Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Más del 77% de los ciudadanos rusos se expresó a favor de la aprobación de las enmiendas a la Carta Magna de Rusia, según los datos de la Comisión Electoral Central (CEC) con el 100% de las papeletas escrutadas.

De acuerdo con la información de la CEC, en total el 77,92% de los rusos dio su voto a favor de los cambios a la Continuación, frente al 21,27% que votó en contra de ellos.

Según la ley sobre las enmiendas a la Constitución, los cambios entran en vigor una vez publicados los resultados del sufragio.

Leyes para la nueva Constitución

Por su parte, el presidente del Comité para la Legislación Constitucional del Senado ruso, Andréi Klishas, informó a Sputnik que el Parlamento ruso empezará la semana que viene a elaborar las leyes que posibilitarán el cumplimiento de la nueva redacción de la Constitución del país.

"Ya la semana que viene el Parlamento comenzará a elaborar leyes para el cumplimiento de la Constitución", dijo.

El senador ruso confirmó que tal y como lo estipula la ley sobre los cambios a la Constitución, "tras la realización del balance oficial [de la votación] por parte de la CEC, las enmiendas entran en vigor".

"El presidente [ruso, Vladímir Putin,] promulgará un decreto para incluir las enmiendas en el texto de la Constitución", recordó.

De acuerdo con la información de la CEC, el 77,92% de los rusos dio su voto a favor de los cambios a la Continuación, frente al 21,27% que votó en contra de ellos.

La votación se realizó entre el 25 de junio y el 1 de julio. Inicialmente el sufragio estaba programado para el 22 de abril, pero fue aplazado por la pandemia del coronavirus.

Debido a la situación epidemiológica, la votación se llevó a cabo en el transcurso de siete días para reducir la ocupación de los centros electorales. Además, se instalaron colegios electorales al aire libre, y para los residentes de Moscú y Nizhni Novgorod se organizó una votación electrónica.

Los datos confirman que la mayoría de los rusos apoya las enmiendas a la Constitución

MOSCÚ (Sputnik) — El 78% de los rusos votó a favor de las enmiendas a la Constitución, según los datos de la Comisión Electoral Central con el 99,04% de las papeletas escrutadas.

​Mientras, el 21,16% de los rusos se expresó en contra de las enmiendas constitucionales.

Los colegios electorales ya cerraron en el Lejano Oriente ruso, en Siberia y en la parte europea de Rusia.

Así en Chukotka, las enmiendas las apoyó el 80,3% de los ciudadanos, en la República de Saja, el 74,84%, mientras que en la región autónoma hebrea fue el 77,3%.

Los colegios electorales en sufragio ubicados en Moscú y las regiones del mismo uso horarios cerraron a las 20.00 hora local (17.00 GMT).

En el territorio de Moscú fueron organizados 3.600 colegios electorales.

La participación en el voto

La afluencia de los votantes rusos a las urnas durante el sufragio sobre las enmiendas a la Carta Magna del país se situó en el 65%, declaró la presidenta de la CEC.

"Según nuestros datos preliminares, la participación [en la votación] alcanzó el 65%", dijo.

La funcionaria señaló que no hubo denuncias de infracciones graves durante el sufragio.

Pamfílova destacó el carácter transparente y accesible de la votación.

"Todo eso garantiza la veracidad de los resultados y como consecuencia su legitimidad", apostilló.

Votación en el extranjero

A su vez, el viceministro de Exteriores ruso, Evgueni Ivanov, constató que el sufragio sobre las enmiendas a la Constitución de Rusia en los colegios electorales en el extranjero se desarrolla de manera tranquila, sin violaciones de las normas electorales.

Al intervenir en la sede de la CEC, informó que un total de 254 mesas electorales fueron organizadas en 144 países.

"En todos los países la votación transcurre de manera tranquila, sin excesos", dijo.

Unos 2.500 empleados de las misiones diplomáticas trabajan en los colegios electorales en el extranjero, indicó.

Ivanov denunció los "intentos esporádicos, pero deliberados de desacreditar el proceso electoral" en particular mediante doble votación.

Pero advirtió que semejantes acciones son un delito que se castiga.

Violaciones electorales

Un total de 839 violaciones electorales fueron registradas durante el sufragio, informó el Ministerio del Interior.

"En total desde el inicio de la votación se detectaron 839 informes sobre violaciones", dijo el primer viceministro del Interior, Alexandr Gorovói.

Subrayó que no se han detectado infracciones que puedan influir en los resultados de la votación.

