Portada - Últimas noticias

Según el escrutinio final de los resultados en las elecciones presidenciales realizado por la Comisión Electoral Central de Bielorrusia, el mandatario actual, Alexandr Lukashenko, obtuvo el 80,10% de los votos, mientras que su rival, Svetlana Tijanóvskaya se hizo con el 10,12%.

Alexandr Lukashenko, que gobierna Bielorrusia desde 1994, logró el sexto mandato en las presidenciales del 9 de agosto.

Según el escrutinio final, los candidatos presidenciales Anna Kanopátskaya, Andréi Dmítriev y Serguéi Chérechen, reunieron el 1,68%, el 1,21% y el 1,14% de los votos respectivamente.

Tras el cierre de las mesas electorales, miles de personas se echaron a la calle en Minsk y otras ciudades de Bielorrusia para expresar su descontento con el recuento oficial, una protesta que fue dispersada por la Policía con balas de goma, cañones de agua y granadas aturdidoras.

Las manifestaciones en Minsk dejan hasta el momento un muerto y miles de detenidos, conforme a los datos del Ministerio del Interior.

Este 14 de agosto, según el Ministerio, las autoridades bielorrusas liberaron a más de 2.000 personas detenidas durante las protestas que continúan por sexto día consecutivo con diversos grados de intensidad.

La “autoproclamada” Tijanóvskaya impulsará creación del consejo para traspaso del poder y pide ayuda a sus amos occidentales

MINSK (Sputnik) — La opositora presidencial bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya anunció que impulsará la creación del Consejo de Coordinación para garantizar el traspaso del poder en el país.

"Declaro que estamos dispuestos a un diálogo con las autoridades. Teniendo en cuenta lo que está sucediendo en el país y la necesidad de tomar medidas urgentes para restablecer el Estado de derecho en Bielorrusia, yo, Svetlana Tijanóvskaya, establezco el Consejo de Coordinación para garantizar el traspaso del poder", afirmó la opositora en un comunicado publicado en las cuentas de Telegram de su sede electoral y las de antiguos aspirantes a la presidencia, Víctor Babariko y Valeri Tsepkalo.

La opositora añadió que podrán formar parte del consejo "representantes de la sociedad civil, respetados y conocidos bielorrusos, profesionales en sus áreas".

Asimismo Tijanóvskaya pidió a las autoridades que demuestren la disposición al diálogo con el pueblo y que liberen a todos los detenidos durante las protestas en el país.

"Las autoridades deben demostrar su disposición para el diálogo con el pueblo. Esto significa liberar a todos los detenidos. Esto significa replegar a las fuerzas de seguridad y las tropas de las calles de las ciudades. Esto significa incoar causas penales contra quienes dieron órdenes criminales de golpear y disparar a la gente", agregó.

Además, Tijanóvskaya llamó a la comunidad internacional a ayudar a entablar el diálogo con las autoridades de Bielorrusia.

"Pido a la comunidad internacional, a los países de Europa, ayudar a organizar el diálogo con las autoridades bielorrusas", sostuvo.

Tijanóvskaya comentó que admira a los bielorrusos porque se logró hacer "lo imposible".

"¡Gracias, mis queridos! Hemos hecho lo imposible, hemos demostrado que somos la mayoría y que este país pertenece a nosotros, al pueblo de Bielorrusia, y no a una sola persona", destacó en un comunicado.

La Comisión Europea pide sanciones contra responsables de abusos en Bielorrusia

MOSCÚ (Sputnik) — La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se pronunció por imponer nuevas sanciones contra los responsables de las violaciones de los derechos humanos en Bielorrusia.

"Necesitamos sanciones adicionales contra aquellos que violaron los valores democráticos o abusaron de los derechos humanos en #Bielorrusia. Estoy segura de que los ministros de Asuntos Exteriores de la UE demostrarán en el debate de hoy nuestro firme apoyo a los derechos del pueblo de Bielorrusia a las libertades fundamentales y la democracia", publicó Von der Leyen en Twitter.

