Portada - Últimas noticias

Al menos 31 integrante del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) mueren durante enfrentamientos con el Ejército sirio en Homs, en el oeste del país árabe.

El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó el sábado que, durante las últimas 48 horas, unos 31 miembros de la banda takfirí murieron durante enfrentamientos, ataques aéreos y terrestres, realizados por el Ejército sirio.

Dichos conflictos comenzaron el jueves y continuaron hasta el viernes. Además, el Ejército sirio contaba con el apoyo de las Fuerza Aérea de Rusia para bombardear los objetivos terroristas.

Durante los enfrentamientos con los extremistas, también perdieron la vida unas 20 miembros de las tropas sirias.

Según el OSDH, con sede en Londres (capital británica), se espera que el número de muertos aumente debido a las graves lesiones de algunas víctimas.

Pese a la caída del ‘califato’ proclamado por Daesh en Siria gracias a la lucha severa del Ejército sirio, las unidades del Ejército sirio mantienen ofensivas contra los escondites de las células del EIIL, particularmente en las zonas desérticas de Homs y la provincia de Deir Ezzor (este), donde se perpetran más ataques por parte de estos terroristas.

La crisis en Siria, iniciada en marzo de 2011, se está convirtiendo en una de las más duraderas a raíz del apoyo multilateral que les brindan ciertos países regionales y occidentales a las bandas terroristas.

No obstante, pese a todos los complots, el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, confiando en su propio pueblo y el apoyo de sus aliados, está recuperando cada vez más tierras de los ultraviolentos. Las autoridades sirias y rusas coinciden en que la expulsión de los terroristas del país árabe es solo cuestión de tiempo.

Cohetes impactan cerca de la embajada de EEUU en Bagdad

Los sistemas de defensa aérea en Irak responden a un ataque con cohetes cerca de la embajada de EE.UU. en Bagdad (capital iraquí).

La entrada oriental de la llamada Zona Verde, que alberga la embajada de EE.UU., se cerró después de un ataque, efectuado la madrugada de este domingo (hora local), según informa la cadena local Al Sumaria News.

Un sistema de defensa antimisiles Patriot pudo responder al cohete, pero no pudo interceptarlo lo suficiente y, por lo tanto, cayó dentro de la Zona Verde, ha añadido el medio, citando una fuente de seguridad.

“El cohete que fue interceptado por la embajada estadounidense en Bagdad cayó cerca de una serie de manifestantes sentados cerca del área de la Zona Verde. Aterrizó cerca del puente que conduce a la Zona Verde”, afirmó a su vez el corresponsal de la cadena saudí Al-Arabia.

Hasta el momento, no se conoce el origen del ataque, que se produjo después de que el sábado potentes explosiones sacudieran Bagdad mientras Estados Unidos probaba sus sistemas de defensa antimisiles Patriot en este país árabe.

Hay fuentes que dicen que un avión estadounidense disparó un misil para probar las capacidades de los sistemas antiaéreos estadounidenses, mientras otras aseguran que una maniobra de las fuerzas especiales de seguridad con misiles en la Zona Verde provocó las explosiones.

La embajada de EE.UU. en Bagdad, así como las instalaciones donde están desplegadas las tropas estadounidenses con frecuencia son blancos de ataques con cohetes. Lo más reciente fue a mediados de junio pasado, cuando cuatro cohetes Katyusha impactaron cerca de la sede diplomática norteamericana.

Los ataques de registran en medio de las peticiones del Parlamento, pueblo y también la cúpula gobernante de Irak para que Washington retire sus tropas del territorio árabe.

Convoy militar estadounidense atacado con un dispositivo explosivo en Deir Ezzor

Fuentes locales informaron de una explosión cuando un convoy militar estadounidense pasó por una zona de la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria.

La explosión ocurrió en el distrito Kaziya Issa al Aassaman de la ciudad de Al Sabha, informó SANA, la agencia oficial de noticias siria.

No se ha informado de víctimas por la explosión y aún no se ha publicado ninguna reacción de la coalición estadounidense.

Un reportero de Sputnik en Deir Ezzor dijo que personas desconocidas detonaron el dispositivo explosivo durante el paso de un convoy de las fuerzas estadounidenses frente a una estación de combustible en la ciudad de Sabha, al norte de la carretera internacional entre Deir Ezzor y la frontera iraquí.

La ciudad de Sabha se encuentra al este de la ciudad de Deir Ezzor y está habitada por clanes de la tribu árabe Okaidat.

En un contexto separado, personas desconocidas con artefactos explosivos atacaron un automóvil que transportaba miembros de la organización FDS, que es leal al ejército estadounidense, en la ciudad de Diban, al este de Deir Ezzor.

El jueves 2 de julio, el Ejército sirio bloqueó el camino de un convoy militar estadounidense a la localidad de Ras al Ain, en la provincia de Hasaka, en el noreste de Siria. Sin embargo, fuentes locales desplegadas en la periferia de Hasaka dijeron que el Ejército estadounidense instaló un nuevo aeropuerto militar para fortalecer su presencia en el noreste de Siria. El aeropuerto está ubicado entre el pueblo de Umm Kahif y los silos de granos de Tell Alo, a 8 km al sur de la ciudad de Yarubieh.

