Portada - Últimas noticias

El Ejército sirio ha iniciado su camino hacia la frontera turca, y más especialmente hacia las ciudades de Darat Izza y Atarib, dos de los principales bastiones que les quedan a los terroristas de Al Nusra al oeste de la provincia de Alepo,

Tras un fuerte avance, el Ejército ha entrado en las ciudades de Sallum y Bitarun, situada a 3 kms de Darat al Izza, al oeste de Alepo, a unos 10 kms de la frontera sirio-turca. El Ejército sirio realiza su avance siguiendo la carretera Alepo-Darat Izza-cruce fronterizo de Bab al Hawa.

El Ejército sirio ha mantenido combates con los grupos armados en las colinas que dominan Darat Izzat. Los combates en las colinas está siendo librados por unidades que avanzan a pie inspeccionando las cuevas y las fortificaciones construidas en el área por los grupos armados.

El Ejército sirio apunta también a tomar la ciudad de Atarib, que se encuentra al suroeste de Alepo. Además de ser un bastión terrorista, esta ciudad permite dominar mediante el fuego la ciudad de Tavad, donde hay una intersección de las rutas de suministro que utilizan los grupos armados en la región.

La toma de ambas ciudades permitiría separar en dos el territorio de los grupos terroristas en Idleb y Alepo.

El lunes, el presidente sirio Bashar Al Assad confirmó en un discurso televisado que el Ejército sirio continúa el proceso de liberación de Alepo e Idleb y las tierras sirias restantes a pesar de lo que llamó “ruidos vocales que vienen del norte”.

Alepo: Otra victoria decisiva para el Estado sirio

No es una exageración decir que el completo control del Ejército sirio sobre Alepo, la capital económica de Siria, y su provincia constituyen el penúltimo paso hacia el fin de la llamada “revolución siria” y de sus aspectos políticos y militares y una de las mayores victorias del Ejército sirio desde la caída de grandes partes de la ciudad en manos de los grupos armados en 2012.

El presidente sirio, Bashar al Assad, pronunció en este sentido un discurso corto, marcado por la calma y la confianza, y fue cauto al mismo tiempo, lejos de los eslóganes, amenazas e insultos de sus oponentes. Él fue claro al decir que “esta liberación es importante, pero no significa el fin de las agresiones y complots, aunque supone un duro golpe para los terroristas. Debemos prepararnos para lo que venga en las próximas batallas”. Él alabo la resistencia del pueblo de la ciudad y los sacrificios de los mártires y los hijos de la resistencia.

La recuperación de la totalidad de la ciudad de Alepo por parte del Estado sirio es un paso decisivo en la reconstrucción económica, ya que los empresarios y comerciantes de esta ciudad son conocidos por su habilidad e inteligencia y son capaces de generar un milagro económico allí donde operan, ya sea dentro o fuera de Siria.

El miércoles, el primer avión procedente de Damasco aterrizará en el Aeropuerto Internacional de Alepo desde su cierre en 2012 y otros vuelos están programados para El Cairo, y también quizás para Dubai y otras ciudades. La autopista internacional que une la ciudad con la capital, Damasco, (M-5) también estará lista para finales de esta semana. Esto supone un fuerte ímpetu para el retorno de la vida a las arterias de la economía nacional, a pesar del bloqueo y la guerra.

Estas victorias sobre el terreno del Ejército sirio han colocado en una posición de gran dificultad a las facciones armadas y a su aliado turco. Las amenazas del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de utilizar la fuerza son ilegales puesto que nadie ha invitado al régimen turco a enviar tropas a Siria. Sin embargo, ellas no han impedido el progreso del Ejército sirio. Erdogan recurre a menudo a tales amenazas no para implementarlas, sino para presionar a la otra parte para que acepte acuerdos de alto el fuego, pero este enfoque ya no es posible, como evidencian los tres encuentros de delegaciones turcas y rusas, el último de los cuales tuvo lugar en Moscú, y que terminaron sin resultados. Rusia mantiene una postura de firmeza y ya no confía en el gobierno de Erdogan, que nunca ha podido o querido respetar los acuerdos de cese el fuego alcanzados anteriormente. Rusia ha desplegado tropas en la autopista M-5 y enviado dos aviones Tu-160 a Siria en un claro mensaje a Turquía.