Varias horas antes, el primer ministro checo, Andrej Babis, instó a repetir en Bielorrusia las elecciones presidenciales, con transparencia y en presencia de observadores extranjeros.

Por su parte, la secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic Buric, se mostró preocupada por la situación en Bielorrusia e instó al Gobierno del país a evitar la violencia contra los manifestantes y garantizar la libertad de reunión.

"La situación en Bielorrusia es motivo de preocupación constante", señaló la responsable del Consejo de Europa en un comunicado difundido por el servicio de prensa del organismo.

Aunque el país eslavo no es miembro del Consejo de Europa, indicó, "hemos cooperado en varias áreas y Bielorrusia es parte de varias de nuestras convenciones".

"Es por ello que pido a las autoridades bielorrusas que garanticen la libertad de reunión y la libertad de expresión, y que se abstengan de detener a manifestantes pacíficos, así como de cualquier tipo de maltrato a estos", insistió.

Marija Pejcinovic Buric destacó que el Gobierno bielorruso "debe comprometerse plenamente con la sociedad civil y esto debe comenzar sin demora".

"El Consejo de Europa y sus órganos de expertos están dispuestos a colaborar con Bielorrusia para apoyar el proceso de reformas necesario", concluyó.

Luxemburgo

Por su parte, el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, declaró que las posibles sanciones de la Unión Europea contra Bielorrusia no deben afectar a la sociedad civil del país.

"Creo que debemos asegurarnos de que [las sanciones] no afecten a la sociedad civil", dijo Asselborn a la emisora de radio Deutschlandfunk.

El ministro señaló la posibilidad de introducir restricciones como la prohibición de entrada y el congelamiento de activos "de aquellos que son políticamente responsables".

Además el ministro calificó de "terrorismo estatal" y "dictadura" la situación que vive Bielorrusia.

"Es una violación brutal de las reglas y de las leyes naturales de una sociedad libre", indicó.

El ministro de Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, a su vez, afirmó al periódico Welt que las sanciones se necesitan para "mostrar a las autoridades de Bielorrusia sus límites".

Además, Linkevicius destacó la importancia de la decisión unánime de la UE y instó a incluir en la lista de sanciones a "determinadas personas responsables".

Alemania

La canciller federal alemana, Angela Merkel, condena la violencia contra los manifestantes pacíficos en Bielorrusia y llama a liberar a las personas detenidas durante las protestas, declaró el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

"La canciller condena que miles de personas hayan sido detenidas simplemente por participar en protestas pacíficas, está conmocionada por los informes de que los detenidos sufren la violencia", dijo Seibert.

Subrayó que Merkel insta a la liberación inmediata de los manifestantes detenidos.

La canciller alemana asimismo llamó a las autoridades de Bielorrusia a respetar "los derechos a reunión, información y libertad de expresión" de sus ciudadanos, indicó Seibert.

Alemania, según el portavoz, apoya la posibilidad de imponer sanciones contra aquellos que "están responsables de violar los derechos humanos".

Asimismo, Heiko Maas, el ministro de Exteriores de Alemania, declaró que Berlín busca aumentar la presión sobre Bielorrusia por la violencia contra manifestantes pacíficos y llama a verificar los resultados de las elecciones presidenciales.

"Como la Unión Europea (UE), deseamos hoy aumentar significativamente la presión sobre Bielorrusia. Hay que verificar los resultados de las elecciones e imponer sanciones a las personas cuya participación en actos de violencia contra manifestantes pacíficos esté probada", escribió el alto diplomático en su cuenta de Twitter.

Polonia

Asimismo, Jacek Czaputowicz, el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, declaró que la UE probablemente elaborará una lista de sanciones individuales contra Bielorrusia.

"La mayoría de los ministros está inclinada a favor de imponer sanciones individuales. La UE probablemente va a trabajar en una lista de individuos" correspondientes, dijo Czaputowicz ante la prensa durante una pausa en una reunión del Consejo de Relaciones Exteriores de la UE.

