Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Estados Unidos y sus aliados de la OTAN incrementan sus actividades militares cerca de las fronteras de Rusia, alertó el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, Serguéi Rudskói.

"El Ministerio de Defensa de Rusia sigue permanentemente y registra un alto grado de actividad militar de Estados Unidos y sus socios de la OTAN cerca de las fronteras de nuestro país", dijo Rudskói en una comparecencia ante la prensa.

Si bien en abril, precisó el alto mando, se realizó un único vuelo de los bombarderos estadounidenses B-1B cerca de las fronteras rusas, en mayo se registraron cinco.

En concreto, detalló, las aeronaves de guerra norteamericanas se acercaron a 10 kilómetros de la frontera de Kaliningrado, la ciudad más occidental de Rusia.

En todos los episodios, recalcó, los sistemas de defensa antiaérea detectaron a los bombarderos y tomaron medidas para evitar incidentes.

Rudskói enfatizó que los misiles antiaéreos estaban listos para derribar de inmediato a cualquier intruso.

Las Fuerzas Armadas de Rusia, puntualizó, continuarán vigilando la actividad militar de la OTAN cerca de las fronteras con el fin de adoptar medidas apropiadas para garantizar la seguridad y prevenir incidentes.

Rusia, dijo Rudskói, insta a la OTAN a que sus aviones de combate enciendan sus transpondedores durante los vuelos en el mar Báltico para identificarlos.

El bloque bélico, constató el alto mando ruso, de hecho ignoró la propuesta para disminuir la tensión militar y evitar los incidentes.

"Durante los contactos a alto nivel con la jefatura de la OTAN, debatimos en reiteradas ocasiones la forma de evitar los incidentes y disminuir la intensidad de los ejercicios que el bloque realiza cerca de nuestras fronteras (...) Todas nuestras propuestas (...) fueron explicadas en una carta del ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, al secretario general de la OTAN, (Jens) Stoltenberg. De hecho, nuestras propuestas no han sido tomadas en cuenta", señaló.

Rudskói informó también que la OTAN moderniza su radar Globus 3, ubicado en la localidad de Vardo, en el extremo noreste de Noruega, para escrutar el territorio ruso.

El bloque bélico, prosiguió, amplía sus infraestructuras en Polonia adicionalmente a las instalaciones desplegadas en Rumanía, en la base de Deveselu.

"Persisten las preocupaciones relacionadas con el posible emplazamiento de los misiles de crucero Tomahawk en estas bases", apuntó.

El alto mando indicó también que un bombardero estadounidense B-1B sobrevoló en mayo, por primera vez, el territorio de Ucrania, país que limita con Rusia.

Pese a la pandemia de coronavirus, advirtió Rudskói, la OTAN incrementó sus ejercicios militares antirrusos.

"A pesar de la expansión de COVID-19 en el mundo entero, se registra un aumento notable de la cantidad de actividades militares del bloque con un marcado carácter antirruso", apostilló.

Espionaje de EEUU en el Mediterráneo

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia calificó de "agresivo" el espionaje de EEUU en la región del mar Mediterráneo y señaló que contradice los acuerdos sobre Siria.

"Los aviones Poseidon de las Fuerzas Navales estadounidenses se acercan periódicamente a las bases militares rusas en Hmeymim y Tartus [Siria] y tenemos que enviar cazas interceptores para atajar ese espionaje agresivo", dijo Rudskói.

Señaló que en abril se registraron siete casos de ese tipo y en mayo 17, al subrayar que esa práctica de EEUU "contradice los acuerdos sobre la prevención de incidentes en el espacio aéreo de Siria".

"Incrementó además la intensidad del espionaje aéreo en las regiones de los mares Báltico y Negro", declaró Rudskói.

En un mes 10 aviones espía sobrevolaron el mar Báltico y seis el mar Negro, y además un dron espía estadounidense RQ-4B fue detectado sobre el territorio de Georgia, detalló el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso.

Ejercicios militares

Asimismo, señaló que Rusia no planea realizar maniobras militares a gran escala cerca de las fronteras de la OTAN en 2020.

"Continuaremos nuestro rumbo hacia la desescalada de la situación en Europa. Este año, las Fuerzas Armadas no prevén ejercicios a gran escala cerca de las fronteras de los países miembros de la OTAN", dijo.

Agregó que Rusia trasladará al interior del país las actividades de envergadura en el marco de las maniobras Cáucaso 2020.

Rudskói destacó también que Rusia está dispuesta a ajustar las zonas de ejercicios militares en base de paridad con la OTAN.

"En futuro estamos dispuestos a ajustar las regiones de ejercicios en base de paridad con la Alianza", dijo.

Rudskói añadió que Rusia está dispuesta también a determinar ciertas normas de distancia mínima que se debe mantener entre aviones y buques.

"A fin de concretar los pasos para eliminar incidentes relacionados con acciones de aeronaves y embarcaciones marítimas, estamos dispuestos a fijar reglas conjuntas que determinen la distancia mínima de aproximación de los aviones y buques, así como las normas de interacción entre las tripulaciones", afirmó.

Se informó que buques de guerra de EEUU y el Reino Unido realizaron ejercicios en el mar de Noruega el 1 de mayo.

A finales de mayo, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, declaró que la pandemia del nuevo coronavirus no tuvo un fuerte impacto en las actividades de las Fuerzas Armadas rusas, por lo que sus ejercicios no serán cancelados.

El ministro precisó entonces que "las maniobras Cáucaso 2020, el foro Army y los Juegos Militares Army sí que tendrán lugar".

Los ejercicios estratégicos Cáucaso 2020 se desarrollarán en septiembre, y los juegos Army están programados para agosto o septiembre.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19