estadounidenses, mientras que los militares norteamericanos llevaron refuerzos al área, incluidos cinco vehículos blindados, para retirar los vehículos dañados y evacuar al personal.

La agencia informó también de un ataque aéreo de EEUU contra Khirbet Ammo.

"Las fuerzas de ocupación se retiraron de la aldea al amparo de los aviones de combate de EEUU", agregó el medio.

Otras fuentes indican que "A las 10.00 (hora local, GMT+2), una patrulla estadounidense de seis vehículos blindados Hummer ingresó deliberadamente en una zona controlada por las autoridades sirias", dijo la fuente al precisar que los vehículos se dirigieron a la aldea de Khirbet Ammo, cerca de Qamishli, donde se encuentra un puesto de control de las fuerzas de defensa nacional.

Indicó que "los residentes de la aldea no le permitieron entrar a la patrulla y comenzaron a arrojar piedras a los vehículos", tras lo cual "los soldados estadounidenses abrieron fuego que mató a Juma Suleiman Barre, de diez años".

La fuente añadió que también murió un adulto y otro más resultó herido.

Además, según sus datos, un militar de EEUU sufrió lesiones graves y cuatro vehículos blindados fueron dañados durante los enfrentamientos posteriores.

Civiles sirios se apoderaron de una bandera estadounidense durante el enfrentamiento armado con la patrulla de la coalición en Khirbat Amu

 

Esto ocurrió después de que las fuerzas estadounidenses asesinaran a un muchacho de 14 años y tuvieron que huir del puesto de control en Khirbat Amu en la provincia siria de Qamishli después de un enfrentamiento armado contra los habitantes locales.

El video muestra que el personal de los Estados Unidos ni siquiera estaba tratando de recuperar la bandera. El hombre local con la bandera capturada se acerca a las tropas estadounidenses y pregunta:

«¿Qué están haciendo en nuestro país?»

A pesar de las victoriosas declaraciones de la coalición liderada por Estados Unidos, las fuerzas estadounidenses no parecen estar en terreno firme en el noreste de Siria. El Pentágono también olvidó mencionar que las fuerzas rusas tuvieron que desplegarse en el área para permitir que los vehículos estadounidenses atascados se retiraran.

VIDEO

Cómo fue en realidad (las tropas rusas ayudan a las fuerzas estadounidenses a huir del área de manera segura):

VIDEO

Ejército sirio libera Jan al Assal y otras ciudades en Alepo

El Ejército sirio ha anunciado la captura de una ciudad estratégica en el suroeste de Alepo, que fue escenario de una de las primeras masacres en el conflicto sirio.

Según una fuente militar en Alepo, la 25ª División de Fuerzas de Misión Especial del Ejército sirio (anteriormente Fuerzas del Tigre) capturó la ciudad de Jan Al Assal después de una breve batalla en la parte suroeste de la provincia de Alepo.

La fuente agregó que el Ejército sirio pudo expulsar a los terroristas restantes de las afueras de esta ciudad.

Jan Al Assal fue capturada por los militantes del Ejército Sirio Libre (FSA) y el Frente al Nusra en 2013.

Tras la toma de Jan Al Assal, los militantes ejecutaron a varios soldados del Ejército sirio que se rindieron ante las fuerzas de la FSA y el Frente Al Nusra.

Las ejecuciones fueron filmadas por los militantes, que luego publicaron las imágenes en las redes sociales.

Al mismo tiempo, el Ejército sirio marcó otro nuevo avance en el suroeste de Alepo, ya que sus tropas capturaron la ciudad de Kafr Nuran de manos del Frente al Nusra.

El miércoles, las tropas sirias tomaron las ciudades de Arbij y Amaz, que están situadas al oeste de la Autopista estratégica Alepo-Damasco.

Como resultado de este avance, el Ejército sirio se encuentra en una buena posición para tomar a la ciudad clave de Al Atareb, en suroeste de Alepo.

Siria mata a 545 terroristas en su ofensiva en Idlib y Alepo

La ofensiva de Siria contra los terroristas en el noroeste de su suelo ha dejado unos 545 muertos entre las filas extremistas, en los últimos 18 días.

Las fuerzas sirias han infligido grandes pérdidas y considerables daños en las posiciones de las bandas armadas y facciones radicales en los combates que tienen lugar en las provincias de Alepo e Idlib (noroeste). El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó el miércoles que el operativo sirio se ha saldado, desde el 24 de enero, con la muerte de 545 terroristas.

Según indicó el ente opositor, las Fuerzas Amadas sirias ya han logrado hacerse con el control de más de 160 áreas, incluida la estratégica autovía Damasco-Alepo, por primera vez tras ocho años.

En el marco de sus continuos logros para ganarles cada vez más terreno a las bandas extremistas, las unidades del Ejército sirio liberaron la misma jornada las aldeas de Sheij Ali, Arada y Arnaz, después de eliminar las últimas guaridas de los terroristas, reporta la agencia oficial siria de noticias, SANA.

 

Las fuerzas sirias también repelieron un ataque del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) contra el eje de la localidad de Kafr Halab, usando vehículos bomba.

Ya el martes las fuerzas sirias expulsaron a los terroristas de dos aldeas del oeste de Alepo, Jan al-Asal y Al-Rashidin, y también repelieron un ataque en la provincia de Idlib.

La operación siria, llevada a cabo en partes de Idlib y Alepo, apunta a las bandas extremistas como Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), liderada por el Frente Al-Nusra.