Las relaciones entre Rusia y Turquía se han deteriorado en los últimos meses. Erdogan ha visitado Ucrania y allí mostró su apoyo al retorno de Crimea a la soberanía ucraniana. También pidió ayuda a EEUU y la OTAN y a suministrado al Frente al Nusra misiles antiaéreos con los que este grupo terrorista fue capaz de derribar dos helicópteros sirios. Al mismo tiempo, Al Nusra ha enviado drones a atacar la base rusa de Hamaimim.

Pese a su alianza con los terroristas, el gobierno turco teme la huida de miles de terroristas y sus familias hacia su territorio lo que supondría un desafío en el terreno de seguridad y el económico para un país que hace frente a graves dificultades económicas. Esto se produce en un contexto donde el régimen turco carece de amigos en su vecindad y en que la oposición interna está creciendo en poder e influencia, como demuestra la derrota del partido de Erdogan en las recientes elecciones municipales en Ankara y Estambul. En este sentido, un choque militar con el Ejército sirio no resolverá los problemas de Erdogan, sino que los complicará.

Restaurar la soberanía siria sobre la ciudad de Idleb y el resto de la provincia de Idleb que queda en poder de los terroristas es un derecho legítimo y un deber nacional del Ejército sirio, como ha hecho en todas las ciudades sirias durante los pasados nueve años. Turquía, que ha llevado a cabo una feroz guerra contra los separatistas kurdos durante más de 30 años, no puede, en este sentido, reprochar nada a Siria.

El retorno de Alepo a la soberanía siria ha destruido las ambiciones turcas en esta ciudad, cuyas raíces se remontan a miles de años y que se levantará de las ruinas de la destrucción para afianzar su identidad árabe e islámica y su desarrollo y prosperidad.

Alepo será también un lugar decisivo para el colapso de la “revolución siria” y un símbolo de la firmeza y sacrificio de la población siria frente a los terroristas y sus patrocinadores, a la cabeza de los cuales está el régimen de Erdogan en Turquía y sus sueños de expansionismo neo-otomano.

Moscú advierte a Ankara

Moscú ha pedido respeto por la soberanía nacional en Siria, Iraq y Libia y advertido a Ankara contra cualquier ataque a las posiciones del Ejército sirio.

Durante una conferencia de prensa conjunta con su homólogo jordano, Ayman Safadi, celebrada el miércoles 19 de febrero, el canciller ruso, Serguei Lavrov, dijo que se debe respetar la soberanía de Siria, Iraq y Libia.

Con respecto a las recientes operaciones del Ejército sirio en la provincia de Idleb, Serguei Lavrov hizo hincapié en que Moscú aboga por la erradicación del terrorismo en Siria.

El alto diplomático ruso agradeció a Jordania por desempeñar un papel constructivo como observador en el proceso de las negociaciones de Astaná sobre Siria. “Moscú apoya el proyecto de Jordania para la reconstrucción del sur de Siria”, agregó.

En otra parte de sus comentarios, Serguei Lavrov hizo hincapié en los acontecimientos en Libia y dijo que la ausencia de cualquier intervención extranjera en este país favorecería el logro de una solución a la crisis.

“En Libia, la estabilidad solo se restablecerá a través de un diálogo comprensivo entre libios”, dijo Lavrov y enfatizó: “Los grupos en conflicto deben sentarse en el mesa de diálogo, en el marco de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Los funcionarios y medios de comunicación turcos y árabes han acusado a Moscú de apoyar al mariscal Haftar, comandante en jefe del llamado “Ejército Nacional Libio”, una acusación que el Kremlin ha negado.