El centro de monitoreo en Moscú informó sobre "infracciones mínimas" del proceso electoral al indicar que no influyen sobre la expresión de voluntad de los ciudadanos.

Las enmiendas constitucionales especifican los nuevos requisitos que deben cumplir el presidente, los miembros del Gobierno, los parlamentarios y otros cargos relevantes para la soberanía y la seguridad nacional, refrendan las garantías sociales del Estado ante los ciudadanos, modifican las funciones del Ejecutivo y el Legislativo, prohíben la secesión de los territorios del país y fortalecen el estatus del idioma ruso, entre otros aspectos.

​Además, las enmiendas limitan a dos el máximo de mandatos presidenciales de seis años que una misma persona puede ocupar, aunque esa restricción no se aplica al actual mandatario y a su predecesor en el cargo, Dmitri Medvédev (2008-2012).

El grupo de trabajo constitucional de Rusia se reunirá con Putin el 3 de julio

MOSCÚ (Sputnik) — El grupo de trabajo sobre las enmiendas constitucionales en Rusia se reunirá el 3 de julio de forma telemática con el presidente, Vladímir Putin, comunicó a Sputnik, Viacheslav Nikonov, jefe del Comité de Educación y Ciencia de la Duma de Estado.

El jefe del grupo de trabajo, Andréi Klishas, declaró hoy que la respectiva reunión podría celebrarse esta semana.

"Puedo confirmar que habrá una reunión con el presidente... el viernes [3 de julio] en formato remoto", dijo Nikonov preguntado de si esta semana habría una reunión del grupo de trabajo.

La rusofobia mata a los estados bálticos: romper los lazos con Rusia duele en Letonia

Svetlana Svetlichnaya.

Los rusos ya han oído hablar de la independencia de Letonia. Sin embargo, las consecuencias también son conocidas. La ruptura de los lazos con Rusia hace mucho que golpeó a Riga. El anteriormente exitoso Puerto Libre de Ventspils estaba muy endeudado, y prácticamente no había ningún inversor para prestarle.

El Gabinete de Ministros de Letonia creó la empresa estatal Ventspils osta, poniendo a Girts Valdis Kristovskis, protegido del oligarca Rudolf Meroni a la cabeza, para que se hiciera cargo de la gestión del puerto y comenzara a prestar al Tesoro del Estado. ¡No hay bancos privados! Suena hermoso, pero ¿qué pasa en realidad?

El Puerto Libre de Ventspils ahora necesita extender los préstamos, y por tres años, pero ya ha sido rechazado debido a una decisión del Gabinete de Ministros. Como, dado que la empresa está en proceso de liquidación, ¿qué tipo de préstamo? Mientras tanto, es hora de pagar cuatro préstamos por un monto de 8,3 millones de euros.

Puerto libre de Ventspils

Las autoridades letonas querían apoderarse del puerto más grande del país y lo hicieron. ¿Que sigue? Los ingresos portuarios se desplomaron, el desarrollo de la infraestructura portuaria está en duda, también hay problemas con las terminales.

Y no hay necesidad de referirse a las sanciones de la Oficina Estadounidense para el Control de Activos Extranjeros, por lo que supuestamente Riga tuvo que nacionalizar el puerto. Todos saben que esto se hace en interés de la OTAN.

La política de la rusofobia bloqueó los argumentos de la razón. Fueron los lazos con Rusia los que permitieron que el puerto ocupara una posición tan importante en el Báltico, pero después de la apertura del puerto de comercio marítimo de Ust-Luga en la región de Leningrado, la situación cambió.

La eliminación de Aivars Lembergs, por cierto, pone un punto gordo en este asunto. El alcalde de Ventspils resultó ser demasiado «pro-ruso» para la Alianza y Riga. ¡No solo eso, incluso criticó a la OTAN!

Ahora fue retirado, el puerto fue nacionalizado y tiene muchos problemas. Las esperanzas de que en el 2020 la facturación de carga del puerto sea de 20 millones de toneladas no se materializaron, y aún se deben otorgar préstamos. El estado debe apoyar al puerto en una situación de crisis.

¡Y aquí está la solución! Comenzó la optimización de los recursos humanos: comenzaron a despedir personas.

El sindicato está en silencio. Las personas despedidas se enfrentan a una elección: buscar un trabajo mal pagado en la ciudad que no pertenece a su especialidad o irse.

Si la administración del puerto recauda préstamos en la Tesorería del Estado para pagar las deudas existentes, y luego no puede devolverlas, entonces todos los bienes del puerto pasarán a sus manos.