Entretanto, Turquía sigue amenazando con atacar los objetivos del Ejército de Siria si no frena su ofensiva antiterrorista en la provincia noroccidental de Idlib.

Pese a los obstáculos creados por las fuerzas turcas a los avances de Siria, las tropas del país árabe se han apoderado de más del 43 % de Idlib y de un territorio de 600 kilómetros cuadrados entre Idlib y Alepo, conforme anunció el domingo el Estado Mayor del Ejército.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria aseguró el mismo miércoles que continuará su lucha contra los grupos terroristas para liberar definitivamente el país de su presencia.

Fracasa una contraofensiva de Al Nusra en Idleb

Un amplio contraataque terrorista contra la estratégica ciudad de Saraqib fue abortado por el Ejército sirio en la tarde del martes, luego de una feroz batalla en la ciudad de Nayrab.

De manera típica, el Frente al Nusra comenzó la ofensiva enviando un atacante suicida en un vehículo hacia las defensas del Ejército sirio en el flanco occidental de Nayrab. Esto resultó en una poderosa explosión y el breve retiro del Ejército de los barrios occidentales de la ciudad.

Después de este atentado suicida, los terroristas del Frente al Nusra intentaron avanzar más en Nayrab, pero se encontraron con una fuerte resistencia de las tropas del Ejército sirio en el área.

Según una fuente de campo del Ejército sirio, los militares sirios pudieron rechazar el ataque terrorista después de una breve batalla.

La fuente agregó que el Ejército sirio ha retomado el control total sobre Nayrab después de la retirada de Al Nusra.

Esta fracasada ofensiva de los terroristas se produjo poco después de que sus fuerzas derribaran un helicóptero militar sirio cerca de la ciudad de Nayrab.

Moscú responde a Erdogan y afirma que Siria ataca en Idlib a los terroristas y no a los civiles

El vocero del presidente ruso, Dmitri Peskov, ha respondido este miércoles a las afirmaciones del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, quien acusó a Damasco de bombardear a la población civil de la provincia de Idlib, donde están estacionadas las tropas de Ankara.

"En cuanto a los ataques contra Idlib que están llevando a cabo las Fuerzas Armadas sirias, estos son ataques contra terroristas, no contra civiles, ataques que tienen como objetivo neutralizar a los terroristas y […] las actividades agresivas que llevan a cabo desde allí", aseveró Peskov.

Asimismo, afirmó que hasta el momento Putin no ha contactado con su homólogo sirio, Bashar al Assad, sobre la situación en Idlib. "Pero nuestros representantes, incluidos nuestros militares, naturalmente están en contacto constante con los representantes sirios", agregó.

Previamente hoy, Erdogan declaró que Damasco ataca la población civil de Idlib para expulsarla hacia las fronteras de Turquía y, de este modo, "facilitar la conquista de la región". Asimismo, criticó a Moscú y Teherán por su respaldo a Damasco y a grupos militantes, respectivamente, que "atacan continuamente a los civiles, cometen masacres y derraman sangre".

Siria declara que seguirá luchando contra el terrorismo pese a las amenazas turcas

EL CAIRO (Sputnik) — Siria proseguirá la lucha contra los grupos terroristas en todo su territorio, las amenazas del presidente de Turquía de atacar a las tropas gubernamentales sirias parten de un "hombre que ha perdido el contacto con la realidad", declaró la Cancillería siria.

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó este 12 de febrero con atacar las tropas gubernamentales de Siria incluso fuera de la zona de distensión de Idlib si lanzan operaciones de ofensiva.

Erdogan hizo esta declaración después de que el Ministerio de Defensa turco informara el 10 de febrero pasado que cinco militares murieron y otros cinco quedaron heridos en Idlib como resultado del fuego abierto por el Ejército sirio contra un puesto de observación.

También señaló que como respuesta las tropas turcas abrieron fuego contra 115 blancos del Ejército sirio, neutralizando a 101 efectivos.

"Después de que el Ejército sirio derrotó los grupos terroristas que él [Erdogan] apoya, arma y entrena, el jefe del régimen turco hace declaraciones hueras de un hombre que ha perdido el contacto con la realidad", destaca el comunicado que la Cancillería sirio publicó en su página de Facebook.

El texto de la Cancillería agrega que Siria está decidida a "luchar contra los grupos terroristas en todo el territorio nacional".

También reitera que es ilegítima la presencia militar turca en el territorio sirio.

Erdogan antes reveló que instó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a ejercer presión sobre el presidente Bashar Asad para que el Ejército sirio deje de lanzar operaciones de ofensiva en la provincia de Idlib y se retire de los puestos de observación turcos antes de finales de este mes de febrero, amenazando con dar respuesta militar en caso contrario.

Idlib forma parte de una de las cuatro zonas de distensión acordadas en mayo de 2017 durante las negociaciones en Kazajistán por los representantes de Rusia, Turquía e Irán.

Tres de estas zonas pasaron bajo el control de Damasco en 2018, mientras que la cuarta, que abarca Idlib y zonas de las gobernaciones vecinas de Latakia, Hama y Alepo, sigue fuera del control del Gobierno sirio, su mayor parte fue ocupada por el Frente al Nusra (proscrito en Rusia).

En septiembre de 2018, Rusia y Turquía firmaron un memorándum para crear una zona desmilitarizada en la provincia de Idlib, donde se encuentran más de una docena de diferentes grupos armados.