Más adelante en sus comentarios, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia advirtió a Turquía contra cualquier ofensiva dirigida a las posiciones del Ejército sirio: “Moscú apoya las operaciones militares del Ejército sirio contra los terroristas en Idleb”.

Luego, reconoció el fracaso de las negociaciones entre Moscú y Ankara sobre los acontecimientos en Idleb: “No se ha alcanzado un acuerdo entre Turquía y Rusia sobre la situación en Idleb”.

El jefe de la diplomacia rusa criticó las posiciones de Turquía con respecto a Siria y el hecho de que Ankara no distinga entre terroristas y opositores.

El matonismo yanqui y su chulería barriobajera: EEUU hace salir de pista a carro militar ruso en Siria

Un vídeo muestra cómo las fuerzas de EE.UU. bloquean el paso de un vehículo blindado ruso en una carretera en Siria y lo empujan de la pista de modo peligroso.

En la grabación publicada el miércoles en las redes sociales se observa el momento en que un coche de la policía rusa sale de la pista y casi se choca con un vehículo estadounidense cuando intentaba adelantar un convoy militar de EE.UU. en una carretera en el noreste de Siria.

Según los medios locales, el incidente tuvo lugar en el frente este de la ciudad de Al-Qamishli, sita en la provincia siria de Al-Hasaka (noreste). Esta zona, rica en recursos petroleros, ha sido recientemente escenario de una escalada provocada por EE.UU., cuyas tropas han colisionado en varias ocasiones con las fuerzas rusas que realizan patrullas diarias por petición de Damasco.

El pasado 26 de enero, una patrulla estadounidense impidió el paso de tropas rusas que pretendían cruzar la carretera M-4, cerca del Tal Tamr, en la misma provincia de Al-Hasaka, lo que provocó choques entre las dos partes.

Washington, que está preocupado por la influencia de las fuerzas rusas en las regiones norteñas de Siria, advirtió a Moscú de evitar actos que desafíen la presencia de las fuerzas estadounidenses en el país árabe

EE.UU. revirtió su anterior decisión de retirar todas sus tropas de Siria y tiene desplegados, mayormente en el norte del territorio árabe, cientos de militares y vehículos blindados, alegando apoyar a sus aliados y “proteger” los pozos de petróleo de los grupos terroristas.

El Gobierno de Damasco, empero, ha denunciado la presencia ilegal de EE.UU. en su territorio y acusa a Washington de saquear flagrantemente los recursos petroleros sirios ante el mutismo internacional.

VIDEO

Turquía retira sus tropas de tres puestos militares en Siria

El Ejército de Turquía se ha retirado de tres de sus puestos militares en el noreste de Siria, según informan este miércoles medios locales sirios.

Las fuerzas turcas han abandonado sus puestos militares ubicados en las aldeas de Shabliya, Wasuda y Manyir, ubicadas en la ciudad de Tal Tamr, capital de la provincia de Al-Hasaka”, ha anunciado el portal web de la cadena de televisión rusa de noticias RT, en su versión en árabe.

Antes de salir de estas zonas, las tropas turcas han quemado el puesto de Manayir, han informado fuentes locales, citadas por el medio ruso.

RT descarta que el Ejército turco haya replegado sus tropas al territorio turco, indicando que es muy probable que Ankara haya desplegado estas fuerzas en la ciudad de Ras al-Ain, una localidad segura para el Ejército turco.

A pesar de que la retirada de las tropas turcas se ha producido en Al-Hasaka, el Gobierno turco, presidido por Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado la misma jornada que no abandonará sus puestos bélicos en la provincia de Idlib, donde 8 de 13 de sus puestos están rodeados por las fuerzas sirias.

De igual modo, este mismo miércoles Erdogan ha advertido que Turquía lanzará una ofensiva en Siria a menos que las fuerzas de Damasco retrocedan de Idlib antes de que finalice el presente mes de febrero.

“Estamos en la cuenta regresiva, estamos haciendo las advertencias finales”, ha afirmado Erdogan en un discurso transmitido por la televisión.

