Portada - Últimas noticias

Los fabricantes de chips chinos quieren protegerse de las sanciones de EEUU. Las empresas SMIC y Yangtze Memory Technologies buscan reemplazar los equipos estadounidenses por los domésticos. Sin embargo, no es tan fácil hacerlo, observan los analistas chinos.

El fabricante de chips líder chino Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) atrajo una inversión récord de 7.800 millones de dólares para el desarrollo de su producción. Huawei, tras la imposición de las sanciones de EEUU, comenzó a comprar una parte significativa de los chips de SMIC. Según el fabricante chino, Huawei representa hasta el 20% de todos los pedidos de la compañía.

El problema es que SMIC, como otros fabricantes de chips en el mundo, depende de la tecnología estadounidense. Por ejemplo, el software requerido para el diseño de los chips es todo de EEUU: Cadence Design Systems, Synopsys, Ansys. Las empresas que suministran el equipo necesario para la fabricación de los chips también son estadounidenses: Applied Materials, KLA, ASML.

Las autoridades estadounidenses anunciaron recientemente la posibilidad de incluir a SMIC en su lista negra, igual que a Huawei. Según EEUU, SMIC supuestamente coopera con el complejo militar-industrial chino.

No es sorprendente que los fabricantes de chips chinos estén tratando de reducir su dependencia de otros Estados. Además, las autoridades chinas han insistido repetidamente en la necesidad de desarrollar sus propias tecnologías fundamentales. China se ha propuesto satisfacer en un 70% sus propias necesidades de chips y semiconductores para 2025, y lograr sustituir totalmente las importaciones en este ámbito para 2030.

No obstante, los expertos chinos opinan que esta tarea es demasiado ambiciosa. Xu Canhao, profesor del Instituto de Ciencia y Tecnología Computacional Electrónica de la Universidad de Suzhou, piensa que es casi imposible establecer una base de producción de los chips de última generación en unos pocos años.

"Si se trata de una tecnología de 40 nm, o incluso de una más antigua, las empresas chinas pueden hacerlo. Si hablamos de 5 nm, es casi imposible deshacerse de la dependencia de la tecnología estadounidense. China siempre ha estado relativamente atrasada en la tecnología de los semiconductores. Es un proceso que involucra muchos eslabones de la cadena de producción", señaló el analista chino en declaraciones a Sputnik.

Actualmente, para producir chips de al menos 28 nm, SMIC puede proveerse solo un 20% del equipo y la tecnología necesaria, mientras que el resto tiene que ser importado de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur o la Unión Europea. Pero incluso los equipos no estadounidenses siguen usando tecnología de EEUU, de una forma u otra. Así que China necesita desarrollar su propia base industrial desde cero. Pero es un proceso muy largo, observó el experto.

"Es una cadena de producción muy extensa, y no hay ninguna empresa que pueda producir productos de clase mundial por sí sola. Para nosotros, el principal problema es que no tenemos una tecnología de semiconductores avanzada", explicó.

El analista recordó que el país había creado un fondo especial para estimular la industria de los semiconductores y que las empresas que trabajan en esta área cuentan con unos incentivos fiscales.

"Pero nos llevará muchos años alcanzar el nivel internacional avanzado. En realidad, EEUU, la UE y Japón han tardado 40-50 años en desarrollar estas tecnologías. En dos o tres años simplemente no podremos alcanzar un nivel tan alto", explicó Xu Canhao.

China prevé gastar 1,4 billones de dólares para este propósito en 2025. Hace varios decenios, China solo fabricaba bienes de consumo baratos y ahora ha pasado a fabricar automóviles, equipos de telecomunicaciones y computadoras. Y ya son una verdadera competencia para los productos de los fabricantes japoneses, europeos y estadounidenses.

Es difícil estimar cuánto tiempo le tomará a China crear sus propias tecnologías de semiconductores. Las autoridades chinas han eximido del impuesto sobre la renta a las empresas de la industria de los semiconductores durante 10 años. Aparentemente, se espera que este sea el tiempo que tardarán en convertirse en actores competitivos en el mercado mundial.

Huawei lanza HarmonyOS 2.0, el sistema operativo que pondrá fin a su dependencia de Google

La compañía china Huawei ha presentado públicamente el HarmonyOS 2.0, la segunda versión de su sistema operativo desarrollada para adaptarse a las sanciones de EE.UU. y al que pretende recurrir en respuesta al veto de utilizar Android de Google.

Durante el evento anual para desarrolladores Huawei Developer Conference, cuya edición del 2020 se celebra entre el 10 y el 12 de septiembre de forma virtual, el gigante tecnológico anunció que planea incorporar el nuevo sistema operativo en sus teléfonos en el transcurso del 2021.

El fabricante asiático publicará esta jornada la versión beta del kit de desarrollo de 'software' (SDK) de HarmonyOS para relojes y televisores inteligentes.

La misma herramienta estará disponible para los celulares a partir de diciembre próximo, con lo cual los desarrolladores externos podrán comenzar a experimentar y crear aplicaciones para el nuevo sistema operativo.

El director ejecutivo de la división de Consumidores de Huawei, Richard Yu, ha confirmado los planes de la compañía para el próximo año de lanzar un teléfono basado íntegramente en el ecosistema móvil HarmonyOS, recoge el portal Hipertextual.

Este hecho significará un hito para el fabricante chino en cuanto a la independencia de la tecnología y las políticas extranjeras.

Huawei lanzará smartphones con su propio software Harmony 2.0 a partir de 2021

MOSCÚ (Sputnik) — El gigante chino de telecomunicaciones Huawei lanzará smartphones con la segunda versión de su sistema operativo HarmonyOS, a partir del año que viene, anunció el director ejecutivo de la empresa, Yu Chengdong (Richard Yu).

"Harmony OS 2.0 se empleará en todos los teléfonos inteligentes [de Huawei] a partir del próximo año", dijo Yu en el evento anual para desarrolladores Huawei Developer Conference.

Según el director ejecutivo, se trata de un sistema operativo de código abierto que "aumentará significativamente la potencia y la eficiencia de nuestros dispositivos móviles".

El software multidispositivo estará disponible no solo en teléfonos, ordenadores, tabletas, sino también en otros dispositivos inteligentes como relojes y sistemas de infoentretenimiento, agregó.

En agosto de 2019, la compañía china presentó su propio sistema operativo, HarmonyOS, desarrollado ante las restricciones comerciales de EEUU que, según Yu, podría reemplazar a Android.

EEUU, en el marco de su guerra comercial con China, lleva a cabo una campaña en todo el mundo contra Huawei y otras empresas tecnológicas del gigante asiático.

La Casa Blanca acusa a la empresa de supuesta colaboración con la inteligencia china y espionaje a sus clientes.

Desde Huawei denunciaron que las acusaciones de Washington son infundadas, están políticamente motivadas y quebrantan los principios de la libre competencia empresarial.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19