Precisó que la decisión final se dará a conocer tras el encuentro.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, también llamó a las autoridades de Bielorrusia a celebrar unas nuevas elecciones presidenciales.

"Llamamos a las autoridades de Bielorrusia a celebrar unas nuevas presidenciales libres, (...) preferiblemente, con asistencia de observadores internacionales", dijo Morawiecki en el marco de la presentación de un 'plan de solidaridad con Bielorrusia' en el Sejm (Cámara baja del Parlamento polaco).

La Organización de las Naciones Unidas

A su vez, Stéphane Dujarric, el vocero del organismo, dijo que la ONU está "bastante molesta" por los reportes de tortura contra periodistas y manifestantes detenidos en Bielorrusia durante las protestas.

"El secretario general (António Guterres) continúa siguiendo muy de cerca la situación en Bielorrusia", dijo el portavoz, y agregó: "estamos muy molestos por los reportes y acusaciones de tortura y maltratos de personas detenidas, incluyendo jóvenes y periodistas".

Chequia insta a repetir elecciones en Bielorrusia en presencia de observadores extranjeros

MOSCÚ (Sputnik) — El primer ministro de la República Checa, Andrej Babis, se pronunció por repetir las elecciones presidenciales en Bielorrusia en presencia de observadores extranjeros.

"Hablé con el primer ministro polaco @MorawieckiM [Mateusz Morawiecki] y propondremos una videoconferencia urgente de @eucopresident [Charles Michel] con los miembros del Consejo Europeo. No podemos esperar. Los bielorrusos necesitan nuestra ayuda rápida. Las elecciones en Bielorrusia deben repetirse, ser transparentes y en presencia de observadores extranjeros", publicó Babis en Twitter.

La UE teme un acercamiento entre Bielorrusia y Rusia, según experto

Los países de la UE temen que el fortalecimiento de las sanciones contra Bielorrusia por la represión de las protestas después de las elecciones presidenciales empuje a Minsk hacia Moscú, dijo a RIA Novosti el director ejecutivo de la organización internacional de monitoreo CIS-EMO, Stanislav Byshok.

“En los últimos años, ha habido una tendencia hacia un calidez de las relaciones entre Bielorrusia y los países de la Unión Europea y Estados Unidos. Las sanciones que Occidente impuso a los líderes bielorrusos se levantaron gradualmente, se intensificó el trabajo a nivel diplomático y las ONG internacionales estuvieron activas. Pero la nueva dinámica política en la república, asociada a las pasadas elecciones presidenciales y los enfrentamientos entre pobladores descontentos y funcionarios de seguridad, puede poner en duda todo lo que se ha logrado. Varios líderes europeos ya están hablando de un regreso y, posiblemente, un aumento de la presión de las sanciones sobre el presidente Lukashenko y sus asociados», dijo el experto.

«Al mismo tiempo, existe un factor muy importante que complica la aprobación de sanciones especialmente duras: Rusia. Obviamente, en algunos países, desde Estados Unidos hasta los Estados bálticos, existe la creencia de que presionando demasiado sobre Minsk, lo empujarán hacia Rusia, y aquí recordaremos la idea del Estado de la Unión, una moneda común, una convergencia de sistemas políticos. Por lo tanto, mientras apoyan las protestas democráticas en Bielorrusia, estos países temen fortalecer inadvertidamente a Rusia, que se considera un estado hostil», dijo Byshok, respondiendo a la pregunta de qué se puede esperar de la próxima videoconferencias de los Ministros de Relaciones Exteriores de la UE.

Rusia repatria a 32 de los 33 rusos detenidos en Bielorrusia

MOSCÚ (Sputnik) — Treinta y dos de los 33 rusos detenidos en Bielorrusia antes de las elecciones presidenciales bielorrusas del pasado 9 de agosto regresaron a Rusia, declaró la Fiscalía General rusa.

"Treinta y dos ciudadanos de la Federación de Rusia, detenidos antes en territorio bielorruso, cruzaron la frontera de Rusia y actualmente están en territorio ruso", dice el comunicado.