Actualmente, la provincia noroccidental siria de Idlib, último bastión de los terroristas, está en las garras de la Organización de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), una alianza liderada por la rama siria de Al-Qaeda y apoyada por Turquía.

Rusia: EEUU envió más de 300 camiones con armas de Irak a Siria

Estados Unidos ha enviado 13 convoyes militares, compuestos por más de 300 camiones con armas a Siria, desde principios de 2020, informa el Gobierno de Rusia.

El jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, Oleg Zhuravlev, aseveró el martes que EE.UU. ha estado enviando en los últimos meses gran cantidad de armas, municiones y equipamientos militares a zonas nororientales de Siria.

“Pues, solo desde principios de 2020, han llegado a Siria, provenientes de Irak, 13 convoyes militares, que incluyeron más de 80 unidades de vehículos blindados y más de 300 camiones con varios tipos de armas y municiones”, explicó.

El funcionario ruso denunció que el armamento militar termina en manos de grupos armados y terroristas que las usan tanto durante los enfrentamientos internos como contra las fuerzas del Ejército y civiles sirios.

Ante tal coyuntura y debido a constantes ataques terroristas que dejan muertos y heridos entre la población civil, los residentes de las regiones nororientales de Siria abandonaron masivamente sus hogares y se trasladaron al territorio controlado por el Gobierno de Damasco.

“Desde principios de 2020, solo a través del puesto de control de Al-Salhiyah, cerca de la ciudad de Deir Ezzor pasaron 23 000 sirios, la mayoría de los cuales son familias con ancianos y niños”, indicó Zhuravlev.

Hezbolá iraquí revela su “opción estratégica” ante EEUU

Hezbolá iraquí asegura que tiene “una opción estratégica” para hacer frente a las fuerzas estadounidenses desplegadas en su territorio.

“Nuestra opción estratégica es expulsar a todas las tropas estadounidenses de Irak”, afirmó el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá), Yafar al-Huseini, en una entrevista con la cadena libanesa Al-Mayadeen y publicada el martes.

Los comandantes de grupos de Resistencia, de acuerdo con Al-Huseini, han evaluado la aludida “opción estratégica” en una serie de reuniones celebradas en la ciudad iraní de Qom (centro) y la iraquí de Bagdad (capital) para vengarse del asesinato del entonces comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis en Irak a manos de EE.UU., afirmó.

El portavoz de Kataeb Hezbolá, grupo de resistencia que forma parte de Al-Hashad Al-Shabi, añadió que aún siguen los encuentros para abordar vías para expulsar a las fuerzas estadounidenses del país, matizó el alto mando castrense antes de mencionar que se han adoptado medidas para “monitorear” las actividades y los movimientos de las tropas extranjeras en su país.

Las fuerzas estadounidenses, por el momento, están completamente “asediadas” y solo pueden circular entre sus bases a través de vías aéreas, sostuvo Al-Huseini, para luego añadir que los estadounidenses buscan prorrogar aún más su presencia en este país árabe, pero muchos iraquíes, entre los civiles y parlamentarios, desean su salida.

La salida de EE.UU. de Irak y la lucha contra Israel eran algunas de las metas, por las que trabajaba el teniente general Soleimani, resaltó el portavoz de la Resistencia iraquí.

La eliminación del prestigioso militar fue la gota que colmó el vaso y aceleró el proceso de la expulsión de las fuerzas estadounidenses de Irak, que comenzó oficialmente desde el Parlamento iraquí.

EE.UU., de acuerdo con la cadena local CNN, se enfrenta a la posibilidad de ser echado de Irak, aunque su presidente, Donald Trump se niega a abandonar fácilmente un país tan rico en recursos naturales y geográficamente importante. Sin embargo, rendirse ante las presiones y evacuar Irak “sería una gran victoria para Irán”, reseñó la publicación.

‘Embajada de EEUU en Irak se ha convertido en un nido de espías’

Un parlamentario iraquí ha revelado este martes que la embajada de EE.UU. en Bagdad se ha convertido en un nido de espías.