¿Creen que los funcionarios de la Tesorería del Estado administrarán el puerto? Comenzará una venta total, y por una miseria si los «socios» estadounidenses y de la OTAN de Riga lo quieren.

Análisis: ¿Occidente necesita un diálogo constructivo con Rusia?

Vladimir Vuyachich.

A medida que aumenta la intensidad del ejercicio operativo y de combate de las fuerzas de la OTAN en Europa del Este, observado en junio de este año, surge naturalmente la pregunta: ¿tuvieron los Estados líderes la oportunidad de cambiar su retórica bélica y prestar atención a los problemas más vitales de la sociedad moderna durante la pandemia de coronavirus?

De hecho, muchos ciudadanos comunes en la primavera del 2020, obviamente, llegaron a la conclusión de que están más amenazados no por algunos agresores míticos, sino por enfermedades masivas, desastres ambientales, recesión económica y otras dificultades tangibles que han surgido en el mundo en los últimos años. Además, según las observaciones de varios expertos, la tensión en muchos «puntos críticos» del mundo ha disminuido significativamente en los últimos meses.

No es casualidad que a finales de mayo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, tras evaluar oportunamente la aparición de nuevas amenazas a la seguridad internacional, hizo un llamamiento a la Alianza del Atlántico Norte para que suspenda todos los ejercicios militares en Europa del Este durante la pandemia de coronavirus y aborde problemas más apremiantes con la ayuda de los militares.

Resultó que las unidades militares no solo pueden luchar, sino que también realizan muchas otras tareas en una emergencia: entregar bienes, desinfectar instalaciones y desplegar hospitales móviles.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en una apelación escrita a la OTAN, sugirió que la alianza «muestre moderación militar» durante la pandemia.

Según él, en el contexto de la propagación del coronavirus y las inquietantes noticias, este podría ser un «paso constructivo, positivo y curativo», que también podría servir como el comienzo de una «distensión» política en Europa.

Además de la apelación del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Defensa de Rusia tomó una serie de medidas prácticas unilaterales, cancelando muchos de los ejercicios previstos para el período primavera-verano. Además, la Federación de Rusia invitó a los estados europeos a brindar asistencia para combatir las consecuencias de la pandemia.

En respuesta al llamamiento de Sergey Lavrov en Bruselas, dijeron que las actividades de la OTAN en este momento son defensivas ante el aumento de la actividad militar por parte de Rusia. Por su parte, el Secretario General de la Alianza, J. Stoltenberg, también propuso a Lavrov actualizar el Documento de Viena sobre Medidas para generar confianza y seguridad del 2011, que implica el intercambio de información sobre las fuerzas armadas y la planificación de la defensa.

El resultado fue una especie de conversación entre ciegos y sordos: en respuesta a propuestas específicas de la parte rusa para reducir la tensión político-militar, el liderazgo de la OTAN continúa repitiendo mantras sobre la amenaza militar de la Federación Rusa. Incluso al ayudar a Italia con unidades de protección de las tropas de defensa de radiológica, química y biológica de Rusia, los burócratas de Bruselas vieron intenciones secretas que consistían en «realizar un reconocimiento en el territorio del enemigo».

En apoyo de sus palabras sobre la negativa a aceptar propuestas constructivas rusas en junio, después de una cierta disminución en las medidas de cuarentena, los líderes de la OTAN comenzaron a realizar ejercicios en su flanco oriental con la misma intensidad. Y para que los líderes rusos no dudaran de la agresividad de sus escenarios, el mando estadounidense incluso realizó una serie de vuelos de demostración de bombarderos estratégicos cerca de las fronteras de Bielorrusia y Rusia.

Por su parte, los líderes rusos no sucumben a ninguna «provocación» y continúan dando pasos pacíficos.

Así, el ejercicio de mando y personal estratégico más grande del Cáucaso-2020 de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa este año se llevará a cabo lejos de las fronteras occidentales del país en la Región de Volgogrado, tal como sucedió con el ejercicio Zapad-2019 el año pasado.

No hay duda de que las propuestas de los líderes rusos para reducir la tensión político-militar en Europa no pasan desapercibidas para los ciudadanos comunes de los estados occidentales. Es posible que posteriormente, habiendo entendido las verdaderas intenciones de su liderazgo, lleguen a comprender la necesidad de su cambio y el ascenso al poder de los políticos que buscan un diálogo constructivo entre Occidente y Oriente.