Se precisa que el 33 nacional ruso, que también cuenta con ciudadanía bielorrusa, se quedó en territorio de la república.

El traslado de los nacionales rusos fue efectuado conforme a las normas del derecho internacional y las legislaciones nacionales de Rusia y Bielorrusia, señala la nota.

"Las autoridades competentes de la Federación de Rusia seguirán estudiando la situación en torno a estos ciudadanos", se añade.

A finales de julio, las autoridades bielorrusas anunciaron la detención de 32 nacionales rusos en las afueras de Minsk, mientras una persona más fue localizada y detenida en el sur del país. El Gobierno bielorruso sospecha que preparaban provocaciones durante la campaña electoral del país.

Según el secretario de Estado del Consejo de Seguridad bielorruso, Andréi Ravkov, los rusos detenidos pertenecen a "la empresa militar privada Wagner".

El cónsul ruso en Minsk, Kiril Pletnev, afirmó que los ciudadanos detenidos estaban en Bielorrusia en tránsito y debían volar de Minsk a Estambul y de ahí a América Latina.

El Kremlin negó las acusaciones de que Rusia envía a Bielorrusia grupos de "mercenarios" para desestabilizar la situación en el país vecino.

Análisis: Protestas en Bielorrusia: ¿Lucha por un cambio o el intento de una revolución de colores?

En la situación de las protestas que han estallado en Bielorrusia, Estados Unidos tradicionalmente se pone del lado de la oposición. Su argumento es que las elecciones no fueron “libres y justas”. La Unión Europea no descartó tomar medidas contra «los culpables de los actos de violencia observados, las detenciones injustificadas y la falsificación de los resultados electorales»: según la ministra de Relaciones Exteriores de Lituania, Linas Linkevičius, se están celebrando consultas en la Unión Europea sobre una respuesta a las autoridades bielorusas sobre el abuso de poder por parte de las fuerzas de seguridad.

Además, después del llamado de Polonia para organizar una cumbre extraordinaria, está prevista una videoconferencia para el viernes, durante la cual los ministros de Relaciones Exteriores de la UE discutirán la situación actual en Bielorrusia.

Una de las preguntas más urgentes que preocupan al mundo entero ahora: ¿es posible una revolución de color en Bielorrusia? Los expertos hablan sobre esto todos los días, muchos de los cuales coinciden en que Occidente, en particular Estados Unidos, ejerce acciones ilegales y una presión externa obvia sobre la república de Europa del Este.

Nicolas Duik, un exdiputado francés que encabezó el grupo parlamentario de amistad con Bielorrusia, dijo a Radio Sputnik que Occidente debería abstenerse de fomentar una revolución de color en Bielorrusia y dejar que el país maneje los disturbios postelectorales por su cuenta.

“En cuanto a los llamamientos de algunos países de la UE a intervenir: la UE debería establecer contacto con Rusia y mantenerse alejada de los asuntos internos de un estado soberano. Además, Occidente debe evitar reaccionar de forma exagerada y negarse a intentarlo, tal vez de la NSA [Agencia de Seguridad Nacional]. Las acciones del Departamento de Estado están obviamente dirigidas a provocar una nueva revolución de color «.

Según el exdiputado republicano, lo más probable es que los acontecimientos en Bielorrusia sean «una mezcla del deseo de algunos cambios y una posible manipulación desde el exterior».

Cabe destacar el artículo de Lucas Leiroz, investigador en derecho internacional de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en el que plantea el tema de la probabilidad de cambio de régimen a través de una revolución de color en la República de Bielorrusia. Señala el fuerte énfasis de los medios occidentales en el «terrible dictador», la dura reacción de las estructuras estatales en respuesta a las acciones de los «manifestantes pacíficos». Sin embargo, la verdad radica en que la situación es mucho más complicada, y esto no es solo un conflicto entre dictadura y democracia, sino un verdadero choque geopolítico.