“La embajada estadounidense en Bagdad se ha convertido en un nido de espías para manejar las crisis en Irak”, ha denunciado el parlamentario Hasan Salem, miembro del movimiento Al-Sadequn.

Tras precisar que algunas de las manifestaciones se dirigen desde el interior de la embajada estadounidense, el legislador iraquí ha añadido que dicha embajada es una especie de centro para las actividades de inteligencia.

Salem insiste en que la sede diplomática de EE.UU. está fomentando el caos en el país árabe para alcanzar sus intereses en la región.

Otro miembro de Al-Sadequn confirmó recientemente que, detrás de las protestas en Irak, había actores extranjeros. Explicó que Washington, debido a sus fracasos en el país árabe, se vio obligado a utilizar a alborotadores para provocar disturbios en las provincias más seguras y mantener su presencia militar en el país, que es lo que le interesa.

Análisis: Conozca las bandas terroristas que luchan contra Siria en Idlib

El Ejército sirio sigue ganando terreno contra las agrupaciones terroristas en Idlib y Alepo, pese a la gran variedad de estas que se cuentan por decenas.

Con el comienzo de la crisis en Siria en 2011, los grupos terroristas llegaron a controlar más del 60 por ciento de la superficie total del país árabe; no obstante, en los últimos tiempos fueron obligados a retirarse de importantes espacios en enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados.

Las fuerzas sirias ya han logrado recuperar el control de más del 90 por ciento de su territorio que había caído en manos de los terroristas y actualmente su enfoque recae sobre la provincia de Idlib (noroeste), el último baluarte de los extremistas, así como en las partes occidentales de Alepo, sita también en el noroeste sirio.

Efectivamente, desde finales de enero, el Ejército sirio ha iniciado la segunda fase de una operación para liberar los últimos feudos terroristas del país en Idlib y Alepo.

Idlib forma parte de una de las cuatro zonas de distensión acordadas en mayo de 2017 durante las negociaciones en Astaná, que ya ha expirado el plazo de su vigencia.

Posteriormente, en septiembre de 2018, Moscú y Ankara acordaron crear en Idlib una zona desmilitarizada de 20 kilómetros entre el Ejército sirio y los grupos armados, pero las bandas extremistas, apoyadas por Ankara, siguieron fortaleciendo sus posiciones y actualmente vuelven a desplegar en la provincia armas pesadas y dispositivos bélicos que retiraron en aplicación del acuerdo, razón por la que las fuerzas sirias dieron inicio a su operación en la referida provincia.

Los grupos terroristas, con los que lucha Damasco, son de una amplia variedad. Los grupos asociados a Al-Qaeda, como el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) —que lidera la llamada alianza Hayat Tahrir Al-Sham (HTS)—, Hurras Al-Din (Organización de Guardianes de Religión) y el denominado “Partido Islámico del Turkistán”, controlan el 70 por ciento de Idlib.

Otro 30 por ciento de Idlib está bajo el control de los grupos afiliados al movimiento egipcio Hermanos Musulmanes (HHMM), así como varias otras bandas armadas como Ahrar Al-Sham, Faylaq Al-Sham, el llamado Ejército Libre de Idlib, la 1.ª y 2.ª división costera de las llamadas brigadas turcomanas, grupo aliado del autodenominado Ejército Libre Sirio (ELS), el Ejército de Élite, la Brigada Libre de Siria, el Movimiento Nur Al-Din al-Zenki y Soqur Al-Sham, entre otros.

Asimismo, entre 5000 y 7000 terroristas activos en Idlib son extranjeros, la mayoría de los cuales, son de países europeos como Alemania y Francia.

El principal objetivo proclamado por las agrupaciones terroristas es derrocar al constitucional Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y apropiarse de las riquezas naturales del país como el petróleo y gas, propósito que también comparten implícitamente potencias extranjeras que apoyan a dichos grupos.

