Portada - Últimas noticias

“Siempre hay un mantra que es que en España pagamos menos impuestos que la media de la Unión Europea”. Sin embargo, según sostiene el economista Juan Carlos Bermejo, esto no es real, ya que “somos uno de los cinco países que más impuestos pagan de toda la OCDE”.

Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre el PIB español que Bermejo realizó junto a otros tres economistas (Roberto Centeno, Juan Laborda y Juan Carlos Barba) y que fue validado por el Instituto Kiel para la Economía Mundial.

El resultado, afirma Bermejo, fue que “el PIB real es menor que el PIB oficial, la contabilidad nacional está manipulada”.

Según explica a Confilegal, para calcular el PIB “se hace una fórmula en la que ponemos en el numerador los impuestos que pagamos y lo dividimos entre el PIB, entonces nos sale que nuestra presión fiscal es más o menos del 33% o 34%, varía en esa franja depende del año”.

Este es precisamente el rango en el que se está movimiento el Ejecutivo, algo que ya hicieron los anteriores gobiernos. La versión oficial, apunta Bermejo, es que “estamos 7 u 8 puntos por debajo de la media europea”.

Esta es la base en la que se fundamenta la subida de impuestos de la que hablaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta semana. “Dice que estamos por debajo de la media europea y que ese es el margen que hay para subir impuestos y para poder hacer justicia fiscal”.

Sin embargo, agrega Bermejo, “eso ocurre porque la cifra que hay en el denominador, que es el PIB, no es real. La cifra oficial es un 16% mayor de la real”.

“Si tú coges la cifra de PIB que hay en España, la última oficial del año 2019 era de 1,24 billones de euros, y la reduces un 16% te queda 1,07 más o menos y si pones eso en el denominador entonces la presión fiscal es mucho más alta, en vez de ser del 34 será del 45%. Y eso quiere decir que somos uno de los cinco países que más impuestos pagan de toda la OCDE”.

Prueba de ello, añade, es que “si haces el cálculo de la presión fiscal de otra forma, que es poniendo en el numerador los impuestos que pagamos en relación al salario que cobramos los españoles, entonces ahí con esa fórmula, también te sale que somos de los cinco que más pagamos de la OCDE. Ambas fórmulas deberían llegar a la misma conclusión, pero una de ellas, la primera, no lo hace porque la cifra de PBI española es falsa, está sobrevalorada”.

El Gobierno “quiere utilizar otra vez esta excusa, esta mentira dicha mil veces que se convierte en verdad, para justificar una subida de impuestos”, afirma.

¿Cómo se ha falsificado la contabilidad nacional?

La duda es: ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Bermejo argumenta que esto comenzó durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero cuando llega la crisis financiera.

“Maquilló las cuentas, es decir, dijo que estábamos cayendo menos de lo que realmente estábamos cayendo, que tenía un sentido, fue una mentira que tenía una finalidad y era que España todavía pudiera seguir financiándose en el mercado, es decir, que hubiera gente que todavía comprara la deuda española para poder seguir financiando”.

Cuando llegó gobierno el PP en 2011, con Mariano Rajoy al frente, “se solicitó el rescate bancario para recibir el préstamo de la Unión Europea para rescatar a las cajas de ahorros, entonces esa manipulación no se corrigió, sino que se mantuvo porque si en ese momento España da un mensaje a los mercados de que su PIB real era mucho menor de lo oficial, entonces hubiera sido un desastre. Por lo tanto, eso no se ha corregido”.

Esto, remarca, “podría tener unas consecuencias muy graves, pero ya no solo para España, sino para la Unión Europea en general“.

“Sánchez heredó esta manipulación”, afirma, que ahora mantiene. “Si se destapara que el PIB en España es menor que el oficial acabaría con esa coartada, con ese mantra, de que en España pagamos menos impuestos que nuestros socios, que no es verdad”.

El mecanismo de control, la AIReF

Recuerda que en España como mecanismo de control existe la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), “se creó precisamente porque en Bruselas no se creían las cifras de España de Montoro”.

Ante toda esta situación, insiste en que “el mecanismo imparcial tendría que ser la AIREF, que para eso se creó, tendría que hacer una revisión de la contabilidad nacional para ver si el PIB, como nosotros afirmamos, está falsificado o no. Es el organismo que habría que utilizar”.

Sin embargo, “la AIReF siempre ha actuado como una coartada del sistema, como que pareciera que vigilaba algo pero acababa siempre validando las cifras del gobierno, lo mismo hace el Banco de España”.

Asimismo, concluye, “la Comisión Europea tiene una directiva que permitiría a Eurostat intervenir y auditar la economía española si descubre que hay diferencias importantes respecto a la realidad. La Comisión tendría potestad para hacer una auditoría de las cuentas de cualquier Estado miembro que pueda poner en peligro la estabilidad presupuestaria”.

Fuente: Confilegal

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19