Lukashenko acusó a Polonia, República Checa y Gran Bretaña de coordinar acciones de protesta en Bielorrusia. Por su parte, el gobierno polaco ha negado las acusaciones de participación en las protestas, diciendo que eran acusaciones infundadas. El Reino Unido y la República Checa aún no han comentado las graves acusaciones. Al igual que Polonia, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, describió los disturbios en Minsk como «una masacre brutal contra manifestantes pacíficos».

En cuanto a la situación con la detención de una treintena de ciudadanos rusos que supuestamente llegaron con el objetivo de desestabilizar el orden público, una reciente investigación periodística mostró que estas personas fueron víctimas de un operativo encubierto de la inteligencia ucraniana, cuyo propósito era precisamente desestabilizar las relaciones entre Moscú y Minsk.

Sin embargo, un hecho que parece ser ignorado por todos los analistas que comentan este caso es que Occidente ha estado interesado durante mucho tiempo en un golpe de estado en Bielorrusia. Los políticos y académicos occidentales suelen llamar a Lukashenko «el último dictador de Europa». Sus políticas están muy mal vistas en cualquier país occidental. Los lazos históricos entre Bielorrusia y Rusia son motivo de especial preocupación. En primer lugar, Estados Unidos ve en la alianza entre los dos países una enorme amenaza para la estrategia occidental hacia Europa.

En 2019, uno de los think tanks occidentales más grandes, la Corporación RAND, publicó un documento que proporcionaba pruebas de los intentos de desestabilizar políticamente a Bielorrusia a través de la revolución de colores o medios similares, con el propósito explícito de lanzar un ataque estratégico contra Rusia. Los estrategas occidentales, estadounidenses y europeos, consideran importante neutralizar a Minsk para seguir adelante con un programa para debilitar a Rusia.

Es importante señalar que la publicación propone no organizar inmediatamente una revolución de color, sino primero seguir una política de presión suave: ofrecer apoyo financiero a Bielorrusia, tratando de alentar la ruptura de las relaciones con Moscú por medios diplomáticos. Así que ahora, muy probablemente, se fomente el escenario de una revolución de color en Bielorrusia para convertir al país en una “nueva Ucrania”.

El Partido Comunista Italiano ha emitido un comunicado diciendo lo siguiente:

“En la actualidad, se están llevando a cabo acciones de protesta en Bielorrusia por quienes no quieren aceptar los resultados de las elecciones, que hablan de la victoria de Lukashenko con el apoyo del 80% del pueblo bielorruso. Estas movilizaciones representan un claro intento de subversión por parte de las fuerzas lideradas por EE.UU. / UE / OTAN que no quieren respetar la voluntad del pueblo. Como sucedió en Ucrania con el Euromaidan en 2014, que condujo al golpe fascista en el centro de Europa, se está intentando desestabilizar el país apoyando las protestas desde el exterior.

Bielorrusia tiene el ingreso per cápita más alto entre las ex repúblicas soviéticas, una economía en crecimiento y servicios garantizados por el estado. Pero los principales medios de comunicación que cubren las noticias sobre las protestas en Minsk quieren que creamos que los bielorrusos prefieren convertirse en una nueva Ucrania, confiando en la oposición de derecha, neonazi y proeuropea ”.

La viceministra de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, también señaló una presión sin precedentes y la evidencia de la interferencia extranjera, y dijo que «hay claros intentos de interferir en los asuntos de un estado soberano para dividir la sociedad y desestabilizar la situación, el uso de tales métodos ya se ha observado en otros países».

El experto bielorruso, director de la asociación pública “Centro de Estudios de Política Exterior y Seguridad” Denis Bukonkin, a su vez, está convencido de que la UE está presionando por un cambio de régimen en Bielorrusia de todas las formas y demostrándolo abiertamente. Es poco probable que la amenaza de imponer sanciones europeas contra Bielorrusia tenga un fuerte impacto negativo en la situación política en la república, sin embargo, sin duda hará retroceder todos los logros que el gobierno ha logrado en el diálogo con la Unión Europea y los Estados Unidos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19