Portada - Últimas noticias

El diputado opositor Juan Guaidó y sus seguidores dentro del Parlamento anunciaron este jueves, durante una reunión virtual, que contratarán a las firmas estadounidenses BRV Disbursement Co. LLC y BRV Administrator Co. LLC para administrar los fondos del Estado venezolano que se encuentran bloqueados en el extranjero.

"Estas empresas fueron elegidas en un proceso en el que inicialmente se contactaron a las cinco mejores firmas de contaduría y administración a nivel mundial. Sin embargo, las mismas manifestaron no estar dispuestas a involucrarse en esta labor. Ante ello, nos recomendaron empresas aliadas, que contaban con su aval, y fueron validadas por el Departamento del Tesoro de EE.UU.", señala la nota de prensa de los diputados opositores.

Guaidó, quien se autoproclamó como "presidente interino" en enero del 2019, ha sido el promotor del bloqueo económico contra Venezuela y el principal artífice del despojo de bienes del Estado, como la filial de Petróleos de Venezuela en EE.UU., Citgo. Estas acciones han contado con el respaldo explícito de las autoridades estadounidenses.

De acuerdo con el contrato presentado por los parlamentarios y reseñado por Reuters, estas compañías estadounidenses recibirán 1,25 millones de dólares. Para este fin, los diputados opositores aprobaron la denominada "Ley Especial de Contrataciones Públicas Asociadas a la Defensa, Recuperación, Aseguramiento y Resguardo de los Activos, Bienes e Intereses del Estado Venezolano en el Extranjero", cuya legalidad es nula.

Según Guaidó, se usarán 36 millones de dólares de los recursos acumulados para ayudar, a través de la Cruz Roja y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a los médicos venezolanos en su lucha contra el coronavirus.

En abril pasado, Guaidó anunció el lanzamiento del Plan "Héroes de la Salud", que supuestamente contó con "30.000 registrados en menos de 24 horas", con la promesa de otorgarle 100 dólares mensuales por tres meses a médicos, enfermeras y trabajadores de los hospitales del país, pero esa contribución nunca se concretó.

Escándalos de Guaidó

El pasado 18 de junio, el presidente venezolano Nicolás Maduro denunció que el abogado José Ignacio Hernández, "supuesto procurador especial" designado por Guaidó, junto al presidente del Banco Mundial (BM), David Malpass, impulsaban acciones para apoderarse de Citgo, y entregarla a Conoco Phillps.

A mediados de junio del 2019, el propio secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, instó a investigar y establecer responsabilidades por los graves cargos formulados en una investigación periodística de PanAm Post, que abordaba la apropiación de fondos para la "ayuda humanitaria" por parte de los representantes de Guaidó en Colombia.

De igual forma, políticos opositores han pedido reiteradamente esclarecer el destino de los recursos que Guaidó recibió de la Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), en vista de los opacos manejos del diputado y su entorno.

Venezuela tiene alrededor de 24.000 millones de dólares retenidos por EE.UU. y algunos países europeos. Caracas pide que se los devuelvan y ha emprendido una batalla legal, que incluye una demanda ante la Corte Penal Internacional (CPI) por delitos de lesa humanidad.

EEUU prepara agresión comunicacional contra Gobierno de Maduro

Estados Unidos alista una nueva estrategia contra Venezuela y dice que usará los medios de comunicación como parte de su campaña de presión contra Maduro.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, anunció el viernes que Washington planea la puesta en marcha de medios de comunicación para radio, televisión e Internet, con el fin de lograr penetrar el territorio venezolano.

“Incluso en este nuevo mundo, la radio es importante. Vamos a pensar más sobre radio. Necesitamos asegurarnos de que lo que hagamos alcance una amplia audiencia en Venezuela”, dijo Abrams en su intervención en una conferencia en línea patrocinada por el instituto estadounidense Hudson.

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, según denuncian las autoridades venezolanas, ha lanzado una guerra mediática contra el Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, destinada a materializar su meta de derrocar el Gobierno chavista.

A este respecto, Caracas destaca la campaña de mentiras y tergiversación de realidad de Washington en su contra y las notas negativas que publican los medios estadounidenses contra el Gobierno de Maduro.

En la misma línea, los funcionarios norteamericanos lanzan acusaciones infundadas contra Venezuela, como impulsar el narcotráfico, lo que repitió Abrams en sus declaraciones del viernes para luego reafirmar la política “de carácter bipartidista” de EE.UU. contra Venezuela.

El ministro para la Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo en su día que cuando la gente va a Venezuela, se encuentra con una realidad completamente diferente de la que ilustran algunos de los medios de comunicación occidentales.

Estados Unidos dirige una “guerra total” contra Venezuela con el fin de imponer en Venezuela un gobierno, encabezado por su “títere”, el líder golpista venezolano Juan Guaidó.

La expresión más cruel de esa guerra, según las autoridades venezolanas, es el conjunto de las medidas coercitivas unilaterales, incluidas sanciones.