En los últimos meses, las fuerzas militares estadounidenses han traído a la provincia de Hasaka miles de camiones cargados con armas, equipo militar y logístico para fortalecer su presencia allí.

El gobierno sirio describió la presencia de tropas estadounidenses en el noreste de Siria como una ocupación ilegal de territorio sirio y ha pedido reiteradamente su retirada inmediata.

Rusia despliega cazas SU-57 de quinta generación en Siria

Según el sitio web militar ruso Avia.pro, los Su-57 rusos podrán ser desplegados durante meses en la base aérea de Hamaimim en Siria.

Los cazas rusos Su-57 pueden ubicarse permanentemente en la base aérea de Hamaimim, probando sus capacidades en una situación de combate real contra terroristas. Los analistas creen que Rusia actualmente no tiene una gran cantidad de cazas de quinta generación. Sin embargo, algunos aviones de combate Su-57 pueden desplegarse en Siria de manera consistente.

El Su-57 es un caza ruso de quinta generación de última generación diseñado para competir con aviones estadounidenses de nueva era como el F-22 Raptor y el F-35 Lightning II.

“Es importante entender que todos los Su-57 construidos en Rusia hasta ahora están en fase de pre-producción. Sin una prueba real en una situación de combate, el lanzamiento de la producción de los cazas Su-57 no tiene sentido y, por lo tanto, es lógico suponer que estos aviones rusos pueden estar en Siria no solo durante días, sino también durante semanas, incluso meses”, señalaron expertos.

Cabe señalar que unos días antes se afirmó que el Su-57 se probó nuevamente en una situación de combate real, que, por cierto, solo es posible en Siria, pero hasta presente no se ha recibido una confirmación.

Miembros de una facción de la resistencia sunní derriban un dron estadounidense en Iraq

Un dron estadounidense fue derribado por facciones iraquíes sunníes que luchan contra el Daesh en la región de Abu Zuair, en la provincia de Salahuddin.

Fuentes locales dijeron que los residentes locales se acercaron a los escombros del dron cuando otro dron estadounidense lo bombardeó y destruyó por completo, matando a dos hombres en el lugar.

Una facción que se hace llamar la Resistencia Islámica en Iraq / Compañeros de la Cueva emitió un comunicado de prensa en el que dio algunos detalles sobre este hecho, asegurando, entre otras cosas, que tuvo lugar el lunes 29 de julio.

“Un dron de las fuerzas de ocupación estadounidenses atacó a dos combatientes de la resistencia”, escribió.

“Los dos mártires habían recogido previamente los restos del dron de ocupación estadounidense que fue derribado por los muyahidines de la Resistencia Islámica”, dijo.

Según el sitio web de la televisión iraní en idioma árabe Al Alam, los iraquíes acusan a EEUU de apoyar al Daesh, cuya actividad ha vuelto a aumentar curiosamente desde que el Parlamento iraquí y el gobierno de Adel Abdel Mahdi exigieron la partida de las fuerzas extranjeras de Iraq y especialmente de las tropas estadounidenses.

Esta decisión fue tomada después del asesinato, en un ataque estadounidense, del número dos del Hashid al Shaabi, Abu Mahdi al Mohandes, el 3 de enero, junto con el jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica, Qassem Soleimani.

Ex combatientes de una milicia creada por EEUU hablan de su huida del campo de Rukban

Varios ex combatientes sirios que trabajaban al servicio del Ejército estadounidense en la base de Al Tanf ubicada en la frontera fronteriza sirio-jordana con Iraq narraron al sitio de noticias Al Ahed cómo se hartaron de la idea de depender de la voluntad de los estadounidenses ocupantes de sus tierras.

“Hay un gusto diferente por la vida cuando se está en el campo de la libertad y el patriotismo”, dijo Gannam Samir Judair (Abu Hamza) al sitio web de noticias Al Ahed, mientras contó la historia de su fuga del infierno del campo de Rukban, anexo a la base ilegal estadounidense de Al Tanf.

Abu Hamza explica a Al Ahed que, durante más de un año y medio, trabajó en la base de Al Tanf y el campo de desplazados adyacente de Al Rukban, ocupados por los norteamericanos, como parte del grupo llamado “Comandos de la Revolución”.

“Directamente vinculado al ejército estadounidense, él salió a realizar reconocimientos y ataques contra los sitios del Ejército sirio antes de que él mismo y un grupo de sus compañeros optaran por dejar de servir a un ejército ocupante y hostil y se reintegraron a su patria. Durante varios meses ellos desarrollaron un plan para huir del campo sin que los estadounidenses se dieran cuenta.

Abu Hamza explicó a Al Ahed que él y varios de sus compañeros salieron de la base una noche y caminaron durante 7 u 8 kms para llegar a un sitio del Ejército sirio. Sin embargo, algunos militantes procedentes de la base de Al Tanf trataron de interceptarlos y se produjo un choque en el que destruyeron dos vehículos de aquellos mientras que el grupo de Abu Hamza perdió uno. Al final, llegaron a una posición del Ejército sirio en Ganim donde fueron bien recibidos.

Jalid Samir Judair (Abu Omar), que era comandante de una compañía de reconocimiento de los “Comandos de la Revolución”, dijo a Al Ahed que los miembros del Ejército sirio les dieron una cordial bienvenida. Los miembros del grupo, algunos de los cuales estaban acompañados por sus familias, regularizaron su situación con el fin de vivir una vida en paz y con una tranquilidad de conciencia que no existía anteriormente.

En lo referente a sus vidas anteriores en la base de Al Tanf y el campo de Rukban, Abu Omar enfatiza que la vida de los civiles en el campamento es “un infierno” y que los grupos armados allí roban la mayor parte de la ayuda proporcionada por el gobierno sirio y las organizaciones internacionales de ayuda. En cuanto a los militantes, la situación es relativamente diferente, como afirma Abu Omar: “Los estadounidenses proporcionan salarios a los militantes armados asociados con ellos y les brindan ayuda periódicamente para comprar su lealtad”.

Otro ex combatiente de los “Comandos de la Revolución”, Salah Rashid Al Zahir (Abu Adi) reveló al sitio de noticias Al Ahed que su misión anterior en la base de Al Tanf era monitorear y manejar cualquier interferencia de las fuerzas del Ejército sirio. “El campo está dividido en más de un grupo. Nosotros (los “Comandos de la Revolución”) estábamos vinculados directamente a los estadounidenses. Otros grupos llamados “fuerzas auxiliares” fueron entrenados por las fuerzas de ocupación británicas fuera del área”.

Él habló sobre las restricciones a los civiles en el campo de Al Rukban para evitar que huyan hacia las áreas de control del Ejército sirio. En el campo, se les niegan las necesidades más básicas de la vida.

Estos ex combatientes han roto con su pasado al servicio de los enemigos de Siria. Su camino hacia una vida digna y tranquila les lleva ahora a estar en el campo que lucha por la independencia y soberanía del país.

Ejército sirio ataca bastiones de los terroristas en el norte de la provincia de Latakia

El Ejército sirio llevó a cabo un poderoso ataque contra los terroristas en el noreste de Latakia el jueves.

Lideradas por la Guardia Republicana y la 4ª División, las tropas del Ejército sirio atacaron fuertemente las posiciones del Partido del Turkestán, integrado por militantes uigures chinos, en sus fortalezas de Kabani y Sirmaniyeh, que se encuentran cerca del límite de la provincia de Idleb.

Según un informe de campo, el Ejército sirio no solo atacó estos bastiones, sino que también bombardeó las posiciones militantes en la región de la Planicie de Al Gaab y Yabal Al Zawiya.

Estos ataques del Ejército sirio se han vuelto más frecuentes en las últimas semanas, ya que el gobierno busca debilitar a las organizaciones terroristas en el noroeste de Siria.

A pesar de las patrullas conjuntas ruso-turcas en curso entre las fuerzas turcas y rusas a lo largo de la Autopista M-4, la situación en el noroeste de Siria sigue siendo muy peligrosa, ya que todas las partes continúan manteniendo enfrentamientos a diario.

El noreste de Siria “un volcán a punto de explotar”

Fuentes civiles en el noreste de Siria confirmaron el jueves que el noreste de Siria es un volcán a punto de explotar en cualquier momento en contra de la milicia denominada “Fuerzas Democráticas Sirias” (FDS) y los ocupantes estadounidenses y turcos.

Diversas fuentes locales informaron al diario Al Watan que las manifestaciones contra las milicias y las tropas de ocupación estadounidenses y turcas, que antes tenían lugar una vez por semana y luego cada tres o cuatro días en un número de áreas, ahora de producen diariamente y en la mayoría de las áreas del noroeste.

Las fuentes señalaron que manifestaciones continuas han estado teniendo lugar en la provincia de Hasaka y luego se extendieron a las de Raqqa y Deir Ezzor, lo que significa que afectan a todas las áreas bajo control de las FDS y donde se hallan instaladas las tropas de ocupación estadounidenses y turcas.

Señaló que el asunto ha evolucionado desde las manifestaciones hasta los enfrentamientos con los militantes de la milicia en varias áreas, así como los episodios repetidos en los que los residentes locales y miembros del Ejército sirio obligan a los convoyes militares estadounidenses a dar marcha atrás.

Las fuentes señalaron que la milicia de las FDS es condenada al ostracismo por la mayoría de la gente, pero impone su control por la fuerza de las armas a los residentes, así como protege la ocupación estadounidense. Varios de sus militantes han caído por ataques no identificados en las últimas semanas.

Después de que las fuentes describieran la situación como “tensa hasta el extremo”, dijo: “Los residentes ven como sus cosechas son robadas y como una parte de la riqueza petrolera de su país está siendo saqueada por la milicia y los ocupantes estadounidenses”.

Irónicamente, los miembros de la llamada “administración autónoma” kurda están ahora pidiendo protección a Rusia, después de haber rechazado varias iniciativas rusas para alcanzar un acuerdo con el gobierno sirio.