La existencia de tal colección de terroristas en Idlib y Alepo ha hecho que la operación del Ejército sirio en Idlib sea una de las acciones militares más sensibles, una batalla que podría poner fin a la crisis de ocho años que sufre el país levantino.

¿Cómo fue ocupado Idlib?

En 2015, el Frente Al-Nusra y la banda Yeish al-Fath, así como el llamado Ejército Libre de Siria (ELS) lanzaron una ofensiva contra Idlib y la ocuparon.

 

Idlib se convirtió en uno de los epicentros vitales de los terroristas en Siria, especialmente a medida que los extremistas comenzaron a perder al Ejército sirio todas las partes que ocupaban, como en las provincias de Deir Ezzor (este), Al-Raqa (norte), la localidad de Guta Oriental, la ciudad de Duma y el campamento de Yarmuk, todos cerca de la capitalina Damasco, así como las provincias de Daraa y Al-Quneitra (suroeste).

Lo que aumentó la importancia de Idlib fue el que muchos de los terroristas derrotados por el Ejército, tras entregar sus armas pesadas, optaron por dirigirse a Idlib, pues si no, debían rendirse ante las fuerzas gubernamentales. Así que, la citada provincia noroccidental se convirtió en el centro de los terroristas takfiríes en el país levantino.

De hecho, Frente Al-Nusra y el ELS fueron los primeros grupos terroristas establecidos en Siria con el apoyo de EE.UU., Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Turquía y el régimen de Tel Aviv.

Frente Al-Nusra y el ELS fueron dos bandas creadas por los militares sirio separados del Ejército del país con el inicio de la crisis en Siria.

Los miembros del ELS fueron a Turquía y, tras ser equipado y organizado, volvieron a Siria para luchar contra el Gobierno de Al-Asad. A su vez, Al-Nusra fue compuesto por los extremistas militares sirios que, antes del estallido de la crisis en Siria, fueron entrenados y equipados por la Inteligencia saudí.

Transcurridos meses sin que el Frente Al-Nusra y el ELS puedan materializar los objetivos de sus patrocinadores extranjeros en Siria, surgió el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), nacido de un complot de ciertos países occidentales y árabes, así como Israel.

Turquía, huésped inesperado

Teniendo en cuenta cómo fueron creados los grupos ya activos en el noroeste sirio, resultará más fácil analizar la oposición que siguen expresando Turquía, EE.UU. y otros ciertos países a la reciente operación del Ejército sirio para recuperar la paz de su país y defender a su pueblo.

Turquía ha ido invadiendo diversos territorios pertenecientes a la República Siria en Idlib y Alepo desde su intervención militar de 2016 en la guerra siria, generando el contundente rechazo del Gobierno de Damasco que en reiteradas ocasiones ha resaltado el carácter ilegítimo de la presencia de Turquía en Siria.

Ankara proclama que su objetivo es hacer frente a las milicias kurdas. Por eso, ya ha lanzado operaciones militares en la ciudad siria de Afrin, en Alepo, y en la zona oriental del río Éufrates, en la provincia de Al-Raqa, y recientemente viene amenazado a Damasco con librar una ofensiva militar en Idlib, si el Ejército sirio no frena sus ofensivas en dicha provincia.

Además, ha estado desplegando un mayor número de fuerzas en Idlib y Alepo, donde ataca zonas residenciales y puestos militares, en respaldo a los llamados ‘rebeldes sirios’, que son apoyados por facciones terroristas como la alianza Hayat Tahrir Al-Sham.

El Gobierno sirio ha denunciado que Turquía recurre a amenazas “despreciables” y “vacías” contra el país árabe, debido a la derrota de sus soldados y “aliados terroristas” frente al Ejército sirio.

La Cancillería siria, en su momento, denunció los intentos de Ankara por “ocupar, colonizar e intervenir en los asuntos internos de Siria”.

Bashar al-Asad, aseguró ayer lunes que la batalla por la liberación de las provincias de Alepo e Idlib continúa, independientemente de todas las palabras huecas que vienen del norte”, en alusión a las advertencias turcas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente